¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 22 de mayo de 2013

Estando a tan solo dos meses de que el épico run Batmaníaco del Escocés llegue a su tan esperada conclusión, esta vez tocó hacer un interludio para enfocarnos en Jiro Osamu, ahora conocido simplemente como el Batman de Japón, y Lolita Canary, miembro del Super Young Team, un equipo nipón de héroes adolescentes creado por el propio Morrison durante "Final Crisis". Lo curioso del caso es que este número no fue escrito por el mentado escriba calvo sino por quien venía siendo el dibujante principal de la serie, Chris Burnham, quién tomó las riendas de este capítulo junto al argentino Jorge Lucas en un movimiento inesperado que le permitió tanto a Morrison como a los propios editoriales acomodar las cosas de cara a la conclusión de la saga, más que nada, asumo yo, para diagramar bien los hechos y poder aprovechar al máximo los dos números que quedan para finalizar oficialmente esta colección.

Muchos podrán decir que esta entrega no fue más que un mero relleno sin importancia real para la trama general de la historia y están en todo lo correcto, pues efectivamente eso es lo que queda demostrado tras su lectura, puesto que bien podría haber sido publicado en otro momento, junto con o incluso en el "Batman, Incorporated Special" #1, pero a pesar de todo, debo admitir que fue un número bastante bien escrito y muy entretenido, lo cuál hizo mermar un poco el sabor agridulce de tener que esperar un mes más para saber como continuarán las cosas entre el Hombre Murciélago, Leviathan, Heretic y compañía.

Como si se tratara de una transmisión televisiva, el duelo por la muerte de Damian es repentinamente interrumpido por una emergencia: una pandilla de cinco mujeres motorizadas está atacando transeúntes en pleno Tokio, con lo cual el Batman del país oriental es convocado rápidamente para hacerle frente a esta amenaza. Casualmente, en ese momento Jiro y Lolita Canary estaban teniendo una cena romántica en un restaurante, todo esto generado por la Internet 3.0 (que ya vimos en acción en "Batman, Incorporated" v1 #8) ya que, como recordarán por lo visto en "Batman, Incorporated" v2 #0, el principal problema en su relación radicaba en que la jovencita era demasiado diminuta para poder realizar cualquier tipo de actividad con Jiro. De esta forma, usando la tecnología provista por la franquicia mundial del Caballero Oscuro, ambos finalmente lograron tener una cita que a fin de cuentas terminó siendo interrumpida por este llamado del deber. Sin tiempo que perder, los tórtolos regresn al mundo real para calzarse sus trajes y acuden al lugar de los hechos para detener a estas villanas que, dicho sea de paso y no por casualidad, resultaron ser muy parecidas y actuar de forma similar a los famosos Power Rangers.

Cuando los héroes finalmente se hacen presentes en la escena, se desarrolla una breve pelea donde las maleantes salen vencedoras pero terminan huyendo despavoridas ante la posibilidad de que Lolita Canary destruya una sonda de neutrones que habían robado para su jefa. Jiro y su compañera entonces se liberan y regresan a su Batbase, que vendría a ser el equivalente a la Batcave. Allí, utilizando lógica y ciencia de cómics, logran desarrollar un método para rastrear fácilmente a las violentas motoqueras, lo cuál les permite descubrir la ubicación de su guarida. Cuando la líder de la pandilla, Lady Tiger Fist, se da cuenta que el Dúo Dinámico japonés estaba allí, le indica a sus chicas que arremetan contra ellos, pero ahora son Jiro y Lolita los que triunfan rápidamente, dejando al descubierto la horrible condición que las afligía. Resulta ser que ellas habían sido reclutadas por Leviathan para formar un equipo de motociclistas profesionales cuyo objetivo sería conquistar el mundo de los deportes competitivos y así convertirse en la cara visible de la organización comandada por Talía Al Ghul. Para ello, les dieron un casco especial que les permitiría una mayor ventaja por sobre los competidores, pero la tecnología del casco comenzó a afectarlas y terminó por desfigurarles sus rostros y convertirlas en monstruos, de ahí que en el principio del número se ensañaran tanto atacando a sus víctimas en la cara e hicieran comentarios respecto a su belleza.

