¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 4 de abril de 2013


Bienvenidos una vez más a esta ilustre sección que junta píxeles, polígonos y demás conceptos del mundo de los videojuegos con nuestro Murciélago favorito. La entrega de hoy es muy especial, ya que tal y como Lichu les informó ayer a través de Facebook, está dedicada a la reciente demo del esperadísimo Injustice: Gods Among Us (a partir de ahora Injustice). De modo que abandonamos por una semana los juegos "viejunos" dedicados a Batman y pasemos a desgranar el contenido de este jugoso adelanto que ya está disponible en nuestras Xbox 360 y Playstation 3. ¿Estará a la altura de las expectativas?
Lo primero que nos encontramos nada más iniciar la demo es un menú principal sobrio a la par que espectacular, en el sentido de que vamos navegando a través de unos menús bastante fríos mientras que de fondo hay una presentación en la que nuestros héroes y villanos se dan tortazos a tutiplén a cámara lenta, de manera muy similar a la introducción de Ultimate Marvel versus Capcom 3. Al ser una demo, es obvio que gran parte de las opciones están capadas, teniendo únicamente disponible el Modo Batallas (el Arcade de toda la vida), y el Modo Multijugador Offline para jugar en compañía . Entre los modos bloqueados y que estarán disponibles en la versión final se encuentra el cacareado Modo Historia, que continúa la trama que venimos leyendo en los cómics que se vienen reseñando en esta humilde casa, así como los S.T.A.R. LABS (que cuentan con la friolera de 240 alocadas misiones que van más allá de los simples combates), un Modo Multijugador Online repleto de extras y objetos a desbloquear, así como algunas modalidades secretas que aún no han querido desvelar. Como podéis comprobar, todo sigue de momento una tendencia muy similar al último Mortal Kombat.


Sin embargo, Injustice no se contenta con ser un clon de la sangrienta franquicia de Liu Kang pero con personajes de DC, puesto que una vez que nos ponemos a los mandos de un personaje, la cosa cambia radicalmente. De hecho, uno de los objetivos de Ed Boon y los suyos a la hora de desarrollar Injustice fue concebir una franquicia diferenciada de Mortal Kombat capaz de calar hondo en la comunidad de jugadores. De este modo, han querido rodearse desde el principio de grandes jugadores pertenecientes a la comunidad de Street Fighter IV o King of Fighters XIII para que les asesoren de cara a crear el juego de lucha de superhéroes definitivo.
De los 24 personajes que estarán disponibles en la versión final (más cuatro que llegarán posteriormente mediante los polémicos DLC), aquí podemos manejar a Batman, Wonder Woman y Lex Luthor, apareciendo Doomsday como enemigo final en el breve Modo Batallas disponible, donde tendremos que derrotar a los cuatro personajes, aunque uno de ellos sea el mismo al que controlamos. Huelga decir que la IA está bastante ajustada y no es nada tramposa, al menos en el nivel de dificultad normal, donde Doomsday es el único que puede darnos algunos problemas si no somos lo suficientemente rápidos.


Todo esto está muy bien, pero ¿cómo se juega a Injustice? Y es que este es el elemento fundamental de los juegos de lucha. No importa la cantidad de modos y personajes que tenga, o lo bonita que sea su carta de presentación si a nivel jugable no cumple con su cometido. Pues bien, si el resultado final se corresponde con la demo (que tiene toda la pinta de que así sea), nos encontramos ante uno de los títulos de pelea con más rapidez de movimientos y variedad de ataques visto en mucho tiempo. Prácticamente cada personaje es un mundo, y no hay ningún golpe que compartan. Esto abre un enorme abanico de posibilidades que permitirá a aquellos que explotan este tipo de juegos estar pegados a la consola durante meses. De hecho, si tuviera que comparar esta gran diferenciación de movimientos con una de las vacas sagrada del género, escogería sin lugar a dudas BlazBlue, obra de Arc System Works y en la que cada luchador no se parece en nada al resto del plantel en cuestión de manejo.
Junto con los controles de movimiento existen cuatro botones de ataque básico, uno de interacción con los escenarios y uno para los agarres. Los tres primeros equivalen a los golpes débil, medio y fuerte de toda la vida, siendo el cuarto el que activa algunas de las habilidades especiales de los personajes (Batman llama a unos murciélagos mecánicos que vuelan a su alrededor y pueden usarse como proyectiles o escudo, Lex Luthor crea un escudo que puede cargarse varias veces y Wonder Woman cambia su látigo por espada y escudo, variando totalmente su set de movimientos. Como ya dije antes, variedad en estado puro). El cuarto botón es el que sirve para interactuar con los escenarios, pero tranquilos, que dicha interacción no desequilibrará los combates en absoluto. Como mucho pueden servirnos para dar el golpe de gracia o hacernos ganar algo de tiempo y esquivar algún movimiento del enemigo (de todas formas, la interacción puede desactivarse para aquellos que no gusten de esta innovación).
Ya que hablamos de esquivar, una gran sorpresa para el que escribe estas líneas ha sido comprobar que no existe botón de bloqueo. De hecho, no hay una forma de "bloquear" al uso, como en el resto de juegos de lucha. Pero tranquilos, eso no significa que Injustice sea un festival de aporrear botones a lo loco, puesto que existen movimientos para esquivar o defenderse temporalmente (Batman puede emplear su capa, Luthor crea un campo de fuerza, Wonder Woman su escudo y Doomsday endurece su piel). Se trata de combos defensivos que enfatizan el aspecto ofensivo del título. Puede que este sea el aspecto más polémico del título, pero tras echar numerosos combates a lo largo de ayer, puedo decir sin temor a equivocarme que no rompe la jugabilidad en absoluto. Es cuestión de acostumbrarse.


Lo mismo se puede decir de los movimientos finales de cada personaje, esos espectaculares ataques que tantas veces hemos visto en los tráilers. Son muy fáciles de realizar y como es habitual, antes hay que completar una barra que llena tanto haciendo daño como recibiéndolo. Y aunque sean muy espectaculares, estos ataques jamás quitarán más de un cuarto de una de las dos barras de vida disponibles (una vez más, al igual que Mortal Kombat, los combates en Injustice no van por rondas, sino por barras de vida). La barra de especial también nos permitirá realizar otros movimientos especiales, cargas, cancelaciones de ataques, y esos golpes tan poderosos que nos permiten pasar de un escenario a otro (en el caso de la demo, Gotham City cuenta con dos zonas muy diferenciadas) e incluso un espectacular choque de fuerzas en el que ambos jugadores deben pulsar una secuencia de botones al más puro estilo Dragon Ball Z Budokai 3, pero más breve, más espectacular y en el que podemos tanto recuperar salud como infligir daño. Como podéis ver, todo en Injustice es cinematográfico y muy "a lo grande" (ver como se van rompiendo los trajes, armaduras y comienzan a verse las heridas tras un aluvión de golpes, rayos y agarres es un gran añadido, aunque sin llegar al gore).
Por último, a nivel técnico, el juego ralla a gran nivel, tal y como ya se sabía. Los personajes son algo más pequeños que en Mortal Kombat pero los escenarios son mucho más grandes y detallados, repletos de vida y guiños a los lectores de DC, algo que nos sacará más de una lagrimilla. Falta por escuchar los comentarios y frases que soltarán los personajes al inicio y final de cada combate, puesto que depende de la relación entre uno y otro, sus gestos y palabras variarán (algo que en la demo no estaba implementado).


Como podéis comprobar, Injustice: Gods Among Us hace justicia a las grandes expectativas que tanto lectores como jugadores hemos puesto en él desde hace meses. Partiendo del espíritu de Mortal Kombat y de otros grandes del género, el juego ha logrado crear su propia identidad y tiene toda la pinta de resultar un soplo de aire fresco y dar un nuevo mazazo al tópico "los juegos basados en licencias son un asco".
La próxima semana volveremos con más juegos retro, pero un servidor espera que vayáis corriendo a descargar la demo y comencéis a repartir tortas a la IA o a vuestros amigos. ¡Un saludo, batifamilia!

2 Batcomentario/s:

Mario Denis Grasso dijo...

Excelente reseña, colega! Esperemos que se nos presenten buenas sorpresas... Yo quisiera jugar con superman red son :D

Don Piticlin dijo...

Pues estás de enhorabuena amigo Dennis, porque los tres personajes de Red Son (aún no sé que pinta Solomon Grundy con traje de soviético) tendrán además sus propias misiones especiales basadas en el cómic, jojojo.