¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 19 de junio de 2013

Reseña: "Nightwing" #21

Buenas y bienvenidos a otra reseña de "Nightwing". En esta ocasión con su número 21, en donde continúa la historia en Chicago, con The Prankster, Zucco y un Dick con las esperanzas de encontrarlo.


Comencemos...

El cierre del número anterior nos dejó con un Grayson en apuros, en un dispositivo de vida o muerte en donde su única salida era quitarse la máscara frente a The Prankster, quién esperaba con una cámara en mano. Pues bien, esta edición comienza directamente en donde se lo dejó, no sin antes darnos una breve introducción de un personaje, mejor dicho, un vigilante, que rondaba por Chicago hace varios años, llamado Slipshift, quién al parecer es asesinado por una figura misteriosa que aparentemente ha estado acabando con todos los héroes enmascarados de esa ciudad.


Volviendo al presente, Dick se las arregla para salir de la trampa mortal en la que se encontraba, utilizando una de sus múltiples herramientas, prácticamente sin el sentido de la visión, gracias a las manías de The Prankster. Este último es atrapado por Nightwing e instantáneamente después de su captura, la policía irrumpe en el lugar, apuntando a Dick y en un intento de escapar, toma como rehén al pequeño hacker, quién, por consejo de nuestro héroe, termina retornandole la capacidad visual de su antifaz, para así poder escapar juntos ya que Dick necesitaba la ayuda de The Pranskter para rastrear el mail que supuestamente Tony Zucco había enviado desde Chicago. Éste le brinda su ayuda a cambio de que nuestro héroe deje de perseguirlo, lo cual lleva a un acuerdo entre ambos.

The Prankster le revela a Dick que Zucco fue recluso en una prisión estatal y durante ese tiempo conoció a William Cole, el hermano del actual alcalde de la ciudad. Al mismo tiempo, se revela que el mail que Zucco envió provenía desde un servidor de la Alcaldía de Chicago, lo que lleva a descubrir que efectivamente Zucco está vivo, con una esposa e hijo y bajo el nombre de Billy Lester. Dick, teniendo ya todo lo que necesitaba, se retira dejando a The Prankster esposado para ser posteriormente capturado por la policía. O al menos eso es lo que Grayson cree que pasará...


Dick irrumpe en la casa de Zucco, o mejor dicho, de Billy Lester, inspeccionando un poco, dándose cuenta de que es Zucco en verdad quien está viviendo esta nueva vida. Terminando con este número vemos a las autoridades locales llegar hasta el edificio en el que Dick dejó esposado a The Prankster, sólo para encontrarse con su máscara, en señal de que lo peor estaba por llegar...

FIN.

Esta entrega estuvo en resumen entretenida, fue una buena lectura, con unos toques de emoción y unas cuantas de intriga. Los guiones de Higgins siguen bien, en este número estuvieron más tranquilos, y un poco menos entretenidos que los de los anteriores números pero al fin y al cabo, pasé un buen rato leyendo esta entrega.

Los lápices de Booth se mantienen geniales y llenos de energía, junto con las tintas sobresalientes de Rapmund. Sin cambios con respecto al número anterior, aunque se nota una leve mejoría en la fluidez de los lápices de Brett.

En fin, eso fue todo, me despido y nos vemos en el próximo número.

0 Batcomentario/s: