¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 31 de marzo de 2013

Durante este fin de semana se realizó la edición anual de la WonderCon y, como no podría ser de otra manera, hubo varios paneles donde se comentaron distintos aspectos sobre lo que se vendrá próximamente en el Universo Batman y en esta entrada los repasaremos.

Por razones obvias, lo más destacado fueron las declaraciones de Snyder sobre "Batman: The Zero Year". El autor aseguró de entrada que lo que pretenden hacer es abordar ideas viejas de nuevas formas, pero admite que en un principio pensó en la posibilidad de rebootear por compelto "Batman: Year One". Dijo que "podría reescribir 'Year One' para ustedes y decir 'todo lo que pasó, pasó' y hacer una pobre imitación [de la historia] o podríamos tratar de hacer algo jodidamente nuevo, así que trataremolos de darles un origen que nunca han visto, personajes que nunca han visto, momentos que nunca han visto, tecnología que nunca han visto y una Gotham que nunca han visto antes!". Con estas palabras, el guionista nortamericano quiso dejar en claro que, si bien habrá diferencias respecto a "Year One" dado el cambio de continuidad y las distintas historias que se vienen desarrollando desde iniciados los New 52, los elementos claves del relato realizado por Miller y Mazzucchelli quedarán intactos.


Portada de "Batman" #22 por Capullo y FCO.

Por otra parte, Snyder le comentó al público que Greg Capullo renovó recientemente su contrato con DC, en el cual se estipuló que el dibujante podría dibujar a Batman y solo a Batman por todo el tiempo que quisiera. Como si esto no fuera suficiente, también puso sobre la mesa la posibilidad de que ambos sigan colaborando más allá del #40 de la serie, lo cual sin dudas son muy buenas noticias ya que son uno de los dúos creativos más talentosos y aclamados de la actualidad.

En lo que a Harper Row respecta, aseguró que el personaje no fue creado con el propósito de ser la próxima Robin sino para aportar un punto de vista distinto sobre Gotham y dijo que ocupará un gran lugar en la mitología que él está creando para el Bativerso. Como dato extra, también comentó que el personaje aparecerá próximamente en el "Detective Comics" de John Layman.

Otro que también adelantó cosas muy interesantes fue James Tynion IV. El ex-alumno y ahora colaborador de Snyder confirmó que efectivamente Bane aparecerá en "Talon" #7 y esto traerá grandes repercusiones para el Bativerso. En primer lugar, aseguró que lo volverán a establecer como un personaje icónico y que expandirán su mitología y su trasfondo personal, mientras que su conexión con la Court of Owls será explicada en el back-up de diez páginas que hizo con Mikel Janín en "Detective Comics" #19/#900 y podremos leer la semana que viene. A su vez, dijo que al usar a Bane uno no puede simplemente hacer una historia breve y apurada, por lo cuál su aparición en la vida de Calvin Rose también será motivo de preocupación para Batman, quien poco a poco está comenzando a integrarse en esta serie al punto de que muy pronto se conocerán oficialmente.


Portada WTF de "Talon" #7 por Guillem March y Tomeu Morey.

Sobre "Red Hood and the Outlaws", el joven escriba dijo que su objetivo es contar historias que sean profundamente personales para los protagonistas y enfrentarlos con distintas figuras de gran importancia provenientes de su pasado siguiendo las ideas delineadas por Scott Lobdell durante su run. Para los fans que están preocupados actualmente por la condición de Jason Todd, Tynion IV dijo que ya desde la primera página del #19 quedará en claro cuál será el status quo del personaje, pero que pretende contar historias de importancia desde lo emocional más que desde lo físico. Asimismo, adelantó que tras lo sucedido con el Joker, Jason volverá al All-Castle para tratar de encontrar alguna forma de poder seguir con su lucha y superar todos los problemas que se le han presentado recientemente pero, como es de esperarse, las cosas no saldrán como el ex-Robin lo había planeado en un principio.

Jimmy Palmiotti, por su lado, dijo que planea introducir al nuevo Batwing en el #20 y que será un personaje muy cercano a la Bati-familia (mi apuesta es que se trata de Michael Cane). El autor además espera que el trabajo que está haciendo con Justin Grey sea del agrado de los fans y además adelanta que el villano Lion-Mane volverá al Universo DC y que este Batwing viajará por todo el mundo.


Portada de "Batwing" #20 por Ken Lashley.

John Layman, guionista de "Detective Comics", simplemente se limitó a decir que la gente se sentará y se divertirá por un largo rato leyendo las ochenta páginas del #19/#900. "Realmente estoy muy orgulloso [del número]", comentó. "Hermos estado construyendo esta historia del 'Emperor Penguin' durante mi primer arco  y el mentado número nos lleva directo a la épica conclusión".

Tras la revelación durante el final de "Nightwing" #18, Kyle Higgins dice que Dick Grayson únicamente había planeado ir a Chicago para detener al hombre que había asesinado a sus padres, pero que a lo largo del próximo gran arco de la serie tiene pensado construir una gran mitología super heróica centrada allí, así como también plantear el misterio de quién mató a todos los enmascarados de dicha ciudad, incluyendo a Ether y Ghost Walker, los Batman y Robin de Chicago.


A la izquierda, portada de "Batman Beyond" por Sean Murphy. A la derecha, la Batgirl del futuro por Annie Wu.

Asimismo, también fue revelado que Higgins y Thony Silas serán el nuevo equipo creativo responsable de la serie digital "Batman Beyond". El guionista comenta que "su abordaje del título está diseñada para explorar la próxima etapa en la vida de Terry [McGinnis]. Nuestro primero número comienza luego de un pequeño lapso de tiempo donde ciertas cosas han cambiado", asegura. "Terry está en la universidad ahora, él y Dana [Tan] ya no se hablan, la relación entre Terry y Barbara (la Comisionado Gordon) y nuestra historia se desarrollará mediante los ojos de un gran asesino en Neo-Gotham". Sin embargo, antes de que la etapa de Higgins y Silas comience, Scott Peterson y Annie Wu introducirán a la Batgirl del futuro, quien aparentemente tendrá una buena relación laboral con la mentada Comisionado y cuyo arco iniciará en Julio.

Finalmente, en relación al Batman de Tierra Dos, James Robinson dijo que será una gran pieza dentro de este mundo y dentro del DCU en general ya que será un personaje permanente. Sobre su identidad, aseguró que no será alguien nuevo sino que en vez de eso será alguien muy relacionado a la mitología del Bativerso (aquí apostaría por Jason Todd, Jean Paul Valley o el Comisionado Gordon). Una de las cosas que muchos han estado comentando tras ver las primeras imágenes del personaje es que su apariencia recuerda bastante al Batman de "Flashpoint", por lo que el autor se encargó de asegurar que este Encapotado no matará sino que se especializará en todo lo que es tecnología, para poder permitirle tener una mayor ventaja sobre sus enemigos y conocer sus puntos débiles.


Para ver más imágenes sobre el Batman de "Earth 2", click acá.

Y hasta aquí llegamos tanto por hoy como por el mes de Marzo. Espero que hayan disfrutado de este breve resúmen de noticias y prepárense que el próximo fin de semana se vendrá una edición recopilatoria de "Explorando otros Universos". ¡Buen comienzo de semana y mes para todos!


Fuentes: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6

sábado, 30 de marzo de 2013

Finaliza Marzo dejando atrás el luto por la muerte de Damian y permitiéndole a los principales miembros de la Batfamily seguir adelante con sus vidas. Después de todo, el show debe continuar.


"Batman, Incorporated" v2 #9: la tristeza y desolación en los ojos Bat-Cow, así como la leve sensación de alivio que Bruce encuentra en ella por recordarle a su hijo hacen que esta escena sea perfecta. Si, obviamente esto de la Bati-Vaca puede parecer algo tonto o ridículo de a momentos, pero eso no hace que su presencia y su relación con Damian tengan menos importancia.


"Batman: The Dark Knight" #18: realmente no se por qué pero el arte de Ethan Van Sciver sigue sin convencerme, aunque debo reconocer que esta página se ve estupenda.


"Talon" #6: a pesar de que Calvin Rose es obviamente el protagonista indiscutible de esta serie, los cameos de Batman siempre son de lo más interesante, en especial gracias a la forma imponente en que March y Morey lo representan gráficamente.


"Teen Titans" #18: este abrazo simbólico entre Tim y Damian, al igual que toda la secuencia inicial en este número, fue un gran momento que sin dudas dejó atrás su tremenda enemistad y nos brindó finalmente un poco de paz entre ambos. A su vez, también vale la pena destacar que esta ha sido la segunda gran escena emocional que Lobdell escribió magistralmente durante este mes.

Mañana, como saben, no habrá edición de "Explorando otros Universos", pero muy probablemente haga un breve resúmen de noticias sobre lo ocurrido durante la WonderCon en relación al Universo Batman, así que estén al tanto si es que les interesa. ¡Batisaludos para todos, amigas y amigos lectores!

viernes, 29 de marzo de 2013

"Red Hood And The Outlaws" #18

Saludos, mi nombre es Matías. Dados ciertos movimientos en el staff del Blog, de acá en adelante me encargaré de reseñar "Red Hood and the Outlaws". Espero poder ser un aporte para este consolidado grupo y, por supuesto, para los lectores; los que dan vida a este espacio.

Y ya que esta parece ser una época de cambios, el Bativerso no podía quedar al margen. Para muchos es una de las mejores noticias que se han dado respecto a los frecuentes enroques creativos: Lobdell abandona "Red Hood and the Outlaws", para ser remplazado por un mucho más confiable James T Tynion IV. ¿Qué nos traerá la llegada de este nuevo guionista, que por cierto, viene acompañado de un  dibujante que inspira idéntica confianza? Bueno, pues mucho para especular y posiblemente ya habrá un momento idóneo para eso. Por lo pronto, centrémonos en el gran final del viejo Lobdell.

En la entrega número 18 de una serie que ha sacado a colación conflictos sociales, alienígenas tiranos, lugares inmateriales, guiños a la espiritualidad del oriente y una psicodelia que a ratos marea, el escritor parece llevarnos a un tópico que había quedado un tanto relegado en las entregas anteriores: el plano de las emociones y los afectos. Comencemos:

En las primeras páginas, nuestro querido Jason parece encontrarse en un estado de suspensión en el espiritual plano de All Caste. Como Lobdell ya nos tiene acostumbrados, a través de una narración “en off”, el protagonista abre el relato. Generalmente esta narración comienza con Jason presentándose o presentando a su entorno y en esta entrega no fue la excepción (Si, ya sabemos quién eres, Red Hood). Luego de describir el somático rechazo al sueño provocado por sus “problemillas” familiares  y la abierta llaga de su muerte y resurrección, Jason se presenta y se cuestiona el por qué, tras lo acontecido en el último número , su escape mental lo lleva exactamente a esta fantasmagórica versión de All-Caste. Las respuestas vendrán enseguida, cuando la que fue su maestra, la poderosísima ancianita Ducra, se presenta ante él...pero con algo que no calza.

Resulta que Ducra en realidad era una proyección mental creada por Jason para representar al Joker. Una figura gigantesca que acecha el debilitado cerebro del Ex Robin y comienza a manipularlo sacando a flote filosas ironías y perversos recuerdos. Volvemos momentáneamente al plano de lo terrenal, donde en la Mansión Wayne, Alfred y Bruce (Otra vez presentados con narración en off, cortesía de la originalidad de Lobdell) acompañan a un Red Hood con la cara seguramente freída con el ácido del Joker. La preocupación de ambos mentores es evidente y discuten sobre si el herido debería estar en un hospital o quedarse en la Baticueva. La resolución a esa repetida discusión, bueno, no creo que sea siquiera necesario mencionarla en esta reseña. La discusión desemboca en un Bruce sintiéndose culpable por el trágico destino de su ex pupilo y, por supuesto,  un Alfred cuestionando tal culpa. (¿Alguien siente el aroma a estofado de clichés?)

Bruce le habla a su inconsciente compañero, deseando que algún día pueda dejar de preocuparse por él. Mientras el murciélago se martiriza, vemos un simpático flashback sobre el entrenamiento de, los, en ese entonces, Batman y Robin. Tiempos en que la fatalidad aún no se asomaba y las sonrisas aún podían existir en la Batfamily.

El enorme Joker mental continúa atacando a un atormentado Jason, quién afortunadamente descubre un cartucho de dinamita, con el cuál vuela grotescamente el rostro del Príncipe Payaso del Crimen que habitaba en su cerebro. Ahí es cuando Ducra vuelve a hacer su aparición y le señala una serie de enseñanzas que, a mi juicio, son el leimotiv de esta entrega. Básicamente, la anciana critica a Jason por el modo en que vive atado a su pasado; que le es imposible vivir su presente, como si estuviese en dos líneas de tiempo a la vez. Acompañando tal enseñanza que, paulatinamente, se va haciendo carne en la mente de nuestro héroe, imágenes mentales de sus amigos tumbados o muertos aparecen para subrayar el aprendizaje. Como toque final, Ducra compara a Red Hood con el mismísimo Joker, detonando una evidente reacción violenta en el primero.  Una batalla metafórica se desarrolla entre Jason y toda la Bat – Family, llevando al ex chico maravilla a asimilar el proceso poco a poco, argumentando que la única manera en que ha enfrentado su pasado es intentando destruirlo, pero que, finalmente, no puede  sobrellevar tal tarea solo.  Oportunamente, la figura de batman rescata a Jason de sus horribles pesadillas,  justo para confirmar la última conclusión de este sendero espiritual.

Ya finalizando la entrega, nos trasladamos a un nuevo flashback, esta vez nuestro protagonista viste el traje de Wingman (No me toques la continuidad Lobdell, o ya la vas a cagar) y esta vez es él quien siente una enorme culpa. ¿Por qué será todo esto?¿ Será esta página la razón por la que este título posee el banner de “Requiem”? Pues lo dudo mucho. Que Jason llore la muerte de Damian no me parecería raro, después de todo, es cada vez un sujeto más empático y mucho más si él mismo ha experimentado la muerte. Sin embargo, ver a Bruce consolándolo, siendo que es su hijo él que está muerto, me parece imposible. Por lo anterior, no me queda nada más que pensar que este título no debería tener el mencionado banner, porque se sitúa cronológicamente antes de la muerte de Robin. Eso, o el desastre de las continuidades es tal, que guionistas como Lobdell no pueden, simplemente, esbozar un relato coherente y respetuoso con el espacio tiempo.

