¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 20 de enero de 2014


¡Bienvenidos batmaníacos! Aquí vamos con la tercera reseña de "Batman: La Serie Animada" que comprende la primera parte de dos capítulos que nos revelarán el trágico origen de otro enemigo del Hombre Murciélago.

El dato curioso de hoy está relacionado con el diseño de los personajes de la serie llevado a cabo por el productor Bruce Timm, exceptuando al Sr. Frío y El Acertijo realizados por Mike Mignola (Hell Boy), así como a Man-Bat y al Sombrerero Loco creados por Kevin Nowlan (Superman). Los diseños se retomaron en series animadas venideras de la Warner Bros., conservando característicos trazos cuadrados que podemos observar en las caras y los cuerpos de los personajes masculinos.

Ahora sí, después de alimentar un poco su curiosidad con los datos revelados pasemos a la reseña que les tengo preparada.

Hoy les ofrecemos: ILUSIÓN FATAL (FEAT OF CLAY)

A las 3:00 a.m., en el funicular de Ciudad Gótica cerrado por reparaciones, Lucius Fox acude al encuentro de Bruno Diaz para entregarle un maletín. La actitud por parte de Bruno es en extremo sospechosa, se menciona el nombre de Daggett y la adquisición de su empresa; sin embargo, Lucius le indica a Bruno que corre peligro si se entregan los documentos del maletín al fiscal. Diaz quiere los documentos para destruirlos y solicita la renuncia de Fox. Lucius no puede creerlo. Hay otros individuos con armas en el lugar. Forcejean con el maletín. Bruno rompe el asa y Fox sale corriendo, huyendo de los disparos que Batman escucha a lo lejos, lo que ocasiona que ingrese a la estación del funicular. Bruno Diaz se esconde en la oscuridad mientras Batman se encarga de los hombres armados. Al llegar la policía, encontrándose Fox semi-inconsciente él les dice: "Bruno me ha tendido una trampa". Batman escapa y Bruno Diaz pasa frente a un cine en el cual se exhibe la película: Lucha contra el mal con la actuación de Matt Hagen.

Por la mañana, en los Estudios Imperial, se está realizando una grabación y se pide al personal que se prepare. Un hombre acude al camerino de Matt Hagen quien desesperadamente busca algo. Su cara se encuentra desfigurada, le grita a Tedy que así no puede trabajar y en el espejo se alcanza a ver la nota recortada de un periódico donde se menciona el accidente del "hombre del millón de caras". Tedy le pide a Matt que se calme y le proporciona un tarro de crema facial Daggett con muy poco producto, mismo que se coloca inmediatamente. Tal y como si se amasara la cara, se la rediseña en el acto. Solamente tiene 24 horas antes de que la cara se le vuelva a desfigurar y está decidido a conseguir la crema a como de lugar.

En las Industrias Dagget, el Sr. Dagget comienza a indagar a sus hombres referente al trabajo de Hagen así como de la operación para la obtención de los documentos que tenía Lucius Fox. Daggett desea eliminar a Hagen a sabiendas que no tendrán que buscarlo, tarde o temprano acudirá por más crema viniendo a ellos. Un hombre corre por la entrada de servicio de Industrias Dagget, es Hagen. Cuando en el área de Investigación y Desarrollo encuentra un matraz con crema, la toma para colocarla en su rostro. Dos hombres lo descubren y le piden darse la vuelta, en ese momento él cambia su cara y se presenta como Bruno Diaz. Los hombres saben que es Hagen y está en búsqueda de más crema. Hagen cambia su rostro al propio, los dos hombres lo someten y despiadadamente le dan lo que necesita: uno de ellos toma un matraz gigante con crema y la vierte sobre el rostro de Hagen, como espectador puedes observar en la pared a tres sombras, una de ellas grita y se retuerce agonizante en el suelo. Los hombres dejan a Hagen en un vehículo, una mano se diluye por un costado del auto y un quejido se escucha en la oscuridad.


Como Batman pude reconocer a uno de los villanos que se encontraban en la estación del funicular: Raymond Bell. Alfred, de pronto, insiste en que lea lo siguiente en el periódico: Bruno Diaz es buscado por atentar contra la vida de un alto ejecutivo. ¡Eso es imposible!, me digo. Buscaré a Raymond Bell para obtener respuestas tendiéndole una trampa con la banda policíaca. Cuando por fin lo capturo, tras una persecución con la Batinave, comienzo a interrogarlo sobre el incidente en la estación del funicular y Bell confiesa que no fue Bruno Diaz quien asistió, luego se desmaya. Un helicóptero de la policía me alcanza y me pide entregarles a Bell. Como Bruno Diaz asisto al hospital a ver a Lucius Fox para hablar con él y obtener las respuestas que necesito, pero asustado llama a la policía y me arrestan.

Tedy va en busca de Matt y lo encuentra en el auto, le toca el hombro izquierdo y una sustancia escurridiza se adhiere a su mano. "¡¿Oh Matt, eres tú?! ¡¿Qué demonios fue lo que te hicieron Matt?!", exclama Tedy retrocediendo del auto anonadado. Una masa increíblemente deforme y de gran tamaño abre los ojos, se observa en el retrovisor y grita...


Esta historia continuará.

Los invito a acompañarme la próxima semana para conocer la segunda parte de esta perturbadora historia. Por favor dejen sus comentarios y nos leemos pronto.

¡Hasta entonces!

2 Batcomentario/s:

Max Demian dijo...

Esta historia es de mis favoritas en cuanto a origenes de villanos, de esa ya mitica serie de animacion. La segunda parte de esta historia es aun mejor, en ella se ve todo el histrionismo de Clayface en cuanto a venganza.

Adriana Perea dijo...

Hasta el momento no sé cuál sea más trágica: Victor Freeze con la pérdida de su esposa, un experimento fallido para revivirla y su transformación inesperada al Sr. Frío; o el desafortunado actor que vive de su rostro, el cual se desfigura en un accidente, y que para seguir trabajando necesita una crema la cual lo transforma para siempre en un monstruo.