¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 30 de abril de 2019


Poco después de su "traumática" salida de Marvel Studios, James Gunn encontró la oportunidad perfecta para seguir adelante (o en todo caso Warner y DC encontraron la oportunidad, queda libre a la interpretación de cada uno) con su carrera. "The Suicide Squad" es un proyecto que le calza a la perfección a este realizador y por esa razón todos los fans están emocionados con lo que se viene.

Y ahora, a ocho meses de oficializarse su contratación, Gunn por fin empieza a dar declaraciones y compartir públicamente material sobre la cinta. Hablando con Entertainment Weekly en ocasión del estreno de "Brightburn" (un proyecto de terror inspirado en Superman que fue producido por tres de los cuatro hermanos Gunn), adelantó que ya se encuentra en pleno proceso de pre-producción de esta nueva cinta protagonizada por el Task Force X y dijo estar "enormemente emocionado".

Por otra parte mostró un storyboard de su autoría en una historia de
Instagram y luego, para aumentar más el hype y de alguna manera confirmar los rumores que apuntan hacia una trama basada en el run de John Ostrander en el cómic, Gunn volvió a utilizar esa red social para compartir una imagen de su colección personal de historietas clásicas del Skwad, profesando además su pasión por las mismas. Si algo está claro es que el guionista y director se inclina más por la etapa old school del equipo suicida a diferencia de David Ayer, cuya principal inspiración fue la etapa de Los Nuevos 52.

Peacemaker, el rumoreado papel de John Cena.

En cuanto a los protagonistas podemos decir que ya se va cerrando el elenco. A los confirmados Idris Elba, Margot RobbieJay Courtney,
Viola Davis y Joel Kinnaman se suma David DastmalchianDaniela Melchior. De esta manera Dastmalchian, reconocido por el público gracias a sus apariciones en "The Dark Knight" y "Gotham", volvería al Universo DC para encarnar a Polka-Dot Man tras su paso por varias producciones del MCU. Entre tanto Variety reporta en exclusiva que la otra adición al equipo es Melchior, una actriz portuguesa bastante nueva en la industria norteamericana que en este caso interpretará a la versión femenina de Ratcatcher. El portal agrega que esta versión del personaje tendría un vínculo bastante cercano con el personaje aún desconocido que encarnará Elba, retomando los rumores de una relación padre-hija que andaban circulando cuando aún se creía que el inglés sería el reemplazo de Will Smith.

Otro que también se confirmó es John Cena, lo que no se confirmó es a quién le dará vida el luchador de la WWE que recientemente brilló con el que podría considerarse como su primer rol dramático (a falta de una mejor palabra) en "Bumblebee". Por estas horas la apuesta más segura es que será Christopher Smith a.k.a. Peacemaker, un soldado pacifista que más tarde se convierte en un vigilante dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de conseguir lo que él considera como "paz" y que tuvo sus encontronazos con el Skwad en la década de los noventa. Recordemos que la presencia de esta figura en el equipo se ratificó en Marzo e inicialmente se creía que Gunn le daría el papel a Dave Bautista mas ahora sabemos que se verá imposibilitado por su compromiso con "Army of the Dead", una anticipada producción de Netflix dirigida ni más ni menos que por Zack Snyder.

Por último pero no por eso menos importante cabe destacar que en las semanas recientes diversos sitios latinos han estado difundiendo, principalmente mediante redes sociales, el rumor de que Oscar Isaac y Benicio Del Toro estaría en la mira de Warner para interpretar a "The General" y "The Mayor" respectivamente, nombres claves que, muchos creen, aluden al General Wade Eiling y a Brother Blood. Lo que nadie está diciendo es que estos personajes se asociaron con la secuela gracias a un reporte previo de los scoopers Daniel Richtman y Thomas Polito, quienes han filtrado novedades bastante jugosas en el pasado pero no están exentos de equivocarse o inventar cosas. Así que, en definitiva, a no hacerse ilusiones.

Sigan atentos al Blog para todas las novedades sobre éste y todos los proyectos de DC.

lunes, 29 de abril de 2019


Hace rato se sabía que la mini-serie "The Batman Who Laughs" iba a preparar el terreno para algún tipo de secuela, hace rato les venimos diciendo que es bastante obvio que hay un Bat-Book en el horizonte para Joshua Williamson (más allá de sus apariciones de la mano de Tom King y Scott Snyder), y hoy todo eso converge en forma de un venidero team-up entre Los Mejores del Mundo.

Se dice que hace más de un año que Williamson viene pergeñando este libro, mucho antes de que la nueva incorporación a las filas de DC, el artista español David Marquez, fuera tentado por la editorial con este proyecto y firmara un contrato de exclusividad pese a sus deseos de trabajar en un producto independiente tras su paso por los vecinos durante casi una década. Y claro, lo que lo hizo cambiar de opinión principalmente fue el alcance que promete tener esta saga, pero vayamos por partes.

En principio hay que destacar que el preludio de esto ya lo vimos en el final del crossover "The Price", donde Batman y Superman en un futuro no muy lejano se plantean el hecho de que prácticamente no pueden confiar en ellos mismos ya que la comunidad super heróica parece haber sido contaminada o influenciada por una misteriosa fuerza externa (que desde un principio supimos que era el Batman Que Ríe mas preferimos seguirle la corriente a DC) y juntos deciden investigar a sus compañeros por temor a que alguno o alguna pueda estar ocultando algo.


A su vez, como bien mencionamos nuestro reciente análisis de "The Batman Who Laughs" #4, el título sumará una entrega adicional que servirá como set-up para el cómic en cuestión. Eso sí, resta ver si la aparición del Murciélago Jocoso en el one-shot "Year of the Villain", publicado mañana mismo en la antesala del Free Comic Book Day 2019, brindará algún tipo de pista o adelanto al respecto.

Cuestión que Williamson y Marquez nos ofrecerán una vertiginosa aventura donde el Murciélago de Gotham y el Hijo de Krypton se medirán con seis de sus colegas que fueron infectados en secreto por el BatJoker y se convertirán progresivamente en sus peores versiones, ofreciéndonos así a los nuevos Seis Secretos, según los describe el propio autor.

Teniendo eso en cuenta parece ser que esta bizarra encarnación del famoso equipo de anti-héroes es una de las sorpresas que nos depara el mencionado Año del Villano. Pero la cosa no termina ahí porque, según reporta Bleeding Cool, algunos de los "infectados" serían Perry White, quien usaría el poder de los medios para esparcir fake news (es más badass de lo que suena, ¿no?), y Donna Troy aunque la lista de posibles afectados de hecho podría incluir a Supergirl, Dick Ric Grayson, Barbara Gordon, Damian Wayne, Jimmy Olsen, Alfred Pennyworth, Selina Kyle, Jon Kent y el Comisionado Gordon, entre otros tantos, con lo cual es seguro decir que estos hechos tocarán muy de cerca a nuestros protagonistas.

Sea como sea, tendremos tiempo de ir preparándonos mentalmente para lo que podría suceder ya que "Batman/Superman" #1 llegará a las tiendas recién el 14 de Agosto.

domingo, 28 de abril de 2019


Título: “The Batman Who Laughs” - Part 4
Guión: Scott Snyder
Dibujos, Tintas y Arte De Tapa: Jock
Colores: Dave Baron
Letras: Sal Cirpriano

Después del parate que significó el especial dedicado al Grim Knight 
nos toca atestiguar un Batman que abraza su Joker persona.

