Reseña: “Injustice: God Among Us - Year Three” #3

REUNIENDO FUERZAS

Guión: Tom Taylor
Arte: Mike S. Miller
Color: J. Nanjan

No era mi intención comenzar así la reseña. Lo juro. Pero debo comentar la portada de este número tres de "Injustice", quizá la peor de todas. ¿Por qué? Por Batman. Sí, permitan que lo diga: la expresión de Batman es de las más burdas que se le han visto desde los tiempos de Super Friends.
Sabemos que en esta etapa del comic, Batman ha resultado apenas una comparsa del nigromante Constantine. No sabemos si esa será la situación durante todo el próximo año de este "Injustice". Pero nada justifica esa cara de ¡sálvese quien pueda! No. Nada.
Establecido este punto, entremos de lleno en este número tres que, como advertíamos anteriormente, sigue navegando por las aguas mágicas que dispone DC. Y el elenco sigue aumentando, no por nada el capítulo se llama "Gathering Forces":
Aunque las primeras páginas nos traigan a la memoria quién es el enemigo y por qué le tememos y queremos destruirlo, a la vuelta de la página ya estamos de nuevo en los dominios de la Tower of Fate. Sin antes, por supuesto, dejarnos en la retina que el dictador cuida de los suyos y que recuperará a los que le fueron secuestrados, sea como sea. No tanto porque los aprecie —a esta altura, todos sus aliados se han transformado en herramientas de sometimiento para el Kryptoniano ése—, sino porque esa situación menoscaba su imagen de poderoso, sobre todo ahora que su uniforme luce tan pulido en dorado.


El viaje guiado nos lleva a una divertida Harley Quinn  que mantiene una “plática” con uno de los rehenes que la oposición le ha birlado a Superman. Es Flash. Y si no contesta, es porque está amordazado, atado y un poco electrocutado —servicio dado por nuestra oligofrénica heroína/villana.
Pero Taylor, acompañado de Miller en esta ocasión —no, no ese Miller—, quieren que vayamos pronto a lo que nos convoca, está “reunión de fuerzas”.
—¿Y ese tipo?
—Es John Constantine.
—Es guapo.
—Es peligroso.
—Ahora es más guapo aún.
Así, más o menos, conoce Harley a Constantine. Lo que nos recuerda que uno de los talentos de Taylor como escritor es regalarnos diálogos muy chispeantes y agudos.
Y, junto a Constantine, vemos a los que comienzan a unirse al mago: Está Zatanna, Batman, Huntress, Catwoman, Detective Chimp, Bullock —tan de moda por la serie estreno "Gotham"—, Montoya —ídem—, Klarion y el dueño de casa, Jason Blood —conocido en algunos extraños lugares como el rimador demonio Etrigan—, entre otros.


Como siempre —que hasta en las diferentes encarnaciones de la Justice League ha ocurrido… digamos que es regla— hay disensiones. Esta vez es Bullock, quien no cree estar a la altura de las circunstancias, pero el buen Detective Chimp lo convence en un par de viñetas bastante sensibleras —que no siempre Taylor da en el blanco—, justo a tiempo para que…


A tiempo para que se nos salpique en abundancia con sangre y volver a la muerte generosa que tanto se ha refocilado en los dos años anteriores de "Injustice", gracias al convidado de piedra que, como augura la última página, se tomará la serie en el siguiente capítulo.
Taylor sigue álgido como siempre. Su preámbulo ha terminado por lo visto y nos invita de nuevo a la violencia que tanto amamos de "Injustice". Su mezcla de humor y seriedad, apoyado en inteligentes y adultos diálogos, está cimentando toda una nueva etapa para "Injustice".
Miller pareciera que a ratos no da el tono. Quizá un asunto de gustos personales más que un juicio artístico. Pero la resolución de algunas viñetas se ven como muy de libro. Nos gusta este Superman malvadísimo con sus ojos en penumbras, pero decepciona este Chimp de grandes ojos titilantes —que eso es de Bugs Bunny—. No hablemos ya del Batman cariacontecido de la portada.


Pero "Injustice" y sus dioses puede darse esas licencias. Ha resultado por más de cincuenta números y es lo que nos atrae de ella: que sea tan diferente de las series regulares. Que sea, muchas veces, mejor que las series regulares.

Comentarios

Blind Arkanhell ha dicho que…
no comentare sobre la reseña, que aun asi es excelente, sino aprovechare para hablar por mi y decir que si bien no comento en el blog si sigo la pagina de facebook y agradezco todo el esfuerzo de los colaboradores en ambos sitios.
Anónimo ha dicho que…
lo unico peor que esa imagen de Batman son las historias en las que lo metio el ñoñazo de grant "me aburres un huevo" morrison.