¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Reseña: "Batgirl" #43


Tyger! Tyger! burning bright
In the forests of the night,
What immortal hand or eye
Could frame thy fearful symmetry?

He arriba un verso de “The Tyger”, el poema más conocido de William Blake, y a pesar de tener múltiples interpretaciones, perfectamente podría estarse refiriendo a este número de Batgirl.

Alguien está soltando tigres por los pasillos y cubículos de la nueva empresa de Burnside: Foxtech. Lo que no sienta bien con su dueño, Luke Fox (el ahora retirado Batwing), pues su nómina está terminando en los dientes de felinos. Para su suerte, nuestra chica con capa y capucha favorita ya está en el caso.

¿El problema? La persona detrás de las acechadas nocturnas en el bosque de acero y concreto de los cazadores rayados es Qadir Ali, el proveedor tecnológico de Batgirl. O al menos alguien quiere que así parezca. Pero Babs es muy astuta como para caer en esa trampa. Lo que no imagina es que hay otra persona cercana a su vida con las manos bien metidas en el embrollo.

Como el misterio apenas se está construyendo, “Batgirl” #43 se enfoca en la relaciones de la protagonista con su elenco. No solo es el embaucamiento de Qadir, sino la presión que Frankie está ejerciendo en Bárbara de querer tener un rol más activo como su sidekick, pasando por alto lo peligroso que es el negocio superheroico. Y encima de todo, la preparación de la boda de Alysia (su ex-roomate activista ambientalista) con Jo, cuyo cansancio y falta de participación en los asuntos de dicha boda se debe a que… ¡chan chan chachan! ¡Ella llevo los tigres a Burnside!


Pero no con intenciones malignas. Siguiendo una fuente anónima, la novia defensora de los derechos de los animales se apodero a un grupo de tigres que se dirigían a un zoológico ilegal privado, pero sus intentos de contactar a las autoridades pertinentes ha sido en vano y ahora alguien está utilizando a los tigres para eliminar ingenieros informáticos.

La sospechosa número uno seria la archienemiga de Wonder Woman, Cheetah, ¿no? Pero en realidad es una vieja villana de Bárbara (de los '80 específicamente) renovada y reimaginada para la nueva era: la extravagante y letal Velvet Tiger.

Algo me dice que Babs Tarr se divirtió con esta historia, pues no solo le toco dibujar una motocicleta armándose a sí misma (Tarr ama poner a sus personajes en motocicletas, solo vean su fan art de Sailor Moon), sino a Bats aplicándole llaves de lucha libre a un pinche tigre y a Frankie como una versión Heavy Metal de Batgirl. Vamos, que eso le alegra el día a cualquier artista.


¿Cuáles son los planes de Cameron Stewart y Brenden Fletcher con Luke Fox? Si prevén introducir un nuevo romance en la vida de nuestra protagonista, ¿abordaran como afectara sus relaciones anteriores? ¿Los coqueteos insinuados con gente de su facultad que no está actuando normalmente? Será esperar y ver.

Pues el próximo mes: Love is in the air!

0 Batcomentario/s: