¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 24 de abril de 2013

"Batman, Incorporated" v2 #10


Faltan tan solo cuatro capítulos para que esta maravillosa historia de casi siete años llegue a su fin y a esta altura las expectativas y la emoción ya están alcanzando niveles estratosféricos. La intensidad de la trama no para de aumentar y, a pesar de que la acción haya disminuído por un par de números, las cosas siguen su marcha hacia una conclusión que promete alterar el status quo del Bativerso para siempre, a pesar de que haya muchos detractores y críticos de poca monta que quieran negarlo.

Tras haber superado medianamente la muerte de su hijo hace ya dos meses, el Caballero Oscuro está dispuesto a hacer lo que sea necesario con tal de vengar su muerte y de propinarles a Talía y Heretic el castigo que se merecen. En sus propias palabras, intentará derrotar al Diablo y para ello necesitará la ayuda de una persona en particular, alguien que no veíamos hace mucho: Michael Lane a.k.a. Azrael II. Luego de cumplir su papel como el Arcángel de la Muerte sin éxito, Lane decidió recluirse para dedicarse a rezar todos los días y tratar de salvar su alma, pero él sabía muy bien que tarde o temprano llegaría el día en que se convertiría en el emisario del Diablo en la Tierra y tendría que enfrentar, potencialmente, el desafío que ya lo vimos realizar hace años en "Batman" #666 como el Tercer Fantasma de Batman. Concretamente, ese fue uno de los motivos por los que fue a visitarlo; durante el ritual del Thögal que le permitió ver el futuro, Bruce vió que Gotham y el mundo perecerían ante las acciones de su hijo, pero con Damian muerto, este futuro se tornó aún más incierto de lo que ya era, dejándonos tanto a nosotros como al propio Detective Encapotado con una duda que solo parece tener una respuesta potencial: la posibilidad de que el futuro que vió no haya estado protagonizada precisamente por su hijo sino por Heretic o bien por algunos de los muchos clones de Damian que Talía ha creado secretamente. Sea como sea, la cuestión es que, con Batman, Incorporated disuelta (o al menos así lo cree), Bruce decidió ir en busca de Lane para que lo ayudara en su lucha y, particularmente, para pedirle prestado el Traje de los Lamentos, el cual supuestamente protege a su portador de cualquier daño que pudiera ocurrirle.

De ahí nos trasladamos a un castillo ubicado al pico Jungfrau, una de las formaciones rocosas más grandes de Suiza. Dentro del lugar vemos a Talía visitando a Ra's Al Ghul en la prisión a la que ella misma lo confinó. Allí Ra's felicita a su hija por la forma en que venía desarrollando su plan y por cómo había logrado quebrantar al Hombre Murciélago aunque le recuerda que, a pesar de los años que pasó planificando su ataque hacia Batman y su ciudad, hay un importante detalle que parece haber olvidado. Pero claro, Ra's no le dice a su hija específicamente de que estaba hablando y simplemente se limita a burlarse de ella, sin embargo creo que la Cabeza del Demonio se refiere a una persona más que a un detalle y esa persona no es otra que Kathy Kane, la primer persona en portar el manto de Batwoman.

Posteriormente volvemos a Gotham City y vemos que las cosas se encuentran convulsionadas con la presencia de Leviathan, mientras que la situación para nuestro héroe empeora cada vez más. Por un lado, las autoridades requieren la aparición pública de Bruce Wayne para dar explicaciones sobre los recursos y el dinero que han invertido en Batman, Incorporated y el daño que esta organización le ha causado a la ciudad,  y por otro lado, la presencia de Batman y sus aliados ha sido totalmente prohibida, dejándolo en una difícil posición que pronto lo obligará a elegir entre su humanidad o sus instintos, y cuando digo "humanidad" no me refiero precisamente a mantener la identidad de Bruce Wayne como fachada para sus acciones como Batman, sino a algo mucho más radical que veremos más adelante. 

Habiendo dado una conferencia de prensa para calmar un poco los humos, Lucius Fox se reúne con Bruce en Wayner Enterprises para comunicarle el estado de la situación. Si bien ya hay operaros trabajando en el misterioso diamante que Bruce recuperara en "Batman, Inc." v1 #1 y del cual tuvimos más detalles en "Batman, Incorporated: Leviathan Strikes!", proyectos como el de los Ro-Bats y la idea de tener uno en cada casa de la ciudad han fracasado rotundamente ya que el Murciélago terminó por malgastarlos usándolo como si fueran peones descartables cuando en realidad construírlos costó dos millones de dólares. Pero a pesar de todo, sigue habiendo una última alternativa en lo que al campo de la robótica Batmaníaca se refiere: un gigantesco exoesqueleto mecánico con forma de murciélago que jamás pudo ser testeado correctamente ya que todos los que intentaron hacerlo terminaron siendo lastimados dado el gran nivel de potencia de dicho aparato.

Paralelamente, Talía castiga a varios de sus hombres por haber arremetido contra Damian, ya que según ella la vida de su hijo valía más que la de mil de ellos, y posteriormente se comunica con el Alcalde Hady para que éste demande la rendición de Batman a las 23:00 de ese mismo día y para asegurarse de ello, Talía decidió poner en práctica una nueva demostración de poder traducida en la repartición de gasolina contaminada, con lo cual los vehículos no podrían funcionar y la ciudad quedaría paralizada, generando aún más tensión y preocupación entre los indefensos civiles.

En lo alto de una azotea vemos a Nightwing y Red Robin sacándole información a un malhechor de poca monta como solo ellos saben hacerlo y, sabiendo lo que supuestamente ocurrirá cerca de la media noche, se disponen a rescatar a Jason Todd a.k.a. Wingman con la ayuda de The Knight y Dark Ranger. Es así como siguiendo, el rastro que dejó Todd, todos ellos fueron hasta el muelle de la ciudad donde no solamente se encontraron con su compañero sino también con The Hood, el grupo de adolescentes asesinas de la escuela St. Hadrian's y a la misteriosa Directora de la misma. Beryl y el Batman de Australia intentan detener a los presuntos villanos pero lo que tanto The Hood como el propio Jason le dicen es que esta enigmática mujer que lo había secuestrado no era un enemigo, sino que era una aliada más en su guerra contra Leviathan y la dinastía Al Ghul, por lo que ya es muy obvio que se trata de la mismísima Kathy Kane, ex-Batwoman I. Y si, obviamente todavía no hemos visto su rostro ni se la ha confirmado como tal, pero vamos, esto ya es algo más que obvio y lo viene siendo desde el mentado "Leviathan Strikes!". Lo interesante de todo esto es que Kathy y su gente parecen estar también en contra de Talía, ¿o será solo una jugada temporal para deshacerse de la hija de Ra's y de Batman a la par en una típica demostración de "si no es mío no será de nadie" dada la relación amorosa que ella compartió con Bruce? Hasta ahora, esta historia ha sido un fiel reflejo de como la separación y los conflictos entre padres pueden llevar a un hijo al peor de los finales, ¿será posible que de ahora en más esto se resuma a la historia de dos mujeres despechadas peleando entre sí por el amor de un hombre? ¿O será que Kathy es simplemente una aliada inesperada del pasado que volverá para ayudar al protagonista a salvar el día?

Ahora pasamos al departamento de Kirk y Francine Langstrom, donde la policía irrumpe violentamente tras haber avistado a Batman en el lugar. Tanto los oficiales como su esposa le preguntan al científico en que había estado trabajando, que era lo que había hecho esta vez y él simplemente les responde que había podido desarrollar un antídoto en forma de aerosol para contrarestar los efectos del suero Man-Bat, el cual, asumimos, ya está en manos del Encapotado para ser utilizado posteriormente en los Man-Bats ninja de Talía. Los policías finalmente encuentran a Batman oculto en la vivienda e intentan detenerlo, pero éste deja fuera de combate a uno de ellos y termina escapando por la ventana.

En la Torre Wayne, ahora ocupado por Leviathan y su gente, Heretic habla con Talía y se muestra sumamente ansioso por asumir el cargo de nuevo Batman de Gotham City ante lo cual su madre le recuerda que es solo un niño ya que técnicamente apenas tiene dos años y éste entonces intenta atacarla, por lo que la Hija del Demonio no tiene más remedio que darle un choque eléctrico por medio de un aparato conectado a su columna. Con Heretic neutralizado y retorciéndose en el piso de dolor, Talía le dice que, a diferencia de Damian, él no fue creado para hacer lo que quisiera sino para obedecerla en todo lo que ella comandara. Superado este momento, Talía se dirige al patio del penthouse.

Centramos nuestra atención nuevamente en Bruce y lo vemos sentado en la Bat-Cave, meditando, repitiendo en su cabeza las mismas palabras que un día lo llevaron a convertirse en Batman. Después de un rato, nuestro héroe finalmente decide inyectarse a sí mismo con el suero Man-Bat. Volvemos a la Torre Wayne y nos encontramos con Leviathan, Heretic y un lacayo contemplando la lluviosa noche, cuando de repente éste último alerta a su jefa que algo se acercaba desde el Norte. Talía toma sus binoculares y entonces, para sus sorpresa, ve a Bruce en el aire acercándose a toda potencia convertido literalmente en un hombre murciélago, portando a su vez el Traje de los Lamentos y el exoesqueleto robótico gigante. Fin del número.

¿Qué quieren que les diga? Después de tantos años de calidad mensual constante e infartantes cliffhangers sinceramente ya no me quedan palabras para describir la tremenda fascinación que me quedó tras leer este número. La última página fue tan ridículamente épica que no pude evitar sentirme como una fangirl desquiciada pues Morrison ha hecho, una vez más, lo inimaginable, ha llevado nuevamente a Batman a un punto al que jamás había llegado estando bajo la pluma de ningún otro escritor ya que, mientras guionistas como Peter Tomasi o Scott Snyder se enfocan en mostrar a Bruce como un mero humano de carne y hueso con sentimientos tan reales como los de cualquiera de nosotros, el Escocés lo eleva cada vez más y más al punto de convertirlo prácticamente en un Dios, en el Batman definitivo.

A la par, esta vez Morrison cuenta con tres dibujantes, Chris Burnham, Jason Masters y Andrei Bressan. Al margen de que cada uno de ellos realiza una labor estupenda, sobre todo éste primero, no puedo evitar pensar que la calidad de la serie sería aún mayor si todos los meses no tuviera que haber uno o dos artistas de relleno. Es entendible que Burnham quizás no de a basto dado el nivel de detalle y dedicación que requiere ilustrar un cómic de Morrison y por ello necesite asistencia pero, como seguramente ya debo haber dicho en reseñas pasadas, le quita mucha consistencia al título.

A nivel especulativo, el número realmente no deja mucho material. Si, está de por medio todo el tema del fin del mundo, el Demonio, el Tercer Fantasma de Batman y la visión del futuro apocalíptico pero las cosas han cambiado TANTO después del reboot que ya es difícil saber que se mantiene de esos primeros tiempos y que no. Para colmo, el nombre del Dr. Simon Hurt sigue resonando por todos lados y, a pesar de lo imposible que parezca, sigo pensando que algo tiene que ver con todo esto. Then again, el comienzo de los New 52 trágicamente arruinó gran parte de esta historia y a esta altura uno ya no sabe que creer.

Por otra parte, me intriga saber cuál será el papel concreto de Michael Lane en todo esto, si apareció solo para confundirnos más y aportar su traje de Azrael o si acompañará al Encapotado en la batalla definitiva entre el bien y el mal. Lo mismo con Kathy Kane. Probablemente termine aliándose con Bruce y demostrando ser una digna merecedora del título de heroína, pero teniendo a su disposición todos los recursos de la organización Spyral, realmente no sabemos de lo que es capaz. Muchos, muchos interrogantes y hasta ahora únicamente reina la incertidumbre. No es que esto sea algo malo, al contrario, mientras más interrogantes haya, uno más se va a enganchar con la trama pero después de tanto tiempo leyendo, estaría bueno poder reemplazar las especulaciones por respuestas.

Una vez más, me gustaría remarcar lo épico de la situación y lo genial que viene siendo el trabajo de Morrison últimamente. La forma en que aprovecha los recursos narrativos y la escala de sus ideas, el alcance de los conceptos que propone es simple y sencillamente increíble. No por nada es, por más que muchos quieran negarlo, el mejor guionista Batmaníaco de todos los tiempos.

En resumen: un número grandioso. ¿Ustedes que opinan?

10 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Coíncido 100% con la reseña, lamentablemnte el reboot cagó una historia tan bien estructurada como la que viene contando Morrison. Se cagaron en el Regreso de Bruce Wayne y todo lo acontecido ahí. Espero que no hagan lo mismo con Hurt y su historia.

Don Piticlin dijo...

He disfrutado de la lectura como un enano. Cada página casi mejor que la anterior. ¡No puedo esperar ya para ver el puñetero final de este Batman Inc.!
Y bueno, eso de los arcos argumentales que se cargaron con The New 52 se lo pueden meter en DC por donde les quepa, a mi manera de entender los cómics de Batman de los últimos años seguirá estando dentro de MI continuidad, jajaja!

Stefan-no dijo...

yo cuando lo termine de leer por segunda vez, quede como "oh my perro chico", me gusto bastante la trama del capitulo, ver a Ra's riéndose de su hija por que sabe que su plan no va a funcionar (daddy know's best).
bruce esta armado hasta los dientes con tal de vengar a damian. talia igualmente esta afectada por damian, pero ella tiene la culpa mayor en esto. cuando lucius le mostró el exoesqueleto falto que le dijera: "si señor wayen, vienen en negro tambien" jaja. yo me pregunto que asi como vemos que heretic es un bebe superdesarollado con edad mental de 3, si veremos alguno de los otros clones. ya sabemos que talia tiene en control de la ciudad, que red robin y nigthwing van hacia la torre, y que the knight y ranger encontraron a jason junto con the hood y k.k., no me imagino que plan tendrá k.k. para desbaratar al de talia y como lo hará.

ya sabemos que bruce ya se transformo en superior batman/manbat/azrael y asumo que tendrá el antídoto anti-manbat.
y ademas matará a heretic?

muy buen numero en general, ahora en el apartado visual, nada que decir de burnham, masters (de a poco se a ido acoplando pero no me gusta como dibuja la cara de talia), ahora las 2 paginas que tiene el 3° dibujante creo que han sido las mas feas en el ultimo tiempo. la cabeza de dick no pudo haber quedado mas fea al igual que la de tim, y despues en la ultima viñeta que dibujo ese weon no jason, es muy viejo.

Daniel Valenzuela soto dijo...

gran reseña como siempre lichu sobre tu comentario acerca de los críticos de morrison solo quiero maniferstar una pequeña cosita :
personalmente me gusta mucho lo que vino a hacer morrison con nuestro encapotado favorito y estoy de acuerdo contigo en eso que de que marcara el status quo del batverso y recordare su run con cariño (me inicie en los comics, especialmente de batman, durante su run asi que he seguido con atencion su epica.

pero nunca nunca le perdonare haberse cargado a damian.

batisaludos

Scabrosso dijo...

El número una joya, fantástica reseña.
En particular no creo que R'as sepa de Kathy. El error que le muestra es el contrataque del Caballo (knight) a la Dama. Con respecto al ajedrez me llaman la atención los colores. Por más que negro es Batman y rojo Leviathán, esos colores me recuerdan al Black Glove. Y ya apreció un tablero rojinegro en el nº7.
Sobre la visión siempre menciona "la cueva" nunca el thogal. Es una ambigüedad (hay mil "cuevas" posibles), una cortesía para la continuidad. Morrison es invulnerable a los Ñu52. Su "run" se sostiene por sí solo, y sí, también creo que es la etapa más ambiciosa, coherente, variopinta y entretenidísima del Murciélago. La mejor.
A Kathy no le conocemos su postura (se infiltró en ambos bandos), no sabemos porqué Jason la reconoce, y tampoco sabemos si tiene rostro.
Con respecto al dibujo... Yo entiendo que se emplearan "fondistas" pero ¿3 dibujantes? Red Robin parece una drag queen. ... el que salva las papas y le da cohesión grafica es Nathan Fairbain.

Saludos. Martín

Anónimo dijo...

soy fan de morrison, no se ese tipo me encanta, y como no sigo los nw 52 salvo actions comics de gm, no me afecta nada la continuidad.
pero me juego a que el final de su run en batman va a ser como casi todos los de su carrera un final anticlimax mas reflexivo y sencillo, nada espectacular pero que cuando terminemos de leer su historia digamos que genio es este tipo y gracias por estas historias

Bruce Wayne dijo...

la verdad que Morrison es un genio , me arrepiento de no leer en su momento todo su Run , pero ahora digo que no vale la pena porque me da fastidio leer todo desde hace 7 años para aca.

Est numero me parecio el mas flojo de la serie la verdad , solo puedo destacar la parte artistica , eso de Batman viendo como destruyen la bati-señal me encanto !

Tofino dijo...

Genial el numero (y que eso del Batman Superior como se comento por ahí, no me convenció mucho cuando lo vi por primera vez), pero creo que será un buen cierre de etapa que nos entregara este pelado loco. Espero que el Dr. Hurt se vea implicado, tomando en cuenta el BI#05 que me dejo con la duda o.o.

Saludos desde Chile xD

Anónimo dijo...

¿el tipo ese, murrison o como se llama, un genio? Con que poco se conforman.

andres dijo...

Abran los ojos por favor!!! Los dibujos de toda la serie han sido horribles. Por suerte la historia de morrison se sostiene por sí sola