¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 28 de marzo de 2014

Reseña: "Batman: Black and White" #6


Último número de esta mini-serie que pedía a gritos su regreso y que seguramente volveremos a ver reformulada en el futuro, porque sin dudas es una de las mejores maneras de alejarse del enfoque habitual que se le da a Batman, y de contar una historia sin las presiones del mainstream. A veces sale bien, otras no tanto, pero siempre se aprecia la voluntad de querer hacer algo diferente. Antes de empezar a hablar sobre las historias de este número, hablemos de la magnífica portada que lo acompaña. Ilustrada por Doug Mahnke, sin dudas es de las mejores portadas que hemos visto en esta serie, con esa impronta un tanto caricaturesca, pero salvaje y cruda a la vez; vemos a Batman atrapado con las manos en la masa, o mejor dicho, con las manos en el Joker que le sonríe alegremente a la cámara. El diseño es de lo más cómico y funciona; el trabajo de Mahnke es sencillamente impecable, sus líneas son fuertes y gruesas, pero no saturan la imagen, y de hecho le da lugar suficiente a los detalles primordiales como las facciones de los rostros, las grietas en la pared de ladrillos, las manchas de sangre, etc. Noto algo extraño en esos trazos que le otorgan musculatura al brazo de Batman, pero nada significativo al final de cuentas. Gran portada.


CLAY.
Guión y arte: Cliff Chiang.

Clay, literalmente “barro” en español haciendo alusión al villano, es una historia que está ambientada en los inicios de Dick Grayson como el Joven Maravilla, y que me he dejado un tanto indiferente. Vamos a encontrar todo lo que nos esperamos, un Batman tutor con ansias de que Dick progrese, desconfianza por parte del cuerpo policial ante el nuevo y joven vigilante, y un Robin con ganas de hacer valer su puesto, eligiendo como villano en esta ocasión a Clayface (Basil Karlo), personaje que también se llega a explorar un poco. Realmente todo suena bien, pero el problema es que no hay suficientes páginas para abarcar de modo satisfactorio todo lo que dije, dejando a mitad de camino la labor en cuanto al guion, y dando como resultado impresiones de que estamos ante “una historia más”, sin nada que resaltar. No fue una buena decisión para un Black and White, en dónde el número de viñetas en tan limitado.

En cuanto al arte, no resulta de mi agrado, pero tengo que reconocer que está bien. Chiang utiliza un estilo difuso, sucio, con líneas gruesas y un negro fuerte en el entintado sin grises en el medio, lo cual afecta a las dimensiones y a la calidad de las sombras. Es un estilo simplón, pero que por momentos está cargado de detalles. Bien dibujado, especialmente los rostros, en donde suelo tener tanta queja. 

Nota: 5.5/10


 BRUCE.
Guión: Olly Moss.
Arte: Becky Cloonan.

Comienzo diciendo que definitivamente me encanto esta historia. Él título ya lo anticipa, esta vez el centro de las miradas no es Batman, sino Bruce Wayne, excéntrico playboy millonario. A través de los ojos de uno de los “romances de una sola noche” del señor Wayne, Olly Moss nos habla de la otra faceta del Caballero Oscuro, y de la cual está obligado a sostener como si de una farsa se tratase, que de hecho en realidad es. ¿Qué se siente ser Bruce Wayne cuando no se es Batman? Pues a decir verdad, puede que ni el mismo Bruce lo sepa, puesto que siempre es Batman, incluso cuando no; y eso lo terminan notando todas las mujeres a las cuales les abre la puerta de su casa, aunque de una manera extraña e impersonal. Terminan viendo a Bruce como alguien frívolo y solitario. Lectura que recomiendo.

El arte es todo un acierto también. Cloonan en verdad sabe resaltar los rasgos femeninos y darles personalidad. No utiliza escala de grises, pero el blanco y negro le sienta muy bien de todos modos, con trazos dinámicos y curvos impecables. Otra cosa que me llamó la atención, es que después de ver tantos bat-trajes inspirados en "Año Uno", por fin encontrarme con uno mucho más fiel a la continuidad “New 52”, y aunque con una breve aparición, perfectamente ilustrado.  

Nota: 8/10


THE BATMAN: HIDING IN PLAIN SIGHT.
Guión y arte:Dave Taylor.

Bueno, ya conocen la rutina, tras una buena historia viene otra no tan buena. Una de cal y otra de harina. “Hiding in plain sight” es un relato ordinario en todos los sentidos. Batman encuentra algo sospechoso la venta de unos terrenos en las colinas y desea investigar, bajo la supervisión de un Alfred escéptico y sarcástico, que en mi humilde opinión, resulta bastante molesto; y eso es difícil siendo Alfred un personaje tan querible. Pero créanme, Alfred en esta historia le resulta todo un grano en el culo a Batman, ni siquiera es gracioso. Yo lo hubiera omitido de la historia. Pero aún sin el molesto Alfred, el argumento no es la gran cosa, no sorprende, y no creo que intente transmitir o aportar algo a la ya extensa mitología batmaníaca. Simplemente es una historia común, que sin altos ni altibajos se desarrolla con total normalidad. Puede que te llame una especial atención si te gustan mucho los robots, pero eso es todo.

Es difícil que yo catalogue como “malo” la labor artística, y esta no será la excepción. Aunque tampoco es espectacular. Con trazos más finos y definidos, Taylor apuesta por un estilo sólido y cargado de líneas por momentos. Una vez más, no hay uso de grises. Por momentos, el entintado oscuro denota zonas más claras, no sé si será el resultado del uso de microfibras.

Nota: 5/10

 
SHE LIES AT MIDNITE.
Guión y arte: Adam Hughes.
 

Uno de mis relatos favoritos en todo “Black and White”, gran parte por su arte, del cual hablaré más tarde, y otra gran parte por su guión; sea como sea, ambas cosas corrieron por parte del señor Adam Hughes, y el resultado final es fenomenal. La historia habla de la difícil relación de Batman y Catwoman, aunque sin planteos románticos ni mucho menos; un gran punto a favor. A pesar de ser una historia breve y simple, consigue ser intensa y dotar de una considerable profundidad a los personajes. Catwoman es genial, siendo puramente ella, mostrando su faceta manipuladora y poco moralista, meciéndose entre lo correcto e incorrecto, todo para alcanzar sus fines. Catwoman es uno de mis anti-heroínas preferidas. Es el perfecto balance entre astucia, sensualidad, e hipocresía. Todo eso fue plasmado a la perfección en esta historia, una perfecta ilustración de lo que Selina Kyle representa en el mundo de Batman.

El arte puede generar opiniones divididas, aunque a mí me encantó. Sabiendo hacer buen uso de la tecnología, Hughes consigue dibujos inclinándose al fotorrealismo digital, que se nota sobremanera en las expresiones faciales de Selina, otorgándole aún más personalidad. Es la primera vez que tengo la sensación de que el traje de Batman está basado en el de “Batman Begins”. 

Nota: 8.5/10


TO THE BEAT THE BATMAN.
Guión y arte: Dave Johnson.

Como dije, una de cal y otra de harina, entonces… no, esperen, ¿Otra buena historia? ¡Mira por donde! “To beat the Batman” podría ser tranquilamente adaptado a un largometraje si se profundizará y se explotará el guión. Aunque el protagonista no es Batman, otra vez, sino un vándalo… otra vez. Es una historia de vida, nos habla de los diferentes encontronazos de Batman con nuestro desafortunado amigo y como llego a terminar así. Es una de las tantas historias que podrían ocurrir en la serie regular, pero que obviamente no percibimos debido al enfoque, por eso me encantan estas historias. Muy bien llevada, sería difícil no encariñarse con el protagonista, y luego compadecerse de él y de sus padecimientos por parte de Batman y la simple mala suerte. No les voy a mentir, la historia es puñeteramente triste, pero deja un mensaje y eso es lo importante; un mensaje que hará reflexionar más al hombre murciélago que al lector mismo. A veces hay un ganador y un perdedor, pero otras veces simplemente nadie gana, ni siquiera Batman.

El arte es estupendo y no tengo quejas al respecto. Llega a recordarme a “Batman: La serie Animada”, excepto en las ocasiones en donde aparece Batman y estilo toma un giro sensible pero notorio. La escala de grises se utiliza con la trama de puntos, que otorgan profundidad, y sombras, aunque no es realmente lo importante. Los escenarios no están tan cargados, pero los dibujos llegan a ser suficientemente detallistas.

Nota: 8/10

0 Batcomentario/s: