¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 8 de mayo de 2013


¡Corred, insensatos!

En la entrega de hoy de Batman y los videojuegos me saltaré las reglas tácitas acerca de cómo hacer una reseña y empezaré directamente por el final: Batman: Dark Tomorrow apesta. Es horrible. No es solo el peor videojuego de Batman jamás realizado, sino que hasta sus peores aventuras en las viñetas y películas como Batman y Robin brillan con esplendor ante esta aberración que hoy os traigo. Bien, una vez que aquellos de corazón más débil hayáis abandonado la sala, podemos continuar con la sesión de masoquismo que nos espera hoy.
Sí, porque lejos de levantar cabeza como parecía que estaba sucediendo en las últimas semanas, el Caballero Oscuro aún tendría que revolcarse en el fango una vez más, y de qué manera. Pero vayamos por partes, ¿de dónde salen las críticas tan destructivas hacia el presente videojuego, el cual cuenta con los guionistas Scott Peterson (DC y WildStorm) y Kenji Tarada (Final Fantasy) para crear su historia? Pues ni más ni menos que en el resto de pilares del videojuego: el apartado técnico y el jugable.
Los perpetradores de esta infamia son nuestros queridos amigos de Kemco, a quienes ya conocemos de Batman Beyond: Return of the Joker, el cual en comparación con este Dark Tomorrow es un imprescindible de Nintendo 64 y Playstation. Al parecer, aunque Ubisoft tenía los derechos para realizar los juegos basados en la serie animada, Kemco aún podía permitirse realizar un juego más del Murciélago, y no os creáis que trataron de enmendar su anterior despropósito. Todo lo contrario. De hecho, si Batman: Dark Tomorrow es considerado, prácticamente por unanimidad, como el peor videojuego de todo 2003, es por algo. Seguid leyendo para descubrir el por qué.
Como ya dije antes, la historia es el único punto positivo del juego, aunque a priori tampoco es nada del otro mundo: Mientras trata de detener una guerra de bandas entre Scarface y Black Mask, Batman descubre que el Joker ha secuestrado al comisario Gordon en Arkham Asylum (qué novedad), teniendo que enfrentarse a Mr. Zsasz y al Ratcatcher desde las azoteas de Gotham, pasando por las alcantarillas y finalmente el conocido sanatorio.


Pero esto es solo la punta del iceberg, puesto que una vez en Arkham, Batman descubre que Ra's al Ghul está detrás de todo, retando al Encapotado a desbaratar su último plan: una cantidad ingente de bombas han sido colocadas a lo ancho y largo del globo, y su explosión acabaría con un tercio de la población mundial. De este modo, un Bruce muy cabreado tratará de impedir las explosiones mientras se enfrenta a Mr. Freeze, Poison Ivy, Killer Croc y a la propia Talia.
Casi es digno de alabanza ver cómo se ha cuidado la historia en este juego, puesto que es de las primeras veces en las que podemos ver a villanos que nunca antes habían aparecido en un juego de Batman, como Black Mask (que tan de moda se va a poner ahora con Arkham Origins), Mr Zsasz, Scarface o Ratcatcher. Además, obtener el final "bueno" del juego es toda una odisea, no solo por la jugabilidad, que desgranaremos a continuación, sino porque no hay nada que nos indique lo que tenemos que hacer para conseguirlo, por lo que no es de extrañar que los pocos que terminaron el juego, se quedaran con la cara pasmada al ver como el plan de Ra's triunfaba aunque este fuera derrotado en combate por Batman.
Hasta aquí los puntos positivos del título. Quizás podríamos destacar las secuencias de vídeo, que para la época no están nada mal. aunque el resto del producto hace que nos olvidemos de esta pequeña "virtud".


¿Y cuáles son los tan cacareados defectos del juego? Para empezar, estamos ante un juego que nos recuerda enormemente a los primeros Resident Evil en su control, lo cual para un título de terror (y no en lo que se ha convertido la franquicia de Capcom actualmente) está muy bien, pero para un juego de acción protagonizado por Batman es todo un atentado contra el buen gusto. ¿Por qué? Imaginad que no dejan de acosaros matones y demás calaña con la que lidia nuestro personaje a diario. Ahora, en lugar de tener un sistema de combos medianamente decente, añadidle un control ortopédico en el que hacer bien un movimiento es un suplicio (afortunadamente la IA de los enemigos es prácticamente inexistente, por lo que caerán rápido ante nuestros ataques). Si a ello le sumamos un sistema de cámaras también heredado de los Residents, Silent Hill, Alone in the Dark y demás juegos de terror, entonces es casi mejor apagar la consola y lanzar el disco por la ventana. Enfocar a Batman correctamente es toda una odisea, algo que alcanza cotas aún más absurdas si queremos pasar de un edificio a otro con nuestro gancho, los cuales ni se ven en la mayoría de los casos.
Hablando del gancho con el que balancearnos, también contamos con el habitual repertorio de gadgets y juguetitos de Batman, pero su manejo cambia al de un extraño modo en primera persona totalmente frustrante, difícil de manejar y poco definido debido a la escasa resolución del título.
La resolución nos lleva a comentar el apartado técnico. Imaginad un mundo sin vida, en el que lo más fluido que vais a encontrar es la capa de nuestro héroe, mientras que el resto de seres que lo habitan parecen robots defectuosos, que tienen los días contados y que apenas saben hacer un par de movimientos (como el de "esposar" a los enemigos, que nos hartaremos de ver una y otra vez). Lo mismo se puede decir de los escenarios, carentes de toda vida y que no transmiten absolutamente nada. Bienvenidos al mundo de Dark Tomorrow. 
Este mundo alcanza una última cota de absurdo al darnos cuenta de lo tremendamente mal guiado que está el juego. Como si de un Call of Duty o shooter bélico actual se tratase, hay zonas por las que no podemos salir. En caso de que lo hagamos es muerte automática por... decenas de misiles que salen de Barbatos sabe donde. ¿Ridículamente extraño? Se me acaban los adjetivos para describir lo que uno siente al estar ante Dark Tomorrow.


¿Peor juego de 2003? Sí ¿Peor juego del s. XXI? Probablemente estaría en todo Top 10 que se precie. Si Arkham Asylum y Arkham City son el cenit actual de los videojuegos protagonizados por Batman, Dark Tomorrow se encuentra directamente en sus antípodas. Solo recomendable para vuestro peor enemigo. Ni eso. No seáis tan mala gente. ¡Hasta la próxima entrega, Batifamilia!

0 Batcomentario/s: