¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 13 de mayo de 2014


"75 años, 75 versiones de Batman" es básicamente lo que su nombre indica: un breve pero variado repaso no cronológico por algunas de las versiones más destacadas del Caballero Oscuro, ya sea en cómics, video juegos, series de televisión o películas.


En esta entrega les traigo una de las versiones alternativas más particulares que ha tenido Batman a lo largo de su existencia. Me refiero, claro, a Dark Claw, una fusión del Caballero Oscuro y Wolverine producto del Universo Amalgam, proyecto conjunto por medio del cual DC y Marvel colaboraron codo a codo para publicar numerosas mini-series mezclando a sus personajes más notorios.

En esta realidad, los padres de Logan Wayne fueron asesinados y terminó bajo el cuidado de su tío en Canada, quien también sería asesinado. Luego de esto, Logan terminaría en una orfanato y al llegar a la mayoría de edad se inscribiría en la Fuerza Aérea canadiense, solo para terminar siendo parte del proyecto Weapon X junto con un tal Creed H. Quinn. Allí ambos descubrirían que eran mutantes y tenían poderes más allá de lo imaginable, pero el experimento resultó fallido cuando sus responsables se dieron cuenta que ninguno de los dos servía como asesino: Logan, a pesar de sus increíbles habilidades, seguía apegado a su lado más humano y sensato, mientras que Creed era un asesino demente. Es así que el proyecto fue disuelto, con lo cual Logan comenzó a viajar alrededor del mundo para perfeccionar su cuerpo y sus aptitudes, con el objetivo de convertirse en un héroe y luchar contra el crimen que le arrebató a sus padres cuando solo tenía cinco años.

De regreso en New Gotham City, Logan adoptaría el manto de Dark Claw y combatiría la creciente actividad criminal que atestaba en las calles de la ciudad, haciéndose eventualmente de aliados como Sparrow (una mezcla entre Robin y Jubilee) y Mr. Huntress (una mezcla entre Mr. Marvel y Huntress), además de enemigos mortales como el mentado Creed a.k.a. Hyena (una mezcla entre el Joker y Sabertooth), con quien mantendría una feroz y recurrente rivalidad.

Como podrán ver, el traje de Dark Claw es una perfecta y... pintoresca combinación entre los atuendos de Batman y Wolverine, constando principalmente de azul, negro y amarillo. El traje se compone básicamente de dos piezas, una malla que abarca todo el cuerpo y una gran capa con hombreras puntiagudas. Tanto piernas, torso y brazos tienen detalles en amarillo, al igual que la parte superior de la capucha, cuyo diseño es prácticamente idéntico al de la capucha moderna de Lobezno. En los antebrazos podemos notar los típicos picos del Caballero Oscuro, mientras que en las manos vemos las largas garras de Logan, además de un extraño cinto plateado en su cintura.

Entre sus múltiples habilidades, dejando de lado su costado detectivesco y estratega, Logan Wayne tiene poderes regenerativos, fuerza sobrehumana e inmunidad sobre distintos tipos de enfermedades, además de poseer sentidos y reflejos agudos. Pero claro, lo que más distingue tanto a este héroe como al Wolverine que todos conocemos es su esqueleto y, sobre todo, sus garras de Adamantium, una aleación de meta sumamente resistente que le permite cortar todo tipo de sustancias y compuestos, convirtiéndolas en el arma perfecta.

En cuanto a personalidad, Dark Claw posee la determinación y la compasión de Bruce Wayne así como también la brutalidad de Logan, al punto de que ha llegado a matar en muchas ocasiones a pesar de sus fuertes convicciones respecto a la ley y el orden. Por el lado civil, mantiene el típico perfil de playboy despilfarrador, viviendo de la fortuna familiar y del dinero que gana con su arte, ya que en su "tiempo libre" se dedica a pintar cuadros.

Hasta aquí llego yo, así que me despido dejando la sección de comentarios a su entera disposición para que comenten y dejen su opinión acerca de esta versión alternativa del Encapotado.

¡Batisaludos!

1 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

El nombre "Dark Claw" me gusta, pero la verdad que el traje me parece horrendo.