¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 1 de mayo de 2016


Título: Justice League: Throne of Atlantis.
Año: 2015.
Duración: 72 minutos.
Basado en: Throne of Atlantis (Aquaman v7 #14-#17, Justice League v2 #15-#17).

La película animada Liga de la Justica: El trono de Atlantis, en su traducción al español, es la secuela inmediata de “Justice League: War” (2014) pero, al contrario de esta, decide no seguir casi al pie de la letra el cómic en el que está basado, lo cual es una pena. Si el primer arco argumental de la Liga en el los Nuevos 52 era bastante endeble, en este caso tenemos una trama complicada, que no se condice con el guion adaptado por Heath Corson.

SPOILERS A CONTINUACIÓN.

Tenemos los cambios obligados, como el hecho de que Capitan Marvel Shazam pertenezca al equipo, tal como en la película predecesora, o que Flash y Green Lantern formen parte de la movida, aunque en el cómic no sea así (porque en ese entonces pareciera ser que a DC le preocupaba la continuidad de su recién nacido nuevo universo), o que la Liga no conozca a Aquaman (que en los cómics sí participó de la batalla contra Darkseid), pero también hay cambios que no hacen más que arruinar una buena historia. Ejemplo de esto sea transformar la relación entre hermanos de Aquaman y Orm, que en el cómic es de un vínculo muy fuerte, con respeto y amor, por esta nueva donde es simplemente de celos. Es más, la versión de Orm en el cómic es un personaje profundo, que está haciendo lo que debe hacer por su pueblo, mientras que en la película es un pendejo caprichoso y poco más. Ni hablar de la diferencia que es para una trama que los planes de guerra Atlantes sean una idea de un rey muerto ¡o del mismo Aquaman! Otro cambio, dado que Aquaman no había sido tenido en cuenta en la primer película, fue el de utilizar algo de los primeros números de este volumen del Rey de los Siete Mares, para contar sus orígenes, y el usar a Black Manta, que en el cómic ya estaba encarcelado y siendo tentado por Amanda Waller para unirse al Suicide Squad.

La animación per sé no es la mejor (algo que ya es marca registrada de las animaciones de WB/DC, al menos hasta “Bad Blood”, donde logran una mejora), pero se deja ver sin problema. Lo que hay que reconocerles, es que tiene toda la sangre y violencia que no tuvieron sus películas en la pantalla grande. Ruedan cabezas, se cortan cuerpos, se pierden miembros y vuela sangre hacia todos lados. Por esto la película fue clasificada como “no recomendada para menores de 13 años” (PG-13). La inclusión de Shazam, Flash y Hal le dan un toque de comedia que el cómic no tiene, y eso ayuda a suavizar la violencia dentro de la trama. Será tema de otro debate ver si DC está en lo correcto dejando a los más chicos fuera del público de estas películas. 

El guion sí acierta en mantener la relación entre Clark y Diana, a la que Clark enseña a mimetizarse entre la gente común. Pero no mucho más que eso. Es decir, en resumen, tomaron sólo la idea principal, eliminaron todos los buenos giros del argumento (el ya mencionado comportamiento de Orm, la existencia de Vulko y el giro en la trama que provoca el hecho de que los planes de guerra Atlantes hayan sido escritos por Aquaman aún antes de ser miembro de la Liga, y una larga lista de etcéteras) y le agregaron sangre y miembros desparramados. Una pena, porque podría haber sido una excelente película que se convierte simplemente en una buena cinta.

Al igual que el film anterior, que nos adelantaba que lo próximo a ver iba a ser justamente El trono de Atlantis, esta película cierra también con una escena post-crédito cual peli de Marvel: Lex Luthor se acerca al encarcelado Orm y le dice que tiene una propuesta para hacerle… ¿Se viene Forever Evil? De momento no lo sabemos, ya que el más reciente lanzamiento que incumbe a la Liga de la Justicia fue “Justice League vs. Teen Titans”. Cuando se anunció el título se podía especular que necesitaban presentar a Grayson en el mundo animado antes de pasar a los eventos que ocurren en Forever Evil
pero en estos Titans las cosas no son como uno se las imagina, por lo que realmente es difícil de entender si Forever Evil será adaptada a la animación o si ese gancho al final de “Throne of Atlantis” fue sólo una idea que no prosperó. Desde aquí, y ya habiendo visto Batman: Bad Blood”, aplaudimos las “ideas originales” para su universo animado, más que las adaptaciones de arcos argumentales.


En síntesis: Esta no es ni por lejos la mejor película animada de DC y, por lo visto, ni siquiera va a ser necesaria para entender la continuidad de este universo. No es tampoco una película para ver con chicos chiquitos (para eso seguir con los Teen Titans Go, o si ya son un poco más grandes, con Young Justice). Es una película para completistas del DVD/Blu-Ray, o para ver en digital un domingo a la tarde donde no hay otra cosa para hacer.

2 Batcomentario/s:

Mariano Romero dijo...

Personalmente, creo que la película es bastante decente... hasta que la Justice League se encuentra con Arthur. De ahí en adelante, todo se va a pique. Las situaciones se resuelven apresuradamente y sin mucho sentido. Quizá sea porque se utilizó demasiado tiempo para mostrar el origen de Aquaman, y les quedaban pocos minutos para adaptar el arco del comic de mejor manera. Una lástima. Este "universo New52 animado" deja mucho que desear, y espero que en Warner se den cuenta de eso. Y ya que tendremos un "Rebirth" en los comics, podríamos hacerlo en la animación también. Buena reseña. Saludos!.

Mariano Romero dijo...

*podrían hacerlo.