¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 18 de mayo de 2012

Tercer semana del crossover Batmaníaco titulado "Night of the Owls" y en esta ocasión cuatro son los tie-ins que reseñaré a continuación. Más específicamente hablando, se trata de "Birds of Prey" #9, "Red Hood and the Outlaws" #9, "Catwoman" #9 y "Nightwing" #9, cómics que iré comentando en este orden de menor a mayor, empezando por los más sencillos hasta los que más me gustaron.

"Birds of Prey" #9: 50 minutos luego de iniciado el combate entre Bruce y una decena de Talons en la Bat-Cave en "Batman" #8, vemos a Black Canary y Katana siendo perseguidas por Henry Ballard, el Talon de 1842. Piñas van, piñas vienen, gritos sónicos y katanazos van, gritos sónicos y katanazos vienen, hasta que Starling hace su aparición en escena atropellando al Talon y arrastrándolo bajo su auto por el interior de una iglesia. Pero claro, el factor curativo del Talon le permite recuperarse enseguida y comienza a ahorcar a Starling mientras combate a sus compañeras. En el momento exacto que Ballard iba a romperle el cuello a Katana, Batgirl aparece e inmoviliza al Talon momentáneamente, lo cuál les da tiempo de huir hacia la estación de trenes de Gotham. Implacable, Ballard las sigue y las embosca nuevamente hasta que llega Poison Ivy y con sus pocas energías logra meterse junto al Talon en uno de los vagones de un frigorífico de carne, con lo cuál eventualmente harían que este asesino inmortal se congele y lo dejarían fuera de combate para siempre. Fin.

A ver, el número en si no fue malo, por el contrario, fue entretenido y estuvo repleto de acción como a mi me gusta, el tema es que se me pasó muy rápido. Peor aún, en ningún momento quedó en claro porque Ballard perseguía a las Birds of Prey cuando el claro objetivo a matar de la Court eran figuras de poder y de la política de Gotham, lo cual me molestó bastante porque le quita sentido a la historia.

Pasando al apartado gráfico, primero es hora de recibir a Travel Foreman, ex-dibujante de "Animal Man" y ahora dibujante titular de esta serie. Personalmente no conocía el trabajo de Foreman hasta que lo vi junto con Jeff Lemire en el exitoso título de la línea Dark de los New 52 y realmente me fascinó su estilo tan simple pero tan efectivo e impactante a la vez. Al principio tenía mis dudas de como se desempeñaría en un título con un tono y una temática tan distinta al que anteriormente dibujaba pero debo decir que, pese a algún que otro desliz o error de proporciones, ha realizado una labor espectacular, totalmente acorde la atmósfera hostil y oscura que Duane Swierczynski plantea en sus guiones.

En pocas palabras, este número no es indispensable para estar al tanto de lo que está ocurriendo en la serie o en el crossover, pero entretiene y esa ya es excusa suficiente para pegarle una leída y pasar el rato.

"Red Hood and the Outlaws" #9: tras un enfrentamiento con una de sus tantas némesis del pasado, Jason Todd regresó a Gotham junto a Roy Harper y Starfire justo a tiempo para responder a la llamada de auxilio de Alfred e ir a proteger a Mr. Freeze de las garras de un peculiar Talon.

Prácticamente en paralelo a los hechos de cómic anterior, Jason irrumpe en la guarida de Freeze interviniendo en su combate contra un Talon. Mientras que Roy y Kori se hacen cargo de lidiar con el gélido villano, Jason va en busca del fugitivo asesino inmortal, pero todo toma un inesperado giro cuando la persecución los lleva hasta un lugar en donde el Circo Haly solía presentarse en la ciudad. Allí Jason se da cuenta que el Talon era en el fondo un pobre niño circense cuya alma había sido corrompida por la maldad de la Court of Owls y empatiza con él. Peleando contra Starfire, Mr. Freeze dice que planea vengarse de la Court por haberlo usado y luego intentar asesinarlo, cosa que continuará en el "Batman Annual" #1 ya que aquí Freeze termina derrotado por Roy Harper. Finalmente, Xiao Loong, el Talon protagonista de este número se revela ante Jason y le pide que lo libere del tormento que la Court le ha hecho pasar, por lo que Jason toma una de sus armas, apunta a Xiao en la cabeza y lo libra de su miseria. Fin.

Como ya es costumbre, este ha sido otro gran número de parte de Scott Lobdell. Si bien aún no reseñé el primer arco de la serie y probablemente no lo haga por cuestiones de tiempo (lo mismo para el caso de "Birds of Prey"), debo decir que vengo disfrutando muchísimo lo que este título tiene para ofrecer mes a mes y si bien esta oportunidad no es la excepción, me pareció que Lobdell no tuvo suficiente espacio como para ahondar un poco más el trasfondo y la vida de este Talon asiático, lo cuál me decepcionó dado el gran desarrollo histórico que han tenido otros Talons en otros tie-ins del evento. Acompañando a Lobdell lo tenemos al fiel y cumplidor Kenneth Rocafort, cuyo arte me parece sencillamente espectacular e impecable y espero que no abandone esta serie nunca.

Si bien este cómic introduce a Mr. Freeze a la historia de la Court of Owls, lo cierto es que tampoco es una lectura obligatoria para el evento pero si lo es para quienes somos fans de Jason Todd.

"Catwoman" #9: sorprendentemente éste resultó ser uno de los tie-ins que más disfruté del crossover, no solo por la acción y la sangre que están a la orden del día, sino por el vínculo que Judd Winick establece entre Catwoman y Ephraim Newhouse, el Talon de 1665. Tras haber sido deshonrado en su retiro como sirviente de la Court of Owls colonial, Newhouse es revivido en el presente y la nueva generación de la Court le encarga matara al Penguin para recuperar su honor. El Talon entonces va hasta la guardia de Cobblepot y justo cuando estaba a punto de cumplir su misión, Catwoman y Spark aparecen en el lugar, no para salvar al Penguin, sino para hacer más equitativa la pelea. El verdadero objetivo de Selina y su compañero era robar una de las dagas que actualmente estaban en las garras de Cobblepot y que una vez pertenecieron al armamento Newhouse, pero éste haría todo lo posible por evitarlo ya que recuperar las dagas que perdiera en su última misión fallida significarían restaurar su honor. Al igual que Jason con Xiao, Selina logra ver la forma en que la Court había destrozado a Ephraim y le promete que le daría sus cinco dagas para devolverle su honor, pero en ese instante de distracción el Penguin le dispara al Talon en la cabeza, dejándolo obviamente fuera de juego de manera permanente. Conmovida por esto, Selina envuelve a Ephraim en su propia capa y deja su cuerpo junto a una Bati-señal con sus cinco anheladas dagas en mano. Fin.

Como dije, lo que más me gustó de este número fue el fuerte lazo emocional que Winick logró crear entre Selina y Newhouse, algo que verdaderamente llegó a conmoverme y cuyo desenlace me causó muchísima lástima porque en verdad deseaba que al menos el destino final de este Talon no fuera tan cruel. Puede que estos tipos sean crueles asesinos inmortales sin escrúpulos, pero como bien dice Selina, ningún monstruo nace siendo tal cosa y todos ellos merecen un poco de piedad y compasión.

Por otro lado, el arte del español Guillem March es espectacular como siempre y realmente me alegro de que haya vuelto a tiempo para dibujar este número, pues su labor fue impresionante.

Resumiendo, este cómic tampoco es obligatorio a la hora de seguir los eventos de la Noche de los Búhos, pero yo se los recomiendo plenamente. Es un one-shot de primera calidad en todo sentido.

"Nightwing" #9: continuando con los hechos del número pasado, esta vez nos centramos en el enfrentamiento entre Dick Grayson y William Cobb, su tatarabuelo. Pese a que nuestro héroe ya se encargara de derrotar al Talon que intentaba asesinar al Alcalde Hady, Cobb irrumpió en la alcaldía en busca de su tatara nieto con el único fin de asesinarlo por haber traicionado su legado como sirviente de la Court of Owls. Su pelea se traslada rápidamente hacia las calles de Gotham, donde Cobb apuñala y golpea a Dick con tal brutalidad que éste se termina desmayando por pérdida de sangre. Habiendo llevado a Dick hacia una estación de metro, Cobb le cuenta sobre su historia familiar.

Resulta que cuando Amelia Crowne quedó embarazada de William, Burton Crowne, su padre, disolvió su vínculo amoroso, dejando a William con un gran rencor dentro suyo. Al poco tiempo, el viejo Haly convence a William de unirse a la Court of Owls, asegurándole que de esa forma podría hacer una diferencia en Gotham. Tras meses de ser torturado y pasar hambre, la Court decide que William es digno de portar el manto de un Talon y lo convierten en su campeón. Pero en el fondo William sabía que eventualmente sería retirado como ocurrió con sus sucesores, por lo que raptó a su hijo y se lo entregó al viejo Haly para asegurarse de que su linaje siga su tradición y sirva a la Court of Owls en el futuro. En una ciudad donde todo los ricos dominaban a los pobres, donde todo era era blanco o negro, su decadencia sería el gris intermedio que marque la diferencia. A partir de allí el nombre Cobb dejó de existir y así nació el Hijo Gris (Gray Son) de Gotham, dándole un excelente giro de tuerca al origen del apellido Grayson. Pero el tema era que Dick había renegado su destino familiar, arrojando por la borda todos los esfuerzos que William y simplemente por ello es que debía morir.

Mientras trata de hacer entrar en razón a su tatarabuelo diciéndole que Gotham ha cambiado con el paso de los años, Dick se reincorpora y logra romper un tubo que contenía nitrógeno líquido para aislar el poder de los cables de energía de la ciudad. Rápidamente, William comienza a congelarse e intenta decirle a sus tatara nieto que no podrá escapar de su destino, pero éste le responde que "el destino no existe". Una vez congelado y neutralizado, Dick toma a su frustrado antepasado para llevarlo, supongo yo, a la Bat-Cave junto con el resto de los Talons. Fin.

A nivel guión, éste resulta ser uno de los mejores números de la serie hasta el momento. Si bien no cuenta con grandes revelaciones como números anteriores, Kyle Higgins ha probado una vez más que cuando quiere puede llegar a sorprendernos para bien y realmente debo aplaudir la forma ingeniosa en la que se las arregló para explicar de manera simple pero efectiva el origen de la familia Grayson.

Como en el caso de Ephraim Newhouse, en esta ocasión también me da un poco de lástima el final de William Cobb ya que en el fondo lo único que él quería era asegurar el bienestar de su familia y de su ciudad, solo que eligió los métodos incorrectos para hacerlo. Aunque bueno, yo soy de empatizar más con los malos que con los buenos, así que no me sorprende sentirme así ante la caída de villanos que, en caso de haber sido tratados de otra forma, podrían haber llegado a dar mucha tela para cortar en el futuro.

En cuando al apartado gráfico ocurre el mismo problema que se dió a lo largo del primer arco argumental de la serie: Barrows no alcanza a dibujar un número entero y debe ser reemplazado a último momento, cosa que realmente me molesta mucho ya que detesto que los dibujantes se retrasen o no puedan cumplir con el plazo de entrega siendo que trabajan y viven de eso. O sea, Andres Guinealdo es un buen dibujante que puede reemplazar tranquilamente a cualquier artista y además es aceptable que un dibujante tenga un determinado problema que le impida realizar su labor, pero me jode soberanamente que no anuncien cambios de este tipo y más aún que no se dignen a cumplir con su trabajo. Que se yo, cosa mía...

Resumiendo, este serie afortunadamente vuelve a coronarse como uno de los mejores tie-ins del evento  y logra seguir sorprendiéndonos mes a mes. Pese a todas mis quejas, Higgins, Barrows y compañía vienen  haciendo una labor casi impecable con Dick Grayson y espero que continúen así.

De esta forma finalizo mi cobertura de lo que fue la mejor semana de "Night of the Owls" hasta ahora. Ahora toca esperar al Miércoles que viene para que se publiquen dos de los últimos tres tie-ins de este gran y exitoso crossover. ¿Ustedes que opinan sobre estos cómics?

1 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Birds of prey y catwoman fueron los comics que menos me gustaron y cuya lectura no es indispensable para el evento en si, especialmente el primero, ya que batman menciono que iria en ayuda de las aves de presa, pero nunca aparecio y en cambio si lo hizo batgirl. De red hood tengo sentimientos encontrados, fue un buen numero e introduce parcialmente a mr freeze, pero esperaba un combate a muerte entre Jason y el talon, al final este ultimo ni siquiera peleo y se limito a que lo mataran para acabar su sufrimiento existencial. Con respecto a Nightwing tuvo la pelea que no se dio en red hood, pero en cambio siento que no terminaron de cuadrar algunas cosas tales como porque la court of owls le permitio a william cobb regresar luego de haberlo desechado y como la derrota ante batman no parecio haberle afectado en nada, tan solo un tenue dialogo donde dice que estaba consciente en todo momento pero nada más. Hasta ahora el personaje que más ha aparecido en mi opinion es batgirl, en su propia serie, en birds of prey y al final de red hood, siendo el gran ausente batman.
Ahora creo que solo falta un comic por publicar All Star Westen, quisiera que en ese se pudiera ver un poco más de los fundadores o miembros de la court, los cuales pudieran estar vivos en el presente.