¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 23 de septiembre de 2014

Reseña: "Birds of Prey: Futures End" #1


"Birds of Prey: Futures End" #1
Guion: Christy Marx.
Dibujo: Robson Rocha.
Tinta: Oclair Albert & Júlio Ferreira.
Color: Christopher Sotomayor.
Portada: Dan Panosian.

La serie oficial de las Birds of Prey ha concluido, pero en el no tan distante futuro de “Futures End”, Black Canary sigue haciendo de las suyas y, aunque no se encuentre acompañada del resto de las Birds, definitivamente no está sola. Atención, hay spoilers. 

Recordaran de mis reseñas anteriores de “Birds of Prey” que la serie no terminó con un buen pie, los últimos guiones a cargo de Christy Marx resultaron ser bastante genéricos e inmotivados. Desde mi punto de vista, la mejor etapa de Marx en las Birds fue durante los números que narraban el enfrentamiento entre Mother Eve y Ra’s al Ghul, las entregas que antecedieron y precedieron a aquella historia fueron malos. Por supuesto, no me canso de decir que está es mi opinión, y no quita el hecho de que a alguien le pudo haber gustado esos cómics; principalmente al público más joven, creo yo, y esto lo digo sin intención de ofender a nadie ya que la elección del público al que va dirigido un producto (en cualquier ámbito) es algo muy serio, y al final todo se remite a negocios: pérdidas y ganancias.

En fin, todas esas palabras introductorias son solo para que sepan que éste número no es la excepción. ¿Qué quiero decir? Que tiene un argumento genérico, con un desarrollo simple, y un desenlace aún más simple. Pero antes de empezar a hablar sobre lo que está mal en este número, hablaré sobre lo que está bien, simplemente porque me parece más sencillo.


Lo más atractivo del cómic, por su puesto, su premisa; como siempre, estos one-shots centran el interés del lector en los cambios que se han producido en los personajes en los últimos años, y estos suelen ser drásticos para causar un mayor impacto. Formula ya conocida, sino pregúntenle a Batgirl. En esta ocasión, la personalidad de Black Canary no se ha visto alterada, pero asume un nuevo rol: como líder de su propio grupo de asesinas… que no asesinan. ¿Qué? No lo hacen, usan macanas (PR-24) como en la portada. Ah, no, esperen... bueno... olvídense de la portada.

Así que si pensaban encontrarse con una Dinah sanguinolenta y despiadada, olvídense, reemplazo a sus antiguas compañeras por un grupo de ninjas de sin personalidad, eso es todo. No es un gran cambio, y Ra’s al Ghul solo es nombrado para comparar la actual cruzada de Dinah con la Liga de Asesinos, pero nada más lejos de la realidad. Por lo que, como verán, lo pudo ser un inesperado cambio, terminó por simplificarse más de lo debido.

Eso sí, cambios hay, pero no tan drásticos. Dinah ahora está rodeada por un aire de maestra, lo que puede confundirse con madurez, pero en realidad sigue siendo ella misma, sólo que tiene a más gente a su cargo. Dejando eso a un lado, los cinco años que pasaron no hicieron mucho más en ella, además de un cambio de look por supuesto.


Lo anterior dicho fue lo bueno, y por contraste se podría decir que lo que queda es lo malo, lo cual es mucho porque es la historia en sí. Al final, nos quedamos con la sensación de haber visto un día más en el accionar de esta nueva liga, con la excepción quizá, de la presencia estelar de Batgirl. Porque recuerden que esto sigue siendo “Birds of Prey” y no un unitario sobre Dinah, aunque con lo ocurrido en “Zero Year” ya es para estar acostumbrados.

Con respecto a la pelea entre Batgirl-Bane y Black Canary, fue un despropósito total, al igual que las nuevas motivaciones de Bárbara, pero bueno, no me voy a meter en eso. La pelea fue un sin sentido, y no hay peores peleas que las inducidas con el único propósito de llenar espacios o de cumplir con una cierta cuota de acción.

Para que lo entiendan, tras unos cuantos golpes, Dinah le explica que ella está interfiriendo con el objetivo de su misión: capturar a un hombre involucrado en la trata de personas; bárbara le responde que eso es imposible, y le exige pruebas que incriminen a ese hombre, Dinah saca un pendrive y Bárbara parece conforme. Este es un excelente ejemplo sobre aquél dicho “hablando la gente se entiende”. Así que sí, el asunto de Batgirl-Bane vs Black Canary también resulta de lo más decepcionante.


En cuanto al apartado visual, me parece uno de los mejores trabajos de Robson Rocha hasta la fecha, seguramente gran parte de ello se deba a la estupenda labor de Oclair Albert y Júlio Ferreira en las tintas, sobre todo del primero. Los colores de Sotomayor no llegan a lucirse esta vez por una cuestión de guion, pero sigue siendo un buen trabajo. Pero volviendo al trabajo de Rocha, me enamoro cada vez que veo a Canary con ese semblante firme, curvas definidas, y un pequeño meneo hacia un costado; simplemente genial, Rocha sabe cómo darle carácter a Dinah y lo ha demostrado incontables veces. El arte vuelve a ser lo mejor frente a un guion que permanece en la mediocridad, que se le va a hacer.

En conclusión estamos ante un cómic mediocre que difícilmente llegue a maravillar alguno. Su principal defecto es el guion en sí, insípido, sin grandes propuestas ni mucho que ofrecer. La novedad de ver a Canary al mando de una liga no es suficiente para justificar el cómic, se necesita algo más que contar y en este caso no lo hay. Es un simple “tour” de que nos dice que fue de la vida de Dinah cinco años después, así lo sentí yo al menos.

Lo mejor:
  • El arte.
  • El personaje de Dinah no desentona y se mantiene fiel.
Lo peor:
  • Un guion sin interés, genérico.
  • La pelea entre Batgirl-Bane y Dinah.
Nota: 4/10 (Mediocre)

1 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

si dc comics relanza birds of prey yo tengo 2 probables equipos
1 gregg hurwitz en los guiones y en los dibujos robson rocha y occlair albert
2 co escrito por JH Williams III, dustin nguyen y derek fridolfs alternado dibujos con JH Williams y Dustin Nguyen
pero esto es menos probable devido a la relacion que tiene JH Williams con DC pero si se arreglan se puede hacer