¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 22 de enero de 2014


¡Saludos, fans del Murciélago y de aporrear los botones de mandos y teclados! Tal y como os comentamos en nuestra última entrega de Batman y los videojuegos, antes de que el Universo DC llegara a la excelencia del género de la lucha con Injustice: Gods Among Us, ya se realizaron varios intentos por acercar a Batman, Superman y compañía al mundo de las tollinas virtuales. El primero de ellos fue el desastroso Justice League Task Force, y el segundo es el que hoy os presentamos, el notable pero incomprendido Mortal Kombat vs DC Universe (a partir de ahora MKVSDCU)
Lanzado en 2008 para Playstation 3 y  Xbox 360, fue el último juego desarrollado por Midway antes de que Warner Bros se hiciera con el estudio y lo rebautizara como NetherRealm. Por aquel momento, la relación entre la gente de Ed Boon y los amigos de Warner Bros se perfilaba como una posible alianza que podría beneficiar enormemente a ambos (tal y como se ha visto con el reboot de Mortal Kombat  y el citado Injustice), por lo que la mejor forma para acercarse era realizar un festival de golpes protagonizado por los héroes y villanos tanto de Mortal Kombat como DC.
¿Y quiénes son las caras que forman el roster de MKVSDCU? Desgraciadamente la cifra no es muy extensa, y habría dado de sí muchísimo más. Por parte de DC tenemos a Batman, el Joker, Catwoman, Flash, Superman, Wonder Woman, Deathstroke, Lex Luthor, Capitán Marvel (antes de ser renombrado definitivamente como Shazam), Green Lantern y Darkseid. Por su parte, entre los salvajes de Mortal Kombat se encuentran Scorpion, Sub-Zero, Sonya, Shang Tsung, Kitana, Jax, Liu Kang, Raiden, Kano, Baraka y Shao Kahn. Y como colofón al roster se encuentra el final boss no jugable: Dark Khan, irrisoria fusión entre Darkseid y Shao Kahn (los guionistas Jimmy Palmiotti y Justin Gray ciertamente se rompieron la cabeza pensando).


Aunque el juego es considerado como canónico dentro de la historia de Mortal Kombat (argumentalmente es la octava entrega de la saga), lo cierto es que la única forma de que este atípico crossover no nos parezca ridículo es paradójicamente tomándoselo a broma, puesto que  aquí encontraremos momentos tan estrafalarios como ver a Superman charlando amigablemente con Shang Tsung mientras este último grita poseído “I feel the rage!”.
La excusa para que ambos mundos choquen es que debido al enésimo enfrentamiento entre Superman y Darkseid, se ha abierto un extraño portal que está haciendo colisionar los reinos de Mortal Kombat con el Universo DC, a la vez que héroes y villanos van siendo poseídos por una extraña ira que les convierte en idiotas obsesionados con la lucha. Finalmente, intentarán encontrar una solución a este cruce de universos mientras se muelen a palos como si no hubiera un mañana. De esta guisa se nos presenta un modo historia que podremos disfrutar desde la perspectiva cualquiera de ambos bandos, dividido en varios capítulos y que básicamente nos sirve como forma de aprender de forma intuitiva la mecánica del juego, la cual no dista demasiado de los Mortal Kombat tridimensionales (no así el reciente reinicio de la franquicia, puesto que aunque haya sido modelado en 3D, la jugabilidad es clásica y bidimensional, al igual que Injustice). 


Completar ambas caras del modo historia nos llevará en torno a 3-4 horas, todo ello dependiendo como siempre de nuestra habilidad (aunque ya os advierto de que el nivel de dificultad no es muy elevado). Tras ello, siempre podemos disfrutar del clásico modo Arcade, en el que cada personaje tendrá que superar ocho combates para desbloquear así su propio final y trajes alternativos. Si queremos subir aún más el  listón podemos adentrarnos en las misiones de desafío, que nos ofrecerán retos con un nivel de dificultad mucho mayor, teniendo que realizar combos y movimientos que requieren mucho esfuerzo. Y como no, también contamos con el tradicional versus con el que enfrentarnos a algún amigo en la misma consola.
La última modalidad disponible es el clásico online del que casi no hay que hablar puesto que a día de hoy está prácticamente muerto. La última vez que un servidor encontró con quien jugar a través de Internet fue hace más de dos años, porque debido a cierta polémica que acarreó el juego desde el principio la vida de MKVSDCU en los terrenos de lucha competitiva y multijugador es prácticamente inexistente.


Dicha polémica de la que hablamos es la ausencia de gore en el juego. Recordad que los Mortal Kombat se caracterizan por su gore exagerado, su violencia gratuita y esa sensación de producción de serie B. Pues bien, en el choque con los héroes y villanos deceítas, solo se ha conservado esto último, puesto que, como era de esperar, el nivel de violencia ha sido rebajado enormemente. Al parecer, una de las condiciones por las que DC aceptó el crossover con una saga tan violenta fue (entre otras cosas), que a Superman y compañía no se les podía arrancar la columna vertebral, reventar en pedazos, desmembrar o realizar cualquier otra animalada digna de Liu Kang y compañía. Esto no sentó muy bien a los fans de Mortal Kombat (quienes estaban mucho más metidos en el género que los de DC, todo hay que decirlo), por lo que la salud del juego ya fue un tanto precaria desde el principio.
Otro aspecto negativo a destacar es el apartado sonoro del juego. Melodías anodinas y genéricas, voces de risa (tanto en la versión original como en el doblaje al castellano), y efectos de sonido que más bien parecen petardos de feria. En definitiva, un insulto para nuestros oídos.


Y con todo esto, aunque parezca sorprendente, si alguien me preguntara por el veredicto final del juego, le diría sin duda que lo probara ya sea fan de los personajes o del género. Pese a sus carencias, cuenta con un apartado gráfico bastante notable, un roster escaso pero carismático y muchas ideas que sirvieron a Warner para darse cuenta del talento de Ed Boon y los suyos, de ahí que confiaran en ellos nuevamente para el reinicio de Mortal Kombat e Injustice. MKVSDCU es el precursor de ambos juegos, y eso es algo que cualquiera que haya probado los tres juegos comprobará casi al instante. Ya solo por ese dato merece echar un vistazo al juego de marras y disfrutar de sus estrafalarios combates. ¿Y acaso no es esto último por lo que nos gustan tanto los crossovers?  

2 Batcomentario/s:

Adriana Perea dijo...

Cuando me decidí a probar este crossover la verdad lo hice de manera escéptica sobre todo por la modalidad, la jugabilidad y los personajes. No me decepcioné del todo, pero prefiero jugarlos por separado cada cual en su respectivo universo.

Mariano Romero dijo...

Y yo que creía que el gore de los anteriores MK se mantendría en este juego. Que ingenuo, debí saber que DC también estaba metida jaja. Genial reseña, Don Piticlin. ¡Saludos!.