¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 17 de julio de 2013

Reseña: "Batgirl" 22


La marea esta cambiando y las cosas en la vida de Barbara Gordon se van a poner mal, muy mal, aún peor de lo que ella cree, porque Gail Simone ha puesto las cartas sobre la mesa en "Batgirl" #22.
A estas alturas es redundante quejarme sobre el tono general de la serie, lo quiera o no, Simone ya estampo esa atmósfera sombría en el ADN del personaje y marchara con su decisión hasta las últimas consecuencias. El consejo más sano que puedo darte querido lector, es que si buscas historias donde Barbara sonríe y no tiene que mancharse las manos de sangre cada tres páginas, rastrea sus historias de la era de plata o leas "Batgirl: Year One".

Lo que parecía ser una simple historia de relleno, donde Barbara tendría la oportunidad de relajarse en medio de la tormenta en la que se encuentra, se transformó rápidamente en una reveladora edición que cambia drásticamente la dinámica de Batgirl con su padre y deja un futuro incierto en las aventuras de nuestra heroína.

En la primera mitad del comic, Barbara pasa la noche en una cita con Ricky, el ex criminal que tiene maripositas en el estómago por ella. Bailan, le patean el trasero a un par de rufianes y comen tamales en una escena estereotípica de la familia latina de Ricky. Todo lindo y bonito hasta que el comisionado Gordon la cita la estación de policía para forzarla a tomar un arma y disparar en un campo de tiro. Barbara obviamente no está cómoda con la situación, y sospecha que su padre sospecha.

En la segunda mitad… es donde las cosas toman un giro inesperado. Gordon sentado en el techo de la comisaria con la Batiseñal encendida espera la llegada de Batman. Pero esta no es una cita habitual entre el policía y el Encapotado. En lo que Bats aparece Gordon le deja clara sus intenciones de capturar y eliminar a Batgirl del juego súper heroico para siempre, por lo que le hizo a James, Jr.. Primero le pide ayuda a Batman y después directamente le dice que no se meta en su camino, cuando Bats intenta relacionarse con él comparando su perdida con la de Damian ¡POW!


Gordon le deja ir un puñetazo directo en la quijada ¿Por qué? Por arrastrar a su hijita a ese mundo de perdición y no tener la tés para decirle "no" y evitar arruinarle la vida ¡Gordon sabe que Barbara es Batgirl! Esto es algo siempre se había insinuado pero nunca confirmado a lo largo de los diferentes cómics donde aparecía Barbara, pero Gail Simone corta el jugueteo y lo declara estrafalariamente. Ahora es momento de esperar para saber cómo el Comisionado Gordon descubrió el secreto de su hija y qué medidas va a tomar contra Batgirl estando al tanto que es alguien tan cercana a su vida.

¿Y en cuanto a Ricky? Entiendo lo que Simone intenta hacer, quiere darle un interés amoroso a Barbara que se relacione tanto con su identidad secreta como con el turbulento pasado que dejo atrás. Alguien que en verdad la entienda pero a la vez le apoye. Solo esperemos que lo maneje con delicadeza.

El arte de Fernando Pasarin no es mi copa de té, pero no puedo negar lo atractivo de su violencia, y violencia, pues se ha vuelto una de las promesas constantes de esta serie.

"Batgirl" #22 ha cambiado las reglas del juego, si está al tanto de las consecuencias que dichas acciones tendrán es algo que tendremos que ver. ¿Y donde esta es liga de súper villanos de Batgirl que me habían prometido? ¿Eh?

3 Batcomentario/s:

artemisa wayne dijo...

muy buena reseña!!! Es uno d los mejores comic desde el reinicio! Aunq no creo q gordon sepa... El nunca dañaría a barbs... Pero como van las cosas cualquier cosa pde pasar! Espero el prox comic!! Muy buen blog!!

Bruce Wayne dijo...

Una pregunta, no se dieron cuenta que en este comic ricky no era mocho ? Recordaba que le faltaba una pierna! Error del dibujante o que ?

Lichu dijo...

BRUCE: NO RECUERDO CÓMO, POR QUÉ NI EXACTAMENTE CUÁNDO (PORQUE HONESTAMENTE LEO LA SERIE PERO NO LE PRESTO LA SUFICIENTE ATENCIÓN), PERO SI SÉ QUE EN ALGÚN MOMENTO RICKY RECIBIÓ UNA PIERNA ORTOPÉDICA. FIJATE QUE TIENE QUE HABER SIDO MÁS O MENOS DENTRO LOS ÚLTIMOS CINCO NÚMEROS.

¡BATISALUDOS!

--L!€#U--