¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 2 de octubre de 2012

“Legends Of The Dark Knight: Idols”

 
Nuevo review de un arco argumental de la serie “Legends of the Dark Knight” donde el símbolo del murciélago será tomado con otras finalidades.

Sinopsis: Dos asuntos tienen ocupado a nuestro héroe oscuro y a su amigo el Comisionado Gordon: el arribo a Gotham City  de un popular asesino de mujeres apodado como “El Predicador” y además, la sociedad vive una pequeña guerra civil desatada por el merchandising de Batman O_o.
Comics: Legends of The Dark Knight 80 al 82
Págs.: 81
Año de Public.: 1996
Critica:

“Ídolos” se publicó desde febrero hasta mayo del año 1996 en la serie regular “Legends of the Dark Knight” cuya historia se ubica cronológicamente en el cuarto año en la bat-continuidad, superponiéndose a los hechos vividos en “The Long Halloween”. Esto significa que aun no se ha dado el origen de Robín y de algunos villanos más.

Spoiler Zone/   El inicio del arco ya nos va adelantando que no va a ser una historia común y corriente. Batman detiene a dos ladrones de poca monta segundo después de quebrarle accidentalmente el cuello a un joven, visto esto les obliga, hasta que llegue la policía, a ver la escena del crimen (gracias a unas bati-esposas y bati-cinta adhesiva). Prologo bastante peculiar para mostrar al lector que el Caballero Oscuro tiene una alta presencia ante los ciudadanos de Gotham. Debido a esto, un pícaro comerciante abre un negocio de venta de productos relacionados con el símbolo del murciélago, que al cabo de un tiempo, llegan a tener tanta popularidad que los ciudadanos se matan entre sí para conseguirlos(sumado a la presencia de una asociación de padres que quiere abolir la existencia de tales productos).
En el otro extremo narrativo, tenemos al Comisionado Gordon que, junto a una oficial de la FBI con un carácter arrollador y secretamente fanática de Batman, investigan la aparición en suelo Gothamita de un asesino serial que mata a lo largo del país. Lo llaman “El Predicador” y acaba con sus víctimas mediante estrangulación, dejando posteriormente una biblia junto al cadáver.
Como si no fuera bastante para nuestro dúo protagonista, también hace su aparición un imitador de Batman que intenta, a través de métodos violentos y poco pensados, acabar con el crimen en las calles. Este falso hombre murciélago se le identifica al tener un traje que podría ser la mezcla entre Batman y Manbat.

Mentiría si dijese que a lo largo de los tres números que compone el arco suceden pocas cosas. Podremos ver un falso Batman acribillando a tiros a prostitutas, Bruce Wayne acudiendo a una fiesta temática sobre su alter ego, muertes y explosiones varias, un mensaje televisivo (a lo Joker) de Batman para los ciudadanos, un Gordon en calzoncillos, un final (supuestamente) sorprendente, etc. Todo esto sin abandonar el hilo detectivesco donde se investiga las verdaderas identidades del “Predicador” y del falso Batman.

Aparte puedo mencionar todo el lineamiento que tiene la historia sobre lo que apunta el titulo de la misma: el fanatismo o idolatría por parte de la sociedad a la figura del murciélago. En mi opinión, fallido intento por parte del guionista en querer usar un tópico que venía evolucionando de manera lenta desde el origen del personaje. En varios momentos uno siente que Bruce se agarra la cabeza al ver que el símbolo que creó para impartir miedo y justicia se use para decorar carteras, zapatillas y tatuajes de pezones. Aunque esto puede haber sido intencional por el autor (tal vez intento usar una respuesta irónica y tergiversa de la sociedad ante el efecto Batman), pero el extremo de matar por una remera con un símbolo del murciélago es como un poco mucho. Hay que aprender de Miller con sus “Hijos de Batman”.
/Fin Spoiler Zone

En esta ocasión el guion viene de la mano de James Vance y los lápices por Doug Braithwaite. El primero, algo desconocido en el universo DC, se esfuerza bastante en querer traernos una historia con muchos sucesos y una historia detectivesca seria pero se pierde en el viaje. La trama se descarrila en varios momentos, la tensión no está bien administrada y la resolución final (aunque interesante) esta escrita mas para la sorpresa que para encajar con los hechos. En cuanto el dibujante, muy soberbio en las diversas viñetas, un Batman muy imponente y acertado el detalle de haber modificado el logo del murciélago para todo el merchandising.

¿Qué más decir de este “Legends Of The Dark Knight: Idols”? Inestable historia que mantiene al lector leyendo pero, en su análisis en detalle, llega con lo justo al aprobado.

Calificación: 4,5/10

0 Batcomentario/s: