¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 17 de mayo de 2013

Reseña: "Detective Comics" #20


Rey por un día

Guión: John Layman

Dibujo: Jason Fabok

Cuidadito, spoilers.

 No le voy a hacer ninguna presentación larga antes de dar el aviso de spoilers, porque yo les soy sincero y esta no es la excepción: no se me ocurre absolutamente nada que decir como presentación del final de la primera parte del run de John Layman, porque me parece que me chupó tres pitos. De esta forma, mientras me tomo un café y soy victima de los siete grados que Argentina está teniendo en estos momentos, voy a pasar a reseñar este final con diálogos genéricos  clichés y giros argumentales bastante predecibles. ¿Se salvará por algo esta entrega o simplemente pasará al triste e indeseado olvido? A continuación se los paso a explicar. Abríguense, siéntense y disfruten (o al menos traten de hacerlo) de la siguiente reseña que su servidor, JokerAnónimo, viene para ofrecerles...

 Batman encuentra a Ogilvy... En la mansión Cobblepot, no fue muy difícil que digamos, y este sale super-transormado con un suero que mezcla varias sustancias proveídas por varios villanos, lo que lo hace físicamente muy superior al Hombre Murciélago. Mientras tanto, el Penguin original es liberado de sus cargos por lo que es libre de andar por las calles nuevamente. Gracias a la superioridad anteriormente comentada del Emperor Penguin, éste logra colgar a Batman en el patio de la mansión y el villano se acoge adentro mientras que al héroe se le agota el aire, pero juuuuuuusto entonces es salvado por Oswald Cobblepot y entre los dos, acto seguido, detienen al villano. Fin.


 Bueno, esperemos a ver como continúa esto en el próximo nú- ¿C-cómo? ¿Qué esto es el final? ¿En serio? ¡Wow! Esto fue realmente inesperado, porque no me esperaba que sea tan poco. El guionista Layman tuvo muchos números para armar un lindo laberinto mental, un super-plan maestro de fondo, para que al final haya algo sorpresivo, un giro que nos deje impávidos (o lo opuesto) ¡Pero, oh, chocolate por la noticia! No-su-ce-dio-ab-so-lu-ta-men-te-na-da. Es como si todo el arco, por más grande y prometedor que haya sido, terminara siendo algo pasajero.

 Se lo describió como fuerte e inteligente, a su plan como "maestro", pero terminó siendo mucho ruido y pocas notas. Es decir, hizo semejante lío, dio vuelta a medio mundo (en el comic, porque para afuera, y más con esto, pasó muy desaparecibido) solo por un deseo interno egocéntrico de querer aparecer, aunque sea en una línea, en la historia de Gotham ¡Según él, hasta llegó a gobernarla! A ver, como explicarlo sin que le duela... Si Ogilvy llegó a marcar realmente algo en la historia, entonces Bane y/o la Court of Owls deberían ser materia obligatoria en los colegios. ¡El Joker tendría que aparecer en el billete de un dolar, por dios! No logro entender como intentan venderme esto como algo "grande" ¿Inyectarse un suero y volverse un super-humano? ¿Esa es la "bomba final"? ¿A eso se reducía todo? Un aplauso eh, le acaba de dar mucho a la mitología de Batman, muy trascendental, aún no lo puedo creer, boquiabierto estoy.

 "Pensé que había terminado contigo, Batman", "Pero estás en lo cierto en una cosa. Eres historia", "Batman, ven y atrápame", entre otras líneas, si se quiere que el guión sea interesante y el lector tome en serio lo que está leyendo hay que aprender a evitar esta clase de diálogos "típicos" de película pochoclera. Muchas cosas no tienen sentido; como dije, al villano principal de esta historia se lo intenta mostrar como alguien frío y calculador, en lo que se falló, si es tan así no sería tan retrasado como para colgar a Batman en el jardín y dejarlo solo. ¡Hasta un niño de dos años sabría que es Batman y que puede salir fácilmente! (lo que no hizo solo porque, gracias a un brujo oscuro de por ahí, sus capacidades disminuyeron de la nada) ¿Cual es la gracia de dejarlo en vez de asegurarse que esté muerto? Carajo, eso no pasaría nunca. 


 Otro Einstein en la historia, porque no tengo otro ejemplo para poder compararlo, es Cobblepot. No la disfrazo más, fue el personaje más ridículo en todos estos números y por esta vez no dejó de serlo. Batman no pudo poner en K.O. a Ogilvy ni siquiera con todos sus artefactos pero si el Penguin con su paraguas (oh, eso tiene mucho sentido, ¿no lo ven?) y aunque este pudiera solo, aún así salvó al héroe, totaaal, tiremos a la basura la mejor oportunidad de librarte de la persona que será un obstáculo en toda tu vida criminal. Todo sucede como la historia lo necesita.

 Si algo he aprendido con el correr de los años es que siempre hay algo que se puede rescatar y en esta ocasión es el dibujo, Jason Fabok se ha lucido de sobremanera, hizo que me tome un poquito más en serio la trama (cosa que me resultó difícil) y le ha dado más peso dramático a las escenas del que tenía originalmente, un gran trabajo.

 Si soy solo yo por favor hagan sus comentarios al respecto, en serio traté de que me guste pero no me llenó, ni siquiera estuvo cerca, me encantaría saber sus opiniones sobre esto y si les gustó. Esta es mi sincera opinión y esperemos que vaya cambiando con el correr de los meses que vienen. 

 Puntaje Final: 5 de 10.

3 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Para tener aspiraciones de guionista, no sueles entender una historia de cómics, jokeranonimo.

Insisto, Lichu, tu blog es informativo, no entiendo porqué permites colaboraciones de reseñas tan inútiles como sesgadas...

Por lo menos titulen como "opinión" o "(infra)valoración" de determinado cómic, en lugar de reseña. Un reseña no es esto, esto es un ejercicio de egocentrismo, de supuesta gracia y de insultos gratuitos. ¿Acaso no respetan en este blog a los lectores que sí disfrutan de estos guiones? En serio, Lichu, tener a este "colaborador" va en detrimento de tu blog.

Anónimo dijo...

A mí me pareció un número aceptable. Ahora, es cierto que tiene muchos clichés, y hay algunas situaciones que chirrían más que una bisagra oxidada, pero bueno... prefiero esto que lo que hizo Tony Daniel. Hoy en día, creo que el listón esta medio bajo. Me gustó más el complemento que la historia principal, y el laburo de Jason Fabok es muy bueno, creo que ha superado a su maestro David "hago todas las caras iguales" Finch jeje. ¡Saludos!.

Mariano Esteban Romero

Afalxp dijo...

Desde Santiago de Chile y con 8 grados, no tengo nada más q decir q concuerdo absolutamente contigo.
El arco daba para mucho más y yo estaba esperanzado, pero el resultado fue muy por debajo de las expectativas, lo que pudo ser el inicio de un gran villano nuevamente termina sólo como una anécdota.