Retomando el cliffhanger del #3 vemos que nuestro héroe forjó su propio visor de Metal Oscuro pero Alfred se niega a que complete su transformación al punto de atacarlo para tratar de hacerlo entrar en razón, sin embargo los efectos de la toxina del Joker hacen que Bats comience a estrangular al inglés sin miramiento alguno. Por fortuna
Bruce logra romper con el impulso y, emotivo momento padre-hijo mediante, Pennyworth entra en razón para dejarlo continuar con su extremo plan.

Jim sigue a merced de los Batmen Oscuros pues, recordemos, es la otra “llave” para acceder al sistema con el que el BatJoker planea esparcir la sustancia creada con la sangre de los Bruce Wayne que trajo de otros universos gracias al Metal Oscuro. De momento tiene cuatro contenedores y con seis conseguiría enloquecer a toda Gótica.

Batman recorre la ciudad en el Batmobile (camuflado como un taxi) mientras observa el mundo como lo hace el Batman Que Ríe gracias al visor, aunque los efectos ya avanzados del Gas del Joker hacen que su percepción del entorno que lo rodea se distorsione cada vez más. Poco a poco comienza a ver Gótica como un sitio lleno de psicópatas violentos que sólo buscan matarse entre sí y debe luchar contra esas visiones para llegar a su destino. Una charla expositiva con Alfred y James Jr. sirve para cortar un poco la tensión y de paso nos brinda más información: Resulta que el Grim Knight está usando la red eléctrica de la ciudad para desviar energía hacia los depósitos de Metal Oscuro que les permite abrir portales para traer a distintos Bruce Wayne del Multiverso Oscuro. Por otra parte Jr. informa que son tres los posibles túneles de drenaje que el Murciélago Risueño podría usar para sus diabluras.

Luego vemos un flashback de algo que pasó tres horas atrás. Bruce es sorprendido por el Joker mientras revisaba la posible contaminación de la reserva de agua del sistema Last Laugh. Bruce lucha contra el impulso de matarlo provocado por el propio gas de su enemigo, sobre todo por el hecho de que apenas una gota de sangre del Payaso daría paso a la temida contaminación. Acto seguido presenciamos otro gran momento Batman-Joker donde este último confiesa que en verdad no quiere que ninguno de los dos gane, quiere que su lucha sea eterna. Claro, él cree que algún día será el gran vencedor, asimismo le desea suerte a su rival en esta cruzada. Aunque el punto alto de esta charla viene cuando Batman le hace prometer al Joker que lo mate ante su eventual jokerización y a sabiendas de que Alfred no podrá hacerlo. Tras acordar esto, ambos se funden en una escalofriante risa.

Volviendo al presente, el Detective descubrió gracias al visor y ciertas lecturas de energía que el próximo portal para traer a otro Wayne se abrirá en un ala abandonada de Blackgate. Un oficial de seguridad lo encuentra y le advierte que se rinda pensando que es el Batman Who Laughs pero Bats identifica al agente y lo persuade de ayudarlo. No obstante el Caballero Oscuro es transportado repentinamente a otro universo donde se haya en una versión más moderna de la cárcel que es conducida por un longevo Bruce Wayne. Bats intenta advertirle del peligro mas su contraparte hace oídos sordos ya que, asegura, (su) Gotham nunca estuvo más segura. Sin que lleguen a percatarse, el portal se cierra y ambos Bruces vuelven a la Blackgate de Tierra 0, donde un muro se aparece de la nada para separarlos. El Bruce viejo queda junto el oficial que Batman pensó estaba de su lado pero que en verdad era el BatJoker (!), quien procede a asesinar a su presa.

Entre tanto, el Grim Knight suelta a Jim para un pequeño juego de caza con los temibles Robin Oscuros como sus sabuesos. De vuelta en Blackgate, el Batman Que Ríe se quita su camuflaje digital y vemos su terrorífica cara sin el ya icónico visor. El número termina cuando da la orden para que un grupo de policías abre fuego a discreción sobre Batman.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Primeramente considerar que esta entrega se intitula “The Batman Who Laughs - Parte 4 y no “The Laughing House Parte 4, un detalle curioso ya que los tres anteriores tuvieron dicho subtítulo. Al parecer el interludio con el one-shot del Grim Knight marcó el cierre de una primera parte o etapa dentro de esta mini-serie. Por otro lado Scott Snyder habló en un tweet reciente de que los issues 5, 6 y 7 serán “muy oscuros”, lo que nos generó el gran interrogante (no contestado por el autor) de si efectivamente habrá un capítulo más ya que el comunicado de prensa original decía que serían seis entregas. Pero bueno, Snyder es de pegar esos volantazos creativos y sabemos que esto de alguna manera continuará por otro lado.

También hay un cambio de enfoque en cuanto al órgano (?) que ayuda a representar cuestiones importantes del número. Digo, los primeros tres se enfocaron en el corazón como sinónimo de felicidad y ahora (y veremos si en los issues que quedan cambia) este número se centra en los ojos.

Batman habla sobre los ojos de Grayson y de la felicidad qué hay en ellos, algo que ayudó a humanizarlo. También menciona cómo a los Robin les gustaba ver el mundo desde arriba cuando patrullaban mientras él prefería recorrer las calles con el Batmobile disfrazado como un vehículo normal. La diferencia entre los jóvenes y su actitud más soñadora o despreocupada y los adultos que deben (o deberían) tener los pies en la tierra.

Hablando del camuflaje del Batimóvil, si mal no recuerdo esa función debutó en la actual continuidad en “Batman” v2 #51 (2016), último número del run de Snyder y Greg Capullo en aquella serie ya que el #52 fue escrito por James Tynion y de ahí en más arrancó la etapa de Tom King en el volumen tres, “Rebirth” mediante.

Ahora sabemos que el Batman Que Ríe puede ver gracias a que su visor (valga la redundancia) sirve para detectar lecturas de energía, particularmente de Metal Oscuro, respondiendo así unos de los más grandes interrogantes que el público tenía desde su introducción en el marco de “Dark Nights: Metal”.

En cuanto los ojos vemos los de Bruce en lo que notablemente los sus últimos momentos previo a su transformación definitiva, y además vemos los del Murciélago Risueño en todo su terrorífico ser. Durante un breve intercambio de palabras, James Gordon Jr. clama estar convencido de que Batman vencerá más pregunta si tiene una forma de zafar de transformarse y no obtiene respuesta. Claro que luego su plan de apoyo es revelado cuando el Joker lo visita, generado así otro gran momento entre los dos, de esos momentos con los que Snyder ya cuenta en su historial donde apunta a la extraña simbiosis qué hay entre ellos aunque sin el toque homoerótico que suelen darle a esto a veces, como en “The Lego Batman Movie”.

El Duque de la Muerte plantea que ellos deben estar en guerra y de hecho tiene la audacia de asegurarle que va a ganar, por eso viene a desearle suerte y recibe la misión por parte de Batman de volarle la cabeza cuando se transforme (!!!) Algunos consideran este momento como la versión de Snyder de “The Killing Joke”, más si tenemos en cuenta que el momento final del encuentro nos entrega una risotada al unísono.

Volvemos a lo del corazón por un rato con el Payaso haciéndose la cruz en el suyo para validar la promesa que le hizo a Bruce, aunque vale remarcar ya tiene una cruz ahí producto de la cirugía realizada por Alfred para salvarle la vida. Por otra parte queda aún más clara la inspiración en “The Man Who Laughs” ya que ahora Batman ve el mundo como el Joker tras exponerse a su gas (salvo que esto no fue intencional pues resultó ser parte de una trampa) y cree que la mejor manera de pensar como el BatJoker para tratar de derrotarlo es dejarse consumir por dicha toxina.

Número a número Batman es superado por su contraparte jocosa que evidentemente está mucho mejor preparada así que decidió combatir fuego con fuego: Intentar dominar su locura para detener a su enemigo. Al mismo tiempo vemos una escena fundamental para lo que queda de esta historia donde James Jr. parece aprestarse a tirar su medicación y eso nos da la pauta de que pronto volverá a su estado demente, lo cual puede resultar clave para ayudar a Batman o puede convertirse en un problema más. Eso sin mencionar que todo luce muy negro para su padre, que se salvó de ser ejecutado a manos del Grim Knight pero eso no quiere decir que éste no tenga planeado divertirse con el pobre Comisionado.

Jock hace un trabajo tan pero tan bueno en algunas viñetas que en otras parece no hacerse justicia a sí mismo, asimismo no podemos negar que logra que el Batman Who Laughs se vea aún más aterrador que el de Greg Capullo, y eso es mucho decir. Otro que se lleva las palmas es el letrista Sal Cipriano al representar la lucha mental de Batman con su demencia latente usando letras rojas que se cuelan en medio de sus diálogos normales. Fantástico.

Aparentemente ahora quedan no dos sino tres números y los malos parece tienen todo bajo control. Veremos cómo se dan las cosas de acá en más.

viernes, 19 de abril de 2019


Título: “Knightmares” - Part 7: “The Last Dance” 
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Yanick Paquette
Colores: Nathan Fairbairn
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Paquette y Fairbairn

Llegamos a la última parada en el viaje onírico de BatmanEl sueño de esta entrega nos lleva a Bruce pidiéndole a Selina un baile. Están vestidos en sus ropas nupciales. Luego vemos finalmente a Thomas Wayne, que al parecer ha estado entrenando con Bane

Bane quiere seguir peleando pero el Dr. Wayne le recuerda qué hay negocios que atender, sin embargo el mandamás de Santa Prisca se abalanza sobre él y no le deja más remedio que seguirle el juego por un rato. Mientras esto suceda vemos a Batman literalmente danzando ente sus recuerdos con Catwoman. Como sucedió otras veces, vamos repasando las distintas épocas de su relación, esta vez con la pareja bailando, mientras Bruce le dice a Selina que sabe cómo escapar de sus pesadillas pero que para eso necesitaba llegar hasta ella.

Thomas le da una paliza a Bane mas éste se repone y trata de no sólo vencerlo sino de recordarle que él está por encima de Batman en esta realidad o en cualquier otra ya que previamente Thomas le dijo que él era el verdadero Batman. No obstante Thomas se cansa de jugar y saca una pistola.

Antes de despertar la propia conciencia de Batman (representada por Selina) revela que él no la ama realmente y que su lucha es más grande que todo para él.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Batman está a punto de despertar y por fin tenemos alguna que otra conclusión aunque queda el interrogante más grande, y es cómo llega a esto BatThomas.

Bruce revela que se expuso a las diferentes toxinas de Scarecrow 
para estar preparado ante un ataque de este estilo y así pudo luchar contra sus propios sueños intentando ganar el control de los mismos. También cuenta, como sospechamos que cuando estaba logrando el control le aumentaban su dosis. Sin embargo siempre supo que iba a salir una vez que llegue a Selina pues es ella la razón de todo esto.

Pese a la tortura que fue está viviendo nuestro héroe logra recordar lo que pasaba antes de caer en este estado, incluyendo el elaborado engaño de Bane y el ataque de su padre para atraparlo. Cree que ambos están trabajando juntos para acabarlo, algo que suena ridículo según dice la propia Cat.

De todos modos el punto más sobresaliente es que Batman se confiesa a sí mismo lo que venimos planteando desde el compromiso: Bruce tomó el consejo de su padre, “no seas Batman, y decidió que quería casarse más bien para tener una excusa y así abandonar su cruzada. Por eso su pedido de casamiento pareció más un imperativo que un pedido, una actitud que Selina aludió en el pasado y vuelve a hacerlo en las primeras páginas de este número.

¿Batman en verdad ama o no ama a Catwoman? Yo creo que sí pero su lucha está por encima de todo, su batalla contra el crimen es su vida. Además en el número pasado se planteó el hecho de que podría sentirse inútil si no es necesitado, es decir, Batman está preparado para pelear ¿pero está preparado para ganar? Casualmente Scott Snyder está planteando algo muy similar por estos días en su mini-serie “The Batman Who Laughs”, donde el BatJoker le plantea que solo puede ser feliz en otros mundos.

Creo que en cuanto a Thomas no sólo están las dudas de porqué sigue vivo sino de porqué está trabajando con Bane y tienen “planes para Gotham considerando que no parece actuar bajo la influencia de nada ni nadie. Si bien es evidente que Thomas se alió con el enemigo hay que recordar que su motivación es lograr que Bruce deje de ser Batman ya sea por las buenas o por las malas y éste parece ser el único aspecto de Tierra 0 que le importa, asimismo no descartamos una eventual lucha de poder entre Bane y el Doctor por el control de Gotham, especialmente durante la ausencia de Bruce prevista para el venidero arco "City of Bane". ¿Quién sabe? A lo mejor el padre de Batman simplemente haya aprovechado la oportunidad de colaborar con Bane para "sindicalizar" a todos los villanos locales y luego rompa su alianza para tratar de deshacerse de ellos, garantizando así el bienestar permanente de Ciudad Gótica y dándole otro motivo a su hijo para retirarse. Tratándose de un personaje oriundo de un mundo donde nada es lo que parece, todo puede ser.

Por si a alguien le interesa, la canción que suena de fondo mientras danzan Bat y Cat es “Some of These Days”, un standard jazz de 1910 realizado por de Shelton Brooks y popularizado un año después por Sophie Turner.

Sin dudas creo que estamos ante uno de los mejores issues del run de King. El autor una vez más da en la tecla con su clásico y probado “romance depresivo” pero también, a mí gusto, con la actitud badass de Thomas diciéndole a Bane “¡no quebraste a Batman, quebraste a un huérfano!”, “¡yo soy el goddamn Batman!”. Una combinación que de buenas a primeras puede parecer extraña pero que genera un interesante contraste y le da otro “sabor” si se quiere a este número respecto a lecturas previas con estructuras similares.

El artista Yanick Paquette y el colorista Nathan Fairbairn hicieron una labor brillante. A esta altura ya nos acostumbramos al delirante talento de Paquette y la particular forma que tiene de “componer” páginas, muchos de hecho señalan cierta similitud e inspiración en lo que solía hacer J. H. Williams III cuando estaba en el Bativerso, sin embargo esta vez el artista fue un paso más allá para incorporar en el apartado visual el ritmo del baile que realizan nuestros protagonistas. Al crear esta suerte de coreografía, el canadiense permite que los personajes de deslicen con total armonía por las páginas y contribuye no sólo a enriquecer el guión de King sino también a enriquecer la experiencia de los lectores, porque dictaminar un recorrido natural para los ojos del público conforme avanza la lectura es esencial en este medio. En ese sentido también hay que destacar la labor del letrista Clayton Cowles puesto que el posicionamiento de los globos de diálogo (y la letra de la metada canción en este caso) contribuye enormemente en esto. Fairbairn también sube la apuesta e incluso podríamos decir que se anima a hacer un trabajo más experimental en relación a lo hecho en otras historias más bien “tradicionales” (como la entrega más reciente de “Detective Comics”), creando una atmósfera tan onírica como desoladora con una paleta fría que por lo general oscila entre el verde y el azul y que, podría decirse, en cierta forma representa el sentir que queja a Bruce por estos días. Also, puntos extra porque la Selina de Paquette es simple y sencillamente majestuosa.

En breve veremos a Batman y BatThomas juntos otra vez, aunque ahora en un contexto muy distinto al de su reunión previa. Decir que estamos manija es quedarnos muy, muy cortos.

martes, 16 de abril de 2019


Título: “Knightmares” - Part 6: “Solitude”
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Amanda Conner, Dan Panosian, John Timms y Mikel Janín
Colores: Paul Mounts, Timms y Jordie Bellaire
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Conner y Mounts

El Bati-Surfeo por el océano de pesadillas del Caballero Oscuro llega a su penúltimo capítulo.

Ahora nos toca ver, por alguna razón, las despedidas de soltero de Batman y de Catwoman. Primero vemos a Selina y a Lois entrando a la Fortaleza de la Soledad con la ayuda de Supergirl, aunque Kara se ve obligada a retirarse para ir a evitar que un asteroide destruya La Tierra pues esa noche se encuentra suplantando a su primo para que éste pueda visitar a Bruce. Entre tanto la velada de Los Mejores del Mundo arranca con una excitante (?) sopa en la Mansión Wayne.

Superada esta introducción, las actividades que cada pareja realiza esa noche serán por demás disimiles. Las damas degustan bebidas de todos los rincones del universo, se bañan en un yacuzzi muy especial, se prueban Super-Trajes y usan a los tres androides que protegen la Fortaleza como strippers y masajistas. Los muchachos, por su parte, contemplan los cuadros familiares de los Wayne, se ven un partido de football (gringo, no el de verdad 😉) y juegan una partida de ajedrez.

Antes de ir a buscar a las damas, Bruce tiene su momento de sueño lúcido con Clark diciéndole que cree que su peor pesadilla es ser feliz y no necesitado (como héroe). Por dicha razón, él no podría vivir una vida normal conyugalLa última página nos muestra (finalmente) a Batman atrapado en la dichosa máquina que le provoca las pesadillas que venimos viendo a lo largo de este arco.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Esta entrega terminó siendo una secuela de uno de los mejores arcos (sino el mejor) hasta ahora del run de Tom King“SuperFriends”. Aquella recordada cita doble fue sorpresivamente estupenda y, si apelamos al Hypertime, también puede ser un reemplazo adecuado de los horrendos tie-in que nos mostraron el “preludio de La Boda” (aunque la despedida de Selina quizás fue el único que no apestó).

Si supiera algo de psicología, diría que podríamos analizar un rato laaaaargo las “fantasías” variadas del Murciélago, desde Selina y Lois desnudas en un yacuzzi que parece dar sensaciones lujuriosas hasta imaginarse tres doppelgängers del Hombre de Acero haciendo un striptease, porque recordemos que todo esto sólo está sucediendo en su cabeza.

Como nos planteamos en reseñas anteriores buscándole un significado a las pesadillas inducidas a Bats, aquí parece que la idea de pasar tiempo con Superman tiene que ver con su representación clásica de esposo bonachón y de hecho es él quien le dice, hablando desde su subconsciente, porqué cree que no es una idea tan buena casarse.

Antes abordamos la idea del peligro que representaría ser la esposa de Batman pero acá el ángulo es distinto. Clark, representando a la conciencia de Bruce, le dice que la gran diferencia entre ellos es que él ve a su lucha contra el crimen como un sacrificio más que como un servicio al prójimo. Como que su vida carece de todo sentido si no es Batman, o si dejara de serlo tras casarse. Volviendo a la psicología, se plantea constantemente la noción de que el verdadero “ser” de Bruce Wayne es Batman mientras que Clark Kent tal vez desearía ser humano, algo que incluso King planteó en “Héroes in Crisis”).

Entonces quizás la lección de esta pesadilla sea que la naturaleza de Bruce hace que ser Batman no le permita ser feliz y tener una esposa mientras que otros (como Supes) si pueden ser héroes y hacer vida de familia.

Me gustó el número, sin embargo creo que tanto artista suelto hace un poco incómoda la experiencia de leerlo. Amanda Conner hace un buen trabajo y sus expresiones faciales tan alegres pegan con el tono del issue, aunque personalmente hubiera preferido a otro/a artista. Dan Panosian agrega unas páginas intercaladas con las de Amanda y no desentona ya que los colores del nítido Paul Mounts generan una armonía integral si se quiere. Me gustaron mucho las dos paginas de John Timms, le agregaron una impronta particularmente distinta al “momento revelador” de Bruce hacia el final de la entrega. No sé si Mikel Janín participó acá por una cuestión de tiempo o qué pero me pareció un dibujo un tanto flojo considerando que tendría que haber sido un momento por demás de impactante tratándose de la primera vez en lo que va de “Knightmares” que vemos al Encapotado siendo torturado en el mundo real.

Ah, antes que me olvide: Parece que la escena de la sopa viene a ser un homenaje a la película de Tim Burton de 1989. Curioso, ¿no?

Ya casi termina este arco y para el cierre nos prometieron ni más ni menos que a Thomas Wayne. No podemos esperar.

lunes, 15 de abril de 2019

So it begins…

Título: “Detective Comics” #1001, Medieval
Escritor: Peter J. Tomasi
Lápices: Brad Walker
Tintas: Andrew Hennessy
Colores: Nathan Fairbairn
Rotulado: Rob Leigh
Portada: Walker, Hennessy y Fairbairn
Portada variante: David Finch y Tomeu Morey

“Dixitque Deus: Fiat lux. Et facta est lux. Et vidit Deus lucem quod esset bona: et divisit lucem a tenebris. Appellavitque lucem Diem, et tenebras Noctem: factumque est vespere et mane, dies unus”.
[Génesis 1:3-5] [1]

Seguramente ya leyeron el “Detective Comics” #1000 y, si no lo hicieron, tal vez leyeron la excelente reseña de mi compañero Ezequiel sobre el importante número.
Y si no hicieron ambas cosas, es que no sé qué están haciendo aquí si estamos a un par de semanas de tan notorio acontecimiento y todo Bat-Fan acusó recibo de una u otra manera. Quizá buscaban el baño y se equivocaron de puerta. Si ese es el caso, ¡quédense! Está partiendo un nuevo milenio en la historia editorial de “Detective Comics” y todos son bienvenidos.
Para darnos contexto, recordemos que en el número mil del título se nos mostraron una serie de relatos cortas que revisitaban la historia de Batman. Unas más logradas que otras, pero con chorrocientas portadas alternas para elegir (esperen a que llegue el #1026, que será la historia 1000 de Batman en este título; seguro que duplican las portadas…).


