¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 1 de marzo de 2015

Reseña: "Gotham Academy" #5

Espera al último baile


Guión: Becky Cloonan, Brenden Fletcher.
Arte: Karl Kerschl.

Sentimientos encontrados con este último número. Por un lado quiero dejar en claro que la serie sigue manteniendo un buen ritmo y el arte de Kerschl es tan bueno como siempre pero, por otro, realmente no me cuadra la manera en la que se comportan ciertos personajes o lo rápido que se está desarrollando cierta sub trama. Pero bueno, ya llegare a eso. El número comienza justamente en donde dejamos el anterior, con Olive encontrándose a cierto villano escapado de Arkham, Killer Croc, quién al parecer la protege por petición de su madre, quien anteriormente estaba recluida en el famoso –y al parecer no tan seguro como debería de ser- Asilo del universo DC. Olive desea preguntarle acerca de su conexión con su madre, pero el ruido de Maps llegando a escena le espanta y huye hacia el abandonado salón norte.


El resto del número trata sobre el segundo intento de nuestro grupo protagonista para colarse en el salón Norte de la Academia, para lo cual primero deberán buscar la antigua bolsa de herramientas de Colton que el director había confiscado anteriormente. En fin, este segundo intento sale bien y tras atraerle con comida, logran entablar una amistosa conversación con el señor Croc hasta que llega cierto Hombre Murciélago que tanto amamos y les interrumpe. Parece que el señor Wayne debe repasar un poco sus modales, que eso de interrumpir una conversación no es precisamente digno de alguien como él. El número termina en eso y nos deja ahora más que nunca con ganas de leer lo que sucederá.

Empecemos con lo que me gustó. El ritmo sigue siendo muy bueno, como un buen cómic debería de ser, sucede lo necesario en un solo número y no se andan alargando la historia más de lo debido. Los personajes siguen siendo tan geniales y reales como siempre e interactúan de una manera creíble. Pero por sobre todo, por supuesto, el arte de Karl Kerschl sigue siendo tan bueno a como nos tiene acostumbrados, su dominio de la narrativa en el cómic es sorprendente y la labor en los colores de los señores Msassyk y Lapointe es soberbia.


Ahora toca lo que no me agradó. Empecemos con la manera de tratar a un personaje como Killer Croc. Se siente un tanto fuera de personaje, es decir, es Killer Croc y debería de ser intimidante y rudo pero aquí parece un bonachón torpe un tanto caricaturesco. Estoy seguro de que jamás se pondría a conversar tan amablemente con unos niños así de fácil. Mi otra queja es sobre el desarrollo de la trama de Tristan y su relación con Olive que quedó un toque fuera de lugar en este número y es tocada apenas por encima.


Aparte de esto realmente no tengo quejas. Un número entretenido y recomendable como siempre, quizás no al nivel de los anteriores cuatro pero sin poder ser llamado malo o mediocre tampoco, sencillamente fue un buen número. Ahora tocará esperar una semana más para ver como continua esta historia. Nos leeremos pronto.

2 Batcomentario/s:

Lichu dijo...

Quisiera destacar un par de cosas que pasaron desapercibidas en la reseña.

En primer lugar, Croc no escapó de Arkham por las típicas negligencias o motines del lugar sino que, como bien dice, escapó luego de que el Asilo se derrumbara en "Batman: Eternal", mientras que ahora la madre de Olive está recluida en la flamante Mansión Arkham.

Por otra parte, la presencia de Croc en la Academia y la promesa que le hizo a la madre de Olive explica el por qué de los ruidos (golpes o cadenas arrastrándose) y las presencias que Olive siempre sentía a su alrededor y que relacionaba con la el supuesto fantasma de Millie Jane Cobblepot. De hecho, Croc es quien vigilaba a Olive en su cuarto en el primer número y quien hacía los famosos los ruidos misteriosos.

Más allá de esto, debo decir que en lo personal si me gustó la caracterización bonachona de Croc. Creo que, por un lado, se llevaba bien con los chicos por la promesa que hizo y también por el hecho de que tener su ayuda (aunque sea para proveerle comida o compañía) le resultaba conveniente. Y tampoco hay que olvidar que en el fondo, Croc no es más que un niño que sufrió toda su vida por ser diferente, de modo tal que debió sentirse a gusto siendo aceptado por otros niños por ser como es.

En definitiva, me pareció un gran número. A ver como sigue.

Lichu.

Dr Nigromante dijo...

Vaya, eso no lo sabía. Supuse que era debido a lo de siempre. Realmente no sigo nada de la bati familia al día aparte de la serie principal de Bats y Grayson.

El resto de lo que comentas si lo entendí y simplemente se me hace extraño la manera tan torpe en la que retrataron a Croc, casi como un chiste. Entiendo que actué amistosamente con Olive debido a su relación con su madre pero Killer Croc, al menos hasta donde recuerdo, impone respeto y miedo con su presencia.