La guinda de la torta de este número, como bien señaló Lichu en “Viñetas Destacadas” es, sin duda, el gran abrazo entre Bruce y Jason. Una imagen vale más que mil palabras, y tal gesto representa la redención de un Robin que volvió a la vida como un vigilante deshumanizado, desprovisto de la moral intachable que caracterizaba a los miembros de la Batfamily (hasta que llegó Damian a revolver el gallinero). Representa además, el perdón, posiblemente definitivo, de un mentor que con un gran esfuerzo fue capaz de otorgar una segunda oportunidad. El murciélago a punto de alcanzar la ventana, completa esta escena como una de las que probablemente será recordada y que, espero, represente un aporte narrativo del guionista a su sucesor.

Ahora bien, quedan ciertos cabos sueltos que me gustaría tratar. Primero que nada: ¿efectivamente Jason ha perdido el rostro, tras el despiadado ataque de su eterno verdugo? La portada del número 19 parece confirmarlo, pero, recordemos que las portadas suelen ser figurativas, no necesariamente literales. Básicamente me asalta la duda porque que te suceda algo así es para entrar en pánico y a pesar de eso, Alfred y Bruce se veían, con pena, pero bastante tranquilos. Además la tela que cubre el rostro de Jason, no parecía insinuar algo muy grave. En fin, esto es algo que sabremos el próximo mes.

El otro drama es la continuidad, que ya estoy cansado de criticar. Sé que toda la culpa no es de Lobdell y que Didio, junto con los idiotas de la DC, se llevan una buenísima porción de ésta, pero creo que las incongruencias entre esta serie y "Batman, Incorporated" son demasiadas. Es cosa de ver el número anterior y los cameos a Wingman y Redbird, situados en una brecha temporal inexistente. Algo similar ocurría con la conversación de este número entre Wingman y Batman. Si a todo eso le sumamos un crossover como Death of the Familly, apresurándose tanto, que chocó con el trabajo de Morrison, nos encontramos ante un desastre de proporciones bíblicas. La situación es tan alarmante, que bien podría realizarse una “Crisis en el Bativerso” en que las historias se dividan en “Tierra Snyder” o  “Tierra Morrison” y les aseguro, que por lo más ridícula e irónica que sea la sugerencia, sería más fácil entender a la línea Batmaniana de lo que es ahora.

Respecto al apartado gráfico de esta entrega, solo puedo aplaudir a  Tyler Kirkham. Lo psicodélico de sus trazos me fascina y considero cautivadora la interpretación que hace de los paisajes mentales de All Caste. Realmente, un crack.

En síntesis, nos encontramos a un cierre del trabajo de Lobdell bastante por sobre la media de sus logros. Una historia que, aunque esté repleta de clichés, es emotiva a niveles muy bien logrados. Es un relato sobre la superación, sobre alcanzar el Carpe Diem. Sobre como nuestros demonios internos adoptan la forma que nosotros les damos, moldeados por las vicisitudes que nos ha tocado vivir. Una historia de redención y de una eventual tragedia. Sin ser el cómic del año, es un adiós más que digno de parte del guionista: es el perdón del los personajes en el plano de las viñetas y el perdón de los escritores “complicaditos”, en nuestra triste y sin superhéroes, realidad.

Y ustedes, ¿derrotarán a sus propios demonios para dejar un comentario a esta reseña?

jueves, 28 de marzo de 2013

Como les dije cuando les mostré el adelanto de este número, la muerte de Damian Wayne a.k.a. Robin no será el último gran desafío físico y emocional que nuestro héroe tendrá que enfrentar antes de que concluya la gran épica Batmaníaca que Morrison viene narrando desde hace más de media década. En esta ocasión, puntualmente, nos enfocamos en lo que ocurre tanto inmediatamente después del fallecimiento del nuevo Joven Maravilla como al día siguiente, y es seguro decir que Talía/Leviathan aún tiene una gran ventaja por sobre el Encapotado y todos sus aliados. Debido a que la narración de este cómic se da paralelamente entre ambas líneas temporales, las abordaré según corresponda cronológicamente para hacer más fácil el entendimiento de los hechos durante esta reseña que, obviamente, estará plagada de spoilers. Están avisados.

Tras el final del pasado v2 #8, nos encontramos con Heretic desafiando a Batman a un combate que está convencido que ganará ya que, según asegura, es mucho más grande, rápido, joven y fuerte. Heretic ataca con la misma espada que usara para matar a Damian, perteneciente al ancestro más antiguo de la familia Wayne, pero Bruce la rompe fácilmente de un pisotón y entonces comienza un feroz combate mano a mano entre ellos. Mientras tanto, Dick Grayson se recupera de su combate previo y nota horrorizado el cadáver de Damian, con Ellie a su lado aún asustada y con el detonador de las meta bombas de Netz en sus manos. Cuando Heretic estaba a punto de romperle la espalda a Bruce con un cascote gigante, Nightwing lo ataca sumamente furioso, pero el malvado clon lo derriba nuevamente. Acto seguido, hace atravesar a Batman la entrada de Wayne Enterprises de un golpe y lo agarra nuevamente con intenciones de quebrarlo tal como hizo Bane en "Knightfall", pero entonces Tim Drake a.k.a. Red Robin le dispara con el tanque que estaba estacionado a modo de decoración en el lobby del lugar y obliga a que Heretic huya. Acto seguido, Dick toma el cuerpo sin vida de Damian y todos ellos se marchan rápidamente.

Al otro día vemos a Bruce, Dick, Tim y Alfred cargando el ataúd de Damian para enterrarlo en el cementerio familiar de la Mansión Wayne. Alentado por Dick, Bruce dice unas breves palabras en memoria de su hijo y asegura que su muerte será vengada. Cuando los jóvenes aliados se retiran, Alfred intenta consolar a Bruce pero éste le sugiere que se tome unas vacaciones, aunque obviamente el motivo de esta decisión de alejarse deriva del hecho de que Alfred permitió a Damian salir al campo de batalla desobedeciendo las órdenes sus y eso le causó un gran malestar. Al mismo tiempo que Alfred se aleja, Bruce asegura que la guerra que está arrasando con Gotham es entre nadie más que él y Talía. Curiosamente, las autoridades de la ciudad piensan algo muy similar ya que demandan la presencia pública de Wayne pues pretenden desmantelar la empresa multi-nacional anti-criminal conocida como Batman, Incorporated ya que Talía Al Ghul comunicó expresamente que la causa de sus múltiples atentados han sido a causa de nuestros héroes. Obviamente a esta altura ya podemos intuir que ese es el motivo por el cual Bruce termina preso en el flash-forward visto al principio del v2 #1. A partir de este momento, no solo la integridad pública de Bruce está en peligro, sino que el accionar de Batman y sus aliados en la ciudad queda totalmente prohibido. Mientras tanto, Talía y Heretic se encuentran en la por entonces tomada Torre Wayne, lugar donde éste último se auto declara como el nuevo Caballero Encapotado.

En Inglaterra, la nación está de luto tras la reciente muerte de The Knight también a manos del Heretic. Luego de una ceremonia emotiva durante su entierro, Beryl Hutchinson a.k.a. The Squire decide dejar de llorar acurrucada en posición fetal en su casa para pasar a ser la nueva Knight y a formar pareja con Dark Ranger, el Batman de Australia, ya que como vimos en el v2 #0 ambos han desarrollado una muy buena relación. Por su parte, el Primer Ministro británico evalúa distintos tipos de medidas para tratar de revivir a su héroe junto a su secretario, quien le indica que posiblemente puedan hacerlo por medio de un Pozo de Lázaro ya que, aparentemente, sigue habiendo por lo menos uno activo a diferencia de lo que se nos había dado a entender previamente. Interesante dato a tener en cuenta.

A pesar de que Bruce insistiera en que no quería a nadie más involucrado en su guerra contra Leviathan, Dick ahora lidera a la resistencia oculta de Batman, Incorporated. Escondidos bajo tierra, aparentemente en la Bat-Cave East, Nightwing, Red Robin, The Knight y Dark Ranger se comunican con El Gaucho, Chief-Man-of-Bats y Raven Red, Mr. Unknown y Nightrunner para informales sobre las meta bombas al rededor del mundo. Estando allí, Dark Ranger descubre un rastro de orina dejado por Jason cuando fue electrocutado, ante lo cual Dick indica que lo busquen enseguida y averigüen por qué es que The Hood desapareció y no puede ser localizado. Casualmente entonces pasamos a una locación secreta y vemos a Jason rodeado por un grupo de las adolescentes asesinas del colegio inglés St. Hadrain's visto en "Batman, Incorporated: Leviathan Strikes!", y frente a él vemos a una misteriosa figura femenina que a esta altura ya prácticamente podemos confirmar que se trata de la mismísima Kathy Kane.

En la Bat-Cave, Bruce se cura sus heridas, se maquilla para ocultar los moretones en su rostro y toma unos analgésicos para aliviar el dolor, para luego marcar a Damian como fallecido en la base de datos de la Bati-Computadora. Acto seguido se coloca el traje de Batman y acaricia a la Bat-Cow, mientras que de fondo en una pantalla se ven al ejército de niños asesinos y a los Mutantes causando caos por toda la ciudad, sumándose a la histeria general causada por el accionar de Talía. Finalmente nuestro héroe decide liberar toda su angustia, ira y dolor en forma de un grito desgarrador. Fin.

Pues bien, más allá de haber bajado considerablemente el ritmo de la acción y la emoción de prácticamente las ocho entregas anteriores, este número fue muy bueno y, como siempre, mantuvo un nivel muy satisfactorio que lo deja a uno conforme más allá de ser un simple capítulo de transición que prepara el terreno para el cierre de esta historia. Más que nada se destaca el hecho de que Heretic mató a Damian con una espada perteneciente a un Wayne siglos atrás, lo cuál es un dato muy interesante e importante para la historia pero que realmente no habría modo de saberlo si no fuera porque el propio Morrison lo comentó hace días en una entrevista. Hablando del Heretic, algo que muchos estuvieron comentando el mes pasado es que aparentemente era inmortal pero según da a entender este número, todo parecería indicar que simplemente ha desarrollado un nivel de resistencia mucho mayor al de cualquier humano normal gracias al aceleramiento genético propinado por Talía, o al menos eso es lo que yo entendí. Por otra parte, el Escocés también comentó en la mentada entrevista que la hija de Ra's Al Ghul no solo tiene a su disposición al Heretic, sino que tiene todo un escuadró de clones de Damian lo cual, sumado al ejército de gothamitas callejeros reclutados como sus soldados, a la pandilla de Mutantes y al ejército de niños asesinos, le da una gran ventaja por sobre nuestros héroes a pesar de que ellos ahora tienen en sus manos el control de las meta bombas de Otto Netz que forman una suerte de anillo al rededor del mundo conocido no casualmente en su totalidad como Oroboro.

Otro hecho muy llamativo, que por más que haya sido demasiado obvio realmente no lo vi venir, es lo rápido que Beryl asumió una nueva identidad y ni más ni menos que la de The Knight. Esto aparte de ser un paso muy importante para la historia y sobre todo para el personaje, ya que seguramente su nuevo rol en la sociedad británica y su sociedad con Dark Ranger, abrirán muchas posibilidades narrativas interesantes para ella en el futuro próximo, o al menos eso espero. Eso si, esto anula por completo mi teoría de que Beryl podría ser la próxima Robin, por lo cuál ahora solamente quedan dos posibles candidatas para ocupar este rol más adelante, al menos hasta que se pruebe lo contrario: Harper Row y Ellie.

Hablando de Ellie, ¿qué pasó con ella? En la página quince la vemos aparentemente huyendo de la Torre Wayne junto a Bruce, Tim y Dick pero dos páginas después, cuando estos últimos están reunidos con los demás reclutas de Inc., Ellie no aparece por ningún lado. ¿Por qué será esto? ¿Será que la habrán puesto en algo similar a Protección de Testigos por haber estado expuesta ante Heretic y, potencialmente, Talía? ¿O será que realmente está con Nightwing y compañía pero aún no la hemos visto por algún motivo en especial? Otra posibilidad es que esté bajo la protección del propio Caballero Oscuro pero lo dudo ya que apenas si puede cuidarse a si mismo por estos días. En fin, ojalá que pronto nos enteremos que pasó con ella porque algo me dice que su participación en esta serie está lejos de haber terminado.

Al margen de todo esto, debo reconocer que me alegró mucho poder ver FINALMENTE a los demás reclutas de la franquicia Batmaníaca aunque sea por un par de viñetas. Me parece que ya era hora de que hicieran acto de presencia y espero que adquieran mucho más protagonismo del que vienen teniendo durante este segundo volúmen de la serie porque de lo contrario todos los números que Batman pasó reclutándolos en el primer volúmen van a terminar siendo una total pérdida de tiempo. Por lo menos, sabiendo casi con seguridad que Kathy Kane estará involucrada próximamente, estoy convencido de que El Gaucho y The Hood volverán a enfrentarse y cobrarán gran protagonismo de nuevo, pero creo que todos los demás también se merecen tener un buen papel en el final de esta historia después de todo lo que tuvieron que pasar para poder estar entre las filas de esta red justiciera internacional.

Sobre Kathy Kane la gran pregunta sigue siendo: ¿estará ella de parte o en contra de la joven Al Ghul? Como recordarán, The Hood supuestamente era un doble agente de Leviathan cuando se unió a Batman, Incorporated pero en el número anterior declaró que su lealtad estaba con Spyral, que fue la organización creada por Otto Netz, padre de Kathy. ¿Será entonces que, tras la muerte de su padre o quizás incluso antes, Kane estaba secretamente a cargo de dicha organización? La última vez que vimos a Kathy en el pasado estaba perdidamente enamorada de Batman pero tuvieron que separarse y ahora aparentemente estaría dispuesta a acabar con él y sus aliados, especialmente al Gaucho, y yo me pregunto ¿a qué se debe su cambio de actitud? ¿Será quizás porque Batman mató a su padre o por algún misterioso motivo oculto del pasado? ¿Y qué significará el hecho de que Kathy esté en contra de Bruce como Talía? ¿Significará que ambas se aliarán o que, como toda típica mujer despechada y psicópata, se encargará de destruir a Talía junto a Bruce ya que si él no es para ella no será para nadie?

No menos interesante es la jugada cuasi-política de Talía para con nuestro héroe. Con esto no solo se refleja la metáfora socio-política y económica que Morrison propone enfrentando a un hombre occidental y a una mujer oriental, sino que además es una estrategia que por primera vez pone realmente en jaque a Bruce ya que, a diferencia de todos sus años como Batman, esta vez deberá elegir solo una de sus dos identidades para mantener y seguir luchando, mientras que la otra perecerá ante la opinión pública. Es decir, poniendo a las autoridades tanto en contra de Bruce Wayne por ser el dueño de Batman, Incorporated como en contra de Batman por ser el líder operacional de la franquicia obligará a que el hijo pródigo de Gotham elija quien querrá seguir siendo, si el playboy filántropo o el héroe que su ciudad necesita. Esto, a su vez, también nos una explicación clara y concisa de por qué Gordon y el G.C.P.D. intentarán apresar a Wayne en breve, tal como vimos en "Batman, Incorporated" v2 #1 y como mencioné más arriba.

Dejando de lado todo lo relativo al guión del pelado Escocés, vale la pena destacar que tanto Chris Burnham como Jason Masters vienen haciendo un excelente trabajo últimamente, tanto en este número como en los anteriores, aunque si es cierto que el estilo extremadamente prolijo, minimalista y limpio de Masters contrasta a veces demasiado con el estilo cargado de líneas o veces tosco o sucio que caracteriza a Burnham y que ya prácticamente le ha dado su propia identidad a esta serie. Sea como sea, lo importante es que por lo menos ambos están dando lo mejor de si, aunque si tengo que ser pretencioso, diría que espero que por lo menos los últimos dos números sean dibujados íntegramente por Burnham, aunque sea para darnos una mayor sensación momentánea de consistencia.

En fin, ¿qué más puedo decir? Si bien este número ha sido una típica calma antes de la tormenta que se avecina de cara a la tan esperada conclusión del run Batmaníaco de Morrison, la calidad sigue manteniéndose como desde el principio y, a pesar de que la carga emocional no es tan fuerte como en "Batman" #18 o "Batman and Robin" #18, tenemos la dosis justa entre acción, duelo y consecuencias. Resumiendo, un número redondo que, sin ser la gran cosa o uno de los mejores de la serie, ha cumplido con las expectativas y prepara el terreno para lo que se viene. ¿Ustedes que piensan, amigas y amigos lectores? ¡Hágannos saber sus opiniones!

miércoles, 27 de marzo de 2013



En la era poligonal de la primera Playstation, muchas sagas nuevas hicieron su debut. Una de ellas fue Driver, creada por la compañía gala Ubisoft y que, si bien a día de hoy no goza de muy buena salud, sus primeras entregas nos reportaron grandes momentos a la comunidad de jugadores. En Driver controlamos al detective Tanner a bordo de mil y un vehículos para dar caza a numerosos delincuentes en varias urbes de todo el globo. Pensad en un GTA pero solo con las partes de conducción. Carreras frenéticas, tiroteos y una historia más elaborada de lo que cabría esperar fueron las grandes señas de identidad de Driver y su secuela.
El éxito de ambos juegos llevó a que varias compañías probaran suerte realizando émulos del propio Driver. Electronic Arts lanzó en el año 2000 007 Racing, creando un desastroso juego de James Bond que rescataba todos los fallos de las aventuras de Tanner y muy pocas de sus virtudes.
¿Y Batman? ¿Dónde queda el Caballero Oscuro en todo esto? Pues fue la propia Ubisoft la que, tras el estrépito fracaso que supuso Batman Beyond: Return of the Joker, decidiera que era hora que el Murciélago explorara nuevos géneros, motivo por el cual, en 2001 vio la luz Batman: Gotham City Racer. Seguid leyendo para comprobar si merece la pena esta rareza del Hijo Pródigo de Gotham o estamos ante un nuevo fiasco.


Un juego de conducción en el que controlamos los vehículos de Batman por toda Gotham tiene mucho atractivo, ¿no es así? De hecho, esa era la principal baza del magnífico Batman Returns de Mega CD. ¡PUES NO! Este Gotham City Racer, una vez más huye del excelente legado bidimensional de la generación anterior para entregarnos nuevamente un producto genérico y sin alma, aunque no tan desastroso como algunos de los últimos títulos reseñados en esta sección.
A su favor comenzaremos diciendo que, al estar ambientado en The New Batman Adventures, incorpora numerosas escenas extraídas de muchos capítulos, con el doblaje original y la misma sonora, lo cual es algo de agradecer. Sin embargo, el argumento del título no es más que un remedo de los mismos, una unión mal montada de dichas escenas que juntas tratan de hacernos creer que forman una única historia. Así pues, comenzamos enfrentándonos a los matones de Two Face, Penguin, Mad Hatter, y finalmente el Joker (corríjanme si dejo alguno en el tintero, pero creo que hay algunas lagunas en mi memoria tras exponerme a tanto "diamante en bruto" últimamente), en una serie de misiones que no solo son poco detalladas, sino que no transmiten peligro alguno. Al inicio de cada misión, tenemos tres minutos para llegar al lugar del crimen, y una vez allí, perseguir al villano en cuestión junto a sus matones, los cuales disparan de manera aleatoria a todo lo que se mueve y van llenando el escenario de minas. Lo mismo una y otra vez durante todo el juego, aunque alguna que otra vez aparezcan objetivos como rescatar a X personas en un determinado tiempo o recoger objetos que van dejando los enemigos. Esa es la gran variedad que nos ofrece Gotham City Racer.


Hablando de variedad. Siendo un juego de Batman centrado en sus vehículos uno espera conducir si no todos ellos, gran parte de los mismos. ¿Cierto? Pues nos quedaremos con las ganas, porque nuestro único vehículo es el Batimóvil. Este no solo posee un diseño poco inspirado, sino que únicamente cuenta dos habilidades: batarangs ilimitados y misiles. Además, su control es bastante tosco y cuesta hacerse con él, tanto que en ocasiones nos dejará vendidos al no responder tan rápido como quisiéramos. Afortunadamente, existe un modo en el que podemos controlar a los propios villanos y estos cuentan con sus propios vehículos, aunque no dejan de ser calcos del Batimóvil en el sentido de que tienen dos armas que emulan a las del vehículo de Batman. En este modo, sembraremos el caos por Gotham a la espera de que el Encapotado y la policía comiencen a darnos caza. Como "pequeño gran" añadido, en este modo puede unirse otro jugador, uno encarnando a Batman (o a Nightwing y Batgirl en sus respectivas  motos, que se controlan de forma igualmente horrible que el que el Batimóvil), y otro al villano de turno (donde aparecen otros no disponibles en el modo de un jugador como Riddler, Harley Quinn, Mr Freeze o Killer Croc), lo cual le da algo más de dinamismo al asunto.


Gráficamente es muy, muy flojo. Si el apartado sonoro cumple con creces debido a pertenecer a la propia serie animada, no resulta descabellado afirmar que Gotham City Racer posee uno de los peores apartados técnicos de la primera Playstation, más aún si tenemos en cuenta que el juego es de 2001, época en la que la consola de Sony ya estaba más que explotada. Clipping, ralentizaciones, bugs, personajes y vehículos que desaparecen. Toda una colección de errores que nos hará reír o llorar dependiendo de nuestro estado de ánimo.


Poco más podemos decir de este fallido intento de aportar algo de variedad al recorrido videojueguil del Murciélago. No está dentro de lo peorcito de Batman pero se encuentra a años luz de esas joyas que son Batman Returns, The Adventures of Batman & Robin y otros que ya hemos reseñado. Es simplemente un producto mediocre. Como podéis comprobar, Ubisoft estaba fallando estrepitosamente en aportar algo de gloria a una franquicia estancada desde hace años en la más absoluta de las miserias, pero eso cambiaría con los dos próximos títulos que lanzarían al mercado, de los cuales hablaremos en próximas entregas. ¡Hasta la próxima entrega, batifamilia!

lunes, 25 de marzo de 2013

NOTA: En la presente reseña y en las subsiguientes, no hablaré sobre el videojuego “INJUSTICE: GODS AMONG US” sino de su adaptación al comic.


“Siempre la he admirado. Su habilidad, su poder, su fiereza…”



No existen en esta lengua mejores palabras para definir a WonderWoman quien, guiada por lo que parece ser una lucha entre culpa y amor, sigue los estrictos pasos de Superman en lo que se ha instaurado como nuevo orden mundial.
Pero… ¿Qué es de la vida de los Dioses sin guerra entre los mortales? ¿Qué es de la vida del DIOS DE LA GUERRA sin la esencia que lo define?
   Ares se presenta ante la poderosa amazona con una sencilla interrogación: ¿Está Wonderwoman pensando en reemplazar a Loise Lane en la cama de Superman? A la cual, la poderosa guerrera replica audzamente: ¿Acaso temes a esta unión? ¿En qué se convertiría el Dios de La Guerra sin guerras? ¿Quizá en el Dios de los Ponys?


Y ahí, en medio de una encarnizada batalla, el último hijo de Krypton se hace presente y Ares termina hecho una brocheta, véanlo por ustedes mismos:


   Es aquí donde la estantería se cae y la historia empieza a decepcionarme un poco. Dada la notoria aceptación del videojuego en el mercado, al parecer el comic ha sido dejado un poco de lado, ahora que ya ha cumplido su objetivo y es por eso que la historia empieza a flaquear. Nos encontramos con unos pésimamente adaptados Nightwing y Robin (Damian Wayne que se parece DEMASIADO a Tim Drake) en una sesión de entrenamiento donde todo lo que amamos de Damian parece nunca haber existido, al mostrarnos a un sujeto mañoso y algo tonto.


   Superman irrumpe en la Batcave y se produce una discusión un tanto forzada donde Sups le recrimina a Batman que él siempre ha utilizado el miedo para amedrentar, así que no debería sorprenderse de que él también lo haga y todo termina con un llamado de alerta… ¿Quién podría estar alterando la paz en LA TIERRA, ahora que Superman la vigila celosamente? Alguien que no es de la tierra… AQUAMAN! (esta versión hasta ahora me gusta, si bien es algo NAMOR, no me desagrada).


¿Qué sucederá de ahora en más, ahora que los héroes están unidos contra uno de sus antiguos aliados? Los Dioses solamente lo saben…


Hace unas horas Bleeding Cool reveló las solicitaciones de los tomos recopilatorios que DC publicará cerca de fin de año y entre ellos estaba la solicitación para el segundo tomo del actual volúmen de "Batman, Incorpoarted" el cuál abarcará desde el #7 al #13. Sep, como han leído, #13. Esto quiere decir que la serie aparentemente se extenderá por un número más (como ocurrió con el cierre del reciente run del Escocés, Morales y Walker en "Action Comics") y, según comenta Chris Burnham, esto se aclarará dentro de un par de semanas. Por otra parte, esto explica lo sospechosa que fue la solicitación del #12 al no hace mención alguna de que esa sería supuestamente la gran conclusión de la épica Batmaníaca que Grant Morrison viene desarrollando desde hace siete años. Quién escribirá este número, si será Morrison, Burnham o ambos sigue siendo un misterio pero como mencionó el dibujante, todo se aclarará finalmente en poco tiempo y entonces sabremos de una buena vez cual será el destino final de este gran título.

¿Qué opinan al respecto, amigas y amigos lectores?

Puede que nuestro querido Damian ya no esté entre nosotros, pero los efectos de su muerte están lejos de haber terminado. En este nuevo número que se acerca cada vez más a la recta final de la épica Batmaníaca de Morrison, el Caballero Oscuro deberá lidiar con la muerte de su hijo pero además deberá combatir con el que técnicamente es su otro hijo, The Heretic. Si ustedes pensaban que tener un hijo biológico y varios adoptivos era demasiado para Bruce, seguramente lo que les diré a continuación no se lo imaginaban ni por asomo. O quizás si, después de todo yo ya lo predije. Eso si, tengan cuidado porque estos son spoilers revelados por el propio Escocés.


La cuestión es que, junto con la preview que pueden ver aquí, BuzzFeed reveló una entrevista con el escriba de la serie, quien comentó que Heretic, el clon que mató a Damian, es solo uno de los tantos clones que Talía creó utilizando el ADN de Batman (técnicamente el de Damian, pero al ser padre e hijo comparten el mismo ADN, ustedes entienden). Lo cierto es que a pesar de haber crecido rápidamente debido a alteraciones biológicas, Heretic tiene apenas dos años, mientras que el resto de los clones están pasando por distintas etapas de desarrollo, con lo cual es 100% seguro afirmar que Talía posee no solo un ejército de ciudadanos pobres de Gotham que ella reclutó como sus soldados y un ejército de niños psicópatas, sino que además tiene a su mando un escuadrón de clones.


So, there you have it. Preview, spoiler y confirmación de mi teoría previa. Ahora solo queda esperar al Miércoles para ver que nos depara el resto del número y con suerte podré conseguir una copia impresa aprovechando que estoy en Estados Unidos.

(Fuente)

sábado, 23 de marzo de 2013

Para cuando ustedes estén leyendo esto, yo voy a estar en un lugar donde posiblemente no tenga ni Internet porque me voy a tomar un fin de semana de relax total así que preferí dejar esta entrada programada junto con una aclaración o mensaje para cierto sector de nuestro público, especialmente para los fanáticos de Jason Todd. Pues bien, como verán, la reseña de "Red Hood and the Outlaws" #19 que supuestamente debería haber sido publicada ayer no pudo realizarse ya que nuestro colaborador Luis se encuentra con algunos problemas personales actualmente y además pasará a aportar su ayuda con la confección de nuestra futura revista, "Batman, Ink.", con lo cuál estamos en busca de un nuevo colaborador para que se haga cargo de cubrir la serie mensualmente. Ya se han ofrecido varios y se les ha dicho que envíen reseñas de prueba así que cuando finalmente uno de todos los candidatos haya sido elegido, la cobertura y el análisis de la serie seguirá su curso normal, como siempre debió haber sido.

Dicho esto, pasemos a lo que nos confiere hoy. ¡Arte!


"Batwoman" #18: con el extenso arco de Medusa ya concluído, J. H. Williams III no solo ha enfilado hacia otros horizontes narrativos con Kate Kane, sino que además se ha tomado un descanso de sus labores artísticas y será reemplazado durante este arco por Trevor McCarthy, un dibujante muy capaz que aporta consistencia a la serie ya que sabe mantener muchos de los detalles gráficos del mentado Williams III, como la angulación de los planos y la diagramación de página. Ésta página doble se destaca en especial no solo por lo mencionado hace unas líneas, sino además por la forma en que los distintos personajes reaccionan ante la inesperada llegada del Caballero Oscuro al lugar y además por el espectacular coloreado de Guy Major.


"Birds of Prey" #18: basándonos en los rumores que vengo escuchándo últimamente y, sobre todo, en los obvios hechos que vienen dándose últimamente  todo parecería indicar que Starling dejaría de formar parte del grupo próximamente pero por suerte tendremos a Condor para reemplazarla y así poder mantener vivos esos pequeños momentos cómicos que hacen que cada número de esta serie no solo valga la pena sino que hace aún más disfurtable su lectura, y estas viñetas son un mero ejemplo de ello.


"Catwoman" #18: este título sigue siendo un asco, eso es innegable, pero debo admitir que increíblemente disfruté mucho de la parte "Requiem" de este número. El resto del cómic ni me molesté en leerlo y ciertamente en ningún momento se hace mención específica de la muerte de Damian pero aún así me parece que las escenas entre Batman y Selina estuvieron muy bien escritas, lo cual me alegra y me reanima mis esperanzas de que algún día ambos vuelvan a tener la tan hermosa relación amorosa que venían manteniendo hace casi una década y que concluyó de la noche a la mañana gracias al reboot de DC.


"Nightwing" #18: les juro que esta escena me hizo poner la piel de gallina. Realmente no esperaba menos de Dick, la transición de su duelo y su forma de lidiar con ello no solo fueron bien desarrolladas sino que además reflejaron a la perfección el cariño que el ex-primer Robin sentía por nuestro querido Damian, ya que después de todo ellos fueron los que más tiempo compartieron juntos. Sin dudas ellos dos fueron el mejor Dúo Dinámico de todos los tiempos y como tal se los extrañará.


"Red Hood and the Outlaws" #18: con este número Lobdell no solo logró redimirse por lo que hizo en el #0 de la serie y durante "Death of the Family", sino que además logró algo que ningún otro de los guionistas que tuvieron a Jason en sus manos pudo lograr antes: lo redimió y lo volvió a incorporar a la Batfamily, lo cual es un hecho sumamente trascendental para el personaje y todo el Bativerso y además abre las puertas a una infinidad de posibilidades narrativas a futuro. Well played, Mr. Lobdell.

Y así concluye la entrada Nº 100 del 2013. A esta altura ya es bastante obvio que "Explorando otros Universos" será recopilado nuevamente en una edición mensual, así que solo me resta despedirme deseándoles mucha suerte y un buen comienzo de semana. ¡Batisaludos!

jueves, 21 de marzo de 2013

Hola a todos y bienvenidos a una nueva reseña. A poco para que de comienzo el mes "WTF?" nos anticipamos al asunto con esta historia plagada de emociones olvidadas ya que, como se sabe, Damian murió a manos de su clon/hermano gemelo The Heretic, una baja más que lamentable que ya hizo y seguirá haciendo repercusiones en toda la línea de la Bat-Family.


Así que bueno, damos inicio a los spoilers del número. Atentos, pueden llevarse más de una sorpresa.

El número hace su apertura con un flashback de la conversación que Dick y Damian tuvieron en el número anterior, la cual se ve interrumpida al pasar la página por una imagen de la tumba de Damian, aquella en la que ahora descansan los restos de este querido soldado, Dick se queda parado reflexionando sobre su pasado y los actos/pérdidas que acontecieron al mismo, y luego de un rato se va.

Siguiendo con la lectura podemos observar a un Dick serio, sentado viendo las noticias en su departamento. Cabe destacar que en este número, a diferencia de muchos otros, podemos verlo con barba y con una despreocupación más notoria de lo que solía verse, es interesante ver como Higgins maneja estos aspectos luego de la pérdida de un personaje, ya que dentro de todo, son cosas que se ven a diario, no sólo en Dick, sino también en Bruce.

Instantáneamente, Dick recibe un mensaje de voz de Sonia Branch, la cual le recuerda que la propuesta para encontrarse seguía en pie. Mientras Dick escucha la llamada, recibe en la puerta de su casa un juego titulado: "Swordwalkers", aquel juego que Damian le había recomendado que jugasen cuando se vean, y aquel que Dick había encargado, lo que sin dudas despierta un dolor en él y termina arrojando con ira su teléfono contra la pared.


Cambiando de situación, nos encontramos a Dick y a Sonia tomando café mientras hablaban; esta conversación gira en torno a como Sonia creció después de la muerte de su padre. Habló acerca de que la consideraban mayor para ser adoptada, pero había una pareja en especial que podía llegar a ser una opción, pues entonces se desvía de aquella parte de la conversación para pasar a otra y así es como Dick vuelve caminando a su departamento, sólo para encontrarse con el Caballero Oscuro en su puerta.

Ambos patrullan la ciudad por un buen rato sin decirse una palabra, hasta que en un momento determinado, nuestro querido Encapotado le informa a Dick que The Dealer, (personaje que podemos apreciar al final de "Nightwing" #17) tiene en su poder el traje que el padre de Dick solía usar durante su tiempo como Flying Grayson, el cual sustrajeron de una reciente búsqueda por los escombros del Amusement Mile.


Seguidamente, podemos apreciar que El Dealer estaba subastando varios artículos, y entre ellos se encontraba el traje usado por el padre de Dick per de manera inesperada la subasta se detiene a causa de la intromisión de nuestro héroe, el cual pone fuera de combate al Dealer, por un breve momento antes de que este pueda escapar, y finalmente dejar el piso en llamas, el cual consume todo, inclyuendo el traje del padre de Dick, el cual no volverá a ver nunca más.

Volvemos a la tumba de Damian, la cual pasa a ser visitada nuevamente por Dick, el cual "habla" un poco y reflexiona acerca de su forma de ser y acerca de lo que Damian quería que él piense. Finalmente Dick deja el juego de "Swordwalkers" en la lápida del pequeño Wayne y se retira.

Ya entrando en las páginas finales de este número, nos encontramos a Dick y a Sonia, en el departamento de ésta última, la cual le dice que tiene algo que comunicarle ya que le tiene mucha confianza y siente que es necesario hacerlo de manera urgente, incluso si se corre el riesgo de que llegasen a no hablarse nunca más. Dick le responde que no hay problema, entonces es el momento en el que Sonia le da una laptop a Dick para que vea la "gran revelación" por sí mísmo y esta causa una transformación total en las expresiones de Dick, desde un estado despreocupado a un estado de nerviosismo y una semejanza al terror y espanto al mismo tiempo.

Lo que se revela en este mail, más precisamente, es nada más ni nada menos la noticia de que Tony Zucco, ¡SI! ¡TONY MOTHERFUCKING ZUCCO SIGUE VIVO!


¡Y con este final que te deja boquiabierto y con los pensamientos de lo que se viene y de la infinidad de teorías que la gente y los fans puedan llegar a armar, cierra este número!