Pero, a modo de epílogo, nos encontramos con el adelanto de Medieval, el arco que comienza aquí y, según lo visto en ese número (dibujado ahí por Doug Mahnke), nos encontramos con una nueva amenaza para el Murciélago: una suerte de cruzado que traerá la Guerra Santa contra el infiel máximo: Batman mismo.
Sí, sí. Arkham Knight.
Bastante publicitado antes de su lanzamiento, este arco cuenta con la introducción a la continuidad DC del rival nacido bajo el amparo del vídeojuego más celebrado de la franquicia.
El juego ahora es descubrir quién está bajo el yelmo de Caballero esta vez: descartado Jason Todd (el Arkham Knight del juego), las apuestas son múltiples y eso ya puede ser un incentivo para leer este arco que Tomasi nos promete.
Y necesitamos más de un incentivo por dos razones fundamentales:
En primer lugar porque el arco anterior de TomasiMythology”— resultó decepcionante en su capítulo final, usando un Deus ex machina digno de Snyder en sus peores días de guionista.
Y en segundo lugar —y el punto más importante— es que, de algún modo, nos parece estar ante un refrito de otras historias que ya hemos leído: el enemigo omnisapiente, posiblemente una víctima del fuego cruzado, que culpa a Batman por todo lo malo.


De hecho, esos fueron temas que Tynion IV tocó más de una vez cuando “Detective Comics” retomó su numeración regular hace no mucho tiempo.
Arcos como Rise of the Batmen” o The Victim Syndicate” ya lidiaron con temas parecidos.
¿Logrará este nuevo arco acallar nuestras dudas?
Está por verse.
¿Qué tenemos hasta ahora?
Un muy buen inicio.
Al atardecer —imposible pasar por alto el comentario sarcástico de Gordon—, la muerte masiva de murciélagos por toda Gotham empieza a marcar un escenario bastante bizarro —aunque cómico a la vez—, escenario del que ni la Bati-Cueva se libra —ahora Alfred se lleva las palmas por sus comentarios—. Lo que, además, nos hace preguntarnos respecto al escenario sanitario de la ciudad en general porque ¡tanto murciélago por todos lados! Con razón uno se estrelló contra la ventana de Bruce Wayne, allá por el Año Uno: deben pasar chocando los quirópteros contra las ventanas de los gothamitas. De milagro no hay más Batmanes esperando la noche para salir a hacer justicia.
La investigación de Batman —esperemos que se concentren por fin en el Batman detective más que en el matón— no rinde frutos y recurre a los únicos en Gotham que podrían tener alguna pista para las muertes repentinas: los Langstrom… ¡Más bien, a Francine! Recuerden que Kirk las está oficiando de superhéroe en la Justice League Dark desde los eventos de No Justice”/New Justice”.
Pero ella quiere saber también qué ocurre con los bichos esos y se inyecta el suero antes que Batman pueda impedírselo.


Nuestro héroe, ¡era que no!, logra volverla a la normalidad antes que, como los millones de murciélagos de la ciudad, estire la pata.
¿Y qué papel juega este ignoto Arkham Knight?
Contrastando luz y obscuridad, se nos presenta a este nuevo —no tan nuevo— villano como el líder de una orden de caballeros —tipo Orden Sagrada de San Dumas; lo dicho, un refrito…— a los que comanda en una cruzada contra el verdadero demonio que amenaza Gotham.
De algún modo, él está detrás de la masiva muerte de quirópteros. Es su advertencia admonitoria para los que se le viene al Murciélago mayor de Gotham.
Y decimos “cruzada” porque así como los caballeros marchaban a Jerusalem para liberarlo de los infieles musulmanes, para traer la luz que disipara la oscuridad, este Arkham Knight pretende liberar a su propia ciudad santa, Gotham, del demonio infiel que la infecta.
Y ataca del modo más gráfico posible: encendiendo un pequeño sol que transforme la noche en día sobre toda la ciudad —Fiat lux. Et facta est lux—.
El enfrentamiento ocurre, como era de esperarse, y Batman cae, como era de esperarse (¿?).
Quedamos en un cliffhanger que encierra un montón de preguntas y que, a ratos, nos anima a esperar el siguiente número y, a ratos, nos hace menear la cabeza adivinando lo que va a pasar —no por nada llevamos 80 años de historia batmánica—.
¿Raya para la suma?
Tomasi promete mucho, pero nuestra experiencia nos hace tomar su historia con pinzas.
Tal vez estemos ante un nuevo villano que nos sorprenda aunque lo visto hasta ahora nos recuerde a tantas cosas leídas antes.


Si nos focalizamos en este número en particular, no podemos negar que la historia está muy bien amañada. Tomasi es un muy buen escritor y nadie podría poner en duda aquello. Aunque el estilo Snyder esté permeando a buen número de escritores de DC y, en especial, de Batman.
El apartado artístico es, por sobre todo, lo mejor de “Detective Comics” #1001. Con un logo renovado, sus páginas respiran vitalidad, acción, comedia y reflexión, graficando los vericuetos del guión de forma acertada, simple, limpia y efectiva.
Con un Batman que Walker hace lucir casi una versión mejorada del de Bruce Timm, nos deja con un agradable sabor a clásico, pero moderno a la vez. Casi justo el Batman para 1000 números más.
Esperemos, ahora, el siguiente capítulo de Medieval. Y roguemos a Barbatos que Tomasi nos deje con la boca cerrada.
Arkham Knight está a las puertas de Gotham. Que salga Batman a hacerle frente.
La guerra santa ha comenzado.



[1] Y Dios procedió a decir: “Llegue a haber luz”. Entonces llegó a haber luz. Después de eso Dios vio que la luz era buena, y efectuó Dios una división entre la luz y la oscuridad. Y Dios empezó a llamar a la luz Día, pero a la oscuridad llamó Noche. Y llegó a haber tarde y llegó a haber mañana, un día primero”.

domingo, 14 de abril de 2019


Estando ya muy avanzada en su etapa de pre-producción, es normal que los rumores sobre "The Suicide Squad" estén a la orden del día. De hecho hace poco cubrimos numerosos reportes y alguna que otra noticia oficial, y hoy volvemos a ello con otra tanda de novedades.

Ya está confirmada la presencia de Idris Elba, quien en un principio se dijo entraba en reemplazo de Will Smith como Deadshot asimismo nuevos reportes apuntan a que Gunn estaría re-escribiendo el papel con un personaje nuevo para así dejarle la puerta abierta a Smith en caso de que decida o pueda regresar a la franquicia en el futuro. A partir de ahí el fandom empezó a teorizar que Elba podría interpretar ni más ni menos que Bronze Tiger, un personaje cuya relación con el Skwad en los cómics se remonta al mítico run de John Ostrander, y la verdad que sería genial que así fuera. Ojalá Barbatos nos escuche. Por otra parte, días atrás el actor Jai Courtney confirmó que volverá para encarnar al Capitán Boomerang una vez más y al poco tiempo múltiples fuentes dijeron que tanto Viola Davis como Joel Kinnaman 
darían el presente en los roles de Amanda WallerRick Flag.

