¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 25 de mayo de 2015

Reseña: “Convergence” #3 - #5

 

 “Convergence” #3 - #5

Guion: Jeff King.
Arte: Stephen Segovia (#3, #4); Andy Kubert (#5).
Portadas: Peter Steigerwald (#3, #4); Andy Kubert (#5).
Editor: Marie Javins.

Los héroes de Earth-2, también conocidos como “Las Maravillas del Mundo”, se disponen a ser guiados por Deimos hasta algún punto por debajo de la superficie de Telos, el planeta sintiente, en donde tienen la esperanza de encontrar el talón de Aquiles de su despótico carcelero, y así poder volver juntos a sus hogares. Sin embargo, la desconfianza sobre este nuevo e inesperado aliado, que promete guiarlos hasta su salvación, crece con cada paso que dan y Las Maravillas saben que pronto tendrán que hacer frente a las consecuencias de tal imprudencia y descuido. Sean todos bienvenidos al Blog de Batman.

Tras haber rescatado a Deimos del ataque de un par de drones de Brainiac, éste les agradece profundamente a los héroes, pero varios drones más surgen de pronto por debajo de la superficie y Las Maravillas comienzan a hacer lo que mejor saben. Green Lantern es el más indefenso, sin poder aportar prácticamente nada a la batalla ya que su conexión con El Verde es nula. Yolanda, Flash y Superman son quienes mejor se las apañan aunque en un momento de distracción, un par de drones lanzan una red de alta tecnología y logran capturar al kryptoniano. Pero mientras los drones de Brainiac se disponían a regresar a la base con su preciada adquisición, Thomas Wayne y Dick Grayson llegan a su rescate conduciendo el flameante Batmobile volador de “Batman and Robin” pre-“Flashpoint”, cortesía del mismísimo Encapotado, por supuesto.

Mientras los héroes de Earth-2 terminan de destruir a los drones restantes, Telos se encuentra en Kandor, la principal ciudad del planeta Krypton que hace tiempo fue miniaturizada y embotellada por Brainiac, y ahora se niega a participar en los combates. Tanto Nightwing (nombre que inspiró a Dick Grayson) como Flamebird, dos héroes kryptonianos, se opusieron rotundamente a las amenazas del tirano que no tardó en perder la paciencia y Nightwing fue el primero en resultar herido. Tras este acto de violencia inaudito hacia uno de sus héroes, los habitantes de Kandor comienzan a dispararle a Telos con potentes armas de fuego, pero él resiste los disparos sin ningún problema. Asumiendo un estado de completa perplejidad debido a la posición tomada por esta gente, Telos no encuentra otra alternativa más que la de hacer desaparecer la ciudad y a todos sus habitantes. Mientras libera una explosiva onda de energía destructiva, afirma (y con mucha razón) que ellos pudieron haber salido victoriosos fácilmente debido a su enorme potencial y que su sacrificio es un desperdicio, pero servirá como aviso para todos aquellos que sigan su ejemplo.

De regreso con nuestros protagonistas, luego de la batalla con los drones, Deimos se encarga de recordarles a sus aliados que el tiempo apremia y les confirma que la clave para debilitar a Telos se encuentra en el centro del planeta. Yolanda le comenta a Flash que no le gusta el olor de Deimos, pero Superman despeja toda posible alternativa al develar que con cada segundo se vuelve más débil, debido a la necesidad de estar expuesto a una estrella amarilla. Sin demasiada convicción, Las Maravillas deciden confiar en la palabra de Deimos y así Superman, Green Lantern, Flash, Yolanda y Deimos emprenden un viaje hacia el centro del planeta, mientras que Batman decide quedarse, augurando tener otros asuntos de los que ocuparse, y Dick inmediatamente anuncia que lo acompañará en lo que sea que tenga que hacer.


