¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

sábado, 27 de septiembre de 2014


Con la Guerra de Pandillas aparentemente concluida, llega el momento de retomar la olvidada trama sobrenatural de esta apasionante serie semanal. Los tres números que abordaremos a continuación estuvieron a cargo de Ray Fawkes, el especialista en temáticas esotéricas del Team Eternal, y vaya que el novato guionista se divirtió en este arco. A partir de este punto, como siempre, habrá spoilers, así que tengan cuidado si van a seguir leyendo. ¿A quién quiero engañar? A esta altura todos leyeron y reseñaron estos números ya, yo debo ser el único mamerto que está tan atrasado... Pero bueno, sin más preámbulos, ¡a los bifes!

Empezamos con Batwing y Jim Corrigan, el nuevo Dúo Dinámico de Gotham, sumergiéndose en lo profundo del Asilo Arkham. Ya de entrada notan que algo estaba mal cuando son recibidos por Magpie, una conocida villana de clase C. A medida que su recorrido continúa, se dan cuenta que el sanatorio mental no solo se encuentra devastado y lleno de sangre y muerte, sino también de una poderosa fuerza oscura. Avanzando un poco más, Luke Fox encuentra un misterioso acertijo en celda del Riddler y luego encuentran al Dr. Jonathan Crane a.k.a. Scarecrow en una especie de trance, suspendido en el aire y siendo utilizado como una especie de "faro" sobrenatural para la magia negra que estaba invadiendo el lugar.

Tras toparse con Ten-Eyed Man, otro villano de poca monta, las cosas dan un giro para peor. Un grupo de espectros deformes sale de la nada y comienzan a atacarlos. Luke le dice a Corrigan que convoque al Spectre para poder combatirlos, pero le es imposible. Es así que las criaturas toman a Luke y literalmente lo sumergen en el piso para trasladarlo bajo tierra y dejarlo a merced de la Hija del Joker, quien obviamente promete acabar con él. Por su parte, Corrigan es derrotado rápidamente y puesto de rodillas frente a Mister Bygone, un aterrador sujeto de baja estatura que asegura haber ganado la batalla contra nuestros héroes casi sin al instante.

Mientras tanto en otra parte de Gotham, el Comisionado Bard, ahora en reemplazo del apresado ex-Comisionado Forbes, no solo continúa persiguiendo y capturando sin piedad a la gente de Falcone, sino que además afianza su vínculo tanto con el Encapotado como con Vicki Vale, ambos grandes aliados en su cruzada por la justicia. Al mismo tiempo, Julia, la hija de Alfred, sigue cuestionando las decisiones de su padre y su trabajo como mayordomo de Bruce.

Momento de dar la vuelta al mundo. En Río de Janeiro, Batgirl y Red Hood siguen en busca de pistas para exonerar a Gordon y es por eso que se dirigen tras un cirujano llamado Dr. Mangaravite, que casualmente estaba siendo "interrogado" por Batwoman, que estaba allí siguiendo rumores que lo vinculaban con la Religión del Crimen. De esta manera, los tres deciden emprender la misión juntos.

En Tokyo, Red Robin y Harper Row realizan una alianza temporal para tratar de capturar a Sergei Alexandrov a pesar del gran descontento de este primero, que asegura que la presencia de una amateur entorpecerá las cosas, pero Harper no se quedará de brazos cruzados mientras la vida de su hermano corre riesgo. Ya inmersos en el Distrito de Akihabara, son atacados por unos tentáculos robóticos que logran desactivar rápidamente, cosa que deriva en la llegada de Sergei. Luego de un cruce de egos donde Harper demuestra ser más peligrosa y astuta de lo que parece, Tim le muestra los planos de los nanobots que están atacando a los habitantes de los Estrechos y Sergei efectivamente reconoce que son obra suya, pero pertenecen a un cargamento que le robaron tiempo atrás y, por como viene la mano, creo que ya todos sabemos quien fue el responsable...

De regreso en Arkham, Mr. Bygone le explica a Corrigan que los espectros allí presentes se alimentan de la pena y el dolor de los pacientes, y luego procede a intentar "extirpar" al Spectre de su interior. Metros más abajo, la Hija del Joker imita la voz de Batwing y se comunica con Batman para hacerle creer que la amenaza había sido neutralizada. Eventualmente, ambos héroes logran salir airosos de sus respectivas situaciones y vuelven a reunirse, solo para darse cuenta que alguien estaba tratando de revivir al famoso Deacon Blackfire utilizando el cuerpo de Maxie Zeus como huésped.

Flashback. Tres años atrás. Blackfire ofrecía ceremonias para los menos afortunados, prometiéndoles remodelar su vecindario y aplacar todos sus problemas. Claro que, secretamente, el malvado predicador le lavaba el cerebro a sus seguidores, cosa que también pretendía hacer con Batman, a quien había capturado previamente. Luego de montar un breve espectáculo, el Caballero Oscuro se libera y, ante la falta de acción, Blackfire es asesinado por su propia gente. Básicamente esto se trata de una breve actualización de "The Cult".

Volvemos al presente, donde el resucitado Blackfire invoca una horda de seres infernales no solo para que se encarguen de Batwing y Corrigan sino para que, junto a la Hija del Joker y Ten-Eyed Man, vayan tras los inocentes ciudadanos de Gotham. Corrigan una vez más intenta invocar al Spectre sin éxito y tanto él como Luke son nuevamente superados por las oscuras fuerzas sobrenaturales que los arrastran aún más hacia las misteriosas profundidades de la ciudad.


Realmente no tengo mucho que decir sobre este arco. Si bien el anterior me pareció emocionante y muy bien desarrollado, sentí que éste fue estirado innecesariamente, con el simple propósito de hacer tiempo para coordinar las siguientes entregas y los nuevos títulos o etapas que se desprenderán de "Eternal", cosa que nota al ver que se repiten situaciones similares o algunas escenas son más largas de lo que deberían sin justificación alguna. No me malinterpreten, en sí el arco fue bueno, tuvo un guión sólido y atrapante, pero creo que todas las situaciones planteadas podrían haberse resuelto tranquilamente en un número y medio o dos, como mucho. Aún así, aplaudo que el Team Eternal finalmente haya decidido centrarse en esta trama pues de entrada parecía sumamente interesante, pero sigo sin entender o imaginarme como es que todo esto se unificará con el resto de las tramas de la serie. Detalles más, detalles menos, Fawkes deja en claro una vez más que la sangre nueva es uno de los recursos más importantes de la editorial por más leyendas que haya.

En lo que al arte respecta, mis queridos Dustin Nguyen, Derek Fridolfs y John Kalisz logran imprimir página a página una atmósfera por demás de oscura y densa, cosa que obviamente le sienta de maravilla a este guión. Ahora bien, hay dos cosas que me gustaría remarcar, una culpa del editor Mark Doyle, la otra no estoy seguro. En primer lugar, como dije en su momento, si ya vimos que la Hija del Joker se implantó el rostro del Payaso Príncipe del Crímen, ¿por qué lo sigue teniendo cosido de forma "casera"? ¿Acaso es tan difícil hacerle llegar el memo a los distintos artistas que pasaron y pasarán por la serie? Por otro lado, no sé si sea culpa del propio artista o nuevamente de Doyle, ¿pero por qué Nguyen dibuja a Bard con pelo largo y sin barba, cuando su look habitual es completamente opuesto? ¿Otra vez problemas con los memo? Sea como sea, más allá de algún que otro error de proporción típico de Nguyen cuando debe trabajar un poco más rápido de lo usual, el apartado gráfico en general resulta bastante satisfactorio.

En fin, hasta aquí llegamos. Reseña relativamente corta por tratarse de tres números, pero así estamos. Luego de un arco donde poco ocurre y todo lo estiran por de más, nos preparamos entonces para reseñar los próximos capítulos lo antes posible. Estén atentos.

¡Batislaudos!

1 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Concuerdo con la reseña. Este fue un buen arco, pero le sobra por lo menos un número.
Tampoco me imagino como puede avanzar esta trama, o como se enlazará con las demás, pero supongo que la nueva serie "Arkham Manor" será consecuencia de los hechos de esta historia. Pienso que quizá la cosa solo quede ahí, y esto es nada más que una partecita del plan de "you know who" para seguir jodiendo a Batman, haciendo que la ciudad se apropie de la mansión para meter el manicomio ahí. De todas maneras, y por muchas suposiciones que uno haga, solo queda esperar para ver cómo avanza la cosa.
El arte me gustó pero se nota que fue hecho con prisas, por lo tanto la calidad se resiente un poco. Es una lástima, porque Nguyen debería estar en una serie que se ajuste a sus tiempos de trabajo, y no en una donde se cuadriplica lo que se hace normalmente en una serie mensual. Seguro que esto también es culpa del editor jajajaja. De todas maneras Nguyen es una gran artista, y solo hace falta ver las portadas de este arco para darse cuenta de eso.
Gran trabajo, Lichu. ¡Saludos!.