¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 24 de abril de 2011

"Batman, Incorporated" #4

Aún cuando había disfrutado bastante de los capítulos previos de "Batman, Inc." debo decir que ninguno de ellos logró producir en mi las emociones que este capítulo si logró, por lo cuál me animaría tranquilamente a comparar a nivel de espectacularidad y calidad este cómic con cualquier número del "Batman and Robin" de Morrison o de "Batman: The Return of Bruce Wayne", pues cada una de estas veintipico de páginas transmiten sensaciones que no sentía desde la última vez que leí estas dos grandes obras BatMorrisoneanas.


En fin, dejando de lado mis halagos hacia Morrison (que más tarde repetiré inevitablemente), lo que vale destacar principalmente aquí es la forma en que la trama de esta historia prácticamente se va armando sola, permitiéndonos hacer en primera instancia cierto tipo de conjeturas y a la vez presentando nuevas pistas y misterios que nos conducen casi ciegamente hacia las lecturas futuras de la serie. Concretamente, el elemento del cuál partimos hacia el planteo de preguntas y respuestas dentro de esta gran trama es la presencia de Kathy Kane (Batwoman I) en en el Bativerso, extendiéndose hacia el pasado y presente de Bruce Wayne e increíblemente de Kate Kane, la actual portadora del manto de Batwoman.

Dividiendo el número en tres frentes narrativos paralelos (una en el pasado y dos en el presente), lo que aquí hace Morrison es no solamente explicarnos cómo fue que Kathy Kane llegó a la vida de Bruce Wayne, sino que además nos brinda el motivo oculto detrás de su decisión de adoptar la identidad de Batwoman. Todo comienza varios años antes cuando un misterioso sujeto de traje llamado Agente 33 le ofrece a la viuda de Nathan Kane un lugar dentro de una agencia internacional de espionaje llamada Spyral y dirigida por un tal Agent-Zero. Siendo que lo único que le quedaba por hacer era arriesgar su vida inútilmente por un poco de emoción y adrenalina, Kathy ingresa a la organización y allí decide entrar en la vida de Batman adoptando la identidad de una versión femenina del Murciélago. A partir de su primera aparición ante el Dúo Dinámico original y ante Gotham City, Kathy comienza a ganarse su lugar paulatinamente dentro del círculo de Batman y compañía, al punto de convertirse en su pareja y prácticamente hacer honor al término "Batfamily". Pero todo se desmorona cuando Bruce descubre su identidad secreta y Kathy se ve obligada a abandonar su rol como Batwoman obligada por su jefe, Agent-Zero, quién increíble y aparentemente resulta ser ni más ni menos que el mismísimo Dr. Dedalus. Entonces, bailando el Tango de la Muerte, Batman y Batwoman se despiden prácticamente para siempre, siendo que tiempo después ella moriría enfrentando a la gente de Ra's Al Ghul.

De esta larga secuencia de flash-backs pasamos al presente, donde presenciamos dos historias en dos países diferentes. La primera de ellas, en Estados Unidos, cuenta con la presencia de Kate Kane y su padre, quienes se encuentran investigando un asesinato y una posible conspiración que podría poner en riesgo las relaciones diplomáticas entre ese país, Inglaterra y Argentina. Siguiendo una pista que a lleva hasta la feria que una vez fuera de la familia Kane, Kate intenta atrapar sin éxito al asesino de unos marines pues se topa con una impostora que se hacia pasar por la Batwoman original, lo cuál hace que la segunda pelirroja más importante del Bativerso decida re-abrir el caso del asesinato de Kathy Kane al mismo tiempo que su padre descubre la existencia de un antiguo proyecto militar nazi super-secreto llamado "Oroboro" y relacionado de alguna manera con The Hood, el Batman británico, quien apareciera esporádicamente durante parte de la saga "Knightquest".

De Norteamérica venimos a Argentina, más precisamente a La Boca, donde Batman y El Gaucho se encuentran en una trampa mortal orquestada por El Sombrero y Scorpiana. Siendo que el objetivo principal de los villanos era hacer que nuestro héroes se mataran uno a otro, lo que hacen es revelar un terrible secreto del pasado que desata la furia incontenible de Bruce Wayne. Resulta ser que muchos antes de convertirse en el Batman argentino, Santiago Vargas tenía otra identidad conocida como Agente 33, lo cuál implica que no solamente trabajaba para el Dr. Dedalus, sino que lo marca como el culpable y responsable de haber hecho que Kathy Kane, el primer gran amor de Bruce, ingresara a Spyral y finalmente encontrara la muerte trabajando para dicha organización. Ante tamaña revelación se inicia una increíble batalla entre ambos Caballeros Oscuros, hasta que finalmente Bruce desactiva los dispositivos que amenazaban con sus vidas y se dirige en busca del Sombrero, quien en un típico monólogo villanesco revela el plan maestro de su jefe, el cuál consiste en desatar un conflicto bélico y diplomático entre Argentina, Estados Unidos e Inglaterra, confirmando así las terribles sospechas de Batwoman.

Bien, dos grandes detalles a tener en cuenta. El primer lugar, valdría la pena mencionar el hecho de que, sea por el motivo que sea, Morrison ha dejado de lado por completo las tramas del Kultek y Leviathan iniciadas en "Batman: The Return" para centrarse exclusivamente en el desarrollo de nuevas tramas, como la referente a la misteriosa organización Spyral. Entonces, esto me hace pensar en dos posibilidades; la primera de ellas es que para cada arco argumental que veamos durante el primer año de "Incorporated", el Escocés creará distintas organizaciones con potencial relación al Kultek, asumiendo que ésta sea la cabeza principal de una hipotética red de corrupción internacional. La segunda posibilidad que se me ocurre en relación a este tema es que posiblemente no estemos ante una "red de corrupción internacional", sino que simplemente ante una única organización criminal camuflada bajo una cierta cantidad de nombres y fachadas distintas a modo de "protección" de sujetos como Batman.

El otro tópico sobre el cuál quería hablar antes de finalizar esta reseña, y que dicho sea de paso ya comente muy brevemente en otra ocasión, es el hecho de que varias de las múltiples tramas que vienen surgiendo en esta serie parecen estar relacionadas íntimamente no solo con el pasado personal y familiar de Bruce Wayne, sino también con el de varios otros miembros de la Batfamily como Kathy Kane, Kate Kane y El Gaucho, lo cuál me lleva a preguntarme si será posible que el conflicto mundial que nuestro héroe trata de evitar por medio de la formación de Batman, Inc. venga gestándose desde hace años y que, al igual que con la trama del Dr. Hurt, todo esté relacionado con parte de su pasado personal y familiar.

Por el lado del arte también tengo dos comentarios que hacer. El primero de ellos, muy cortito, es simplemente una gran reverencia ante el magistral trabajo de Chris Burnham; realmente me alegra mucho saber que podré seguir disfrutando de su arte por dos números más hasta llegado el punto de contar con varios artistas rotativos. El otro, sobre el cuál me gustaría explayarme un poco más, son la gran cantidad de críticas que recibió Yanick Paquette por no haberse encargado de los lápices de este número y por "haber abandonado la serie sin motivo aparente" como decían algunos fanáticos. Pues bien, para todos aquellos críticos que se quejaron de llenos, aquí les tengo una declaración que Paquette me brindó gentilmente por medio de su página personal de Facebook donde explica claramente por qué no dibujó este cómic: "simplemente no soy un artista mensual. Como le he estado diciendo a DC por meses, el hecho de hacer cinco número seguidos sin ningún tipo de apoyo era un sueño imposible, y desde el primer día hemos estado buscado opciones para publicar el cómics como sea; este número lleno de flash-backs fue la solución". Esperemos entonces que para el próximo número a publicarse la semana que viene, el gran dibujante canadiense lleve adelante una digna despedida de la serie.

Como conclusión general, simplemente voy a decir que este capítulo de "Batman, Inc." ha sido definitivamente el mejor de la serie hasta el momento, no solo por la forma en que fue escrito e ilustrado, sino como dije al principio, por haber presentado un impresionante caudal narrativo como no veíamos desde el año pasado en "Batman and Robin" y "Batman: The Return of Bruce Wayne". Puede que hasta el mes pasado la idea de la franquicia Batmaníaca internacional me haya parecido un tanto inestable, pero debo reconocer que esa perspectiva ha cambiado radicalmente tras la lectura de este maravilloso cómic, y estoy seguro de que todo se mantendrá así de perfecto y emocionante durante los meses por venir.

4 Batcomentario/s:

Jesuscabron dijo...

En cuanto a información y análisis, este es uno de los blog más completo de Batman en español, sigue así, saludos!
PD: Cuando termine mi tesis haré mis consultas correspondientes

Diego dijo...

Buena reseña lichu, coincido contigo, este numero demasiada emocion, la trama, los trazos y todo estuvieron excelentes, me gusto mas el final como aparece bruce detras del sombrero todo paralitico.

sigue asi lichu, estas levantando el blog de nuevo XD.

Saludos desde Zur En Arrh!!!!!!

Nadie dijo...

Ahora ya sabemos a qué se refería Morrison cuando decía que las cosas entre Batman y el Gaucho no andarían del todo bien...

Saludos.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la reseña Lichu,sigue sin gustarme esta etapa como lo era la anterior,pero este número me gusto porque pone el origen u origen moderno de la orignal batwoman,y de ella desconzco practicamente todo,para mí eso fue lo mejor.

Si no fuera mucha molestia,alguien podría decirme sin a las Elizabeth les dicen Betsy,por que de serlo los padres del esposo de kate vendrían siendo los abuelos de bruce no? Entonces Bruce estaba enamorado de su tía,política,pero tía.Aunque creo tener entendido que kathy era algo mayor que bruce,pero el "tio" de bruce hubiera tenido 47 cuando ella tuviera no se,25-30,no tengo idea.

O tal vez ni siquiera sena los padres de martha,tengo la duda.

Nuevamente gracias Lichu por la reseña que me hizo darme cuenta dea algunas cosas que s eme escaparon.

Pain