Bueno, que puedo decir, el cómic en sí estuvo espectacular, más que sublime, tanto el guión como su arte estuvo muy bueno y sin dudas el final no se lo esperaba nadie.

Higgins está sabiendo manejar muy bien al personaje de Dick, es un escritor veraz y certero en lo que se refiere a dejarte sorprendido en algunos casos, el método sorpresa en este número fue sin dudas genial, y no hizo nada más que hacer que me pregunte que podría llegar a pasar en los números siguientes, esto me lleva a pensar que Dick se estaría mudando a Chicago por Zucco; veremos como sigue la historia.

Ahora, pasemos al apartado artístico: si bien ya he expresado mis opiniones para con el arte de Ryp, debo decir que el artista no me dejó asombrado, como esperé que lo hiciera, aunque si brindó un muy buen arte el cual iba acorde con la situación, pero lo que si molesta en algunos casos es que hiciera las expresiones de Dick como si fuera un viejo de 45 años, lo cual por otro lado podría apuntar al entintado, pero aún así Ryp sabe manejar muy bien las perspectivas y proporciones haciendo que junto con el guión de Higgins sean muy rescatables entre sí.

El cómic en su totalidad me pareció genial, estando a tan sólo unos días de descubrir de que manera obtendrá el Cruzado Encapotado su venganza sobre Leviathan en las páginas de "Batman, Inc. #9" me hace pensar que las repercusiones por la muerte de Damian no llegarán más allá del "dolor familiar" y una que otra muerte (en caso de que Bruce llegue a asesinar a Talia, lo cual es una teoría factible) sino que puede conllevar muchas ideas para futuras historias, pero en el personaje de Dick no veremos mucha depresión, ya que como el mismo se propone "seguir adelante" esta depresión sera menor en relación a la de Bruce.

En fin, el número se lleva un 9/10 por mi parte.

¡Saludos y hasta la próxima reseña!

miércoles, 20 de marzo de 2013


El que escribe estas líneas espera que aún sigáis vivitos y coleando después de la indigestión que supuso la última entrega de Batman y los videojuegos, ya no tanto porque me preocupe vuestra salud, sino porque el plato que viene hoy tampoco va a ser difícil de digerir. ¡Damas y caballeros, con todos ustedes, Batman Beyond: Return of the Joker!
Es cierto que no se puede caer más bajo que con el primer Batman Forever y con Batman & Robin, pero me gusta considerar el título de esta semana como el último miembro del "triunvirato del asco" en lo que a videojuegos del Caballero Oscuro se refiere. De hecho, la imagen de Bruce y Dick tuvo que quedar tan hundida tras los citados videojuegos, que no es de extrañar que tuvieran que buscar a otro portador del manto del Murciélago para el siguiente videojuego de la franquicia. Ese pobre desgraciado no es otro que Terry McGinnis.
Bromas aparte, el motivo de que McGinnis sea el protagonista del juego es bien sencillo. En el año 2000, la serie de animación de Batman Beyond estaba a punto de recibir su primera (y única) película, Return of the Joker, por lo que como mandan los cánones de esta explotadora industria, el videojuego de rigor tenía que aparecer sí o sí. Las plataformas escogidas para el desastre fueron esta vez Nintendo 64, la primera Playstation y Game Boy Color (siendo esta última la única versión medio decente).


Los desgraciados que se hicieron cargo de gestar esta infecta criatura fueron los integrantes nipones de Kemco, estudio que comenzó su andadura en Nintendo en 1985 y que hoy en día malvive sacando algún que otro esporádico juego (actualmente están perpetrando un juego de Disney Channel para Kinect, así que podéis echaros a temblar con este precedente). Por otra parte, la distribuidora del título a lo largo y ancho del globo fue Ubisoft, cuyos directivos aún deben de estar dándose cabezazos contra la pared por haber dado luz verde a esta joya.
Y es que, ¿qué nos ofrece Batman Beyond: Return of the Joker para formar parte de la ponzoña de los batijuegos? Pues lo mismo que en anteriores ocasiones: unos controles que dignos de un mono borracho, un apartado gráfico de risa, una duración de no más de una hora y una dificultad irrisoria. Llega un momento en el que uno piensa si el objetivo de todos estos juegos cutres de Batman no era otro que superar a Superman 64 como peor título de superhéroes hasta la fecha.
A nivel argumental no hay mucho qué decir. El juego adapta los acontecimientos de la película como puede, a la vez que añade algunos momentos nuevos que servirían como hipotético "tie-in", pero la verdad es que en ningún momento nos importa lo más mínimo la historia del juego, puesto que la ejecución del mismo (una cutre imitación de pseudo-tridimensional de joyas como Final Fight o Streets of Rage) acaba con todo posible interés que tengamos en meternos en la trama. Bruce y Barbara Gordon aparecen aconsejando al bueno de Terry, el cual va enfrentándose a villanos sin ningún carisma: esbirros disfrazados de payaso, robots, algún que otro mutante, y como no, el Joker.


Para acabar con ellos, disponemos de una serie de gadgets, que una vez usados, dejan una cosa muy clara: el título carece por completo de un sistema de lucha. Y es que no es normal que los simples puños y patadas (ejecutados con una lentitud monstruosa, todo hay que decirlo), sean muchísimo más mortíferos que todos los instrumentos a nuestro alcance. De modo que lo mejor que se puede hacer es entrar cual Chuck Norris y aporrear los botones para pasar así a la siguiente zona del nivel.
La nula dificultad se ve ensombrecida por unos controles dignos de aparecer en los anales de la historia del videojuego. Existen varios trajes que nos permiten realizar a cabo acciones ofensivas, defensivas o de velocidad (por nombrar de la alguna forma estas últimas). Desde aquí os recomiendo, que si decidís probar el juego, activéis la función ofensiva y aporreéis el botón de puño mientras avanzáis. Os acabaréis el juego en no más de una hora.
Como ya dije antes, técnicamente Batman Beyond es un juego de risa. Tomad nota: animaciones "inanimadas", escenarios sin detalle alguno, enemigos que dan pena y dejamos lo mejor para el final: una de las peores bandas sonoras de la historia del videojuego. Los majaderos de Kemco se preocuparon de elaborar un único tema para todos los niveles del juego, por lo que escucharemos un intento de guitarra eléctrica una vez, y otra vez, y otra, y así hasta que, o bien apaguemos el volumen, o tiremos la consola, ordenador, televisión y todo lo que nos rodea por la ventana. ¿Batman: Beyond? Mejor dicho, Batman: Behind.

Sinceramente, con pocas palabras más se puede describir esta cosa que sus creadores osan llamar videojuego. Es feo, corto, incontrolable, ridículamente fácil y no hace más que contribuir a empañar la historia de un personaje que en las anteriores generaciones había destacado por encima del resto de superhéroes. Quizás por eso mismo la gente con más estómago lo haya popularizado a través de YouTube al subir numerosos vídeos de gameplay repletos de jocosos comentarios (aprovechando así para bajar el volumen de la música).
¿Podrán mejorar los títulos de esta sección en las próximas semanas o seguiremos abocados al desastre más absoluto? La respuesta, a la misma batisemana, en el mismo batiblog y en la misma batisección.