Luego de estos hechos, Leviathan las abandonó y la única alternativa que les quedó fue seguir operando en Japón para tratar de volver a captar la atención de dicha organización y es por eso que habían robado la sonda de neutrones previamente. Aprovechando la situación, Jiro y Lolita las convencen de ayudarlos para detener a las personas responsables de su dolor y miseria, por lo cual todos ellos terminan combatiendo mano a mano con Lady Tiger Fist y sus dos tigres robóticos. Tras aprender provisoriamente a la villana en una prisión virtual generada por la Internet 3.0, para luego ser transportad a una cárcel de verdad, los dos héroes adolescentes regresan a su cita y allí la transmisión es interrumpida una vez más, esta vez para avisarnos que el mes que viene regresaremos a la programación regular y veremos como se definirá el inminente combate entre los padres de Damian y sus respectivos ejércitos. Fin.

Pues bien, a decir verdad, este número fue una grata sorpresa. Si debo ser completamente sincero con ustedes, más allá de lo mucho que me fascina su trabajo como dibujante, realmente no estaba seguro que tan buen escritor resultaría ser Burnham, pero tras leer estas veintipico de páginas tengo que decir que su guión me pareció bastante bueno y sumamente entretenido, más que nada por el hecho de que los chistes con doble sentido y las situaciones bizarras estuvieron al orden del día, y estos, para mi, son elementos infaltables en toda buena historia y que disfruto mucho al momento de la lectura. Obviamente esto no se equipara por nada del mundo a un guión excéntrico y alocado escrito por Morrison ya que Burnham recién se está iniciando en el mundo del guionismo profesional de cómics, pero aún así no hay que quitarle el mérito pues fue un número divertido y, al final del día, un buen respiro después de tanta tragedia y acción sin parar.

Otro que también me sorprendió gratamente fue Jorge Lucas, más que nada porque no me esperaba un cambio de estilo tan radical después de haber visto su trabajo en la OGN "Sunset". Dejando de lado el constante juego con luces y las sombras y la atmósfera lúgubre y realista que había logrado en la mentada edición publicada por Minotaur Press, en esta ocasión el apartado gráfico de Lucas termina siendo una ingeniosa y estupenda combinación al mejor estilo amerimanga, matizado con pequeños detalles que emulaban la técnica de Jack Kirby y aprovechando también la riqueza visual de la cultura japonesa. Sin dudas el trabajo de este compatriota me dejó más que conforme y desde ya espero volver a verlo dando vueltas por el Universo Batman. Vale la pena destacar, ya que estamos, que los maravillosos colores de Ian Hannin contribuyeron enormemente a la espectacularidad artística del cómic.

En conclusión, este fue un buen cómic. Ni muy bueno, ni muy mal, simplemente un buen cómic que cumplió con su propósito de entretenernos, de darle tiempo a Morrison y compañía para terminar de diagramar el final de su run de siete años y, sobre todo, continuar inflando las arcas de DC Comics. Quizás no pase a la historia ni sea recordada con fervor por los que venimos siguiendo esta mítica etapa desde el 2006, pero aún así es una divertida lectura que sirve para pasar el rato.

8 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

visiten multiversityprojections.blogspot.com por favor visítenla regularmente y comenten regularmente por lo menos estos primeros 2 meses.

ya se viene este finde la recomendación de "sin titulo", por cameron Stewart si es que alcanzo

por cierto gran reseña, no aguanto mas , ya quiero que salgan los dos últimos números del escoces

juan pinto

Don Piticlin dijo...

Ciertamente no me esperaba que nos salieran con un número de "relleno" como este. Afortunadamente, es bastante entretenido por sí mismo y se lee de un suspiro, lo cual me hace pensar que bien podría haberse incluido en el especial que llegará en los próximos meses. Lo más gracioso es que la propia DC lo ve como un relleno desde el principio, puesto que las imágenes del principio y el final a modo de retransmisión televisiva son un puro pitorreo, jajaja. Esto no hace si no aumentar las ganas por leer el siguiente número ;)

Scabrosso dijo...

Concuerdo plenamente con todas las consideraciones.
Quiero destacar lo arriesgado de esta movida. Con el claro fin de aprovechar el envión de la serie y potenciar las ventas del adiós de Morrison y del especial, si el nº11 decepciona les puede salir el tiro por la culata y disminuir las ventas de una colección cuya recaudación no coincide con su calidad.
Imaginate que Neal Adams se lanza como guionista justo antes del desenlace de la Saga de R'as al Ghul.
Burnham y Lucas cumplieron con un plus: parece que ambos pusieron mucha dedicación al preparar éste número, concientes de que es una vidriera enorme. La historia en si es chiquita, pero esta muy bien desarrollada y desde la primera viñeta nos deja claro lo que es: una interrupción. Realmente éste Jiro de Burnham es consecuente con el Jiro que inventó el escocés.
Todo esto como lector, se agradece. Y ahora devuélvanme el tiempo (ya que no el dinero) que gasté bajandolo de la web. Yo quería una historieta de Morrison.

Stefan-no dijo...

lo leí y disfrute con las tallas, me reí harto con la talla del Doctor Who. xD
la bati alerta con cara de batman por todos lados es chistosa igual xD.

ahora espero que con esto sea burnham y solo burnham quien dibuje los 2 últimos números. igualmente espero que estos numeros sean largos como el ultimo numero de GJonhns en Green lanterns por que no se tengo la espina de que es muy poco para lo mucho que puede pasar, tiene que haber mucho dialogo.

y si como dicen algunos antes que yo, es un relleno y no aporta en mucho a la historia, pero a lo mejor quieren pavimentar el camino para que jiro tenga su serie después de la principal de morrison. no se vería mal.

saludines!

Patricio Vio A. dijo...

Yo disfrute mucho de este comic, realmente es bueno tener de vez en cuando un comic mas liviano dentro de una historia en que de alguna manera predomina la tragedia. Claro es que era darle mas tiempo al maestro Morrison de terminar espectacularmente su run, pero la verdad es que Burnham se lucio con su trabajo como guionista, y Jorge Lucas en los lapices me soprendio gartamente, no lo conocia. Gracias por la review. (Perdon no poner tildes, este teclado me esta jugando una mala pasada :P)

Dark_Shrike dijo...

A mi particularmente sin desmerecer el buen comic que ha sido, me deja un par de reacciones a lo visto:

1.- Negativa, no es posible que se aprovechen del run para vender un comic totalmente fuera del contexto. Pudieron incluir temas narrativos que veo difícil que en los dos números que quedan puedan cerrarse: por ejemplo el caso katy Kane y la profundidad de este personaje expuesta en un previo numero, etc.


2.- Positiva, si es que Burnham esta ganando tiempo para ser el quien complete los dibujos de los ultimos dos numeros y no tengamos que ver otros lapices nada buenos acompañando a los números finales.

Un cordial bat-saludo a todos mis amigos y a esperar el siguiente número del Fatherless!!!!!

Eladio Garro dijo...

La verdad, tenía miedo respecto a la calidad de este número. Pero, por fortuna, me equivoqué. En realidad, este número no pasa del límite de aceptable porque la historia se me hizo olvidable

alquimistafm dijo...

De quien menos esperes mas vas a recibir.
Debo admitir que crei por los previews que este capitulo iba a estar mal dibujado, iba a estar mal guionado e iba a ser una basofia intragable que lo unico recordable que iba a tener es el trabajo de un argentino.
Me equivoque y mucho.
Es cierto que la historia es puro relleno pero vamos, señor relleno.
Comienza con un cuadro para el recuerdo en plan drama y despues de eso tenemos un comic plagado de humor y guiños por doquier, un comic al estilo era dorada/plateada pero con cosas de sentai, mangaanime (la clasica figura desconcertante de Osamu Tezuka aparece dos veces cosa que demuestra el buen gusto y conocimiento del dibujante) y algo de tecnologia bizarra para que se justifique su ubicacion en Japon y todo con un arte que por las previews parecia ser penoso y termino siendo muy logrado y lleno de detalles.
En fin, historia de relleno pero con puntos altos aun por encima de lo que son la inmensa mayoria de comics regulares y justo en una saga que se caracteriza justamente en juntar guiños y homenajes a montones.
Pasara al olvido rapidamente pero merecera mas recuerdos que otros que se mantendran mas vivos.
Ojala otras series tuvieran tanta dedicacion como la tuvo este corto por que si hay algo que se noto es que no fue algo hecho en un par de minutos para salvar el mes sino todo lo contrario.
Le pongo un 10 para que se note que me encanto.