¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 11 de abril de 2016

Reseña: “Gotham” 2x16 - “Prisoners”



"Prisoners".
Dirección: Scott White.
Guión: Danny Cannon.

"La única forma de salir es en libertad condicional o en una bolsa… Y nadie consigue libertad condicional."

Reconectándonos con los eventos más destacados del último episodio, empecemos con la suerte de JimEdward Nygma inició su camino delictivo con un tremendo plan para inculpar a James del asesinato del joven oficial Pinkney. Jim ahora está en la ‘casa grande’ y ve como irremediablemente se pasan los días mientras vive una rutina bastante simple, por así decirlo. No obstante, todo cambiará cuando el director de la prisión le comunique que su custodia segura ha terminado y su destino es el Ala F, alías el Fin del Mundo. Este señor no parece muy parcial que digamos hacia Jimbo. Le comenta que el ex-Comisionado Loeb le manda saludos y también que el Ala F está repleta de criminales peligrosos que él en su mayoría atrapó. Después de una de esas escenas clásicas de policiales de los '80/'90donde el héroe caído en desgracia llega ante los ojos de sus enemigos a la prisión, Gordon es advertido que cuide su comportamiento (¿faltaba más?).


Por su parte, Pingüino disfruta de una cena con su nueva familia. Se nos es revelado que sus hermanastros, Sasha y Charles, son hijos de la esposa de su padre, Grace, por ende Oswald es el único hijo biológico de Elijah Van Dahl. Las caras de Grace y sus hijos nos dan a entender (como algo se vislumbró en el capítulo anterior) que la llegada de Cobblepot atenta contra los intereses de éstos. El rally de revelaciones (?) nos lleva a conocer el delicado estado de salud de Elijah. De hecho su esposa le alcanza una medicación para el corazón que, luego vemos, ella ha estado reemplazando por pastillas de menta.

En Blackgate, Jim se va familiarizando de a poco con su nuevo domicilio y recibe la visita de Harvey Bullock. Éste comenta que está tratando que Dent reabra el juicio, pero tiene una noticia devastadora. Lee perdió el bebé. Un shockeado Jim es enfrentado por un prisionero (Weaver, que tiene órdenes del propio director de matarlo) que dice ser hermano de un miembro de la Red Hood Gang que él ultimó. Jimbo sabe que cualquier reacción le puede costar cara y es atacado por el mencionado prisionero y otros más. Un joven con aspecto bonachón intenta detener la pelea, pero es víctima también de la golpiza que luego es detenida por los guardias. En la enfermería el joven se presenta como Puck y cuenta que decidió tratar de ayudar a Jim porque él rescató a su hermanita de secuestradores de niños (¿será una referencia al segundo capítulo de la serie, Selina Kyle’?).

Volvamos a Cobblepot. Su nueva madrastra y hermanos le revelan a su padre de la vida criminal que éste tuvo, pero Oswald ya le había contado algo a su padre anteriormente. De hecho lo que sorprende al buen Elijah es que en realidad su hijo haya sido un notorio criminal y no le haya contado de su fama en el bajo mundo. El peculiar trío se ve en problemas y deciden que Sasha intente seducir a Oswald, aunque el Pingüino se negará a los encantos de su cuasi hermana. Y bue, sobre gustos...


James es alertado por un guardia, que a la postre se vuelve su aliado dentro de Blackgate, que Weaver salió de reclusión después del ataque y, tras de amenazar nuevamente a Jim, otro grupo de presos golpea salvajemente a Puck. Harvey, entre tanto, le pide ayuda a una misteriosa figura en un bar para salvar a Jimbo y resulta que esta figura termina siendo el mismísimo ¡Carmine Falcone! En paralelo, Elijah sufre una descompesación mientras le confeccionaba un traje a Oswald y, ya estabilizado, el doctor le cuenta a Pingüino que la salud de su padre empeoró.

El ángel de la guarda guardia amigo de Jim le advierte que algo podría ocurrirle en la noche de películas para los reos. La advertencia se vuelve real y Weaver se presta a atacar a Jim pero, antes de que se acerque, otro preso le gana de mano y lo apuñala varias veces. Nuestro protagonista es declarado muerto por el guardia copado y proceden a llevarse el cadáver en una ambulancia. Claro, todos sabíamos que esto era una jugada (no se iba a morir el protagonista ahora, o sea, hello!). En la ambulancia lo espera Harvey. Jim no está seguro de escaparse, pero Bullock y el guardia buenito lo convencen. Gordon decide rescatar antes a Puck pero, cuando estaban por dejar el edificio, el director a punta de pistola casi frustra el escape, de no ser por... ¿Adivinen quien? Si, el guardia buena onda, que logra noquear al director. Después de haber gozado noqueando a su jefe (¿y quién no?), el señor guardia le pide a Jim que lo golpee para simular un ataque a su persona.


Elijah y Oswald comparten una charla muy particular, donde el primero cuenta de la tragedia que sufrió. Vio a su padre muerto después de pegarse un tiro en la cabeza, porque su mente lo agobiaba con pensamientos oscuros. Elijah pide a su hijo que no se deje vencer por lo que le rememore su pasado. Después el Sr. Van Dahl decide tomar un trago de jeréz, aunque cabe destacar que tiene prohibido el alcohol por su condición. Resulta que la bebida había sido envenenada por Grace o uno de sus hijos pero, claro, el destinatario era Oswald. Como consecuencia, Elijah yace moribundo en los brazos de su hijo.

Finalmente y ya libre, Gordon se encuentra con Carmine Falcone. El Romano le ofrece poder salir del país o un lugar seguro en Gotham. Jim, obviamente, decidirá quedarse en la ciudad y averiguar quién arruinó su vida. Tristemente, en el vehículo el joven Puck muere producto de las heridas que tenía. Por lo menos el muchacho pudo cumplir su anhelo de no morir dentro de Blackgate, como le había dicho a Jim.


OPINIÓN.

Nuevamente otro episodio con aura de fin de temporada, lo cuál se vuelve entretenido ya que deja un buen cliffhanger. De todos modos, ver a Jim en Blackgate no dista demasiado, salvando las distancias, de que lo tuvimos casi cautivo en Arkham en la temporada anterior. Es casi como vivir lo mismo, me parece.

¿Alguien más pensó que Puck podría no haber sido lo que parecía? Su apariencia y curiosa actitud lo hacían candidato a ser otra especie de Jerome Joker, por lo menos para mi. La segunda y, a la larga, mortal paliza que recibió me hizo cambiar el pensamiento. ¿Aunque, bueno, de haber sobrevivido quien les dice? Por ahí se me ocurrió que el que haya estado preso por un delito menor (robo de un auto) en un lugar de presos peligrosos por ahí era una mentira y era un psicópata. Traza no le falta. O, si sobrevivía, capaz salía con bronca acumulada por justamente estar mezclado con la escoria por un delito menor y quería vengarse de las autoridades. Obviamente esto no será así, salvo que de alguna manera aparezca en Indian Hill (jeje).

El regreso de Falcone es algo que he estado esperando desde que el jovato se fue. Aunque poco italiano (?), me encanta la adaptación del personaje. ¡Al viejo da cagazo escucharlo hablar! Cuando le pide a Harvey que se saque el sombrero en el bar donde estaban por 'educación', es SUBLIME.

De pie aplaudo Paul Rubens. ¡Qué pedazo de fan service traer al padre del Pingüino de 'Batman Returns' a 'Gotham'! Además estamos hablando de una adaptación muy distinta. En la película de Burton abandona a su hijo de bebé por deforme y esta vez se hace cargo de su hijo ya adulto del que no sabía su existencia. La química de Rubens y Robin Lord Taylord es fenomenal, te crees que son padre e hijo. Aparentemente, de acuerdo al final de este capítulo, ya no lo veamos más. Pero es bárbaro ver a Rubens demostrando que es más que un tipo que lo metieron preso por tocarse en un cine XXX un personaje como el entrañable Pee Wee Herman y me refiero a que puede interpretar algo distinto, porque Pee Wee es un groso también.

También no podemos obviar al papel Grace, Sasha y Charles que, aunque están conspirando para matar a Elijah, le aportan el toque cómico al episodio. Un highlight sin duda es cuando, después de que la sensual hijastra de Van Dahl le comunica a su madre y hermano de su fallo en intentar seducir a Oswald, Charles simplemente y con toda naturalidad le dice a su madre "¿debería intentarlo yo?". Estos psicópatas que parecen parientes lejanos de Los Adams me robaron el corazón, o el 40 % porque el otro 60 se lo doy a Pee Wee Van Rubens.

PUNTAJE: 8/10.

2 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Otro buen capítulo, con muchos momentos tristes para algunos personajes, lo que, en mi caso, hace que se pueda empatizar aún con ellos. Gran participación de Falcone también. En fin, muy buena reseña, y coincido con el puntaje. Saludos!

Ezequiel Robb dijo...

Una segunda temporada muy pero muy buena... ojalá que no decaiga. Gracias Mariano.