¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 16 de agosto de 2013

Reseña: "Batgirl" #23

"Batgirl" #23 dispara el arco argumental “Wanted” en el que aparentemente, todos los cabos sueltos de la vida de Barbara Gordon convergirán en una trama cuyo desenlace no puedo pronosticar. Gail Simone ha apostado por poner todos sus huevos en una sola canasta, en lo cual parece que será el capítulo más duro de la vida de Batgirl hasta el momento.

A como el título de la historieta nos afirma, la historia empieza con el comisionado Gordon tras la pista de Batgirl, entrevistando a la filántropa Charise Carnes, mejor conocida como Knightfall, la vigilante asesina criminales a la que Babs se enfrentó hace unos meses. Este prologo establece las piezas en el juego para los números venideros, reintroduciendo a esta villana y sus compinches en la historia y poniendo a Gordon en el camino hacia Ricky Guitierrez, un ex criminal que cayó en las garras de Knightfall y fue salvado por Batgirl, volviéndose el interés amoroso actual de la chica.

Mientras su padre y su “casi” novio están a punto de encontrarse bajo los términos equivocados, Barbara comparte una tarde de compras con Alisya, su compañera de cuarto. Todo pinta bonito hasta que un par de punks comienzan a acosarlas. Barbara, siendo Barbara, les hace ver el error de sus maneras violentamente. Me parece genial por parte de Simone mostrar que Babs no está dispuesta a aguantar el machismo diario de un par de pendejos solo porque es costumbre por parte de los hombres, pues no hay que soportar ese tipo de comportamiento bajo ninguna circunstancia. Lo que le critico es que lo hiciera con una versión tan estereotípica de los punks en sí, ambos andaban mohawks y uno ni siquiera tenía una camisa puesta. Me parece otro ejemplo más de los medios encasillando a las subculturas que no comprenden.

El encontronazo entre Gordon y Ricky toma un giro inesperado cuando los criminales del número pasado llaman a Ricky y lo amenazan con freírle la cabeza a su hermano con una súper arma si no se entrega. En el momento que Ricky intenta ir por su hermano, Gordon entra en escena, pero Ricky lo esquiva y se dirige con arma en mano a saldar cuentas con los rufianes. Al darse cuenta de esto Barbara (quien ya no usa el traje de Batgirl por razones de moral) se viste de negro y va tras la pista del chico. Gordon, la policía, Ricky y Barbara se encuentran dentro de la bodega abandonada donde los criminales esperaban, dichos criminales se llevan un paliza por parte de Babs, pero Ricky está listo para llevar las cosas al extremo con su arma... ¡Y BLAM! Otra arma se dispara, la del comisionado Gordon. ¿Y a quién impacta? A Ricky.

Aunque Fernando Pasarin sabe cómo dibujar acción dinámicamente, las proporciones de sus personajes son desorbitantes y lo que es peor, sus rostros son grotescos. El tipo no puede dibujar una cara decente ni que este a punta de arma, solo vean:


"Batgirl" #23 es un número entretenido si has continuado hasta este punto en la serie ya que trae de vuelta elementos de arcos pasados. Pero el arte de Pasarin es una constante distracción. Con otro dibujante este podría ser un numero más prometedor, y no me tomen a mal, ya lo es.

1 Batcomentario/s:

Stefan-no dijo...

Aparte de la serie regular de batman de snyder este es la q mas me entretiene y espero. Yo quiero ver la charla del comi cn babs cuando le diga lo de ricky. Si es que ella escapa ahora de alli. O a menis q ella se desenmascare dejando su identidad al descubierto