¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 12 de junio de 2013


Bienvenidos nuevamente a Batman y los videojuegos (ahora con periodicidad bisemanal, pero no os preocupéis, que esto no hará sino aumentar la calidad de las reseñas que un servidor viene haciendo hasta el momento). Si recordáis bien, en nuestra última entrega nos adentramos ya de lleno en el universo del Batman de Christopher Nolan con la versión para consolas de sobremesa de Batman Begins. El título, sin ser un juego sobresaliente, recibió muchos menos elogios de los que mereció, pero esa es una de las injusticias que suelen darse con frecuencia en el mundo de los videojuegos.
Sin embargo, hoy ya no vamos a hablaros de la versión para Playstation 2, Xbox y Game Cube, sino de su hermana pequeña, la que vio la luz también en 2005 para Game Boy Advance, la portátil de Nintendo que tan buenos ratos nos ha hecho pasar.
Si Eurocom fue la encargada de realizar el juego en las consolas “mayores”, sobre Vicarious Visions recayó la tarea de trasladar la épica de Nolan a la portátil. Este estudio es conocido por los numerosos juegos de Spider-Man en Game Boy Color, así como de las dos entregas de Marvel Ultimate Alliance una vez ya en las manos de Activision, por lo que podemos estar tranquilos: estos tipos saben de superhéroes.
Y lo cierto es que su trabajo en Batman Begins cumple sobradamente con lo que se puede esperar ante un juego que adapta una película, separándose radicalmente de otro juego de superhéroes para Game Boy Advance que supuso un fiasco: Daredevil (aunque aquí la película también es otro bodrio considerable).
¿Y qué es lo que podemos decir de este Batman Begins para Game Boy Advance? Pues pare empezar en que estamos ante uno de los títulos más espectaculares a nivel técnico de la consola. Es cierto que al estar ante una portátil el apartado gráfico no debería tenerse en cuenta con tanto ahínco, pero es difícil no alabar las animaciones de Batman y los enemigos. Los escenarios son oscuros y decadentes, trasladando acertadamente el ambiente que se refleja en la película. Estamos ante una Gotham realmente opresiva y que jamás había sido tan bien retratada en una consola de bolsillo. A todo ello le acompañan una serie de escenas tipo cómic que nos van narrando los acontecimientos, muy al estilo de la película. De hecho, los personajes son un calco fiel a los actores originales, por lo que preparaos para una nueva ración de Christian Bale, Liam Neeson y Michael Kane, entre otros.


¿Recordáis la jugabilidad de la versión de sobremesa? ¿Esa mezcla entre beat’ m ‘up y sigilo en la que empleando las sombras, los gadgets y el subterfugio teníamos que aterrorizar a los enemigos y posteriormente darles la paliza de su vida? Pues todo eso aparece perfectamente reflejado en esta versión portátil, por lo que el espíritu de la película se mantiene intacto.  Es cierto que el combate cuerpo a cuerpo se resiente a veces, y que la inteligencia artificial de los enemigos no es que sea para tirar cohetes, pero eso es algo achacable a las limitaciones técnicas de la consola. No cuesta nada hacerse con el ritmo del juego y son algunos fallos que pueden sobrellevarse fácilmente. Además, hay que tener en cuenta que el juego es más un plataformas con toques de acción que un beat’ m ‘up. Se encuentra mucho más próximo a los clásicos Shinobi de Sega que a un Final Fight, por poner un ejemplo.
El juego no es excesivamente largo (si somos muy mañosos no tardaremos ni dos horas en terminarlo), pero su nivel de dificultad es más que aceptable, por lo que el tiempo con el que estemos peleados con el cartucho merecerá la pena y resultará satisfactorio para calmar nuestras ansias jugonas. Pocos más incentivos tiene el juego para rejugarlo. Los extras son casi nulos. Únicamente la recolección de unos murciélagos dorados desperdigados por el escenario con los que desbloquear ilustraciones y arte de la película aportan una excusa de peso para rejugar el título. Esa es la gran lacra de Batman Begins en Game Boy Advance, que una vez terminado prácticamente no lo volveremos a tocar, frente a otros títulos que ofrecen numerosos extras o una dificultad aún mayor con la que alargar la aventura.
Afortunadamente dicha aventura nos enganchará de principio a fin, puesto que el juego sigue fielmente los acontecimientos de la película, y es que aunque empecemos directamente persiguiendo al doctor Crane a lo largo y ancho de Arkham, una vez caigamos presa del gas del miedo, reviviremos los recuerdos de Bruce entrenando con Ra’s al Ghul y Henri Ducard hasta volver a Gotham y comenzar a impartir justicia como solo el Goddamn Batman sabe hacerlo.


En definitiva, este Batman Begins para la portátil de Nintendo es un juego más que aceptable, con el que pasaréis un rato entretenido. Visualmente es muy llamativo y se maneja con bastante facilidad, pero su corta duración y escasez de extras hará que nos olvidemos rápidamente de él. Aún así, es una opción más que recomendable si queréis probar algún título de Game Boy Advance gracias a los emuladores. ¡Nos vemos en dos semanas, batifamilia!

0 Batcomentario/s: