¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 15 de marzo de 2017

Shiva sin corazón

Título: League of Shadows, parte 2: The Five Fingers of Death.
Escritor: James Tynion IV.
Artista: Christian Duce; Fernando Blanco (págs. 1-3).
Colores: Alex Sinclair (págs. 4-17); John Rauch (págs. 1-3); y Allen Passalaqua (págs. 18-20).
Rotulado: Sal Cipriano.
Portada: Eddy Barrows, Eber Ferreira y Adriano Lucas.
Portadas variantes: Rafael Albuquerque; Dave Wielgosz.

“Shiva sin piedad
Shiva sin corazón
¿Por qué me diste una vida
miserable en este mundo
apartándome de lo otro?”
(Poemas santos de Shiva, Basavana)

Este espectacular número de “Detective Comics” es sólo ShivaShiva y Orphan. Y en torno a esta relación —o no-relación— no sólo gira este #952, sino —con toda seguridad— el arco completo de “League of Shadows”.
¿Qué mejor que la relación amor-odio entre una madre y su hija? ¿Qué mejor desencadenante para una historia que aquella?
Convengamos en que las relaciones filiales han sido una constante en las historias de Batman. Justo desde su mismo origen, el vínculo —roto en la mayoría de los casos— ha sido el catalizador para desencadenar una reacción: la pérdida de los padres de Wayne, la de los padres de Dick Grayson; la búsqueda de la madre de Todd; la manipulación materna de Damian… La lista podría ser larga y, sin duda, esta nueva etapa de “Detective Comics” ha sido pródiga al respecto comenzando con el quiebre entre Batwoman y su padre, o la muerte de Drake —adoptado por Wayne en la continuidad que tanto añoramos—.


Padres e hijos podría ser la clave para entender todo el misterio de Batman… y en especial “League of Shadows”.
La historia de Cassandra Cain —y me refiero a la pre-New 52— fue una cruenta historia de pérdida, manipulación y soledad, sólo sanada cuando se acercó a esta familia disfuncional que hemos dado en llamar Bati-Familia.
Esta nueva etapa, cuyo comienzo podríamos ubicar en “Batman and Robin Eternal”, también tiene bastante de ello: aunque enfocado en primer lugar en la relación de ella con su padre —el Orphan original—, sabíamos que la aparición de Shiva en este arco estaría íntimamente ligado a su hija.
¡Y así ha resultado ser!
La historia presentada en este #952 podría dividirse en tres actos y un epílogo:
Parte con la emboscada al grupo encapotado —continuando el cliffhanger del número anterior—, donde nuestros héroes se ven en claras dificultadas para imponerse sobre los asesinos de Shiva. Nosotros, claro, disfrutamos las escenas y aún más al ver a esta nueva formación —con Azrael plenamente integrado— actuando en conjunto.


Pasamos al segundo acto, el más importante a mi juicio: el encuentro entre Shiva y Orphan donde, más allá de la verdadera zurra que la madre da su hija, son las palabras las que cuentan, el áspero diálogo de Shiva, el repudio que manifiesta hacia Cassandra. No evitamos en este punto sentirnos heridos también conociendo el doloroso camino que Orphan recorre en estos momentos —recuerden la estremecedora historia que protagonizó en el #950—.
El tercer acto nos lleva de vuelta al Belfry, donde conocemos las consecuencias que han tenido las acciones de la League of Shadows: Batman está acusado de asesinar al Alcalde Hady —algo que, valga el comentario, no es tan original, pero funciona— y, de modo sucinto, toda la Bati-Familia ha sido puesta en la mira del GCPD. La conversación padre/hija del coronel Kane y Batwoman sólo logra aportar mayor inquietud. Todo puede suceder.
Y llegamos al epílogo. Un enternecedor encuentro entre Batman y Orphan. Ella necesita ser contenida, salvada. Batman —el “padre” de este grupo—, él mismo un huérfano, sabe que en ocasiones de ese tipo, las palabras sobran y sólo un sincero abrazo basta para decir “estoy contigo hasta el final”.


Los dejamos a ambos, así, unidos, como padre e hija. El número acaba allí, en silencio: la calma que, sabemos, sólo antecede a la verdadera tormenta. Pero un instante que se agradece y que, descubrimos ahora, todo verdadero héroe necesita.
Tras la pérdida violenta de sus padres, Batman inició una cruzada que no se ha detenido por más de 75 años. En el camino ha recogido un buen puñado de compañeros, la mayor parte de ellos, también con sus propias experiencias de pérdida.
Casi sin darse cuenta ha conformado esta atípica familia y se ha transformado en la gran figura paterna para todos ellos. Ese desarrollo siempre ha estado allí, pero Tynion ha sabido sacarle el mejor provecho a través de su run: hemos visto como cada personaje ha tenido un momento de quiebre y posterior restauración y, en el proceso, ha crecido.
“League of Shadows” es el gran arco de Cassandra Cain.
Ha tenido un inicio duro, desgarrador para ella.


Es más que seguro que de la mano de la misma Orphan vendrá la resolución de este arco.
Pero mientras llega la verdadera graduación de Cassandra, bien vale la pena volver a leer este número y detenerse no en la acción, no en el movimiento, sino en las palabras, en la quietud.
Porque “League of Shadows” es una historia de familia; y su clave está en los intersticios de sus viñetas. Un viaje emocional que nos llevará a la siguiente etapa de “Detective Comics”, a la espera de esta gran guerra presentida por Drake y que no es esta, sino que aún está por llegar y que, de la mano de Tynion, sabemos, será tanto una historia de acciones externas como internas.
Como decimos en el Blog: es un gran momento para ser lector de Batman.