¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 4 de septiembre de 2013


Bienvenidos un miércoles más a Batman y los videojuegos, la sección en la que por un rato nos olvidamos de tanta viñeta y tanto rollo editorial para adentrarnos en el mundillo de los videojuegos basados en nuestro pirado con mallas favorito.
Si recordáis bien (y si no, aquí os dejo un enlace bien majo), en nuestra última entrega desgranamos el simpático Batman: The Brave and the Bold para Wii. Desarrollado por esos artistas del píxel que son los chicos de WayForward (Contra 4, DuckTales Remastered), la versión para la blanquita de Nintendo era toda una oda tanto al espíritu camp de la serie, como a los juegos de Super NES y Mega Drive/Genesis del personaje.
Sin embargo, lejos de quedarse ahí, en WayForward decidieron crear también una adaptación del juego para Nintendo DS, la excelente portátil de pantalla doble y que tantos buenos ratos nos ha dado (y en el caso de un servidor, sigue dando).
Esta versión cuenta obviamente con limitaciones respecto a su hermana mayor (menor capacidad gráfica y la imposibilidad de juego cooperativo), pero cuenta con muchas otras bazas en su haber. Seguid leyendo para descubrir qué nos ofrece esta nueva encarnación de Batman: The Brave and the Bold.
Como en el título anterior, estamos ante un plataformas con aires de beat’ m ‘up, aunque en el caso que hoy nos ocupa, se ha potenciado más aún el rollo plataformero por encima de la acción. ¿Y cómo es eso posible? Pues gracias a la cantidad de héroes que podemos utilizar en la aventura, que cuentan con habilidades especiales y con las que nos las tendremos ingeniar para superar todos los obstáculos que encontremos por el nivel. Para los más viejos del lugar, una comparación con el clásico Lost Vikings de Blizzard puede ser algo muy acertado. Por ejemplo, si con Batman no podemos cruzar por un determinado sitio, quizás gracias a las habilidades de Aquaman o Platic Man, podamos solucionarlo todo en un periquete. Cada héroe es indispensable para un determinado tipo de problema, y para cambiar entre uno y otro tan solo tenemos que pulsar en la pantalla táctil.


La lista de ayudantes del Murciélago va desde los citados Aquaman y Plastic Man, pasando por Shazam, Green Lantern, Green Arrow, Red Tornado, Blue Beetle, Jonah Hex (¡oh, sí, nena!) y hasta… Batmito. Tal y como lo leéis, queridos lectores. Este incordio de personaje estará disponible si tenemos tanto la versión de Wii como la de Nintendo DS, por lo que seguro que algún coleccionista ultra nerd tratará de hacerse con ambas sin pensárselo dos veces.
Respecto a los villanos, también contamos con caras conocidas y otras más esperpénticas. De este modo, a los siempre presentes Joker, Catwoman y Bane, se unen en esta ocasión espantajos como Gorilla Grood, Ocean Master y Gentleman Ghost.
Al comienzo de cada uno de los siete niveles disponibles, se nos presenta un villano al que perseguir, para posteriormente presentarnos la zona en todo su esplendor. A partir de ese momento es cuando Batman deberá sacar todo el partido posible de sus compañeros y habilidades, siendo un juego más desafiante en este sentido que su homólogo de Wii (tampoco llega a ser desesperante, pero algunos momentos se hacen de rogar, algo que satisfará a los amantes de los videojuegos retro).


Al igual que en Wii, podemos potenciar nuestras habilidades y armas en la Baticueva, por lo que el apartado de acción no ha sido del todo abandonado. Podemos hacer combos rápidos, emplear los más que conocidos gadgets del Encapotado y hasta invocar temporalmente al otro héroe que nos acompaña para realizar un devastador ataque en equipo. Esta última habilidad nos será de lo más útil en los gigantescos jefes finales, que suponen el broche de oro al juego.
Una vez terminada la aventura principal, contamos con varios modos extra con los que seguir alargando la vida útil del cartucho, algo que se agradece en estos tiempos de juegos “de usar y tirar”. Se trata del apartado llamado Retos, con numerosos minijuegos que van desde los clásicos Boss Rush (acabar con todos los jefes finales seguidos y con una única vida), a completar los niveles enteramente con personajes que no sean Batman o  a través de rutas alternativas. Por último, si queréis aún más, siempre podéis completar nuevamente la aventura principal en otros niveles de dificultad superiores, siendo el último de ellos un auténtico desafío a la altura de los juegos en 8 y 16 bits.


El diseño de los niveles y los sencillos controles son otros apartados a favor de Batman: The Brave and the Bold  en su versión portátil. Todo esto hace que nos encontremos ante un título redondo que injustamente pasó desapercibido ante el boom Arkham Asylum y su secuela. Un servidor no dejará de insistiros en que, si tenéis una Wii o una Nintendo DS, probéis estos dos magníficos plataformas de corte retro, puesto que no solo son una delicia a nivel visual, sino que como juegos de plataformas bidimensionales se encuentran dentro de lo mejorcito que ha parido el género en los últimos años. Así que sin más dilación, un servidor se marcha para darle caña al juego de nuestra próxima entrega. ¡Hasta dentro de quince días, batifamilia!

0 Batcomentario/s: