¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 19 de marzo de 2014

Reseña: "Batman" #25 - "Zero Year"

Guión: Scott Snyder.

Dibujo: Greg Capullo.

*Esta reseña fue escrita el día Viernes 14 de Marzo*

 Uf, qué día. Sigue el paro de docentes, paro de colectivos, aumenta el subte, se murió Jorge Ibañez, llueve pero hace calor ¡Y gracias a muchas de estas cosas los planes de hoy en día se me cagaron completamente! Y encima ahora tengo que reseñar Batman #25. Pero bueno, un comic de Snyder, es un nuevo capítulo de Zero Year, seguro me va a ayudar a tranquilizarme y entretenerme en este caótico día...

*Después de leer el comic*

 ¡Hijos de puta! ¡Hijos de puta todos! Puede que no sea para tanto, pero aún así hay cosas que no entiendo cómo pueden suceder. Bueno, obviamente entraremos en más detalles ¡Así que vamos a eso!

SPOILERS A CONTINUACIÓN

 Empezamos en... Algún desierto (la verdad es que nunca se especifica), en donde unos militares encuentran una escotilla. Luego en Gotham, que está sufriendo de un apagón total gracias a los ataques del Riddler, vemos por primera vez en esta historia el primer batmovil, con el cual Batman logra escapar de un grupo de policías que lo estaba persiguiendo, esta secuencia es presenciada telefónicamente por el comisionado Loeb quien queda atónito con los hechos que los coches policiales le narran.

 Mientras tanto, un cientifico de empresas Wayne ha sido asesinado, aparentemente con un componente que hace que la victima, que reciba una inyección con él, es asesinada por sus mismos huesos desde adentros, deformándolos y haciendo, con perdón de la palabra, mierda al individuo. Obviamente, para el comisario el objetivo principal y por lo tanto sospechoso es Batman, aunque Gordon tiene sus razones para creer que no es así. Mientras que la Doctora Isley había visto un hombre entrar al lugar, un hombre esequelético, horas antes de que el cuerpo fuese hallado.

 Y esto último me lleva a pensar... ¿Cómo puede ser que Pamela Isley (próxima Poison Ivy) no haya llamado a la policía al ver directamente semejante cosa? ¿O al menos salir corriendo? ¡No es como si sus manos no eran claramente visibles que no son de un humano común! No es simplemente el nombrado "aspecto esquéletico". Además, teniendo semejante declaración, solo se pueden hacer dos cosas coherentes: 1) Llamar a la ambulancia, porque alguien o ingirió demasiadas drogas o está muy mal de la cabeza y 2) Avisarle al comisario que se deje de joder con Batman porque hay una amenaza mucho más grande en juego, y no es él quien está haciendo esto. Como sea, ninguno de los dos caminos no son elegidos.


 En la batcave, Batman charla con Alfred sobre el plan de Riddler (que no lleva a nada) y luego nos enteramos que este gran hombre-monstruo se trata nada más y nada menos que... ¡Dr. Death! ¡¿En serio?! ¿No se equivocaron de imprenta? ¿No es Killer Croc blanco o White Shark? Digo, está perfecto que Zero Year quiera hacer una super nueva versión de los orígenes del murciélago, y que abarque muchas cosas de la Golden Age ¡Por Barbatos, eso es genial! También entiendo que haya que modernizar algunas cosas, adaptarlas a la época, cosa que si se hace correctamente es muy apreciado por los lectores... ¿¡Pero esto?! La gente ya se queja del cambio del Joker y su cara ¿Por qué deformar tanto a los villanos? ¿Qué tiene que ver esta bestia con aquel científico loco de los años 40? Pero claro, es mucho más fácil apelar por la nostalgia de la gente que crear un personaje nuevo.

 Bruce y Alfred salen de la batcave hablando mal de la policía y como él no confía en ellos ¿Y quién los está esperando para cuando vean la luz? ¡Jim Gordon! Quien quiere ir a inspeccionar que están haciendo ahí abajo, Bruce (quien no lo recibe muy bien) lo invita a que vaya, pero muchos murciélagos le saltan en la cara al teniente. Como respuesta, Bruce y Alfred aseguran estar fumigando ahí abajo, pues hay muchos murciélagos y ahí es donde están funcionado los reactores.

 Y ahora entiendo por qué Gotham City necesita a Batman ¡Gordon es horrible como policía! Escucha que Bruce, hombre del mismo tamaño y músculo de Batman, quien claramente es una de las únicas personas que pueden financiar algo así (sin agregar que siempre se está demostrando públicamente para re-aparecer vivo y  cargar contra algún criminal, o fortalecer su ciudad) sube de un hueco secreto en su mansión alegando no confiar en los policías. Acto seguido salen un montón de MURCIÉLAGOS de ahí, y en vez de seguir preguntando sobre el tema o adentrándose en él, aunque no convencido, deja de investigar asintiendo a la tonta excusa de Bruce, aunque puede perfectamente notar a su mayordomo nervioso cuando Gordon quería entrar ¡¿A los personajes le son imposible establecer algo llamado CONEXIONES?!

 Pero si algo bueno saco de esta escena, es que empezamos a conocer esta dura relación entre Bruce y Gordon, teniendo este último un oscuro pasado y un secreto, aparentemente relacionado con la muerte de Thomas y Martha Wayne, lo que supone un giro bastante interesante a descubrir a lo largo de los números, punto para Snyder. Y sí, voy a ignorar el hecho de que en Batman Incorporated #13 Jim Gordon afirmó haber sido aliado de Bruce desde el comienzo, a esta altura no importa.


 Todo indica que Helffern, un ex-científico de empresas Wayne, es el dr. Death, quien volvió para vengarse de sus ex-compañeros que nunca habían aprobado ni consentido su loco proyecto. Así que nuestro protagonista, en rol de Bruce Wayne, va a preguntarle a Lucius Fox sobre el caso ¡Pero este repentinamente le inyecta el suero! Y en ese momento el dr. Death a su aparición quien, junto a Lucius, ve a nuestro héroe estremecerse en el suelo. Para concluír, volvemos a los militares que vimos al comienzo del comic, quienes fueron aparentemente cayeron en una trampa mortal. Y todo esto nos hace preguntar ¿Qué carajo pasó con los militares? ¿Cómo el dr. Death puede hablar con esos dientes tan deformes? Todo este suspenso me está matando.


 En fin, estamos ante un número muy meh. Solo sirve para poner sobre la mesa las interrogantes, las tramas y las sub-tramas que iremos viendo en lo que queda del actual acto de Zero Year, lo que promete bastante, pero a lo que el número respecta, sin pena y sin gloria, simplemente un puente. Si destaco, como siempre, la labor gráfica que hacen Greg Capullo, Danny Miki y FCO, con sus arriesgadísimos pero logrados colores, gente que entiende muy bien el concepto de auto-superación. Sin mucho para decir, esperen la reseña de Batman #26 para seguir descubriendo los comienzos del Hombre Murciélago... Bueno, para re-descubrir... Bueno, para ver como DC sigue robando con lo mismo. Yo soy JokerAnónimo y nos estamos leyendo. ¡Adiós!

2 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Pues sí, es un número muy normalito. Aunque hay varias incógnitas, interesantes. Lo que menos me gustó es lo del Dr. Death, algo que es totalmente al pedo. Podrían haberlo dejado con una apariencia normal, pero usando este nuevo m.o. al asesinar. En fin, son excesos del comic. Sobre Gordon debo decir que no sé si el tipo es boludo o se hace. Pero seguro que al final darán a entender que sabía el secreto de Batman etc, etc. El plan del Riddler es sólo para mostrar que es más inteligente que los demás, o sea que sólo lo hace para romper los huevos -_-
Y lo mejor fue el equipo artístico, peeeero me parece que FCO le erró con los colores de ese proto-batmóvil. Si le hubiera puesto colores oscuros hubiera quedado mucho mejor el autito. ¡Muy buena la reseña!. ¡Saludos!.

The Adrian Man dijo...

Hola. Esta historia de Batman me intereso bastante, recorde cuando ví la pelicula de Batman Inicia. Por cierto, les he enviado el mismo mail dos veces a su dirección de correo que aparece para mandar dudas y consultas.