Metiéndonos de lleno en el terreno de las especulaciones, se comenta que el director está buscando darle otro giro al equipo en este reboot, secuela o como quieran llamarle integrando a una femme fatale de origen aliénigeno. Así como lo leen. Gunn estaría buscando actrices de entre 20 y 30 años para interpretarla y, si bien ningún personaje específico ha sido confirmado, los rumores apuntan a que Rampage sería la elegida. Si, la Doctora Faulkner no es precisamente un alien pero, dado que sus poderes tienen que ver con el almacenamiento y control de la energía solar, podría alterarse su origen.

Yo personalmente concuerdo con la opinión de algunos fans con los que he conversado al respecto y creo que Knockout sería una pieza muy interesante no sólo para el rompecabezas del Escuadrón sino también en lo que pueda hacer DC con el universo expandido de acá en adelante, dada su cualidad de New God y su vínculo con Los Seis Secretos, otro famoso grupo de villanos/anti-héroes de la editorial que no sólo ha cruzado caminos más de una vez con el Task Force X sino que su posible llegada a la pantalla se ha rumoreado en varias ocasiones a lo largo de los últimos años. Claro que esta es mi opinión personal y no he encontrado referencia alguna o especulación alguna ligándola al roster del Skwad pero uno puede soñar, ¿no?

Sigan atentos al Blog para más actualizaciones.

domingo, 7 de abril de 2019


Título: “Heroes Without a Home”
Guión: Scott Lobdell, Zack Kaplan
Arte: Travis Moore
Colores: Tamra Bonvillain
Letras: Andworld Design

Una de las cuestiones más interesantes de Nightwing (del bueno, no de esos intentos raros que Lobdell se está aventando en este arco) es que por más que quiera zafarse de su camino como héroe, todo lo terminará arrastrando de vuelta. Oh. Gran. Sorpresa.

Lo de éste número…

Comenzamos dónde nos quedamos *ba dum tss* Una Duela ¿Dent? con agenda política atenta contra la crema y nata de Blüdhaven mientras uno de los Nightwing de turno comienza a dudar si están plenamente capacitados para afrontar una situación como la de Scarecrow otra vez. Y no, es evidente que no lo están.

Es por eso que Grayson termina liderando una embestida contra la Hija del Payaso al tiempo que Nightwing Zak (como si fuesen Power Rangers) logra, de milagro, evitar que el alcalde y, por consiguiente, todo a su alrededor, vuele en mil pedazos.

Al final la villana termina engañando al grupo de Ric, Sapienza y compañía y logra escapar justo después de haber sido derrotada en el terreno que ella misma había preparado.


Lo que importa…

Aunque parezca innecesario y hasta insuficiente hacer mención de la calidad de los trazos de Moore, en verdad es de lo poco que se puede rescatar de éste número (y de la historia en general).

El hecho que nos quieran vender la idea de un héroe caído que no recuerda su pasado pero que sus músculos y mente mantienen los reflejos, agilidad y fuerza y que, además, no quiere usarlos porque le recuerda aquello que no puede y que aparentemente tampoco quiere recordar, no cuadra.

Tal vez el que nos hayan cambiado al Nightwing color rojo no agradó a algunos, tal vez el que lo hayan convertido en un espía tampoco, el que se haya mudado de vuelta a Blüdhaven con historias de relleno cada mes tampoco parecieran la gran cosa. Ahora comparamos lo que está pasando con cualquier punto bajo de los anteriores volúmenes del Chico Maravilla original y nos damos cuenta que éramos felices sin saberlo.


Una mención bastante interesante es la interacción rumbo al final del número entre Ric y Barbara Gordon. Nuevamente una llamarada que no termina de encender y que, al menos en lo que Lobdell sigue y sigue desenrollando esta maraña que parece dar hacia otra maraña que nada terminará demostrando, no aporta nada que no hayamos visto previamente porque es otro de esos burdos momentos en donde los guionistas intentan convencernos de que este lamentable rumbo creativo será permanente cuando sabemos que, Barbatos mediante, no durará más allá de este año.

A resaltar…

Hay que recordar que luego de La Trinidad, Dick Grayson es uno de los personajes más emblemáticos de DC Comics, de hecho es mayor que la misma Wonder Woman ya que este mes estará celebrando su cumpleaños 79 pues, como bien sabrán, debutó un año después que su octogenario mentor. En verdad es una lástima que pareciera no haber ni forma ni fondo para un personaje tan importante que está a punto de entrar a la tercera veintena.

sábado, 6 de abril de 2019

#DCUCine: ¿Es la JSA el futuro del DCEU?


El fracaso de "Justice League" fue un golpe duro para Warner Bros., DC y su Universo Cinematográfico. Afortunadamente se están dando sólidos pasos en la reconstrucción de la confianza entre el estudio, los fans y los críticos. "Aquaman" fue un éxito rotundo, "Shazam!" tiene las mejores reviews hasta ahora, un puntaje de 92% y el cada vez más buscando Certified Fresh de Rotten Tomatoes, y si vieron el trailer de "Joker" de Todd Phillips... Bueno, sobran las palabras.

Sin embargo el presente exitoso y el futuro prometedor no hacen que el estudio olvide la Era Snyder (para bien o para mal, depende del punto de vista de cada uno) y esté buscando la manera de distanciar lo más posible su franquicia de ese amargo recuerdo. La solución, al parecer, sería archivar a La Liga de la Justicia hasta nuevo aviso, una movida dentro de todo entendible teniendo en cuenta también la situación de Batman y Superman en la gran pantalla.

Ahora bien, pese al hecho de que contar historias independientes está funcionando, está claro DC no quiere dejar de construir un universo cinemátografico propiamente dicho. ¿Cómo van a proceder entonces? Aparentemente se crearían dos vías de producción: Una, siguiendo la corriente actual de más o menos ignorar lo sucedido en la Trilogía Snyder ("Man of Steel", "Batman v Superman" y "Justice League") contando historias standalone, que mantengan una mínima o incluso ninguna conexión entre sí. La otra, construir unificadamente un mini-universo dentro del universo extendido donde el equipo protagónico no sea otro que la gloriosa Justice Society of America, o al menos eso indican los rumores recientes.

Cómo les contamos en nuestro reporte sobre "Black Adam", la última versión del guión de Adam Sztykiel incluiría la presencia de Stargirl y Atom Smasher, que se sumarían al mismísimo Hombre Halcón. De confirmarse todo esto, parte del roster de la JSA sería presentado mediante el film del Adán Negro en una jugada tan increíble como inesperada por parte del estudio. Pero hay más.

De acuerdo a varias fuentes, Warner Bros. y DC estarían acelerando el desarrollo de una cinta estelarizada por Hawkman y Hawkgirl. Tan encaminado está este proyecto que el estudio ya estaría buscando a un actor musulmán de entre 30 y 40 años para el protagónico. Adam y Khufu comparten orígenes en el antiguo Egipto, por tanto es factible que el desarrollo de estas películas se esté dando en paralelo o al menos siendo considerada como un potencial spin-off. Si bien los Hawk no necesariamente son tan populares como los justicieros de las grandes ligas (no pun intended), lo cierto es que las especulaciones de su posible aparición en "Justice League" hypearon bastante a la gente en su momento, así que definitivamente hay un nicho ahí.

Khufu, Adam y Nabu en la antigüedad ("JSA" v1 #20, 2001).

