¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 23 de agosto de 2013

Reseña: "Red Hood and The Outlaws" #23

Como es costumbre en las reseñas que escribo para esta serie, suelo empapar estas líneas con un gran pesimismo sobre el futuro de la entrega. Pero, para todos los lectores que están cansados de ese formato tan depresivo, hay buenas noticias: en esta oportunidad, las páginas arrancan con un nuevo enigma y posteriormente se desata un torbellino de acción. Si implorabas dinamismo y movimiento en la serie, las buenas nuevas continuan. En su entrega número 23, el cómic de los chicos malos del Universo Dc, entrega secuencias de acción bastante explosivas, protagonizadas principalmente por nuestro querido Roy Harper, a.k.a Arsenal. Con aderezos de su característico sentido del humor, el ex- pupilo de Green Arrow es el centro de atención de más de la mitad de las páginas de este cómic. Además, todo parece que se direcciona en el que, al parecer, es el conflicto resolutivo de la trama. Esperemos seguir sacando seis en nuestros dados.

Todo parte con una conversación entre los Untitled, quienes, con cierto orgullo, destacan el trabajo de Arsenal en su cruzada personal para rescatar a Jason. Incluso se sienten un poco mediocres al delegar todas sus malignas responsabilidades a un simple ser humano; una sensación que, personalmente, como lector también tenía: ¿no parece un poco extraño que los representantes de la maldad asboluta -unos más para la colección del Universo DC- manden a un simple humano a derribar los muros de una ciudad sagrada, plagada de mortiferos asesinos?

Fuera de lo que se podría llamar como "líneas narrativas pretenciosas", lo interesante de la primera secuencia es que se nos presenta una nueva interrogante. Sí, porque un humano (o humana) con su rostro cubierto, acompaña a los Untitled en su breve reunión. ¿Qué implicancia tiene este personaje en las labores de los portadores del mal supremo? Es un misterio. Lo que a mi juicio no es misterio alguno, es que este personaje será un rostro conocido en este universo superheróico: sin embargo, quizás es muy pronto para especular. (Para eso están los fieles comentaristas de esta serie).

Pasamos a la acción con Roy Harper, quien una vez adentro de 'Eth Alth' Eban, se enfrenta en solitario ante un ejercito de Man-Bats y asesinos a pié, desplegando lo mejor de los gadgets que su alocada mente puede crear. Los dardos disparados por el Arquero Carmesí (en realidad disparados por unas bolas-robot-voladoras a las que nuestro héroe les tiene un afecto casi paternal) dejan fuera de combate a los hombres-murciélago-mutantes, dándole el paso al extravagante December Graystone. El asesino intenta sobrepasar los escudos del joven héroe, mas finalmente se topa ante una resistencia mágica en los ropajes de Roy, que no es ni más ni menos que sal inpregnada en ellos. Interesante tenerlo en cuenta la próxima vez que, indiscriminadamente, tiremos la sal que se escurre del salero, ¿no? Finalmente, el arquero se deshace de December congelándolo, con tecnología propia de Mr. Freeze.

Es el turno de Cheshire, quien no alcanza a hacer mucho hasta que Arsenal le aplica un shock eléctrico en su muñeca, lo que genera un descalabro en las teletransportaciones de la asesina, enviándola quién sabe a dónde. Posterior a esta "batalla-coqueteo", Roy saca la artillería pesada -literalmente- y apunta a "El Pozo de los Pecados", que, como bien vimos en el número anterior, se trataría de la madre de todas las Fozas de Lázaro, además de el secreto más íntimo de Ra's Al Ghul. El intento de disparo es interrumpido por Jason, quien se interpone en la trayectoria del proyectil, intentando razonar y argumentando que el jocoso héroe no tiene idea de con lo que está lidiando.

Starfire aparece en escena y, con el dolor de su alma, ataca a su amante de rojo. Sin embargo, la heroína queda a merced de Force, quien, con la fuerza de gravedad como su principal aliado, deja fuera de combate a la Alienígena. Asimismo, Roy queda a merced de Jason y la Liga, quienes lo aporrean dejándolo con el rostro hecho añicos. No puedo evitar saltarme el conducto regular de las reseñas -usualmente la mierda para Gopez viene al final- y plantear la siguiente duda:  ¿El rostro de Roy quedó así por la paliza de la Liga de los Asesinos o porque Julius Gopez es un gran @#de@#!!? Es que ver a el buen Arsenal con una cantidad gigantésca de botox en sus labios, de una manera groseramente desproporcianada con el resto de su cara, es, por llamarlo de una manera delicada, repugnante. ¿En qué estará pensando nuestro artista estrella? Realmente creerá que esa falta de respeto por la anatomía humana será ignorada por los lectores de esta serie? En fin.

Quedando súmamente malherido y con sus últimas fuerzas, Roy saca una pequeña ballesta de carga explosiva, disparando hacia el Pozo de los Pecados y dejando al descubierto sus verdosas aguas. Los asesinos se escandalizan por el daño causado a su patrimonio, y no dudan en demostrar sus intensiones de matar al arquero, pero son detenidos con Jason, quien se compromete a liderar la defensa de la ciudad sagrada ante los Untitled, siempre y cuando su amigo (o los retazos en la memoria de lo fue un amigo) permanezca con vida.

La presencia de los villanos definitivos es detectada, y los defensores de 'Eth Alth' Eba deben prepararse; una misteriosa voz -probablemente el espíritu de Ducra- indica a Jason que tome las All Blades, espadas sagradas que, para sorpresa de Lady Shiva, se materializan de la nada. La presencia de una entidad misteriosa, a favor de el ex Robin, es notada por Bronze Tiger, quien le pregunta a Jason si efectivamente será así. December Graystone insiste en que, si habrá ayuda, que sea pronto. Finalmente The Untitled hacen su aparición en su forma más fantasmal, dejando a La Liga de Asesinos con una tremenda batalla por delante. Fin.

Como indiqué al principio, este número tuvo mucho más acción, y aunque la relación entre los outlaws no deja de dar tumbos y más tumbos, parece que todo se ha alineado para una batalla definitiva entre los buenos y relativamente malos, contra los malos absolutos. ¿Veremos a alguien caer en esta última disputa? Es probable.

Otra interrogante que surge es quén puede ser la presencia humana que acompaña a los untitled. En el annual y la entrega número 21, vimos como la misteriosa figura de Hugo Strange era una interrogante con potencial. Les apuesto que muchos pensaron "¿qué habrá hecho este tipo en la mente de Roy?", casi comparándolo con un ataque mental al más puro estilo Dr. Hurt. Sin embargo, en el 21, lo vimos arrancando como un niñito, develando, en realidad, que nuestro buen James Tynion IV tiene una necesidad enorme de incluir personajes sin profundizar mucho en sus motivaciones. Eso último es a título personal, y lo digo a pito de que realmente me había entusiasmado con la interrogante de Strange y que, como consecuencia, espero que este misterioso personaje sea efectivamente un real misterio.

Y no puedo volver a mencionar a mi buen Julius Gopez, con quién ya he tenido demasiadas concesiones en mis reseñas. Solo me limitaré a decir que quiero que una bomba nuclear le caiga en su cabeza cuanto antes: sus trazos se han limpiado con la ayuda de un entintador, es cierto, pero no deja de ser un pésimo artista para esta serie. Lo de los labios de Roy fueron la gota que rebalsó el vaso y en eso, si me disculpan, quiero ser lo menos objetivo posible: Gopez me tiene harto, creo que es uno de los grandes problemas de esta serie.

¿Conclusión final? El guión parece llegar a un importante cierre, y la serie tiene algo más de acción, lo que no deja de ser interesante. Es el momento de resolver ciertas cosas, cerrar ciertos ciclos, cortar ciertas cabezas (por favor que sea la de Gopez) y volver a reunir a los Outlaws, como buenos compañeros forajidos que son. Al menos a mí, eso me gustaría. ¿Y a ustedes?

3 Batcomentario/s:

Adán Velasco dijo...

La verdad me esta aburriendo muchísimo esta historia, los 'giros' son predecibles y la historia llena de cliches. Los asesinos son personajes insoportables y sin gracia (en serio, parecen salidos de un fanfic), Kory paso de ser la fuerte del equipo a la patiño que siempre es derrotada para demostrar lo malos que son los enemigos, Roy sigue pareciendo un rechazado de los 90 pero lo peor de todo es que le quito toda clase de agencia a Jason. Ahora no es nada mas que una marioneta incapaz de tomar sus propias decisiones.

kaelthas dijo...

lo q mas me sorprendio de la historia es q ahora jason tiene poderes misticos, por lo menos la capacidad de materializar espadas magicas como son las all blades!!!!

por lo de mas solo espero que el proximo cap se por fin el final de todo este asunto del all castle por fin y se pase algo nuevo claro q tmb recupere sus recuerdos jajaja

claro q cheshire se una al grupo es algo q deseo con toda el alma desde la prinmera vez q aparecio, cheshire+roy= lian!!!!!!!!!

artemisa wayne dijo...

lo amé!! Uno de los mejores números desde el reinicio de los outlaws!! Ademas de ver a chashir y roy juntos!!! Al final parece q hay relación con batman y robin del mes de los villanos! Espero si!! Muy buena reseña!!
saludos :)