¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 22 de mayo de 2014

Reseña: "Batgirl" #31


"Batgirl" #31 parece a simple vista una mera edición de relleno, pero en realidad prepara el campo de juego para el enfrentamiento definitivo entre Batgirl y Knightfall, su más reciente nemesis nacida de la mente de Gail Simone en los en los “New 52”.

Si en el fondo este cómic es sobre la inevitable batalla decisiva entre Barbara y su rival, superficialmente es sobre la reintroducción de un viejo enemigo al nuevo Bativerso, uno que comenzó su carrera criminal enfrentándose al “Flash” de la Era de Oro, renació y peleó contra el Starman de los 90 y finalmente le paso el manto a su hijo, el que se unió a los Secret Six (Un título que también escribía Gail Simone); Si me refiero a Rag Doll, el sorprendentemente flexible muñeco viviente psicópata. El buen Raggy asoma su cabeza tres años después de que el boton de reset fuera apretado, dentro de uno de los tantos edificios del dichoso “Mr. Rain”, el enemigo que forzó a nuestra heroína a unir fuerzas con Poison Ivy en el Anual pasado. ¿Que hace Rag Doll aliado con Mr. Rain? En realidad más que un compinche es un secuaz contratado; su misión, asustar hasta la médula a un grupo de eco-terroristas liderado por la compañera de cuarto de Barbara.

Pero esa no es la única conexión de la vida de nuestra Bati chica que la atrae a este asunto, la persona que incentivo y le dio los medios a Alysia Yeoh para romper la ley en pro de la madre tierra no fue ningún otro que el guardaespaldas personal de Knightfall, quien proveyó a los despistados bienhechores con una bomba letal disfrazada como bomba de broma.

Rag Doll al principio parece jugar el papel de villano, pero termina cayendo en la casilla de antihéroe que su paso por los Secret Six le dio. Su enfrentamiento con Batgirl aunque muy violento (la chica le reventó la máscara en la cara contra un barandal) fue fugaz, lo que me hace pensar que el resbaladizo supervillano volverá a rondar por las partes de Gótica que protege Babs.

Supongo que este ha de ser un número satisfactorio para la gente que leyó los Secret Six de Simone y no me puedo quejar por la interpretación del personaje, pues ella lo creo. Es una suerte de esperada reunión que le da un toque especial a la historia.

Esta es otro número más que está estructurado como un thriller de terror, con Rag Doll acechando en la oscuridad a los eco-terroristas hasta que Batgirl entra en escena y le muestra lo que es bueno (lo que es bueno es el puño de hierro de la dama justicia contra su rostro).

El arte es lo que hemos llegado a esperar de Fernando Pasarin, buena acción, malas caras, con los confiables colores de Blond haciendo que la historieta en verdad cobre vida.

Aparte del encuentro con Rag Doll y Knightfall hay un par de sorpresas más para la vida de Barbara en “Batgirl” #31, Ricky, su disque novio ex-criminal, planea demandar a su padre (James Gordon) y, hey, ¡Alisya tiene novia! Bien por ella.

En fin, es un cómic entretenido, recomendado 100% para los fans de Rag Doll allá afuera, ustedes cuatro saben quienes son.

1 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Que no Ragdoll había aparecido ya en Forever Evil #1 y en FE: Arkham War, en cameos????