Review - "Batman and Robin" #8

En este nuevo número de "Batman and Robin" es dónde todo estalla, y no lo digo solo por el enfrentamiento entre Batmans que es casi el centro de atención del cómic, sino por que finalmente, y después de todo lo que hemos pasado a lo largo de un año, tenemos revelaciones sobre el cadáver de Bruce Wayne/Batman y sabemos a quién le pertenece en realidad. A esto debo agregar, que fue tan simple (pero a la vez efectivo, obviamente) que muy pocos se lo vinieron venir. Es más, yo lo mencioné una vez pero ni siquiera estaba seguro; era solo una mera suposición y resultó más que acertada.
-
En líneas generales, y a primera vista, el guión de la historia parece bastante simple, pero cuando leemos el números por segunda vez o más detenidamente, podemos darnos cuenta de que este guión no es para nada simple, sino que es totalmente atrapante, intrigante y entendible, por lo cuál casi no es obligatorio haber leído las historias que se relacionan con esta en particular. Y si a esto le sumamos un comabte entre Batmans, tensión máxima página a página, un final muy intrigante e inesperado y el arte espectacular de Cameron Stewart, da como resultado un cómic verdaderamente excelente.
-
En cuanto al trabajo de Stewart, no tengo queja alguna. Si bien hubo una página que me pareció algo desporlija en cuanto al entintado, debo decir que su trabajo fue, como bien dije antes, espectacular, sobre todo en el mentado combate entre ambos Hombres Murciélago, dónde el artista demostró su habilidad para dibujar, haciéndo compeltamente diferenciables a ambos Batmans tan solo con algunas expresiones o rasgos faciales. En verdad hay que reconocer la habilidad de este dibujante, pues no cualquiera logra tal distinción entre dos personajes tan similares.
-
Sin embargo, esta gran diferenciación entre personajes no fue suficiente para los editores del cómic pues volvieron a cometer un error al colocar un globo de diálogo que supuestamente diría Dick Grayson como si lo dijera el otro Batman. No es un error muy notorio ni grave, pero es un error al fin y, repito, me gustaría que Mike Marts y su equipo se pongan un poco más las pilas y traten de evitar estos errores verdaderamente evitables.
-
Algo que me parece destacable y que creo que vale la pena comentar es el enfoque, la caracterización y el papel que Morrison le dió aquí a Batwoman. Por un lado, el guionista se toma su tiempo para explicarnos como fue que dicho personaje llegó a hasta la Fosa de Lázaro y se unió a Batman, The Squire y The Knight y, a medida que el número avanza, Kate Kane recibe un poco más de atención, quedando finalmente como un elemento clave (o al menos eso parece) para el desenlace de "The Blackest Knight", ya veremos que pasa con ella en dos semanas.
-
Divagues aparte, este cómic me atrapó mucho y me pareció uno de los mejores que han salido de la pluma de Grant Morrison y del lápiz de Cameron Stewart y no dudaría ni un segundo en decir que este número en particular roza la perfección, pues es la pura verdad. Básicamente, éste es un cómic de super-héroes con un evento por viñeta, como bien diría el propio Morrison. En verdad no se si pueda aguantarme dos semanas hasta el próximo número, pero no me queda otra. Por lo pronto, estoy más que conforme con este número.

Comentarios