¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 26 de octubre de 2012

"Batwing" #13


GuionesJudd Winick
DibujosMarcus To
Portada: Marcus To
Título: "A hard turn"

Resumen con Spoilers:

Tras el intervalo que supuso el número 0 del pasado mes en la lineal temporal del presente de Batwing, en este número nos encontramos en Tinasha donde ha aparecido un culto que practica la magia negra con sacrificios humanos en honor a la Diosa. Se hacen llamar The Finders. En medio de uno de sus rituales irrumpe una chica con la cabeza tapada, al estilo en como acostumbramos a ver a las mujeres musulmanas, e intenta detener la ceremonia a golpes. El líder de la secta se dirige a ella como Dawn (Amanecer). De las manos de Dawn aparecen de la nada dos especies de cuchillas largas o espadas envueltas de un destello azulado; con ellas va derribando a los miembros del culto, pero en medio de todo el lío irrumpe también la policía. Al verse acorralados, los miembros de la secta optan por inmolarse a excepción del hombre que los dirige. Dawn huye del escenario y más tarde la vemos arrodillada frente a la tumba de un/una tal Rene, mientras habla explicando lo sucedido.

En otro lugar, Batwing sobrevuela los cielos persiguiendo un caza pilotado por un tal General Jordan quien, enloquecido y balbuceando a la Diosa, parece querer estrellar el caza sobre la ciudad o tal vez bombardearla. Batwing opta por ponerse bajo el avión y desviar su curso hasta una zona desértica donde lo hace estrellar.


Poco después en el departamento de policía, David y Kia comentan el caso de los asesinatos de la secta. Durante esta conversación descubrimos que Kia acepta sobornos como la mayoría de compañeros del departamento. Kia también explica a David que su sobrina lleva desaparecida dos días y teme que haya sido víctima de la secta. Al rato vemos a Batwing en forma holográfica interrogando al líder de la secta en su celda. El líder hace uso de algun tipo de magia y consigue llegar a David a través del holograma y le agarra por la cabeza; a la vez adopta la forma de un tipo con rastas y casaca y le dice que ellos son los hijos de Father Lost. Gracias a este contacto físico, David puede vislumbrar cual es el siguiente paso de la secta y le dice a Kia que esto será una pesadilla.

Mientras en otro lugar, los miembros de la secta se han reunido de nuevo para realizar más sacrificios en una especie de iglesia abandonada. De nuevo irrumpe en el lugar Dawn que mira de liberar a las personas que iban a ser sacrificadas. Lo consigue, pero Dawn es reducida por los miembros de la secta y es por eso que les grita a las víctimas que huyan hacia las puertas. En ese momento se produce una explosión en el techo de la vieja iglesia y entra en escena Batwing. Y así nos quedamos con un cliffhanger como una catedral que tendrá su respectiva continuidad en el próximo número.

Opinión:

En esta nueva aventura de Batwing, Winick nos trae un tema bastante cercano al terror: las sectas, magia negra, voodoo, etc. Practicamente la magnifica portada ya lo dice todo. No suelo hablar nunca de las portadas, pero la de este número es una de esas portadas que practicamente te lo dice todo sin decir nada. Esta cumple con el cometido de indicarnos que nos encontramos ante el inicio de una historia terrorífica, con un Batwing de rodillas cubierto de sangre que emana de la boca de un tipo que nos da la sensación que es una especie de brujo o algo por el estilo. Ambas figuras envueltas en un rojo sangre intenso que llena toda la portada.

La historia pinta bien, muy bien. Winick inicia esta nueva historia de Batwing en Tinasha y lo hace tocando un tema también muy propio del continente africano, aunque también del Caribe, como es la magia negra y la santería. Winick se las ingenia para tejer un argumento que atrapa al lector y le deja con las ganas de saber como sigue en la última página. De nuevo, se trata de una historia de lectura rápida y que no viene cargada de segundas lecturas, cosa que facilita esa rapidez a la hora de leer.

Winick también nos presenta un nuevo personaje, una nueva (en principio) vigilante llamada Dawn que parece estar dedicada a la lucha contra la secta que protagoniza la maldades de este número. Quedamos a la espera de descubrir su verdadera identidad. Lichu me comentaba el otro día que sospechaba que podría ser la misma sobrina desaparecida de Kia y no puedo sino estar más de acuerdo. Veremos si nos sorprende Winick.

Por fin una historia donde no aparece ni Batman ni nadie más de la Bat-familia y que resulta ser una buena historia. Esto viene a demostrar, como vengo diciendo, que si Batwing pretende ser un buen cómic necesita aprender a andar sin Batman & Co. de por medio.

En cuanto al dibujo, un mes más, seguimos en ascensión y To vuelve a mejorar lo visto hasta ahora. Se adapta bien al estilo que requiere el guión aunque en mi opinión, para este tipo de historia hubiese preferido un tono mucho más oscuro. Esto ya no se lo achaco tanto a To sino que tal vez se deba al colorista.

¿A que me recuerda esta escena?

Una cosa no me ha gustado. La escena del avión y la forma en como soluciona el problema Batwing me recuerda demasiado a la escena de la película de Los Vengadores con el misil nuclear y en como se deshace de él Iron Man. Pero no voy a juzgar todo un número por un escena llena de coincidencias y voy a dejarlo en que se trata de un buen número que nos ofrece una historia, en principio, de terror justo cuando Halloween está la vuelta de la esquina.

0 Batcomentario/s: