¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 27 de mayo de 2015


TWO UNTOLD TALES

A Proper Mage
Escritor: Ray Fawkes
Artista: Xermanico
Colorista: Alejandro Sanchez

Fall of the Titans
Escritor: Brian Buccellato
Lápices: Sergio Davila
Tintas: Juan Albarran
Colores: Rex Lokus

Justo un poco antes de que apareciese el primer número del Cuarto Año de “Injustice: Gods Among Us”, DC nos ha ¿obsequiado? con este Anual que cierra un Tercer Año impecable en nuestro cómic digital favorito.
¿Recuerdan? Magia, Trigon, Mxyzptlk, Constantine, Superman en coma, Batman como secundario…
Un Tercer Año redondo que nos sirvió principalmente para dar un último saludo al John Constantine que tanto queremos, el clásico, el de Hellblazer. Que nos ayudó para olvidar al Constantine deslavado de los New 52 y, principalmente, para afrontar al Constantine teenager que se nos viene —sin olvidar, claro está, al de la serie cancelada/nocancelada/cancelada/nocancelada de TV—.
¿Era necesario este Anual, entonces?
¿Y un Anual con dos historias más encima?
Obviando la larga tradición de Anuales en la industria del cómic comercial… ¿Qué? ¿No sabían que esto es sólo comercio? Mmm, lo siento. La sección de cómic como Noveno Arte queda por allá, cerca del mercado franco-belga.
Como decíamos antes de la interrupción… Pasando por alto todo lo que pueda pasarse por alto, este Anual de “Injustice”, tras un vibrante Año Tres, suena a sacarle otra rebanada al pastel que tanto gustó. Pero este pedazo no tiene el sabor del original.


Son, como supracitamos, dos historias.
La primera, la de un mago apropiado, es una precuela al Tercer Año que no aporta —aunque tampoco quita— a la historia que leímos. Apenas sí alumbra un poco más sobre las motivaciones que guiaron a Constantine durante el tercer acto. O, más bien, las justifica, aunque no es que andemos por ahí cuestionándolo tampoco, que cuando los hijos están de por medio, se vale cargarse al Universo DC completo.
Quizá pueda explicarse como la respuesta a más de un fanático ultra que salió con lo de “y si se trata de magia por qué no está tal o tal personaje”. “Ah, se murió antes”, debe estar pensando ahora, tras este Anual.
La segunda historia, que suena a título de tercera parte de la fallida franquicia de Furia de Titanes —ya saben, Clash, Wrath y Fall—, hace honor a su nombre pues nos muestra que pasó con los mentados Titanes de DC. Con seguridad, de nuevo con la intención de responder al fanático de antes que se ha preguntado durante tres años “y por qué no aparecen Superboy y los demás Titanes…”


¡Aquí está la respuesta, querido amigo obsesionado!: Nada más al empezar la cruzada de Sups, éste los eliminó como todo buen dictador que se precie de tal; y para más inquina de las agrupaciones de derechos humanos —o superhumanos—, en calidad de detenidos desaparecidos exiliados en la Phantom Zone. Incluido Red Robin con el mejor traje que ha tenido nunca Red Robin —y que luce genial en la película Batman: Animal Instict—. Bueee… Si voy a reseñar, permítanme algún fetishe.
Aunque, en este caso en particular, quizá sí estemos ante un aporte y, más pronto que tarde, veamos aparecer en el Cuarto Año de Injustice a los Titans, lo que sería bastante ad hoc tratándose de dioses griegos metiendo su nariz en los asuntos injusticieros.


Raya para la suma: tenemos este Anual. Pero lo mismo da que no lo tuviéramos. Preferimos encandilarnos con lo que el Cuarto Año de “Injustice” nos traiga. El mago ya salió de escena —y con honores— y los titanes pueden seguir en el congelador. Ahora se nos vienen los dioses griegos y esos nunca se anduvieron con chicas en los dorados años del expansionismo griego. Tenemos divertimento sangriento para un buen rato.

0 Batcomentario/s: