¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 27 de enero de 2015


"What the Little Bird Told Him"
Dirección:
Eagle Egilsson.
Guion: Ben Edlund.

Se abre el telón en "Gotham". The Electrocutioner realiza los preparativos para su gran acto final y promete ser… electrizante. Jack Bunchinsky hará uso de su gran pasión para convertirse en uno de los asesinos a sueldos más buscados y peligrosos que ha tenido la ciudad. Gordon y Bullock deberán encontrarlo lo antes posible ya que no sólo vidas humanas están en juego, sino también sus placas del GCPD, cortesía del Comisionado Loeb. Por otro lado, y casi sin previo aviso, la guerra entre las familias encuentra un abrupto punto de inflexión. Fish acorrala a Falcone en un juego extorsivo y el Don parece estar dispuesto a ceder. Sin embargo, nada es lo que parece y menos en una ciudad como Gotham.

Con aquél párrafo introductorio y descriptivo anterior se acaba lo objetividad del asunto. Lo que viene ahora es mi opinión, y como toda opinión, es completamente subjetiva, aunque eso no significa que no tenga buenas justificaciones que la respalden. En términos generales, el capítulo me gusto muchísimo, por el momento, es uno de mis favoritos de esta temporada. La trama avanza bastante, buenos personajes acompañados de buenas interpretaciones, estupendo clímax y, sin lugar a dudas, este capítulo en particular gozó de la mejor dirección artística y técnica hasta el momento. También fue el que mayor efectos especiales tuvo y los resultados fueron satisfactorios, no cómo en otras entregas en donde el acabado resultaba bastante bizarro y penoso.

En resumidas cuentas, y dicho de una manera muy cursi, mi sensación es que le pusieron bastante cariño a este episodio y se nota, se nota en los apartados que acabo de comentar. Porque el guión es bueno, sí, ocurren cosas interesantísimas y muy entretenidas, pero no es sólo eso... creo que el director (Eagle Egilsson) en esta ocasión le atinó muy bien al ritmo y tonalidad que debe presentar la serie para maximizar las historias, los personajes, los escenarios, etc. El guión es bueno, no es una obra maestra tampoco, pero es bueno y no es lo más llamativo, porque ya hemos hablado de otros episodios con buenos guiones; lo más llamativo es la manera en que fue ejecutado, en otras palabras, su dirección señores. No nos cansábamos de decir que este show sufría mucho por su paupérrima dirección, y eso no significa que los anteriores directores sean malos, quizá simplemente no lograron ponerse en sintonía con lo que la serie necesitaba. No quiero tampoco retratar a Eagle Egilsson como un mesías caído del cielo, pero hizo realmente un buen trabajo y espero verlo dirigir otro episodio, o al menos espero que otros directores tomen algo de lo que él hizo. Bueno, no los aburro más con generalidades, vamos con lo que fue el capítulo en sí. Advertencia: hay spoilers.


El episodio comienza con Buchinsky y su "compañero" Aaron Danzing (Amygdala) yendo a visitar un local de venta de componentes eléctricos para mejorar su equipo y algo más, que se terminará revelando más adelante en la trama, y que es lo que impulsa a Buchinsky a hacer lo que hace. Bueno, supongo que lo diré sin tapujos porque tampoco es la gran cosa, es un motivo bastante básico y elemental, pero sirve. Buchinsky busca venganza contra sus ex compañeros de trabajo con los que asaltó varios bancos hace unos años, ya que él fue traicionado convirtiéndose en el único que terminó siendo capturado por la policía. Tras salir de la cárcel, por supuesto, no percibió ni un centavo del botín obtenido antaño. Eso, sumado a su pasión por la electricidad, lo llevo a convertirse en el maníaco que es ahora, y en aquél que la prensa se empeña en llamar "The Electrocutioner".

Repasemos un poco los antecedentes del villano. The Electrocutioner es un personaje creado por Michael Freisher e Irv Novick en los 80's, que más tardé sería rescatado por Chuck Dixon en los 90's cobrando un poco más de relevancia. Aún así, ha pasado bastante desapercibido en el Bativerso. Gracias al videojuego "Batman: Arkham Origins", The Electrocutioner ha conseguido tener un poco más de notoriedad entre los fans, no obstante, incluso en el mismo juego es retratado como un villano fanfarrón y de segunda, que termina perdiendo la conciencia con un sólo golpe del Encapotado, convirtiéndose así en un chiste andante. A pesar de que la mayoría de las encarnaciones del villano coinciden en otorgarle un aspecto más o menos atlético y joven, en "Gotham" es un hombre de mediana edad que depende muchísimo de sus habilidades técnicas y equipamiento, por lo que no representa una gran amenaza sin éste. El canadiense Christopher Heyerdahl, que ya lo vimos en el episodio anterior, interpreta a Buchinsky y la verdad que lo hace muy bien. Le otorga una personalidad calculadora, plácida, altanera y con el "toque psicópata" justo, cosa de no caricaturizar al personaje. Algunas líneas demasiadas cliché no ayudan, pero el personaje está muy bien y es uno de los villanos mejor logrados hasta el momento.

Habiendo dicho todo esto, queda en claro porque las escenas que involucran a The Electrocutioner resultan entretenidas de ver, además son varias y es interesante verlo utilizando sus gadgets eléctricos a lo largo del capítulo. Hay algunas cosas que pueden llegar a cuestionarse, sin embargo. Como el nivel de letalidad de sus armas, que aparentemente casi nunca llegan a ser lo suficientemente potentes como para ser mortales, a pesar que no es de su interés velar por la integridad física de nadie, en especial cuando uno de ellos es su mayor enemigo. Este desconcertante hecho se logra disimular bastante gracias a que, en realidad, la electricidad es un tanto ambigua en ese aspecto. Quiero decir, no es como una bala en donde uno puede ser más preciso en cuanto al daño ocasionado. Por suerte, una oportuna línea también colabora a esclarecer el asunto cuando el propio Buchinsky aclara verse decepcionado con los resultados, habiendo esperando "más". Aún así, viniendo de un supuesto genio de la electricidad y asesino, se espera que sus ataques siempre sean mortales pero nuevamente, quizá ese haya sido la idea desde el principio, idear un villano altanero y fanfarrón que al final ladró más de lo que mordió, esto se deduce sobre todo en el final y en la manera en que es capturado por el GCPD (no lo voy a spoilear), casi siguiendo los pasos de "Batman: Arkham Origins".


Eso es todo sobre The Electrocutioner que diré, y bastante ha sido. Aún así, la trama de Buchinsky compite como argumento principal junto al asunto de la guerra de mafias, sí, hablo de Fish Mooney y Carmine Falcone. Pero antes de hablar de ello, hablaré de las sub-tramas que en esta ocasión no abundan. Por un lado, sigue la constante persistencia de Edward por agasajar a la señorita Kringle. Y sorprendentemente para todos, obtiene unos pequeños resultados positivos, perceptibles en miradas y sonrisas, aunque en el fondo se sigue esforzando por ignorarlo. No cabe dudas que este es el primer paso de lo que será a futuro una probable relación. Y hablando de relaciones, Gordon y Leslie también progresan en la suya, confirmándose algo que ya era un secreto a voces e iniciando un amorío. Espero que no sea el único en pensar que prefiero a la doctora antes que a Bárbara que, dicho sea de paso, también tiene su escena en este episodio y aunque no es especialmente buena o mala, sí desentona un poco con el ritmo del capítulo.

Y finalmente la inclusión que yo en lo personal venía esperando desde el inicio de la serie: hablo del Comisionado Gillian Loeb y la verdad que no decepcionó. Interpretado por el actor Peter Scolari, el Comisionado Loeb hace su primera visita el GCPD y por supuesto, se encuentra ansioso de hablar con el renombrado Jim Gordon. Sólo decir que Scolari consigue retratar a un Loeb realmente intimidante por momentos, como debe ser, y que tiene toda la apariencia de ser "el jefe". Aunque por cuestiones lamentables de guion, Gordon lo termina dominando por completo al final. Creo que se les fue un poco la mano ahí, podrían haber esperado un poco más, pero en fin, está claro que el Jim Gordon de "Gotham" no se anda con pequeñeces y no se deja intimidar por nadie. Calculo que cuando le aflore el bigote y comience a usar anteojos se calmará un poco.

Ahora sí, la guerra entre mafias. Realmente no quiero contar la resolución, porque es el clímax del capítulo (sí, el clímax se lo llevan ellos y no Buchinsky) y sería una gran maldad de mí parte. Pero puedo dar mi opinión y diré que fue una de las mejores escenas que ha tenido la serie. Tensión, clima, sorpresa, resolución, importancia, todo. No crea que valga la pena aunar mucho en la situación, porque seguro mucho de ustedes ya estén al tanto, se venía venir desde hace ya varios capítulos. Simplemente Fish decidió no esperar más y puso en marcha su plan, teniendo como ficha maestra a Liza. Así que la "secuestró" (guiño, guiño) y pidió como rescate que Falcone abandonara la ciudad, delegando el mando de la familia. Obviamente lo hizo anónimamente, pero Carmine que es un viejo astuto y por algo está donde está, descubrió a Fish fácilmente, pero jamás dudó de Liza, por lo que el plan no cambia en lo absoluto y Falcone lo considera seriamente abandonar Gotham y llevar una plácida vida con Liza en el extranjero, a pesar de la negativa de Victor Zsasz de abandonar la tutela de su Don.

Algunos pueden creer que es un poco extremo por parte de Carmine el querer considerar la propuesta de Fish, sin embargo, los cierto es que la escena de Falcone dándole explicaciones a Zsaz (y posiblemente a sí mismo) es bastante ilustrativa y convincente, el personaje es verosímil y el hecho de que considere el acto de extorsión de Fish no lo hace menos creíble, al contrario, en mi opinión creo que le da más profundidad. La razón por la que jamás desconfió de Liza es porque ella tiene un gran parecido a su difunta madre, la cual él quiso mucho (como todo buen mafioso, supongo), y por ello, subconscientemente jamás se permitió dudar de ella. Es importante entender eso para comprender las vacilaciones del personaje. Fue necesario la intervención de The Penguin para que todas las piezas encajaran en su lugar y así despertar al Don. El jaleo que se arma terminará siendo el clímax del capítulo, como ya dije, y con un final que dejará a muchos con la mandíbula abierta y esperando con ganas el próximo capítulo. En pocas palabras, buen trabajo.


La reseña se está haciendo muy larga y en verdad que me gustaría terminarla ahora, pero no puedo hacerlo sin antes volver a remarcar la buena dirección que tuvo esta entrega. Exceptuando la ya mencionada escena de Bárbara, todo el resto está donde debe estar. Es fácil de ver, esto suena como algo lógico, pero he oído varias veces a personas quejarse porque la trama se sub-divide mucho o plagadas de escenas cortas y discontinuas y termina siendo confuso o desagradable para la percepción. Aquí no pasa, la trama no es necesariamente simple, pero está muy bien contada y ordenada. Por ejemplo, el asunto de The Electrocutioner se revuelve unos siete minutos antes del final, ¿qué sucede en esos siete minutos restantes? Se resuelve el otro asunto, el de la guerra de familias. El capítulo no peca de dramatizar de más como ha hecho anteriormente, sabe lo que tiene y actúa como tal, esto se percibe incluso en los últimos segundos. La serie se tomo más en serio aquí, y eso definitivamente es lago para agradecer. Más allá de lo dicho, la dirección de fotografía también destaca y se complementa bien con los efectos lumínicos de la electricidad. Además, todo el capítulo es acompañado por una amena banda sonora, de hecho, es la primera vez que resaltó la banda sonora de lo que va la serie. Sí, perdón por plantearlo así, pero este episodio lo tiene casi todo.

En conclusión es un gran capítulo. Es significativo para la serie, emocionante y por momentos sorprende. Ojalá toda la serie estuviera dotada de grandes momentos, uno tras otro. Me da pena decir que sólo las más grandes series son así, y "Gotham" no lo es, pero en esta ocasión estuvo bastante cerca.

1 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Hasta el capítulo 11 la serie sufría una especie de "estancamiento", o sea que no estaba mal pero tampoco mejoraba. Ahora, con este episodio ha subido bastante la calidad del programa. Espero que se den cuenta que deben seguir por esta senda.
La reseña estuvo muy buena, y espero la del próximo capítulo!. Saludos!