¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 10 de enero de 2013

Puede que falte poco más de un mes para la conclusión de "Death of the Family", pero aún quedan muchos tie-ins por publicarse. Uno de los que actualmente está participando del evento es, tal como el título de la entrada lo indica, "Detective Comics" y lo curioso de este caso en particular es que esta serie ha logrado ser un tie-in sin ser un tie-in. ¿Cómo es esto? Se los explico a continuación.

Muy a diferencia de todas las otras series que participan en este crossover cuyos hilos argumentales actuales se vieron 100% interrumpidos por el regreso del Joker y si maquiavélico plan, John Layman hace que la presencia del mentado Payaso Príncipe del Crímen en esta serie sea notoria pero a la vez indirecta, permitiéndole en cierta forma proseguir con todo lo que viene armando en los tres números anteriores y a la par de ello hacerse eco de lo que está viviendo gran parte del resto del Bativerso. Concretamente, la lectura de este número nos ofrece dos frentes narrativos, uno protagonizado por el Caballero Oscuro y otro por el Ignatius Ogilvy a.k.a. Emperor Penguin pero ambos relacionados de una manera increíblemente cercana.

Todo comienza cuando Batman y el G.C.P.D. se ven obligados a combatir a múltiples pandillas y grupos de desequilibrados mentales cuyo fanatismo por el Joker los lleva a cometer distintos tipos de atrocidades que ellos consideran sacrificios en nombre y honor de su mentor, si es que se le podría referir así. Sin embargo, en este grupo de locos atacando la ciudad hay varios que sobresalen: un médico, dos payasos y un joven piromaníaco, todos ellos miembros de la llamada League of Smiles. Tras detener a varios otros locos a lo largo de la ciudad con asistencia de las fuerzas policiales, nuestro héroe intercepta una llamada del 911 haciendo referencia al ataque de este particular grupo de adoradores del Joker y se dirige al lugar, encontrando únicamente al joven piromaníaco quien, arrepentido por sus crímenes, se había arrancado la piel de la parte inferior de su rostro con un pedazo de vidrio. Mientras tanto, el resto de la Liga de las Sonrisas vuelve a su guarida para reportarse con su líder, Merrymaker.

Por su lado, el back-up nos revela la estrategia actual de Ogilvy para tratar de apoderarse de las distintas facetas mafiosas de la ciudad en ausencia del Penguin (quien estará ocupado en la fiestita que el Joker está preparando en Arkham Asylum) y la idea es simplemente culpar al Joker, es decir, cometer determinados actos criminales haciendo creer a las autoridades que fueron obra del Delgado Duque de la Muerte, una estrategia de lo más inteligente y efectiva, si me preguntan. Tal como dije el mes pasado, el personaje de Ogilvy me está gustando cada vez más y sinceramente no puedo esperar para verlo crecer para convertirse en un gran villano recurrente pues tiene todo lo necesario para llegar a ese lugar.

Si tuviera que criticar algo creo que sería la actitud desmedidamente ruda y fanfarrona del Batman de Layman, algo que recuerda un poco al Batman de Frank Miller y que en si no está mal pero algo a lo que personalmente me he desacostumbrado leyendo el Batman de Morrison y Snyder, sin embargo este no es un verdadero problema que afecte a la serie así que no hay nada de que preocuparse. Algo que hizo Layman que si me gustó y mucho fue valerse de varios de las situaciones, elementos y personajes creados por Tony Daniel durante su etapa en este título pues me parece muy interesante que los autores respeten el trabajo de sus predecesores independientemente de la calidad de los mismos, eso demuestra un gran sentimiento de profesionalismo, responsabilidad, compromiso y conocimiento con lo que hacen, tal y como viene haciendo Morrison desde iniciado su run Batmaníaco en 2006, por ejemplo.

En cuanto al apartado gráfico a cargo de Jason Fabok y Andy Clarke, sinceramente no me alcanzarían todos los bonitos adjetivos y halagos en el mundo para expresar lo mucho que me fascina su labor. Ciertamente espero que pasen junto a Layman una larga y próspera temporada en "Detective Comics" pues son lo mejor que le ha pasado a la serie desde iniciados los New 52.

Resumiendo: este es un gran cómic y puede leer cualquiera, tanto alguien que venga siguiendo únicamente este título como alguien que solo quiera leer la serie mientras esté relacionada con "Death of the Family". Puede que este último grupo se lleve una leve decepción ante la ausencia física del Joker dado el gran nivel de atención que recibe el Encapotado pero es algo entendible y razonable dado que el enfrentamiento entre ambos es algo exclusivamente reservado para Snyder, Capullo y compañía.

3 Batcomentario/s:

Bruce Wayne dijo...

acabo de leer este comic y me vine a ver si ya lo habias reseñado ! excelente . La verdad me llamo mucho la atencion este "MERRYMAKER" ! Batisulados y ya falta poco para Batman #16 :D

Anónimo dijo...

Un numero interesante, cuyo mayor atributo es ser un (no) Tie-in, esta hubiera sido una oportunidad perfecta para las demás series, que lejos de entrar de lleno en el evento, estuvieran lidiando con eventos marginales como este, villanos que aprovechan la confusión y realizan sus crimenes y de paso culpando a Joker. Me da la sensación que Penguin no saldra bien librado de todo esto, la mayoria piensa en la muerte de Joker o un alidado de Batman, pero nadie dice nada de una posible muerte de otro villano, quizas Penguin muera o pierda todo su poder, dando pie a que regrese a una vida criminal como antaño, robando cosas relacionadas a las aves.

Esteban Aymerich dijo...

yo quede malditamente fascinado por este numero pues este hizo alusion a una ola de fans del joker que no habia visto en los comics antes,y que atrevidamente nos muestra como el puede causar tal boom,recordandonos el que tiene en el publico que leemos esto. no evite acordarme del incidente en el cine en el estreno de TDKR,y del gran publico que lo adora. por supuesto lo del merrymaker, las bandas y como se proliferaron,son un gran logro del joker que solo es una fiesta lo que quiere.y claro,como Batman se alzo y se sobrepuso ante todo ello con el estilo de Fabok que se nota lo que disfruta dibujando Batman