¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 11 de diciembre de 2013


¿Creíais que todos los juegos de Batman paridos en los últimos años eran genialidades que no bajaban del notable? Esperad a leer nuestra entrega de hoy de Batman y los videojuegos, dedicada a una de las cutradas más extravagantes del pasado 2012: ¡Gotham City Impostors!
Nos encontramos ante una idea descabellada desarrollada de forma aún más absurda, que homenajea  al tema de los imitadores de Batman y el Joker que hemos visto en ocasiones en las viñetas. Tomando esta premisa nos encontramos con una Gotham abandonada por Batman, por lo que un grupo de idiotas disfrazados con delirios de grandeza toman el relevo del Murciélago para hacer frente a su vez al desquiciado club de fans del Joker. Y todo el mundo cuenta con toneladas de armas. Fin de la historia.
Todo en Gotham City Impostors tiene una estética ridícula y capaz de sacarnos una sonrisa, aunque desgraciadamente el aspecto jugable de su propuesta hace que esta vaya poco a poco difuminándose según pasa el rato. Y es que nos encontramos ante el enésimo shooter multijugador en primera persona en el que empleamos todo tipo de armas y cacharros estrambóticos. O lo que es lo mismo, nos encontramos ante un refrito más de Team Fortress 2, Call of Duty o Battlefield pero con una estética que parodia al universo de Batman.


A ello no ayuda el que solo haya cinco mapas disponibles (si queréis el resto, no tenéis más que pagar por deleznables contenidos descargables) y los modos de juego de toda la vida: Deathmatch y Capturar la Bandera. Es cierto que hay algún que otro añadido en este último, como el control mental que pueden sufrir los que van perdiendo. Este y otros toques de humor son los que logran aligerar la experiencia de un producto bastante pobre y del que nos aburriremos a las pocas horas.

Los aspirantes a héroes y villanos utilizan una gran gama de armas para desbloquear, desde rifles de asalto estándar y escopetas, pasando por arcos y hondas explosivos. Además, los jugadores pueden elegir un arma y un gadget especial, como shurikens, granadas, hachas, garfios, patines de ruedas, suelas de goma para saltar más alto o escáneres para marcar a los enemigos en el mapa. Escoger el gadget adecuado es algo esencial si queremos triunfar en estos disparatados enfrentamientos.

Al ganar experiencia y subir de nivel seremos capaces de seleccionar habilidades especiales, nuevos trajes, monedas para personalizar a nuestro espantajo con mallas… Todo a priori suena bastante bien, pero a la hora de la verdad, su puesta en práctica resulta bastante deficiente.


Por ejemplo, una sola prenda de ropa de todo un traje, puede costar entre 100 y 400 monedas. Teniendo en cuenta que la media del ganador de una partida es de 20-30 monedas, echad cuentas de cuánto hay que jugar para progresar realmente.
Lo mismo ocurre con los puntos de habilidad para gastar en nuestros personajes: tardan mucho en conseguirse y hasta que no tenemos muchos no notaremos un avance significativo, algo que nos aburrirá a las primeras de cambio si tenemos en cuenta que solo hay cinco mapas disponibles con el juego.

Toda esta lenta progresión tiene su razón de ser… al menos en una de las plataformas en las que está disponible el juego. Si tenéis un PC, podéis disfrutar de Gotham City Impostors de forma totalmente gratuita, con micropagos con los que aligerar la lentitud de la que os hablaba... mientras que en la versión de consolas la versión gratuita brilla por su ausencia. De este modo nos encontramos ante un juego que toma las políticas de los juegos F2P pero solo los adopta en uno de los sistemas en los que está disponible. Los responsables de marketing de Warner y Monolith aquí no estuvieron muy avispados, la verdad.

En definitiva, Gotham City Impostors es un juego mediocre, solo recomendable para echar alguna partida rápida si no tenéis alguna otra propuesta similar. No solo no hace justicia a Batman y al Joker, sino que como juego de acción es bastante regulero y con una política de negocio nefasta en consolas (de hecho, solo os recomendaría probarlo en PC). Una auténtica lástima, ya que podría haber dado lugar a un juego de acción realmente divertido, con personalidad propia y basado en dos de los iconos más grandes del cómic universal.


No todo iba a ser genialidad tras genialidad en los videojuegos actuales de Batman. Afortunadamente en nuestra próxima entrada contamos con el regreso de LEGO a nuestra sección, lo cual es siempre sinónimo de calidad. ¡Hasta la próxima, batifamilia!

0 Batcomentario/s: