¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 9 de octubre de 2014

DEUX EX MACHINA

Texto: Scott Snyder
Arte: Greg Capullo
Texto: James Tynion IV (para The Paleman)
Arte: Kelley Jones (para The Paleman)

Los griegos nos heredaron muchas cosas. Occidente mismo está forjado sobre el yunque helénico. Para bien o para mal, la cultura clásica griega ha dejado su marca en nuestra sociedad. Y uno de sus más preciados legados es, sin duda, el arte. Y dentro del arte, la Tragedia. La Tragedia con mayúsculas. Esa especie de ritual dionisiaco del que provino nuestro teatro, nuestro cine, ¡nuestras telenovelas!... Y, por cierto, nuestros cómics.
En el anfiteatro heleno nacieron conceptos como el coro, el protagonista, el antagonista. Ellos fueron los primeros en usar máscaras para representar el alma de los personajes representados, como también para ocultar al actor bajo ella.
En las tragedias griegas fuimos testigos por primera vez de hombres superdotados, semidioses interviniendo en nuestra cotidianeidad. Haciendo el bien o haciendo el mal.
Leer (que muy poco o nada se representa hoy en las tablas) el teatro clásico, es asistir a la cuna del cómic de superhéroes. Ahí encontramos las motivaciones básicas que mueven a los personajes. Ahí encontramos el argumento crudo del que derivan todos los argumentos del día de hoy. Ahí encontramos todos los principios… Y todos los finales.


Snyder se hace eco de esta innegable herencia proporcionándonos desde la primera página de este "Endgame", un montón de referencias al drama griego. Citas que van más allá de un mero decorado:
Abrimos la historia con un teatro, el escenario donde las grandes hazañas de los héroes se representaban. Lugar dónde "Orestes", la obra de Eurípides, será llevada a escena como parte de su inauguración. Hecho no menor dentro del argumento que nos presenta Snyder: Orestes, hermano de Electra, mata a su madre, Clitemnestra, y al amante de esta, Egisto, para vengar el asesinato de su padre, Agamenón. Huye, entonces, perseguido por las Erinies debido a su culpa de sangre. Hasta que Apolo interviene como el deus ex machina que baja del Olimpo a imponer el orden e impartir justicia.
¿Qué quiere decir Snyder aquí? ¿Es Batman un Orestes perseguido interminablemente por sus demonios internos, por ocultos cargos de conciencia?
Más adelante veremos que este Apolo —Dios de la luz— anticipa la llegada desde los cielos de Superman… Pero un Superman con muy malas intenciones. Lo que tampoco es del todo extraño: recordemos que en la versión de Esquilo de esta tragedia —llamada "Las Euménides"—, Apolo es el Dios vengador que quiere la sangre de Orestes, y Atenea es la deus ex machina que interviene a favor.
Pero no terminan ahí las “coincidencias” con el mundo clásico griego: El Batman manco de un futuro distópico se nos descubre como la mala resaca de una variedad del gas del miedo de Scarecrow. Un gas llamado Cassandra, como la hija del rey Príamo de Troya, maldecida por Apolo al negarle favores sexuales, a ver el futuro y nunca ser creída —lo que resultará en la consabida caída de Ilión ante Agamenón y sus reyes aliados—.


Nuevamente es justo preguntarnos: Este futuro con el que sueña Bruce, este futuro donde indefectiblemente muere en batalla, ¿es real? ¿Debemos creerlo? ¿Es una profecía?
Si Batman se cuestiona aquello, mientras conversa con Alfred y Julia —la hija del mayordomo que Snyder sacó de bajo su manga—, paseando entre Búhos, no lo sabemos porque somos dirigidos de inmediato a la acción por el ataque de Wonder Woman, esta suerte de Atenea moderna —diosa de la sabiduría, pero irreductible guerrera cuando era apropiado—. ¿Otra coincidencia que el Búho fuera su animal sagrado, símbolo de la sabiduría?
Y, de ahí, nos vamos vertiginosamente hacia las escenas finales, sucediéndose los ataques por parte de otros miembros de la Justice League —a la que, parece, nuevamente pertenece Hal Jordan, según el comentario de Batman—. ¿A dónde nos quiere llevar Snyder? La última escena con este deus ex machina de azul y rojo, esbozando una gran sonrisa, da muchas pistas.


Habrá que ver si este arco argumental es capaz de mantener esta doble lectura. De sorprendernos y engancharnos.
Sólo los dioses lo saben. Y ellos saben además algo muy importante: lo que las Morias han determinado, ni ellos mismos pueden cambiarlo. ¿Atrapará el destino por fin a Bruce Wayne? ¿O sus Erinies personales serán trocadas en afables Euménides, permitiéndole descansar?
¿Qué encierra este “final de juego”?
Alea iacta est, como decían los latinos.
Snyder, como siempre, prueba ser un gran guionista. Sabemos que tiende a estirar demasiado las cosas, pero sus ideas siempre son buenas. Aquí nos reta con este juego entre literatura clásica y cómic. Bienvenido sea.
Capullo, siendo yo un gran fan de su trabajo, tiene esos buenos momentos a los que nos tiene acostumbrados, sobre todo a nivel expresivo, pero cojea bastante esta vez: Su portada es muy sosa, de las peores que se le han visto. Y, si bien es un gran dibujante de Batman, su Justice League —en especial, Flash— no terminan de convencer.
Pero este número 35 no es sólo Snyder/Capullo y su "Endgame". También es, ¡y en buenahora!, un back-up de Tynion y Kelley, titulada "The Paleman". Es regocijante tener autores así volviendo a nuestros personajes favoritos.


Aquí nos presentan una historia que puede resultar paralela al "Endgame". Otra aproximación —¡con maestría!— al enemigo que vuelve. Si Snyder vuelve a ponerse aburrido, siempre tendremos estas historias back-up para hacer que valga la pena la experiencia.

9 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Excelente reseña !!!
Es como si el propio Bruce Wayne escribiese ...
Esperando las proximas !!!

C. K.

Anónimo dijo...

Excelente reseña, me sorprende como manejas y relacionas los conceptos del teatro griego, los cuales estan muy acorde con la historia que snyder esta manejando. Definitivamente cambiaste el modo de abordar el arco en turno, tal vez no podamos seguirte el paso, pero se hara el intento. Con respecto a la historia, tenia mis reservas luego del nefasto Zero Year, pero prefiero dejarlo en el pasado, sin embargo trato de no emocionarme demasiado y dejar que la historia fluya por si misma. Hasta ahora, todo lo visto me parece correcto, una especie de aftermatch luego de Eternal, para luego y de la nada caer nuevamente el el agujero del conejo. Por un momento pense que seria una especie de alucinación de Bruce, pero al parecer es real y el culpable es el Joker, mas alla de lo que paso, es poco lo que se sabe, pero eso mismo le da un toque de misterio. El enfrentamiento con la justice league no tiene precio, algo que queriamos ver hace rato, pero quizas en condiciones distintas. Veremos como se desarrolla todo esto, el final en todo caso si se asemeja a una obra de teatro griego, solo tiene dos resultados posibles: tragedia y comedia, y ninguno parece bueno para batman, tragedia seria si batman muere y comedia si joker gana?

Alejandro Infante dijo...

Hola, perdon... pero en que parte de la cronologia esta esta serie? Desp de Evil o de Futured End?

Lichu dijo...

Alejandro Infante: Tanto "Batman" como "Batman: Eternal" y "The New 52: Futures End" transcurren luego de "Forever Evil", sin embargo el tema es el siguiente.

Los que está ocurriendo en "Batman: Eternal" está enmarcado en la actualidad del Bativerso/DCU y, si bien aún no contamos con una cantidad suficiente de datos exactos como para determinar cual es la extensión de los hechos, se presume que la trama (aún en curso) abarcaría un año completo aproximadamente.

A su vez, lo que comenzamos a ver a partir de este número (#35) y al menos durante los próximos cinco números que durará "Endgame", transcurre poco después de los hechos de "Batman: Eternal".

Finalmente, "The New 52: Futures End" comienza su desarrollo cinco años en el futuro, de modo tal que "Eternal" y "Endgame" ocurren antes.

En conclusión, si estás buscando un orden de lectura o algo similar: primero viene "Eternal", le sigue "Endgame" y por último tenemos "Futures End".

Espero haber aclarado tu duda.

¡Batisaludos!

Lichu.

Anónimo dijo...

Épica reseña, me recordó cuando leía mitología hace años, me agrado mucho ver como Bruce contraataco inmediatamente, aun sin el traje, espero que sea una lucha verdadera y no una alucinación, disfrute mucho como temía un enfrentamiento contra Superman, remarcando que antes de ser Batman es un hombre, y aun así derribo a tres miembros de la liga y estar preparado para otros dos, no creo que Hal sea miembro de nuevo, probablemente desarrollo el traje antes de que renunciara

m3na dijo...

Más que tragedia o comedia, que son variaciones algo posteriores, lo que el teatro griego siempre quiere expresarnos es que somos juguetes del destino y que lo que está marcado para nosotros no se puede alterar (de hecho, ni Zeus mismo podía). Lo que sí es interesante es el concepto del Deus ex Machina que baja del Olimpo y da una resolución rápida a lo que nosotros los humanos no podemos resolver por nuestra cuenta. El dios llega e imparte juicios y bendiciones de un modo inapelable. ¿Será ese el fin de juego que nos aguarda? Veamos. Y gracias por tu comentario. Trataré de estar a la altura.

Alejandro Infante dijo...

Muchas gracias Lichu!! Me ayudo mucho tu comentario :)

Blind Arkanhell dijo...

Snyder comenzo esplendido con la Corte de los Buhos y esa nueva mitología que amplia la historia no solo de Bats sino de Gotham. Después nos da la muerte de la familia que divide a los fans entre que si es buena o mala pero con este inicio me vuelve a atrapar la serie de Batman. No tengo palabras para la reseña y su narrativa, me dejan maravillado y no puedo expresar mi admiración y el conocimiento de tanto drama clásico griego.

mena dijo...

Gracias, pero tengo que confesar que la mitología griega me apasiona desde pequeño, lo que es, créeme, muuucho tiempo. Jejejé.