¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 16 de julio de 2017

¡Arranca, Naigüín! Quieren tu trasero...
Blue cheese

Título: “Blockbuster”, parte 3.
Escritor: Tim Seeley.
Artista: Miguel Mendonça.
Tintas: Diana Conesa.
Colores: Chris Sotomayor.
Rotulado: Carlos M. Mangual.
Portada: Paul Renaud.
Portada alterna: Casey Jones y Hi-Fi.

“Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.”
(Retrato, Antonio Machado)

KATHOOM!!!
Así termina este numerazo surgido de las diestras artes literarias de Seeley acompañado por Mendonça y equipo.
Numerazo porque es pura y llana acción.
Acción y frases para el bronce de nuestro querido Dick —suerte que “dick” tiene doble sentido en inglés y no en español que, si no, ya estaría el editor del Blog echándome un ojo libidinoso…—.
Este número es neta diversión.
Ningún quebradero de cabeza. Ningún discurso existencialista.
Hoy, Antonio Machado se tomó el día libre y su hermano Manuel tomó las riendas de la historia.
Sólo florituras verbales y poco o nada de profundidad poética.
(Well… Supongo que saben cuál es la diferencia más marcada de la poesía entre los hermanos Machado. Si no, ¡dejen de leer cómics para niñitos y agárrense un buen libro de poesía, manga de ignorantes!)


"Las malas compañías echan a perder los hábitos útiles" (1ª Corintios 15:33)

Decíamos: Sí, “Nightwing” #24 es una perfecta oda a la aventura súper heroica en su estado puro.
Recapitulemos…
Engañado por Blockbuster, Naigüín llega a un submarino propiedad de Tiger Shark.
Se supone que va en busca de armas que Mandibulín está traficando con la ayuda o el auspicio de The Second Hand —supongo que no le pusieron sólo The Hand porque las Tortugas Ninjas ya tienen los derechos del nombre… ¿o era Daredevil?—, pero lo que encuentra nuestro culo favorito… oh, waiteso sí sonó raro
Lo que encuentra nuestro adalid es una reunión social de villanos multicolores, sacados de la nutrida caterva de DC. Si Arrow le ha robado descaradamente por TV todos los enemigos a Batsy, ¿por qué el niño predilecto del Murciélago no puede hacerlo en sentido contrario?
Porque a través de las páginas, y mientras Tapia huye por dentro del submarino, uno de los grupos que encontramos es el dirigido por Chien Na-Wei… o China White, clásica enemigo de Green Arrow.

Magog ha perdido el toque... y el ojo.

Acompañan a la oriental malosa, el mareante Count Vertigo. Vemos a Shado además y a los Underground Men.
Pero no sólo ellos hacen acto de aparición.
Sharky ha prometido un premio al que le traiga la cabeza de nuestra Ala, y son muchos los interesados que se cruzarán en el camino de Tapia —guiado por Giz y Goober desde la distancia—.
Vemos a Skyhook, directamente desde Metropolis.
Está Magog, que volvió a este mundo comiquero en las páginas de un “Superman/Wonder Woman —pero no me hagan buscar a mí en cuál número fue… ya tuve demasiado de googlear para preparar esta reseña… Okey, soy débil con ustedes, cabecitas huecas. Fue en el “Sups/Wondy” #14—.
Está Clock King, está Snakepit, está Kid Amazo —a saber cómo la hizo para moverse entre este título y “Super Sons—, está… … Bueno, hay muchos. Y todos quieren matar a Dick.
Por suerte, el muchacho es escurridizo como chancho engrasado y logra llegar hasta la salida del submarino, justo cuando…
¿Saben qué? Hay otra cosa que debo mencionar antes de llegar al fin de este capítulo…
Les juro que lo hago en contra de todo lo que creo y comulgo: debo hablar de Shawn, la avivada esa —ya debería aparecer Starfire y hacerla chicharrón—.

Incluso en este punto, Naigüín le cree a Blocky. ¡Piff!

Resulta que… puff, esto huele a chisme… la niñata esta ha vuelto a ponerse en contacto con Pigeon, la mujer que la llevó por el mal camino travestida como Defacer. ¿Y qué con esto?
Como mencioné en la reseña anterior, ese es un cabo suelto que Seeley atará en algún momento y en este número la cosa sube la velocidad peligrosamente: Pigeon llega volando a la ventana de Shawn, para asombro de Mouse, la novia de Giz, el amigo de Goober… ¿se entiende?
¡Ya! Basta de mujeres en esta reseña.
Volvamos a nuestro Naigüín que es lo que nos convoca en este sitio.
¿Habíamos mencionado a Blockbuster, no?
¿Habíamos mencionado que engatusó a nuestro crédulo Ricardo Tapia?
¿Habíamos mencionado que pensaba matar más de un pájaro de un tiro guiando a Naigüín a la guarida de Mandibulín?
Pues bien, el forzudo no ceja en sus planes y deja a nuestro héroe atrapado en el submarino, con todos los demás villanos fuera de servicio… y una bomba de aquellas.
Entonces…
Kathoom!

Ya lo dije: Kathoom! ¿Es que no leen?

¿Qué viene a continuación?
El cliffhanger de este número está ciertamente a la altura de lo que leímos antes.
“Nightwing” #24… 9/10… si no fuera por Shawn

“Esta es mi cara y ésta es mi alma: leed.
Unos ojos de hastío y una boca de sed…
Lo demás, nada… Vida… Cosas… Lo que se sabe…
Calaveradas, amoríos… Nada grave.
Un poco de locura, un algo de poesía,
una gota del vino de la melancolía...”
(Retrato, Manuel Machado)

0 Batcomentario/s: