¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 21 de septiembre de 2015

Reseña: "We Are... Robin!" #2


Guión: Lee Bermejo.
Bocetos: Rob Haynes.
Arte: Jorge Corona ("We Are... Robin!", parte dos)
Khary Randolph (Epílogo).
Color: Trish Mulvihill ("We Are... Robin!", parte dos)
Emilio Lopez (Epílogo).
Portada: Lee Bermejo.
Letras: Jared Fletcher.
Editora asociada: Rebecca Taylor.
Editor: Mark Doyle.

Publicado en 1949, "El Héroe de las Mil Caras" es un libro donde el mitólogo Joseph Campbell explica el concepto del monomito. En resumidas cuentas, para quienes no están familiarizados con el tema, se trata de un distintivo patrón narrativo cíclico presente en tradiciones, historias y mitos populares. Dentro de esta fórmula nos encontramos con el llamado Viaje del Héroe, una travesía física y espiritual que consta de doce etapas que el o los protagonistas deben atravesar para convertirse finalmente en héroes. Este patrón, como dijimos, está fuertemente arraigado con las distintas ramas de la literatura y en especial con la ficción. Sin ir más lejos, "Year One" (o "Zero Year" si buscamos un enfoque más contemporáneo) son claros ejemplos de ello, pues en ambos casos Batman se inicia en su infinita lucha contra el crimen. Afortunadamente aquí no contamos con la participación del Encapotado, pues el foco está completamente sobre los Robin y principalmente sobre Duke Thomas, que en esta entrega ha llegado a la mitad del recorrido. El joven Petirrojo dejó el mundo ordinario atrás ante la llamada de la aventura y cruzó el umbral hacia el mundo del vigilantismo, donde encontró un mentor y un grupo de aliados y supo dejar la resistencia de lado para enfrentar un gran desafío concebido por un oscuro enemigo aún más grande.

Analogías aparte, lo cierto es que la cosa se puso peluda para Duke y compañía. Arrancamos retomando el cliffhanger del número pasado, con los Robin rescatando al joven afroamericano a pedido de su misterioso benefactor para luego enfrentar a una horda de linyeras enfurecidos. Resulta que Rat-Face, el líder de estas almas en pena, los estaba utilizando como mano de obra para llevar adelante una serie de atentados. Duke sabía que había varias bombas plantadas a lo largo de la ciudad e intenta advertirle a los Petirrojos, sin embargo el objetivo primordial ahora era escapar con vida de las alcantarillas. Ya en las calles de Gotham, los chicos reciben desde
El Nido la orden de dejar a Duke y huir de la escena enseguida.

Una vez que Duke recupera la consciencia se encuentra a sí mismo en lo que parece una sala de interrogatorios junto a una figura bastante peculiar: Se trata de la persona que había estado comandando a los adolescentes desde el comienzo. Consciente de la situación, el sujeto le propone a Duke ayudarlo a encontrar a sus padres a cambio de que él se una a la pandilla de Encapotados y los ayude a prevenir los inminentes ataques en Ciudad Gótica. Duke se niega y el tipo se retira de la habitación, dejándolo allí por varias horas hasta que el joven se aventura a salir y se da cuenta que en realidad era una suerte de escenografía montada dentro de un galpón abandonado. A unos pocos pasos, nuestro protagonista encuentra un uniforme, una motocicleta y la ubicación de sus futuros compañeros. Reunidos en un tejado, los seis aventureros se lanzan finalmente a la acción para tratar de desactivar los explosivos antes de que sea demasiado tarde.

El epílogo de esta entrega sirve básicamente para revelarnos que detrás de Rat-Face hay un villano todavía más poderoso orquestando estos ataques. Me gustaría decir que se trata de Deacon Blackfire, más que nada por la relación entre ambos personajes, aunque lo veo poco probable tras los hechos de "Batman Eternal". Quizás sería más factible si no lo hubieran vinculado con diversas fuerzas místicas, pero en este caso prefiero que se mantenga lo más alejado posible pues involucrar elementos de semejante naturaleza simplemente arruinaría la impronta callejera de la serie. Eso si, me gustó que incluyeran al mentado Rat-Face en esta historia, y no lo digo solo por el cariño que le tengo a "The Cult" sino porque me parece que tiene bastante potencial para ser un villano apenas de clase C. Será cuestión de ver cómo evoluciona su papel dentro de este complot.

Pasando a otro tema, a esta altura estoy convencido de que el enigmático coordinador de los Robin es Alfred. No lo digo tanto por un indicio concreto sino por el hecho de que el viejo Pennyworth es un estupendo actor y un maestro del disfraz e incluso sin una mano sería capaz de usar prótesis, pelucas, bigotes, diferentes atuendos y vehículos para acercarse a ellos sin exponerse. Es algo bastante lógico si lo vemos desde ese ángulo, sin mencionar que tendría sentido siendo que Alfred siempre fue el líder espiritual de la Bati-Familia.

Como era de esperarse, Duke Thomas continúa llevando las riendas del título. Si bien hasta ahora su evolución me parecía natural, debo decir que sentí un poco apresuradas las últimas páginas y no solo en lo que a él respecta, sino para con todo el elenco. Quiero decir, si, los chicos se muestran por demás de escépticos ante semejante tarea, pero el hecho de que se arriesguen de esa manera sin siquiera tratar de contactar a alguno de los múltiples aliados de Batman me parece muy poco inteligente. Pero por sobre todas las cosas, creo que es sumamente irresponsable de parte de su benefactor el exponerlos a una muerte casi segura, más aún si se trata del mismísimo Alfred.

No tengo más que elogios para el trabajo de Corona y Randolph, aunque en verdad sonaría bastante reiterativo si me pusiera a hablar del tema. No obstante, espero que el equipo artístico se mantenga más allá de algún fill-in ocasional, porque dudo que haya otro par de dibujantes tan capacitados para contar esta historia en particular.

Fue un número entretenido, eso es innegable, aunque espero que el ritmo frenético que se avecina no impacte demasiado en la calidad de las próximas entregas. Con esto a un lado, mi entusiasmo por la serie no podría ser mayor luego de conocer el papel que los Petirrojos tendrán en "Robin War", así que no queda más que esperar para que reclamen su merecido lugar dentro de la franquicia Batmaníaca

0 Batcomentario/s: