¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 18 de enero de 2013

"Batwing" #16


"Batwing" #16
Título del episodio: A blind eye sees red - Un ojo ciego ve rojo
Guión: Fabian Nicieza
Dibujo: Allan Jefferson
Colores: Pete Pantazis
Fecha de publicación: Enero de 2013
Editorial: DC Comics

- Resumen:

Un par de semanas atrás en Tinasha, una prostituta adolescente fue asesinada. El responsable, y también acusado es  Ancil Marksbury, el hijo de empresario industrial más poderoso de África; además de eso también es de raza blanca. El tipo se libra de la condena gracias a los policías corruptos que de Tinasha, la gente con la que día a día trabaja David (Batwing). Poco después de soltar al acusado, este vuelve a cometer otro crimen de características similares. En esta ocasión, David y Kia son los encargados de inspeccionar la escena del crimen y de redactar el informe.

Ambos policías saben quien ha cometido este crimen, pero no tienen pruebas como para proceder al arresto hasta que una niña que lo vio todo habla. David menciona a la testigo en su informe donde declara que vio a Marksbury cometer el crimen, pero decide no dar el nombre debido a la gran cantidad de polis corruptos que hay en la comisaría y así mantener a salvo a la niña.

David decide encargarse del asunto y amenaza, en su alter ego de Batwing, al padre del criminal. Mientras lo está amenazando llega la policía y Batwing debe huir. Una vez en the Haven, Matu le dice que tal vez no esté haciendo lo correcto y le dice que tal vez su juramento para con Batman le ata de pies y manos; mientras que si actuará al margen de ese juramento tal vez pudiese acabar más rápidamente con la corrupción y el crimen en Tinasha. David recuerda bien su lugar y su juramento dejándole bine clara su postura a Matu.

Al día siguiente, Kia ve a uno de los policías corruptos intentando averiguar el nombre de la testigo que se menciona en el informe. Al no conseguirlo, este policía junto con otros, por la noche visitan el domicilio del jefe de policía y golpean a este hasta averiguar el nombre de la niña. Kia, que se encontraba vigilando la casa de su superior porque temía que esto sucediera, avisa a David de lo ocurrido. A partir de ahí, David debe correr a casa de la niña para protegerla sin tiempo de ir a por su armadura de Batwing.

Cuando los policías corruptos llegan al lugar donde vive la niña, estos comienzan a disparar a David sin remordimientos pero la armadura de Batwing, manejada por Matu por control remoto y con un holograma que simula la cara de David, llega al lugar de la acción y se ocupa de la escoria corrupta. Con todo el quilombo finalizado y con Ancil Marksbury entre rejas, David percibe el odio que ha despertado entre sus compañeros corruptos; no solo hacia él sino también hacia Kia. A ambos se les presenta un calvario en sus vidas como policías y lo saben. El padre del homicida no está contento precisamente y es por eso que contacta con alguien a quien, por el momento no conocemos, para que contrate gente para encargarse de David y de Batwing.

Veremos como sigue en el próximo número.

- Opinión:

Sin lugar a dudas el mejor número de la serie hasta el momento. Tal vez el cambio de guionista no le ha ido tan mal a Batwing. Considero que este era el punto clave en el que esta serie debía centrarse para encontrar su lugar y su necesidad de ser. Por fin toca de lleno el tema de la corrupción a todos niveles que viven muchos países llamados del tercer mundo (aunque la verdad es que de la corrupción no se escapa ningún pais), lugares donde la vida de una adolescente tiene un precio y nadie tiene remordimientos en pagar ese precio ni en cobrarlo. Y quien tiene remordimientos, en este caso David o Kia, saben que les espera todo un suplicio por delante.

El guionista también toca un tema medio tabú en el, muchas veces, hipócrita mundo de los cómics. ¿Por qué regirnos por un juramento hecho a Batman de no matar? ¿por qué no acabar con el problema por la vía rápida y eliminar a los criminales?

A pesar de haberme gustado estos cambios en la serie, espero que no sean cosa de un solo número y que tenga continuidad. Esta serie necesita encontrar su propio lugar dentro del universo DC y tiene que ser ya o el único futuro que le queda es la cancelación.

En el apartado artístico, el cambio también me ha parecido para bien. Incluso me ha parecido mejor que lo que venía haciendo Marcus To. Si seguimos así, tal vez merezca la pena luchar por la salvación de la serie.

0 Batcomentario/s: