¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 15 de octubre de 2012

"Batwing" #10 - #12

GuionesJudd Winick
DibujosMarcus To
Portada: Marcus To

Resumen con spoilers:

La tercera aventura de Batwing abarca del número 10 al 12 y aunque no viene con un título concreto, podemos decir que la historia gira alrededor del villano africano Lord Battle. En este arco tendremos ocasión de ver a varios personajes invitados como Nightwing, Batman, Justice League International o el Pingüino.


La historia comienza con el número 10 con un barco asaltado unos piratas somalíes, llamados los Chacales, en medio del Atlántico. Batwing aparece para rescatar al barco y sus tripulantes. Durante la lucha uno de los piratas huye de vuelta a su barco mientas se comunica con el Pingüino por teléfono. El Pingüino le deja claro que Batwing no debe ver la carga. Batwing acude al barco de pirata, una vez ha terminado con los Chacales, en busca del otro pirata pero termina encontrando a otra persona. En ese momento el Pingüino pulsa un botón de un control remoto (desde Gotham City) y hace estallar el barco pirata. Afortunadamente la armadura protege a Batwing de una muerte segura.

Ya en the Haven, David y Matu analizan las imágenes registradas por Batwing junto con Batman y Robin, quienes se encuentran en la Batcueva. En las imágenes reconocen a la última persona que vio Batwing antes de la explosión, Hui Deng, un científico nuclear chino. Así es que deciden investigar que hacía ese hombre abordo de un barco pirata.

Mientras, en Rivers State (una zona de Nigeria rica en petróleo), en la mansión del gobernador de esa zona, este está por celebrar el cumpleaños de su nieta con toda su familia cuando irrumpe un vehículo acorazado, se introduce en el interior de la mansión y explota destrozándolo todo.


Poco después, nuestro héroe se encuentra en Beijing, China. Junto con Nightwing están investigando el apartamento de Deng donde aparentemente no hay nada. Batwing saca un artefacto de su invención y lo enchufa en la salida de Internet. El artefacto comienza a recuperar los datos transmitidos desde esa dirección ip. Mientras esperan a que los datos terminen de bajarse, una banda china irrumpe en el apartamento y les rodea. Como suele suceder, empiezan todos a brabuconear hasta que el jefe de la banda se convierte en una especie de dragón humanoide y dice llamarse Long (que en chino significa dragón). El numero cierra con el Pingüino hablando por teléfono con alguien supuestamente de África sobre la llegada de un cargamento.

En el siguiente número, nos encontramos a Nightwing ocupándose de la banda de chinos, mientras Batwing lucha contra su jefe, Long, convertido en dragón. Lo que hacen es aguantar la pelea sin esforzarse demasiado para dar tiempo al dispositivo de Batwing para que descargue los datos necesarios para la investigación. Una vez hecho esto, Nightwing apalea a los chinos y Batwing se deshace del dragón y salen pitando del lugar. Mientras huyen, Matu le comunica a Batwing que en el atentado de Rivers State, ha muerto toda su familia (el gobernador era el padre de Matu). La familia Ba tiene que ser enterrada en su lugar de origen, un país llamado Tundi, un verdadero estado policial con las fronteras cerradas gobernado por el dictador Abraham Attah, conocido como Lord Battle, un africano tan enorme como Hulk quien liberó el país décadas atrás y decidió gobernarlo de esta manera. La familia de Matu tiene el honor de poder ser enterrada en Tundi debido a la gran amistad que unía a Lord Battle y al padre de Matu. Y Matu será el encargado de llevar los restos de su familia a Tundi para que sean enterrados, algo a lo que Batwing se opone sin resultado alguno.


Matu pues se desplaza a Tundi para cumplir con su cometido familiar. Allí le esperan Lord Battle y su guardia personal, conocida como Blood Storm, formada por cuatro metahumanos, superhéroes o llamase como se prefiera. Battle y compañía le acompañan a sus aposentos donde permanece vigilado aunque Battle prefiere llamarlo protección.

Lo siguiente que vemos, es a Batwing y Nightwing en Uzbekistan donde pelean contra The Wanton, un grupo de mercenarios adoradores de la muerte hasta los cuales les han conducido los datos conseguidos en China. Una vez derrotados, Batwing se pone manos a la obra con la computadora de estos para ver si consigue encontrar el origen de los datos. Los resultados indican que el origen es Gotham, concretamente, el Iceberg Casino del Pingüino. Batman se dirige allí para averiguar a quien le vendió una bomba nuclear el Pingüino.

En el otro lado del oceano, en África, Matu se comunica con Batwing por celular. Mientras hablan Matu descubre que Lord Battle esta extrayendo petroleo del suelo de su país. En ese momento, disparan a Matu por la espalda cayendo este herido al suelo. Lord Battle recoge el teléfono de Matu y le dice a la persona al otro lado de la comunicación (Batwing) que considere a Matu muerto al igual que cualquiera que pretenda entrar en el país. Batwing le responde que eso es exactamente lo que pretende hacer.


La historia se cierra en el número 12, donde vemos como Batwing juntamente con Nightwing llaman a la Justice League International para que les ayuden a entrar en Tundi y derrotar a Lord Battle y a su guardia, encontrar la bomba y, si es posible, encontrar a Matu con vida. Una vez en Tundi, nuestros héroes se dividen en tres grupos con el objetivo de plantar unos dispositivos en distintos lugares, los cuales desactivaran temporalmente los bloqueos del país y permitirán a Batman escanear el país con un satélite para averiguar donde se encuentra escondida la bomba. Lord Battle los descubre y junto con su guardia se dirigen a detenerles, pero los héroes consiguen activar los dispositivos y Batman, así, averigua donde está la bomba. Aquí empieza la lucha la cual parece que va en contra de los héroes.

Por otro lado, Matu, que se encuentra en un hospital malherido, se libera y se comunica con Batwing y le indica como vencer a Lord Battle. Al parecer este obtiene su poder de la tierra, del suelo de Tundi. Entonces planea una jugada con la JLI y les dice a estos que miren de levantar del suelo a Lord Battle, a quien Batwing agarra al vuelo y arrastra hasta el otro lado de la frontera donde Lord Battle pierde sus poderes y su descomunal tamaño y vuelve a ser la persona normal que fue antes de convertirse en Lord Battle. Este efecto se refleja a la vez en Tundi que se convierte en un país desértico y los que eran su guardia personal, se convierten en insignificantes sombras de lo que eran hacía unos momentos.


Viendo la relación simbiótica entre Lord Battle y Tundi, deciden encerrar a este en una celda de máxima seguridad en Tundi para que el país se recupere. El inconveniente es que Battle también recupera sus poderes, eso si, encerrado bajo llave.

La historia cierra sembrando la semilla de lo que parece que será el próximo arco argumental. En la última página vemos en algún lugar bajo el océano a un nuevo super villano, King Shadow, quien está al tanto de todo lo acontecido en Tundi y de la derrota de Lord Battle; cosa que, según nos hace saber, encaja con sus planes de controlar África y que esta se arrodille ante él.

Opinión:

Seguramente esta es la mejor historia que he leído de Batwing hasta la fecha. Mejora en todo respecto a lo visto hasta ahora. La historia abarca el número perfecto de capítulos, cosa que hace que no se convierta en una desesperación su lectura y facilita que un mismo dibujante la dibuje de principio a fin. Hasta los dibujos de Marcus To me han parecido más que decentes.

Judd Winick sigue con la tónica vista hasta el momento y ofrece una historia que se lee de manera rápida, sin mensajes encriptados entre lineas y que termina resultando amena. No es "la historia", pero es una historia más para pasar el rato. En tres números, Winick nos presenta seis nuevos villanos: Lord Battle, los cuatro individuos que formas su guardia personal y King Shadow en la última página del número 12 y que parece que va a ser el protagonista absoluto del próximo arco. De estos seis nuevos villanos, la verdad es que Lord Battle no da para mucho más aunque en la historia Winick lo pinta superpoderoso, como una especie de Thor malo africano; los cuatro de su guardia personal no se pueden aprovechar para nada, son villanos malisimos en cuanto a concepción; pero, King Shadow, visto en la última página de la historia, creo que va a dar mucho que hablar. Lo poco que hemos visto en esa página parece indicar que tiene madera de supervillano.

Además, de la mano de Winick, visitamos diversos lugares del mundo, cosa que hace que te sientas un poco como en una película de Indiana Jones. Sin duda lo que más me ha gustado ha sido ver que recuperan el continente africano como escenario de casi toda la acción. Temía que Batwing se quedase demasiado tiempo en Gotham.

Otra cosa que parece interesante es como se nos va presentando la relación David - Matu. Para Matu, David se ha convertido en su única familia y nunca mejor dicho después de este arco argumental. Descubrimos pues que los parecidos entre la relación Batwing - Matu y Batman - Alfred no se limita a los aspectos que ya comentamos en la reseña del primer arco argumental.

Entre las cosas que no me han gustado está la presencia de demasiados superhéroes invitados. Batman aparece demasiado aunque se limite a actuar desde la Bati-cueva y la JLI esta de más. Acepto a Nightwing como personaje invitado, ¿pero es necesario tener a todos los demás? ¿Tanta ayuda necesita Batwing para vencer a un tipo como Lord Battle? Otra cosa que no me está gustando es que Batwing cada vez se parece más a una especie de Iron Man, con su armadura llena de artilugios y armamento luminosos.

En cuanto al dibujo poco puedo decir que no dijese ya en mi opinión del número 9.  Marcus To realiza un trabajo más que digno a los lápices y empieza a gustarme algo. Si bien me convence su manera de representar la figura humana y las escenas de acción, considero que le fallan los fondos de las viñetas, los cuales me parecen muy simples y con poco nivel de detalle y originalidad.

Lo más lamentable es que Batwing este tirando de grandes personajes como Batman que parece que están haciendo acto de presencia para poder vender algunos ejemplares más y eso nunca es buena señal.

0 Batcomentario/s: