¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

sábado, 5 de mayo de 2012

Con sus dos excelentes y emocionantes preludios ya publicados hace varias semanas, el crossover "Night of the Owls" inició oficialmente esta semana en las páginas de "Batwing" #9 y "Detective Comics" #9, los dos cómics que repasaremos a continuación en esta reseña doble. Pasen y lean.

"Batwing" #9: la historia comienza en 1856 en Gotham City, donde vemos a la Court of Owls de ese entonces debatiendo para decidir si su actual Talon, llamado Alexander Stauton, seguiría operando como asesino de la organización, cosa a la que muchos miembros de la misma se oponían ya que los metodos de Stauton eran demasiado radicales. El sujeto era una auténtica y despiadada máquina de matar.

De allí pasamos al día en que tomaría lugar la Noche de los Búhos y nos encontramos el el departamento de Investigación y Desarrollo de Batman, Incorporated, donde David Zavimbe, Matu y Lucius Fox se encuentran reunídos para realizar mejoras al traje de Batwing. La hora es 4:30 pm, 3 horas y dos minutos antes de que los Talons invadieran la Mansión Wayne, como vimos en "Batman" #8. Con el tema del traje terminado Fox invita a David y Matu a la cena de gala que hospedará a varios de los miembros de la franquicia internacional Batmaníaca. Transcurridas esas 3 horas y dos minutos y un misterioso incendio comienza a propagarse desde la cocina del lugar. Con esa distracción plantada, el mentado Alexander Statuton se hace presente para asesinar a Lucius Fox, al mismo tiempo que Matu recibe el pedido de ayuda de Alfred desde la Armería de la Bat-Cave. David se coloca su nuevo traje y entonces Batwing aparece para salvar el día.

La brutal pelea entre Batwing y Stauton transcurre rápidamente, pero todo toma un peligroso giro cuando Stauton amenaza con matar a un embajador africano si el oculto Fox no se hacía presente. Fox finalmente sale de entre la muchedumbre para dirigirse hacia su cruel destino final pero en ese preciso instante Matu le da a David la clave para derrotar a este Talon. Sin perder un segundo, David le lanza a Stauton unos pequeños explosivos diseñados para destrozar cerraduras y entonces vemos como los brazos de Stauton vuelan por los aires, dejándolo fuera de juego y retardando el proceso curativo de sus céculas. Batwing lo ata y se lo calza al hombro, llevándolo hasta la Bat-Cave para freezarlo. Fin.

En general el número está bastante bueno, pero mi mayor problema fue que la lectura se me esfumó enseguida. Quiero decir, el número está bien estructurado y bien pensado, pero la acción fue tan corta y vertiginosa que prácticamente no pude disfrutarla. Otro tema que también noté es que en este caso Batwing tuvo la situación bajo control casi todo el tiempo, en contraposición de lo que ocurrió en los preludios, donde los Talons llevaron a Bruce y a Dick al borde de la muerte. En este sentido, Winick falla a la hora de imprimir en la historia esa sensación de desesperación, de que todo está perdido para nuestro héroes ante la superioridad de los asesinos inmortales de la Court of Owls.

Por el lado artístico, Marcus To realiza una labor al nivel que ya nos tenía acostumbrados en "Red Robin", con alguna que otra falla o desproporción por aquí y por allá, pero realizando a fin de cuentas un trabajo que logra complementar a la perfección las ideas de Winick. Nota aparte merece Ryan Winn, cuyo entintado realmente no me gustó y aportó poco y nada para embellecer los trazo de To. Su entintado fue bastante pesado, por así decirlo, con líneas muy gruesas y de a momentos se tornó un tanto desprolijo entintando y sombreando los fondos, cosa que para mi resta mucho para la valoración final del cómic.

En definitiva, un cómic normal, que no se destaca por nada pero que logra entretener al lector y quizás se presente como una aventura interesante para los fans del Batman africano.

"Detective Comics" #9: este número, centrado pura y exclusivamente en el Dr. Jeremiah Arkham, toma lugar prácticamente una hora y media después de los sucesos de "Batman" #8 y comienza cuando tres Talons irrumpen en el Asilo con el objetivo de asesinar al mentado descendiente de Amadeus Arkham. Como bien vemos en la portada, Batman arriba al lugar para hacerle frente a los tres asesinos inmortales de la Court.

Mientras el Caballero Oscuro combate a dos de los tres Talons, el tercer va en busca de Jeremiah Arkham, quien cuando tuvo oportunidad huyó rápidamente hacia uno de los escondites secretos del Asilo. La situación rápidamente se descontrola; Batman estaba a punto de morir en las manos de un gigantesco Talon y Jeremiah estaba iba ser asesinado por otro de ellos, por lo cual obliga a Arkham a liberar a Roman Sionis a.k.a. el primer Black Mask para que se haga cargo del asunto de una vez por todas.

De esta forma Black Mask utiliza sus (¿nuevos?) poderes de control mental y libera a los reclusos del Asilo para que combatan a los Talons que por poco asesinan a Batman, por lo que nuestro héroe aprovecha y va en busca de Arkham. En el camino se topa con el mentado Sionis, pero logra derrotarlo casi sin problema alguna. Una vez derrotado, al menos momentáneamente, el tercer Talon, el Encapotado le pega un golpe de puño a Jeremiah y se lo lleva consigo en su nuevo Batmobile, luego de haber pasado casi una hora dentro del Asilo.

Todo termina a las 9:49 pm. En el Batmobile, Batman se comunica con Nightwing (quien por el paso del tiempo parece haber concluído su encuentro con William Cobb), diciéndole que dejará a Arkham en el camino para ser recogido y asegurado por la Batfamily. Dicho esto, Bruce se prepara para ir en busca de Lincoln March y las Birds of Prey, hilos narrativos que continuarán la semana que viene y la otra semana respectivamente.

En general debo decir que este cómic me gustó mucho. Es más, podría llegar a ser el mejor número de "Detective Comics" hasta el momento. Luego del fracaso de su segundo arco argumental con el Penguin, Tony Daniel logró armar un cómic por demás de entretenido y lleno de acción, con sorpresas y desenlaces que francamente no me hubiera imaginado y lograron sorprenderme gratamente. Lo único que no me gustó fue que no se mostrara cual fue el destino final de los Talons que estaban en el Asilo, ya que en ningún momento vimos que hayan sido derrotados definitivamente como en "Batwing", por ejemplo.

Lo que tiene de bueno Daniel es que desde sus comienzos en DC Comics y más específicamente en el Bativerso, ha mejorado muchísimo su calidad artística, brindándonos tanto en este número como en todos los anteriores impresionantes dibujos y grandes escenas de acción.

En fin, más allá de que este número debería haberse publicado junto o después de "Batman" #9 para no crear confusiones o problemas de continuidad, hay que reconocer que ésta fue una lectura bastante buena para haber salido de la pluma de Daniel y desde ya se las recomiendo si están buscando leer una aventura repleta de acción y emoción.

Con esto dicho, concluyo aquí la cobertura de la primer semana de "Night of Owls". Nos leemos la próxima semana con las reseñas de "Batman" #9, "Batman and Robin" #9 y "Batgirl" #9.

3 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Batwing me gusto, pero no tengo mayores comentarios al respecto. En cuanto a detective comics, fue un comic más completo, una de las cosas más intrigantes es la relación de Arkham con Black mask. De que forma encajan en la nueva continuidad supongo que lo mostraran en el futuro. Sera una pesadilla tratar de hacer una cronologia de estas aventuras. Cambiando de tema con la salida del free comic book day valdria la pena comentara sobre lo que sale y el papel de batman en ello.

Patricio Vio A. dijo...

Sólo leí la de Detective Comics que me interesa, y me alegro de saber que Tony mejoró algo en su escribir, algo al menos. Si puedo lo compro, por lo pronto lo descargaré, gracias por la review.

Anónimo dijo...

No me pareció un comic bueno, Black Mask con poderes mentales la verdad ni al caso. Y resulta que Batman ahora si con solo golpes puede dejar atrás a los Talons. Tony Daniel ni siquiera quería participar en esta saga y por ello el salto de dos horas en el tiempo para poder seguir utilizando a batman en lugar de hacer otra historia más interesante con algún otro personaje. Como dibujante muy bueno, como escritor no aporta nada a un comic que tiene la palabra "Detective" en su titulo.