¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 7 de septiembre de 2012

Con un año recién cumplidos, los New 52 retroceden nuevamente hacia su génesis y su pasado con el objetivo de abordar momentos inexplorados de ciertos personajes, volver al orígen de otros y sobre todo para llenar y aclarar algunos baches de continuidad, o por lo menos lo intentarán. De esta forma, al igual que el resto del Nuevo Universo DC, la Batfamily también cae en la volteada, siendo "Detective Comics" y "Batwing" los primeros #0s de la línea Batman en ser publicados esta semana, con lo cuál a continuación pasaremos a hacer un breve repaso por lo que nos dejaron ambos cómics.

"Detective Comics" #0: con el auténtico reinado de terror narrativo de Tony Daniel concluído la semana pasada con el "Detective Comics Annual" #1, Gregg Hurwitz llega para tomar las riendas de este número y retrotraernos hacia los días de entrenamiento de Bruce Wayne, diez años en el pasado, cinco antes de la supuesta aparición oficial de Batman ante el mundo. La cuestión es que tras haber entrenado al rededor del mundo con distintos maestros en las artes del combate y la defensa personal, Bruce decidió finalizar su instrucción entrenando su cuerpo y para ello fue hacia el Himalaya en busca del legendario Shihna Matsuda, un monje y guerrero budista experto en el control mental que vivía en un gran castillo con su mujer. Tras una ardua insistencia, Matsuda recibe a nuestro héroe y durante los próximos seis meses es entrenado vigorosamente para lograr controlar su cuerpo, su mente y sus emociones.

Lo interesante de esto es que la preparación física y mental que Bruce quería lograr radicaba en el control de sus emociones o, mejor dicho, alejarse de ellas. Matsuda insistía en que las emociones hacían débiles al ser humano y por ello Bruce debía eliminar sus propias emociones para adoptar la oscuridad como su verdadero refugio emocional ya que una vez que lograr esto podría consumar su destino de manera efectiva. Pero claro, controlar tus emociones nunca es fácil, más si en el medio del camino hacia la iluminación te topas con un interés amoroso que podría hacerte dudar y replantear su misión en la vida, como le pasó al joven Wayne. Este interés amoroso era una joven llamada Mio, empleada en una tienda de abarrotes a la que Bruce concurría cada tanto. Sucede que este no era el único problema que Bruce debería enfrentar. Una noche queda de encontrarse con Mio en el castillo de Matsuda, sin embargo lo que ocurre es que va y Mio asesina al viejo monje por orden de su esposa, quién quería deshacerse del anciano para quedarse con toda su fortuna.

Habiendo presenciado lo que los lazos sentimentales pueden causar en la vida de las personas, pasamos al back-up del número que en cierta forma también aborda el tema de los lazos emocionales y además familiares. Esta breve historia toma lugar hace siete años y está protagonizada por el propio Alfred Pennywhorth, quien a pesar de no saber el paradero de Bruce Wayne, confiaba en que estaba vivo y es por eso que defendía a toda costa la fortuna y las propiedades Wayne de las garras de los Kane, la familia materna de Bruce, que pretendían apoderarse de todo lo que alguna vez le perteneció y le pertenecía por derecho a nuestro héroe dada su hipotética muerte. Luego de lograr una vez más mantener intacto el legado y el patrimonio de sus amos, Alfred se sorprende ante la llegada de un barbudo Bruce Wayne. Luego de una cálida bienvenida, Bruce le pide a Alfred que se siente pues tiene una larga historia de la cuál comentarle y una idea que podría cambiarlo todo en Gotham City.

Pues bien, a pesar se parecer otra historia genérica más sobre Bruce Wayne entrenando en sus días previos a convertirse en Batman, creo que lo más interesante de este número es que introduce nuevamente a la familia Kane a la mitología del Bativerso, esta vez como los malos del cuento de alguna forma. Siempre supimos que la familia Wayne fue de gran importancia para lo que es la historia de Batman y del propio Bruce, ¿pero qué hay de su otra familia, de su familia materna? ¿Cuáles son sus verdadero objetivos y su papel en la vida de nuestro héroe? Pues eso aún no se sabe, pero a juzgar por la preview de "Batman" #0 todo parecería indicar que los Kane cobrarán una relevancia insospechada en todo esto. Recordemos también que en "Batman: The Dark Knight" #0 Bruce investigará la muerte de sus padres y realmente no me sorprendería que nos encontremos con el apellido Kane dando vueltas por ahí.

En cuanto al guión propiamente dicho, Gregg Hurwitz y James Tynion IV una labor impecable, ampliando algunos baches o dudas típicas presentes en la historia del Bativerso desde siempre como la exploración del proceso de aprendizaje por el que pasó Bruce Wayne y que fue de la vida de Alfred durante la ausencia del hijo pródigo de Gotham City. El arte, a cargo de Tony Daniel, Pere Pérez y Henrik Jonsson, es también otro aspecto destacables del cómic, con alguna que otra inconsistencia en el entintado de Richard Friend o los colores de Tomeu Morei, pero logrando al fin de cuentas un apartado gráfico perfecto para esta historia, digamos, poco común.

"Batwing" #0: ubicado temporalmente entre los flash-backs de "Batwing" #4 y "Batwing" #6, este cómic nos muestra la adolescencia y la juventud de David Zavimbe, concretamente desde su desvinculación con el ejército de Ayo Keita hasta su entrada a las fuerzas policiales de Tinasha y su posterior reclutamiento por parte del Hombre Murciélago para unirse a Batman, Incorporated.

Sin embargo, el punto central de esta historia es la ira interna que aqueja a David y su incontrolable necesidad de castigar a los criminales y a los corruptos de África. Por un tiempo todo parece calmarse cuando David entra a la policía, pero todo cambia cuando un villano llamado Death Jack ataca a Matu y Rene, los tutores de David y los deja a ambos gravemente heridos. Matu, como vimos, queda herido y pierde su ojo izquierdo, mientras que Rene muere, lo cuál desequilibra emocionalmente a David y lo lleva a convertirse en una suerte de violento vigilante urbano africano que poco a poco y con ayuda de otros tres vigilantes (que realmente no se cuál es su nombre ni si su equipo tiene o tuvo un nombre específico) comenzaron a adquirir gran reputación al punto de que el propio Caballero Oscuro decidió ir en busca de David para reclutarlo como el Batman africano de su ejército global anti-criminal. Y el resto, bueno, el resto digamos que ya lo sabemos...

A pesar de no ser un número indispensable para el Universo DC o incluso el Bativerso, es un número que aborda una parte muy importante de la vida de David y nos muestra puntualmente el por qué y el motivo que  lo llevó a convertirse en el héroe que hoy conocemos y personalmente es uno de mis números favoritos hasta ahora. A diferencia de lo que fue el último arco argumental de la serie en donde Batwing unió fuerzas con Nightwing y la Justice League International, una de las cosas que me gustó de este número es que fue que a pesar de la presencia de super héroes y meta-humanos por doquier se mantuvieron muy activas las raíces y los elementos típicos del entorno africano en el que Batwing se desenvuelve, cosa que estuvo muy presente en el primer arco y que fue una de las cosas que más me cautivó. África tiene una atmósfera y una impronta tan rica a nivel narrativo que es una pena no aprovecharla y por suerte Winick volvió a explotarlo.

Como siempre, Judd Winick deslumbra con su trabajo como guionista, manteniéndo el nivel de calidad y espectacularidad que la serie viene teniendo desde su lanzamiento. Realmente se lo va a extrañar tras su partida, más aún porque esto puede significar que el propio título sea cancelado en el futuro próximo. En cuanto al trabajo de Marcus To creo que sobran las palabras. To ha demostrado desde siempre estar a la altura de las expectativas esté en la serie que esté y ésta no es la excepción. Simplemente magnífica labor.

En definitiva estamos ante dos cómics para nada necesarios a la hora de entender la historia de Bruce Wayne y David Zavimbe, sin embargo se presentan como lecturas bien pensadas, sumamente entretenidas y muy recomendables para todo fan Batmaníaco.

3 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Solamente he leido detective comics, y me parecio un excelente comic, no en un sentido extraordinario, pero si mejor que lo que venia haciendo Tony Daniel, una historia interesante que da algunas pistas de los pasos que siguio Bruce para ser batman, solo hay que recordar que ya en batman y robin mencionaban parte del entrenamiento que tuvo con Nobody, por lo que ya conocemos a otro de sus maestros. Con respecto a la familia Kane, me alegra que le den mas importancia a la familia materna de Bruce, los cuales podrian estar involucrados en lo que les paso a los wayne, ya fuera como parte de la court of owls o por sus propios medios.

alquimistafm dijo...

Respecto al DC me quedo mas con el "sumamente entretenida" que el "innecesaria" no por que no coincida en que argumentalmente no lo es sino por que esta mucho mejor contada e ilustrada que algunas mas "necesarias".

Anónimo dijo...

alguien podria explicarme cuanto hace q bruce es batman, 5, 10 o 15 años? y como entran 3 o 4 robins en ese tiempo? gracias saludos