¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 15 de septiembre de 2013

 "Disparame"

 Guión: Matt Kindt

 Dibujo: Neil Googe

 Les voy a ser sincero, desde que comenzó toda esta movida de The New 52! me pareció que muchos personajes habían evolucionado, e involucionado, pero para bien, aunque claro, en todo hay al menos una excepción, no importa el rubro ni de lo que se trata, y personalmente a mi me parece que Harley Quinn es una, ojo, sacando mi opinión personal he decir que es una gran intención de independizarla del Joker, darle una personalidad más clara y solida, pero a mi directamente me sacó el interés, pues no es la esencia.

 Aunque aclaré que esa es una opinión personal, este número va por ese lado y Harley se plantea alguno de estos puntos. Por lo que sin  más rodeos, sin perder más tiempo, vamos directamente a la reseña de Detective Comics #23.2: Harley Quinn, en el marco del segundo aniversario del reboot.

Spoilers a continuación.

 Harley Quinn, cansada del Suicide Squad, la movida organizada por el Sindicato del Crimen y todas esas cosas que anduvo viviendo últimamente, vuelve a Gotham para reencontrarse con sí misma, con su vieja y clásica personalidad. Mientras que ella se hace ese debate, vamos viendo partes de su cruel y estructurada infancia que la llevaron, aunque solo sea un grano de arena en un desierto, a ser lo que es hoy. Por eso mismo, estudió y fue a trabajar como psiquiatra en Arkham, la forma que buscó para relacionarse con los pacientes, y con el Joker principalmente, se convirtió en uno de ellos, se infiltró entre los locos para poder entenderlos, como se sienten, y por qué hacen las cosas, ponerse en sus zapatos.

 Solo era cuestión de tiempo para que se le vaya de las manos todo y que el personaje la coma, el Joker la tire en un tanque de desechos tóxicos y la tez blanca forme parte de ella. Entre recuerdos y locuras nuevas, Harley parece decidida a volver a Gotham City, hasta que Deadshot aparece para invitarla a la acción, para volver a "trabajar" nuevamente en el Sqaud.


 Harley está en una clara evolución, aún ni ella sabe quien es, y está bien. A pesar de que a mi no me termina de cerrar, lo digo otra vez más, es lo que opino YO, en realidad aplaudo a DComics por intentar de no estancar a esta villana eternamente en el mismo lugar y un reboot era la perfecta ocasión para darle un giro de 180° grados que nunca convencerá a todo el mundo, pero son esta clase de decisiones arriesgadas que necesita tomar más a menudo la editorial.

 No tengo el placer de haber leído otros trabajos de Matt Kindt, pero acepto que su escritura es muy entretenida e intensa, nunca es muy fácil escribir un guión que no siga una línea de tiempo seguida, está lleno de flashbacks y hasta se puede tornar confusa, pero él lo supo manejar de la manera correcta. En cuanto Neil Googe, su estilo me hizo acordar bastante a Dustin Nguyen solo que con un toque más "cartoon", sin ser nada del otro mundo, es agradable a la vista.

 En fin, amigos y amigas, ésto fue todo por hoy, pero en la semana seguro nos estaremos leyendo con una reseña o un informe de Batman vs. Superman, ¿quién sabe? Así que no me extrañen y cuídense. ¡Jokersaludos!

0 Batcomentario/s: