¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 15 de diciembre de 2014

Reseña: "Batgirl" #37


Yeeesh…  

“Batgirl” #37 es un número controversial, no hay forma de darle vuelta al asunto. Después de un poderoso inicio que estableció la misión y los valores de la serie, llega una historia que los traiciona.

¿Cuál es el problema? Su representación negativa de una persona transgénero. Específicamente su retorno a clichés del género que refuerzan estereotipos negativos sobre este grupo. Se supone que esta nueva etapa de la serie trataría de manera progresiva y moderna a su heroína y sus aventuras; enfocándose en la representación positiva de mujeres en el medio. No se puede cambiar una línea de pensamiento retrograda por otra, la representación positiva debe ser equitativa.

Pero me adelanto, pues ni siquiera les he contado de qué va la historieta: “Batgirl vs Bling Bling Batgirl.” Alguien está suplantando a nuestra heroína, cometiendo robos y posando para artistas con dudoso talento. Esta falsi-Batgirl usa un traje igual al de Babs excepto por el pequeño detalle de ¡estar cubierto de pies a cabeza por joyas y purpurina! Al localizar a la impostora y enfrentarla en la cima del puente de Gotham, Barbara descubre para su horror que la impostora es un impostor: Dagger Type, el artista detrás de las Bati pinturas que son la sensación de Burnside, está usando la imagen del alter ego de Barbara para conseguir fama y dinero.

Lo malo no es que un travesti sea el villano (la diversidad es aceptada en héroes y malvados), sino la forma en que presentan al villano. La revelación de Dagger Type bajo la capucha es la revelación de un rostro inundado por la locura, con el maquillaje corrido y las pupilas dilatas, vemos las señas de alguien retorcido, de alguien anormal. Cuando Dagger Type vuelve a aparecer al final de la historia, enfundado en un llamativo vestido con forma de murciélago y revelándole a Burnside que él es en realidad Batgirl, la idea de que esta es una persona con un comportamiento aberrante es exagerada a 11, Babs Tarr y Cameron Stewart se aseguran a través de su arte de dejárnoslos claro.


Pero hay un balance. Esta misma serie, varios números atrás, dio un paso adelante en cuanto a la representación de personas transgénero en la parte mainstream del medio. La compañera de cuarto de Barbara, Alysia Yeoh, confesó ser transexual ¿la reacción de nuestra heroína? Aceptación ¿la reacción de la historieta? Igual. Desde “Batgirl” #35 no hemos vuelto a ver a Alysia y su presencia en esta historia hubiera sido más que bienvenida. Cuando la etapa de Gail Simone maneja temas delicados mejor que la de Stewart, Fletcher y Tarr, sabemos que hay problemas.

Lo bueno es que ellos también lo saben, y ya se han pronunciado al respecto. El equipo recientemente publicó una carta pidiendo disculpas por la historia, aceptando su error y prometiendo mejorar en el futuro.

Si, “Batgirl” #37 es un comic decepcionante en lo que ha sido una gran serie hasta el momento, heme aquí esperando que solo sea un tropiezo y no la norma. Con los autores y la artista estando claros de que hicieron mal y prometiendo rectificarlo, me siento confiado de que no habrá más desilusiones en el futuro.

2 Batcomentario/s:

Anónimo dijo...

Eso es lo malo de querer ser incluyentes y politicamente correctos; nunca pero nunca vas a poder dejar contenta a la gente: si es gay, molesta porque lo dibujaron muy gay, si es heterosexual, molesta porque manda un mensaje machista....... son comics y realmente veo irrelevante que un superheroe sea gay, heterosexual, etc.. simplemente deberian ser hombres y mujeres y no hacer mezclas raciales y sexuales.

Nelson Muñoz dijo...

Me parece que exageran un poco en su opinión. Si, es malo que insinúen que todos los homosexuales o transexuales son malo, pero tampoco vamos a pedir que solo muestren homosexuales o transexuales como santos que no hacen daño a nadie. Todos los seres humanos pueden ser buenos o malos, descentes u horribles, y eso es lo que debe representar las historias. El cual es su orientasion sexual es lo menos importantes

En este numero, Barbara no se ríe del hecho de que este hombre se crea mujer, sino que este hombre se uso un horrible traje de Batgirl y se cree Batgirl.