Thomas le confiesa a Dick que se le acabo el Miraclo, una extraordinaria sustancia que lo dota de fuerza y resistencia sobrehumana, y que es la razón por la cual no creía conveniente seguir en el grupo, sin mencionar que alguien los viene siguiendo desde Gotham y piensa hacerles frente. Por otro lado, el grupo liderado por Deimos se acerca a su destino, mientras descienden por una exorbitante escalera subterránea en espiral. Deimos les informa que las reglas funcionan de manera diferente a donde están a punto de ir y que, por lo tanto, Telos tendrá problemas para emplear su omnisciencia con ellos. Luego de algunos minutos más de agobiante descenso, nuestros héroes finalmente llegan al centro del planeta y, al hacerlo, encuentran la antigua ciudad mística de Skartaris. Nuevamente, Deimos toma la palabra y comenta que tiempo atrás él fue desterrado de aquella ciudad a manos de un déspota que deseaba reclamar aquellas tierras, ya que contienen un gran poder.

En el interior del castillo de Skartaris, la guerrera conocida como Shakira es alertada de la presencia de intrusos y, previendo la aparición de Deimos, decide poner al resguardo a dos prisioneros bastantes peculiares: Monarch (pre-“Hora Cero”) y Degaton (pre-“Flashpoint”). Ambos parecen tener algo en común: el tiempo. Monarch es un experimentado viajero del tiempo, mientras que las habilidades de Degaton van más allá, permitiéndole vislumbrar el futuro cercano. Shakira encierra a ambos en lo que parece ser una especie de campo de contención, en el que también se encuentran otros individuos como Hourman, Black Beetle, y el mismísimo y enigmático Time Trapper, de quien se dice que es la encarnación viviente de la entropía. El conjunto de estos seres es denominado por la guerrera como los “Masters of Time” (Los Amos del Tiempo), y Deimos esta tras ellos y su poder.

Mientras tanto, en la superficie del planeta, Batman y Grayson ven llegar a varios ciudadanos indeseables de Gotham, entre ellos: Dr. Hurt, Professor Pyg, Riddler, Flamingo y Victor Zsasz. Rápidamente se le echan encima a Thomas, reconociendo que no es el Batman que creían, pero que lo matarán de todos modos. Dick es preso por las garras de Man-Bat y es llevado por los aires, mientras tanto, Batman resiste los ataques de Flamingo y contraataca con ferocidad, asestando un buen golpe al rosado y estrafalario asesino, y logrando que Pyg reciba lo suyo también. Sin embargo, Thomas no ve venir a Zsasz detrás de él, y es apuñalado por un costado. Ya sin muchas fuerzas, resiste otro ataque de Pyg, pero inmediatamente es sujetado desde atrás por Zsasz y Flamingo, quienes se encuentran a la espera de las órdenes del Dr. Hurt. El desquiciado doctor sentencia a muerte a Batman y a su compañero, pero antes de poder decir más, Thomas ya se encontraba con un interruptor en mano y al pulsar el botón todo voló por los aires.

Gracias a la altura que había alcanzado Dick con la ayuda de Man-Bat, no resultó fatalmente herido de la explosión, claro que no se puede decir lo mismo del resto incluyendo a Wayne padre. Y mientras Grayson se queda absorto pensando en el sacrificio que acaba de presenciar, recibe un disparo muy cerca de la cintura a manos del Joker, que todo indica que se encontraba escondido. Dick vocifera lleno de dolor y afirma no poder sentir sus piernas. Justo antes de que el payaso lo rematara con un tiro final, Telos hace su aparición por detrás y le rompe el cuello sin ningún miramiento. Grayson, más que resignado a darle la bienvenida a la muerte, le pide a Telos que acabe con él de una vez. No obstante, el grandulón no parece tener interés en acabar con la vida de Dick y, en cambio, le pregunta por el paradero de los demás héroes de Earth-2. Fin de "Convergence" #3.

Es el propio Telos quien, en esta ocasión, abre el telón para la cuarta entrega de "Convergence", narrando sus apreciaciones personales sobre Dick Grayson e informándole al lector, por primera vez de manera tan concisa, sobre la misión que le fue encomendada por Brainiac, su amo. La tarea de Telos consiste en bio-formar el planeta en el que se encuentran actualmente, donde tiene lugar la convergencia pero antes de hacerlo habitable (yo creí que ya lo era), es menester seleccionar sólo a los mejores individuos para que lo pueblen. Es así como Brainiac encontró cierta utilidad en aquellos universos y líneas temporales dejadas de lado, de forma que organizó una competición para que sólo los más aptos y dignos sobreviviesen y los que no, serían finalmente olvidados para la eternidad. Así es, la finalidad es crear un hermoso mundo Frankenstein multiversal, a partir de líneas temporales ya desechas. Más allá de este punto, se sigue ignorando la naturaleza de los motivos que impulsó el gran "proyecto". Bien podría ser filosófico, quizá científico, o tal vez simple y llanamente se trate de algo producto del aburrimiento. O también puede ser que se trate de algo que, al menos por el momento, se nos escape de toda comprensión. Sea como sea, el motivo sigue sin estar claro.

Telos le advierte a Dick que no está aquí para matarlos, ni a él ni a ninguno de su amigos, sino que muy por lo contrario, su objetivo es salvarlos, siempre y cuando sean meritorios. El ex-esbirro de Brainiac termina de sellar sus palabras envolviendo el cuerpo de Grayson en metal, y devolviéndole así su movilidad recientemente pérdida a manos del Joker. En palabras del propio Telos, aquél baño de metal también incrementa su fuerza y resistencia.

En el centro del planeta, en Skartaris, Deimos y Las Maravillas de Earth-2 se preparan para asediar al castillo en cuyo interior se encuentra la clave para detener a Telos, o al menos esa es la esperanza. El kryptoniano nota que Deimos se ha encargado de unos guardias, y al preguntar sobre el estado de los mismos, el hechicero responde que simplemente están bajo los efectos de un hechizo silenciador, y de manera despectiva sugiere matarlos y seguir la marcha. Superman no duda en reaccionar ante semejante sugerencia, y alega que nadie de ellos piensa matar a enemigos desarmados. Deimos esquiva el debate con un argucia e insiste en la importancia de tener que llegar a los calabozos, en donde el tirano Warlord tiene prisioneros a Los Amos del Tiempo, y ellos son la clave de todo. Green Lantern recupera las fuerzas al poder volver a contactarse con El Verde presente en Skartaris y, aunque diferente al Verde de la Tierra, es una fuente de poder excepcional, y ayuda a Deimos creando una bestial criatura para montar. Todos juntos atacan las puertas del castillo.


Mientras tanto, en la superficie, Telos junto a Dick Grayson observan a otra ciudad caer. Ambos se han vuelto espectadores de una serie encarnizadas peleas por la supervivencia. Al tiempo que observan todo el espectáculo, el maquiavélico anfitrión intenta hacerle entender al joven Richard la grandilocuencia de semejante experimento. Pero Dick también es capaz de jugar el mismo juego, y trata de que Telos comprenda la cruel naturaleza de todo esto, haciendo especial énfasis en el hecho de que el propio Telos se encuentra con vida, y que por lo tanto tiene que comprender el valor de la misma. No obstante, vivo o no, éste le responde que debe cumplir con su programación, aquella organizada por Brainiac. Además, agrega que acaba de descubrir el paradero de sus amigos y que hay algo más en el centro del planeta que lo inquieta.

Deimos logró tomar ventaja sobre los héroes de Earth-2 y, mientras ellos seguían peleando a las afueras del castillo, él ya se encaminaba hacia el calabozo. No obstante, no tardó en notar que se encontraba acompañado, e invitó a Yolanda a salir de las sombras. Deimos decide sincerarse con el avatar del Rojo, se presenta asimismo como un sumo sacerdote de magia oscura y le confiesa sus verdaderas intenciones, las cuales son, básicamente, adueñarse de Skartaris y del enorme poder que reside al fondo del calabozo. A pesar de la oferta de bandera blanca por parte de Deimos, Yolanda arremete para atacarlo, pero el hechicero la aparta de su camino con toda facilidad con un simple movimiento de muñeca.

Deimos finalmente consigue llegar a la cámara de prisioneros, aunque se encuentra con un considerable obstáculo: Shakira, la guerrera gato fiel a Warlord. Shakira logra conectar un feroz golpe hacia el vil hechicero, pero este la consigue dominar con su poderosa magia y la termina incapacitando mentalmente. Ahora, sin nadie que se interponga en su camino, Deimos absorbe los poderes de todos los Amos del Tiempo. Las Maravillas llegan demasiado tarde, y ahora el sacerdote está dotado de unas inconmensurables habilidades. Green Lantern alza su brazo y deja escapar un puro rayo de energía verde que le sirve de baliza a Warlord, y a su compañera Tara, que se encuentran galopando no muy lejos del castillo, donde saben que algo sucede. Telos y Dick surgen desde el techo para unirse a los demás héroes en la cámara de prisioneros. Deimos encuentra oportuno la presencia de Telos y usa sus nuevos poderes para realizar lo que él denomina como “el máximo intercambio”, e invoca la presencia de Brainiac, que rápidamente se hace presente, aunque aprisionado en una T-Sphere (recuerden Futures End). Ni lerdo ni perezoso, Brainiac le hace una oferta a Deimos: libérame y obtendrás lo que quieras. Fin de "Convergece" #4.

Ante la incrédula y atónita mirada de todos los presentes, Brainiac, el coleccionista de mundos, el artífice de todo esto, se encontraba presente pero encerrado en una T-Sphere y exigía a Deimos, el hechicero que lo había convocado, que lo liberara. Telos apoya la petición de su amo y señor, y amenaza a Deimos con que lo libere, sin embargo, el astuto sacerdote cambia el curso de la conversación y le informa a Telos que se encuentra en el bando equivocado y que él puede decirle realmente quien es, ya que Brainiac le ha estado ocultando la verdad todo este tiempo. Telos hace oídos sordos, asegurando que él es un planeta al cual Brainiac dio vida y conciencia. El hechicero no se desanima ante el rotundo estado de negación de Telos y con un rápido movimiento de brazo, le devuelve los recuerdos al antaño ayudante de Brainiac.

La verdad sobre Telos es finalmente develada. Uno a uno, los recuerdos de su vida pasada se amontonan en su mente, abrumándolo por unos instantes. Él era un habitante de un antiguo pueblo establecido en este planeta, con esposa e hijos. Hasta que Brainiac arribó y arrasó con casi todo. El coleccionista de mundos le hizo una propuesta a este hombre, dejaría ir a su esposa e hijos, pero a cambio, le debería eterna servidumbre, él acepto. Más tarde, su mundo fue transformado y preparado para la convergencia, entonces Telos nació.

A las afueras del castillo, Warlord y Tara galopan a toda velocidad para llegar lo antes posible al ahora castillo envuelto en llamas. Pero en el camino, los hombres lagartos aparecen desde los arbustos y uno de ellos logra atravesar a Tara con una de sus espadas. Mientras tanto, en la sala de prisioneros, Brainiac ordena a Deimos que vuelva a dejar los recuerdos de Telos tal y como estaban, pero por supuesto, Deimos no hace caso y se prepara para golpear a Telos, pero Machiste (aliado de Warlord) detiene el golpe e intenta contraatacar al hechicero, que aparentemente había bajado la guardia. Deimos le hace saber que se equivoca y como castigo por su impertinencia, le arranca el corazón del pecho. Mientras deja caer el corazón de Machiste al suelo, el vil hechicero augura un futuro funesto para el resto de los héroes, casi como si se tratara de una promesa.


Sin nada que perder, Flash y Superman se lanzan al ataque. El kryptoniano consigue choque de manos directo contra Deimos, quien se jacta de tener una clara ventaja al poseer habilidades mágicas, no obstante, El Hombre de Acero no se amedrenta y consigue equiparar las cosas. Mientras Green Lantern se preocupa por Telos, Flash intenta alcanzar una velocidad semejante que le permita aprisionar a Deimos en la Speed Force. Ni Superman ni Flash logran concretar sus ataques, y ambos caen ante el enorme poder Deimos. Al contemplar la situación, Green Lantern llega a la conclusión que quizá lo mejor sea liberar a Brainiac pero Deimos se adelanta y destruye la T-Sphere antes de siquiera darles alguna oportunidad de liberarlo. Sin nadie más que se interponga en su camino, el hechicero por fin se da por victorioso, pero entonces Warlord entra en escena atravesando el muro de la cámara y montado a un gigantesco dinosaurio.

Feroz y bravo como el guerrero que es, Warlord se abalanza sobre su mortal y jurado enemigo solo para, más temprano que tarde, darse cuenta que no tiene absolutamente nada que hacer. Deimos utiliza sus poderes del control del tiempo para marchitar el cuerpo de Warlord que, poco a poco, va ganando años hasta que literalmente no termina siendo otra cosa que polvo en el aire. Se empiezan a oír temblores en la cámara y se hace obvio que pronto todo se desmoronara. Jay y Alan buscan y llaman a Yolanda sin éxito, todos los héroes logran salir ilesos del derrumbe, pero el avatar del Rojo parece no haberlo logrado. No obstante, ella en realidad fue salvada por el propio Deimos, quien comenta que sus amigos la han abandonado. Más tarde, Superman realiza un sondeo aéreo, pero no encuentra rastros ni de Yolanda ni de Telos. Flash, preocupado, sale a toda velocidad a buscarla, mientras que ordena al resto del grupo que vayan a visitar las diferentes ciudades para poder unirlas y trabajar en conjunto.

Entre las ruinas del castillo, Dick encuentra inexplicablemente un Batarang y, ya sea por considerarlo una señal o por querer honrar la memoria de Thomas, toma un poco de hollín con la yema de los dedos y se dibuja el símbolo de Batman en el pecho, asumiendo su nueva identidad y continuando el legado del Encapotado. Mientras tanto, en una antigua recámara que funcionaba como estación de trabajo para Brainiac, Deimos deja entrever que su decisión de salvar a Yolanda no fue azarosa, sino que la considera útil para los eventos que acontecerán muy pronto. Finalmente, Deimos utiliza sus poderes para comunicarse con las distintas ciudades partícipes de la competencia. El mensaje es claro: la lucha terminó. Todos tendrán lugar en su mundo, el requisito ya no es ser dignos, sino ser obedientes. Fin de “Convergence” #5.

¡Bueno! Por fin, después de ese gran chorizo resumen puedo dar mi opinión, comenzando por el tercer número. No me gustó, así de tajante soy. La historia principal avanza muy lentamente debido al hecho de que se le dedican varias páginas a la trama de Thomas y Dick Grayson; y esto, por sí solo, no sería un punto fuerte en donde criticar, si no fuera porque dicha trama no me hizo feliz en lo más mínimo. El manejo que se le dio a estos icónicos villanos de Batman (varios de ellos provenientes de la calva cabeza del señor Morrison) fue de lo más mediocre. Frases tan planas, trilladas y carentes de sustancia como “No eres nuestro Batman, pero te mataremos igualmente” o “Yo digo que matemos a este Batman, luego matamos al otro, y luego a su muchacho”; embarran la prestigiosa galería de enemigos ideada por el escocés que, en teoría, son de los villanos más profundos que tiene Batman. Las frases que yo acabo de citar, en definitiva, no tienen nada de malo, pero no están a la altura de los personajes que las pronuncian. Y al fin y al cabo, no da la sensación ni de estar frente del Professor Pyg, ni mucho menos del Dr. Hurt. Por favor, no usen personajes trascendentales para inflar un guion más bien vulgar; que villanos trillados, dispuestos a decir frases trilladas, Batman tiene a montones. Acuérdense de ellos también.

La muerte de Thomas Wayne, francamente, ni me viene ni me va. Todo depende de cómo lo haga su reemplazo (que ya sabemos que será Dick). Aunque (lo que estoy a punto de decir es algo muy subjetivo y personal), a mí no me entusiasma mucho la idea de que se produzcan cambios del status quo tan importantes en medio de un evento de tamaña magnitud. Simplemente no lo encuentro práctico. Por ejemplo, cuando queramos recordar como Dick asumió el manto de Batman en Earth-2, nos vamos a tener que remontar a toda esta enrevesada historia de "Convergence" para hallar una explicación. No lo sé, lo encuentro incómodo, me hubiera gusta que tal cambio ocurriera directamente en las páginas de Earth-2, pero como dije, es sólo una opinión. Está claro que este tipo de eventos están destinados a dejar alguna huella de una forma u otra y lo acepto, sólo que esta huella específicamente que dejará “Convergence” me trae algunas dudas

Pasamos ahora al cuarto número, mi favorito de los tres (que tampoco es decir mucho). Se indaga un poco más en la forma de pensar de Telos y sus motivaciones, y toda profundidad que se le quiera brindar a un villano siempre es bien recibida, por lo menos de mi parte. Al diálogo entre Dick y Telos, desde mi punto de vista, se le podría haber saca mucho más jugo y haberlo hecho más interesante. “No puedes hacer esto. Lo que haces está mal. Esto es cruel.” Fueron argumentos realmente flojos por parte de Grayson, que lo único que aparentaba ser era una madre regañando y explicando a su hijo el rebelde que eso no se hace. Creo que hubiera sido el momento perfecto para darle un clímax más filosófico a la cuestión, pero se ve que no quisieron cavar tan hondo, y se quedaron en la superficie, al igual que sus diálogos.

Además de la profundidad “extra” que se le otorga a Telos, es mi número preferido por sus increíbles doble páginas llenas de acción panorámica, y además aligera y dinamiza la lectura, algo que le hizo falta al numero anterior. Por otro lado, su sorpresivo final, con el regreso de Brainiac, me dejó bastante enganchado y no queda otra que clasificarlo como un “cliffhanger efectivo”. Es una lástima que tiraran todo ese asunto a la basura en el próximo número

Y finalmente, el quinto y último número de esta reseña. Como ya dije antes, me pareció un descaro argumental que el número anterior haya terminado con la repentina aparición de Brainiac, sólo para que aquí su protagonismo sea ínfimo y su salida sea por la puerta de atrás. De resto, sobre el origen de Telos, no me pareció nada del otro mundo e incluso lo noté bastante ordinario. La pelea de Las Maravillas contra Deimos fue un tanto entretenida, pero no mucho más que eso, se sintió como relleno, si tengo que decir la verdad, porque al final no hubo ni vencedores ni vencidos, sólo un conveniente derrumbe.

No obstante, el arte de Andy Kubert fue bastante bueno, y es una lástima que no hayan abusado de las doble páginas (como si hicieron en números anteriores) para ver al flameante señor Kubert en acción. Pero eso sí, la única doble página que hubo, la que ilustra el pasado de Telos, fue una genialidad. Como dije antes, me hubiera gustado ver otras dobles páginas dedicadas a la acción. Una lástima.

Y por el momento no mucho más señores. Como se darán cuenta, yo no soy Christian Sepúlveda, pero debido a un inconveniente personal por el que está pasando, él no pudo estar aquí reseñando “Convergence” para ustedes, y es probable que tampoco este para el resto de la serie. Así que se tendrán que conformar conmigo. Quiero dedicar esta reseña, justamente, a nuestro colega del Blog Christian: hermano, apresúrate en volver, que yo hago todo lo posible para suplirte, pero vamos, no te llego ni a los talones. En cuanto a ustedes, los invito a dejar un comentario aquí, más abajo, y que me cuenten que opinan del evento hasta el momento, que muy pronto llegará a su conclusión. ¡Eso es todo! ¡Hasta la próxima!

2 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Es una serie demasiado mediocre. Los diálogos son de lo peor, algunos personajes aparecen porque sí, y el tal Telos es una mala copia de Silver Surfer. Pero lo que más me jodió fue el estúpido uso que se les dió a los bat-villanos de Morrison. Lamentable.
Muy buena reseña. Saludos!.

David dijo...

Cuánta basura menos que mediocre...Parece una historia para chicos de primaria! Admiro tu paciencia por tragarte todo ésto, Patricio! Tu reseña es buena, gracias por ella...Me has ahorrado mucho dinero! ;)