¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 26 de abril de 2013

"Batman and Red Robin" #19


"¡Quiero a mi hijo de regreso!"

Negación

Guión: Peter Tomasi

Dibujo: Patrick Gleason

 Cosas están sucediendo, todas juntas, y la más importante es sin duda la reciente, y aún dolorosa, muerte del pequeño Damian Wayne. Siendo este unos de los dos protagonistas de esta misma serie - Batman and Robin -, obligatoriamente la trama tendrá alteraciones que le volverá más oscura e interesante. A esto le sumamos que estamos en el mes de portadas dobles y de hechos W-T-F y a esta serie le toca re-introducir a un antiguo y significativo personaje creado por Frank Miller en aquella épica The Dark Knight Returns, así es: Carrie Kelley, decisión muy arriesgada ya que las personas tienden a pensar que personajes creados por grandes guionistas no pueden ser tocados por otros... Así que veremos si están a la altura.

 Un poco tarde, pero 100% seguro, yo soy JokerAnónimo y les traigo esta reseña que con tanto amor y dedicación preparé para ustedes... De Batman and Robin #19... Que es ahora... Punto.

Spoilers dramáticos y familiarmente embarazosos a continuación...

 Creo que explicar primero la historia y después hacerle una crítica no sirve mucho en esta ocasión, ya que más que historia tiene personalidades y giros que necesitan analizarse por separado, así que directamente vamos a disertar y ver lo que nos trae este comic.

 En mi reseña del excelente número anterior había llegado a la conclusión de que no había duda alguna de que el tal C.K. que le mandaba una lista de libros recomendados al niño era Clark Kent, si bien era raro habían muchas pistas que así lo demostraban, pero no, resultó siendo Carrie Kelley.

 No quiero sonar a Alan Moore pero... ¿Qué me pareció Carrie Kelley y su aparición en este número? Es descaradamente comercial, carece de sentido existencial. Al parecer Carrie Kelley es una adolescente que le enseñaba teatro a Damian, y le va a cobrar al no saber ella que está muerto y le deja un papel con la suma de dinero. Obviamente esto va a parar a manos de Bruce y decide él mismo ir a entregarle el cheque para conocer más sobre lo que hacía su hijo, al ver que esta esta disfrazada de Robin en una fiesta se va rápidamente dejandole el cheque con una gran suma de dinero y la duda de que ha pasado con Damian Wayne.

 Es increíble, pero Batman podía saber que pasaba en toda una ciudad entera y memorizarlo pero no tenía ni idea de lo que hacía su hijo de 10 años, y para peor, recién le viene a interesar su vida personal una vez que está muerto... Wow. Si bien Frank Miller no le había marcado una historia muy interesante ni completa a Carrie Kelley, la chica que aquí se muestra poco y nada tiene que ver con la de 1986, no tiene la misma edad, la anterior era una nerd y esta parece bastante sociable, sinceramente NO LA VEO. Podría haber sido cualquier otro personaje o alguno totalmente nuevo y con la misma personalidad que acá se muestra y nunca podría decir "Ah, se parece Carrie Kelley". Antes de traer un personaje tan icono y tomar una decisión que puede traer una mala recepción de la gente y muchas criticas de por medio, hay que asegurarse de saber hacerlo bien y tener un "porque" aceptable... 

 Siempre hay un lado positivo en todas las cosas y hay que saber verlo, pues me pareció que se le dejó muchos planteamientos y misterios que pueden resultar interesantes con el correr de las próximas entregas, escarbar en su historia y personalidad, de esa manera crear un personaje sólido. Así que espero que me tenga tragar mis propias palabras dichas anteriormente, y que sea satisfactorio ver como se desarrolla esta "nueva Carrie Kelley".


 La serie se llama Batman and Robin, pero como el segundo pasó a mejor vida, la serie por ahora se basará en traer invitados y que complementen un dúo dinámico, y en esta ocasión viene Tim Drake, así que solo por esta vez la serie se llama Batman and Red Robin. La otra mitad de esta edición se ocupa en mostrarnos que lugar le espera a Tim y cómo actúa Bruce en depresión, yendo para lugares... ¿Imaginados?

 Resulta que Batman hizo un viaje con fines desconocidos, lo que pone un poco nervioso a Alfred ¿Por qué? Ni idea, supongo que es un poco forzado, por esa misma razón manda a Tim Drake, para detenerlo de su malicioso y "poco-revelador" plan, poniendo como excusa que el necesita ayuda, claro "Damian murió por mi incompetencia, pero ÉL necesita ayuda, yo no, yo tengo la consciencia limpia". Simultáneamente, Batman secuestra a Frankestein (personalmente me parece ridículo que este personaje sea de Marvel, de DC, de películas, de... Todo ¿A caso no tiene derechos de autor?) y lo manda al castillo... De Frankestein, Batman está interesado en ver la tecnología y el procedimiento que se utilizó para resucitar ya que planea hacerlo con su difunto hijo, sin importar los límites, el monstruo intenta convencerlo que le haría un gran daño a su hijo si lo convierte en algo parecido a él, pero antes llega Tim detenerlo y quemar todo el laboratorio ¡Bien, un aplauso!

 Se que es algo que ya hemos visto muchas veces en Batman, y más que nada después de la muerte de Jason Todd, pero aún así no deja de impactar verlo como un jodido mental, no solo eso sino que Peter Tomasi lo maneja de una manera espléndida, tanto es así que resulta shockeante ver a nuestro héroe favorito, que tan calculador es, de esta manera. Hasta diría que es un egoísta y porfiado, no le importaba lo que le decía Frankestein, no le importaban las familias de los cadáveres que robó para hacer las pruebas ¡Oh, vamos! Ni siquiera le importaba que su hijo sea un monstruo-zombie con tal de tenerlo de vuelta. Entonces de eso se tratarán esos números, aunque Grant Morrison le quiere dar otra visión a esta nueva muerte en la familia, lo que Tomasi va a hacer no dejará de ser entretenido e interesante (de todas formas sabemos que Bruce no lo va a lograr porque, simplemente, no es lo correcto).

 Lo que realmente me molestó es Red Robin, alias Tim Drake. Se supone que estaba ahí para ayudarlo a Batman, pero no, prefirió ir a la confrontación física directa, y para calmarlo, echarle un poco en cara lo que sucedió en Death of the Family y ya que estamos destruir un poco la propiedad de Frankestein ¡Qué lógico! Eso seguro va a funcionar para que cambie de parecer. Hasta el monstruo Frankestein era más coherente.


 Patrick Gleason se la rifó, hace que el guión de verdad funcione, muestra perfectamente los pensamientos y la situación emocional de los personajes, definiendolos aún más, ojalá lo tengamos por mucho más tiempo. Después de un número tan perfecto como fue el anterior, este no está a la altura, pero aún así léanlo que puede resultar muy interesante con el correr de los meses.

Puntaje: 7 de 10.

JokerSaludos!

2 Batcomentario/s:

Afalxp dijo...

De acuerdo con tigo, el número anterior fue demasiado bueno, tal vez rosando la perfección.

Este número deja mucho q de ciar, no solo el extremo comportamiento de Batman, sino el Nilo aporte de Red Robin....

Butterfly Comte dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices, y si aun que algo tedioso ver a Frankestein (origialmente de la gran Mary Shelley), por todos lados no se puede hacer nada, puesto que es un personaje publico desde hace años. Cualquiera puede tomarlo y hacer lo que se le de la gana a uno. Lo mismo va para Dracula, el hombre lobo y demás monstruos legendarios. Y también estoy medio harta de ese nuevo Tim, en insufrible, repelente, se extraña al viejo Tim.