Ah, si, ¿saben quién más procede del antiguo Egipto? Nabu el Sabio, mentor y posterior ocupante del casco de Doctor Fate, quién también estaría aguardando su primera aparición en el cine. Y claro, los fans de La Sociedad de la Justicia ciertamente se han emocionado mucho con estos reportes, más aún teniendo en cuenta el poco protagonismo que el equipo ha tenido en el mundo de los cómics últimamente y la pobre representación que tuvo en el Universo Televisivo de DC, sin embargo es importante recalcar que el servicio de streaming de DC lanzará a principios del 2020 una serie live-action protagonizada por Stargirl que contará además con la aparición de miembros del equipo tales como Starman, Hourman, Wildcat, S.T.R.I.P.E. y Doctor Mid-Nite, y si bien es cierto que últimamente la prohibición de usar a un mismo personaje en paralelo en cine y TV parece haber sido dejada de lado, quizás el estudio no quiera quemar tan rápido en ambas plataformas a su próxima tanda de héroes por adaptar. Después de todo sabemos, gracias a ciertos antecedentes notorios, que la mejor estrategia es siempre tomarse el tiempo para hacer las cosas bien.

Independientemente de aquello, tampoco está claro el orden en que serían estrenados estos proyectos en caso de concretarse. Por ahora la única que tiene posibilidades de hacerse realidad es "Black Adam" ya que, a pesar de estar en desarrollo hace una eternidad, actualmente está cada vez más cerca de arrancar con la pre-producción. De hecho
Dwayne "The Rock" Johnson reveló este fin de semana que la cinta debería empezar a filmarse dentro de un año así que mantenemos las esperanzas de finalmente verlo interpretando a Teth-Adam luego de haber sido casteado hace más de una década.

El lado negativo de esta noticia es que un posible rodaje estipulado para el 2020 implica que el film probablemente no llegue a nuestras salas más cercanas como mínimo hasta el 2021 (mismo año en donde se proyecta que puede llegar la secuela de "Shazam!" dicho sea de paso, lo que podría generar cierto conflicto con las fechas de estreno de "The Batman" y "The Suicide Squad", aunque eso ya es harina de otro costal), por lo tanto la construcción de este supuesta franquicia centrada en la JSA podría retrasarse de manera considerable. Ojo que introducir a un par de personajes por película no sería mala idea, al contrario, sería jugar a lo seguro e ir paso a paso como decíamos en el párrafo anterior, pero eso tomaría al menos unos cinco años y hay que ver cómo irán cambiando tanto las prioridades del estudio como los gustos del público mientras tanto. Como siempre decimos, todo está por verse.

Yo creo que no importa si hay un universo compartido o no mientras el estudio siga apostando por contar buenas historias y creo que para nosotros, los fans, el futuro luce PROMETEDOR. ¿Ustedes qué opinan?

¡Sigan atentos al Blog para más novedades!

jueves, 4 de abril de 2019


Ante todo, y como siempre, agradecemos a Warner Bros. por tener la gentileza de invitarnos a la función de prensa de esta película.

Luego del estreno de "Wonder Woman" en aquél no tan lejano 2017 estaba más que claro que los vientos comenzaban a soplar en una dirección distinta para el Universo Cinematográfico de DC. No solo anotaba el primer éxito indiscutido de este universo sino que dictaba un camino a seguir para las siguientes producciones, al punto tal de afectar parcialmente el corte final de "Justice League", también estrenada ese mismo año. La época oscura que nos había traído Zack Snyder, en donde se exaltaban el dolor y la pérdida, en donde los héroes y la sociedad convergían en alegorías que iban desde el arte renacentista hasta el simbolismo religioso, había llegado a su fin.

Mucho se ha hablado de este nuevo enfoque luminoso: que tal vez le esté cerrando las puertas a historias más maduras y complejas, que propicia la pérdida de un gran sector del público adulto, que no es más que un desesperado intento por copiar la fórmula de Marvel y un largo etcétera. Aunque sobre esto último cabría preguntarse si, en realidad, no se trataría más bien de una vuelta hacia los orígenes por parte de DC, teniendo presente al Superman del director Richard Donner. Pero más allá de la polémica, lo cierto es que los resultados en taquilla de "Wonder Woman" y "Aquaman" respaldan 100% estas decisiones. "Justice League", por el contrario, resultó una decepción para Warner Bros. a nivel económico, muy probablemente porque el público percibió lo apresurada que fue su concepción. Una vez más la cosa estaba clara: debían hacerse películas más ligeras, divertidas, para todo tipo de público y además en solitario, es decir que cuente con un único héroe protagonista. Bajo este contexto llega "Shazam!", la cual aplica y expande lo anteriormente dicho, para convertirse así en la película de superhéroes cómica y familiar por excelencia.


Como me gusta desembarazarme lo antes posible de mi valoración y además ser directo, comenzaré diciendo que, para mi, "Shazam!" es una buena película. ¿Es mejor que "Wonder Woman" o "Aquaman"? Es una pregunta que yo mismo me he formulado y que me ha costado responder. Con sinceridad puedo decir esto: "Shazam!" es una cinta más redonda que "Wonder Woman" y cumple con mucha más eficacia que "Aquaman" los objetivos generales que se propone. Vamos por partes. A diferencia de "Wonder Woman", en donde sentí que aflojó en el tercer acto, "Shazam!" mantiene un buen ritmo constante que te mantiene entretenido de principio a fin. En lo que a mí respecta, la película tiene uno de los mejores primeros cinco minutos del DCEU; una vez que este gran comienzo te atrapa, solo es cuestión de dejarse llevar. Con respecto a la comparación que establecí antes con "Aquaman", si recuerdan mi reseña de aquélla película sabrán que aplaudí la vertiginosa acción presente, pero no salí muy contento en lo que refiere al humor, por lo que la película se quedaba un tanto manca en ese apartado. A riesgo de sonar algo exagerado, diré que "Shazam!", en cambio, hace todo bien. Su fuerte es el humor, así que no es de sorprender que consiga buena nota en este aspecto, aunque también entrega una buena cuota de acción que no desentona en lo más mínimo. ¿Está al nivel de lo visto en la película del atlante? Ni de chiste, eso desde ya, pero dentro del contexto de la película (una comedia) y de las metas que se plantea, está más que aceptable.

Un breve repaso para aquéllos que no conocen al personaje. Captain Marvel (años después rebautizado "Shazam") nació en las páginas "Whiz Comics", propiedad de Fawcett Comics, en el año 1940. Su creador, Bill Parker, notó que a pesar de que el público al que iba dirigido el cómic de superhéroes de la época era mayoritariamente niños, no había ni un solo tebeo que tuviera a uno como protagonista. Así surgió Billy Batson, un niño puro de corazón que fue escogido por un poderoso mago para heredar su magia. De este modo, con solo gritar "Shazam", Billy podía transformarse en una versión adulta de sí mismo con increíbles poderes mágicos. La publicación fue todo un éxito y continuó con normal regularidad incluso después de que los derechos del personaje fueran licenciados por DC en 1972. Como es de esperarse, el personaje y su entorno fueron expandiéndose a lo largo de los años, literalmente surgió una familia Shazam y villanos de lo más variopintos desfilaron por las páginas de la publicación.


A pesar de ser un personaje con una larga trayectoria, esta película de David F. Sandberg tiene una muy clara batuta a seguir: el run de Geoff Johns en New 52. Los dedos de Johns se ven por todos lados, desde el carácter más gamberro de Billy hasta el aspecto más fornido del doctor Sivana. En términos generales, gran parte de la estructura argumental de la película fue esbozada años atrás por este escritor, con entendibles cambios de por medio, por supuesto. Así es como comenzamos a hablar de uno de los tantos aciertos del film: el guion. Si tuviera que definirlo con una única palabra, sería centrado. Desde los primeros minutos se presenta con absoluta claridad el conflicto central de la película y entendemos muy bien las motivaciones de cada personaje. Las digresiones son pocas y están justificadas.

Por supuesto, el componente central del largometraje es el humor y no podría justificar una reseña favorable si el mismo no estuviera a la altura. La gran mayoría de las bromas funcionan, garantizando que, como mínimo, esboces una sonrisa durante buena parte de la cinta. Los chistes más flojos, en lugar de generar incomodidad o rechazo, simplemente se pasan por alto porque, por lo general, no se detienen demasiado en una broma. El desarrollo de la película es dinámico y el humor de adapta a ese dinamismo. La comedia está en todos lados y rara vez se toma un respiro aunque, cuando sucede, el guión utiliza esos momentos para introducir una por demás de bienvenida dosis de drama cuya función es movilizar el tópico central del film: la familia. "Shazam!" no es solamente una propuesta familiar por su tono, ritmo y disfrute sino además por hacer énfasis en el concepto de "familia", buscando transmitir muy buenos valores por ese lado, como son el de la unidad, la contención y el apoyo mutuo. Aunque se trate de un mensaje un tanto básico, lo hace con suma naturalidad, buen gusto y mucho mejor que cierta saga con autos veloces.

Las actuaciones es otro de los puntos a destacar de la cinta. El nivel promedio es bastante bueno y todos realizan un notable trabajo, pero destacan las interpretaciones de Zachary Levi como Shazam y Jack Dylan Grazer como Freddy Freeman. A veces se dice que el casting es la mitad de la película, y puede que en este caso sea cierto. No se me ocurre a alguien mejor que Levi para interpretar esta versión del personaje. Sobre sus hombros recaía la gran responsabilidad de ser quién le diera corazón y chispa a la película, y creo que cualquiera que haya visto los trailers puede sentir esa energía que le inyecta al proyecto el otrora protagonista de "Chuck". Si el humor funciona tan bien en esta película, es gracias a él. En las numerosas entrevistas que salieron para promocionar la cinta, es frecuente escuchar a sus compañeros caracterizarlo como "un niño grande" y, más allá del impacto publicitario que esas declaraciones puedan tener, tras ver la película cobran mucho sentido. Realmente se siente que Zachary está disfrutando el estar ahí en el set interpretando a Shazam, y es muy difícil que esa sensación no termine contagiando a los espectadores en la sala de cine. Por el lado de Dylan Grazer, interpreta al segundo personaje con más tiempo en pantalla, y aunque su participación no sea tan fundamental como la de Levi, se maneja con mucha soltura y solidez. Es un talento joven que ya habíamos visto destacar en "It" y que vuelve a dar cuotas de talento y profesionalismo en esta cinta.


No, no he olvidado a Mark Strong. Llegó el momento de hablar del villano. La ausencia de Black Adam en la película (esto no es spoiler) obligó al guionista Henry Gayden a tomarse ciertas libertades al momento de adaptar el personaje de Sivana. En los cómics el Doctor Sivana es reconocido por ser una las mentes más brillantes de todo el Universo DC, a la par del mismísimo Lex Luthor, por ende se trata de un rival cuya principal arma es el intelecto que usa para maquinar malvados planes. Sin embargo, el Sivana de "Shazam!" destaca por sus fortalezas físicas y no tanto mentales. El film da a entender que estamos ante alguien indudablemente inteligente asimismo no es un personaje que maquine, analice o sopese sus acciones, de hecho, por momentos es un tanto impulsivo. Aun así, en mi opinión, estamos ante el segundo mejor villano del Universo Extendido de DC, solo por debajo del General Zod. Convengamos que la vara no estaba muy alta pero igualmente es satisfactorio atestiguar el desenvolvimiento de un buen antagonista. La mitad de este éxito le corresponde por un lado al mencionado guion, que le otorga al personaje las motivación necesaria para que nos importe lo suficiente, y por el otro a la sólida interpretación de Strong, que impide que el rol se torne demasiado caricaturesco, manteniendo un estoicismo que contrasta muy bien con el carácter jovial de Shazam.

En cuanto a dirección, "Shazam!" no se queda corta. Sandberg nos entrega un producto cuidado, estilizado, que cumple con lo que uno puede esperar de un proyecto de mediano presupuesto (alrededor de noventa millones de dólares según se dice). Por momentos la cinta adquiere un espíritu de documental y vemos fantásticas tomas a mano alzada, también hace uso del recurso de los noticieros televisivos y nos ofrece muy buenas escenas de acción con acrobacias aéreas. Hay momentos realmente impactantes y sorpresivos. Quiero reiterar que esta es una película para toda la familia pero asombra la sutileza y el buen gusto con el que son retratadas escenas francamente brutales. Hay que recordar que Sandberg proviene del género del horror y en esta cinta hay momentos en los que se nota su procedencia artística, similar a lo que hizo James Wan en "Aquaman" con la introducción de The Trench. Las escenas nocturnas, lejos de impedirnos el poder apreciar los detalles, son utilizadas para realzar las luces y los colores del entorno, así como el famoso rayo amarillo del pecho de Shazam. Una gran decisión a nivel de la fotografía que, dicho sea de paso, colabora muy bien con el tono luminoso de la producción.

A propósito del apartado visual, el CGI pasa con buena nota a lo largo de todo el film. Los rayos de energía que desprende Shazam de las manos o el pecho, el difuso rastro luminoso que deja detrás de sí al usar súper velocidad, las escenas de acción en el aire, son sin lugar a dudas los aspectos que más se destacan. En el último tercio hay más carga de efectos especiales y quizá no lucen tan bien como podrían pero, de nuevo, a una película de superhéroes con un presupuesto medianamente contenido no se le puede pedir más.


En los particular, no sentí que la banda sonora original destaque por sobre otros aspectos de la película, pero sí es verdad que acompaña muy bien lo visto en pantalla. Para quienes les haya generado rechazo la música usada en los trailers, puedo traerles algo de tranquilidad y decirles que no se preocupen porque no hay remix de ningún rap en la película. Sí hay, en cambio, un poco de rock y el uso de una canción muy popular que prefiero no mencionar para no arruinar sorpresas, aunque que le sienta muy bien al momento. En general creo que la banda sonora original cumple su cometido de transmitir una buena vibra superheroica al ritmo de una orquesta que, de a ratos, nos recuerda a Superman pero sin llegar a ser tan memorable.

En conclusión, "Shazam!" es una película ligera, divertida y súper recomendable que pide ser experimentada en familia o con amigos. El disfrute que puedan tener al momento de verla depende mucho de las expectativas que uno tenga. No es el espectáculo visual que supo ser "Aquaman", no es la épica bélica de "Wonder Woman", es una cinta que apunta a pasar un buen rato en frente de una pantalla. Si la gente la sabe valorar, puede terminar convirtiéndose en un clásico del entretenimiento en lo que al cine de superhéroes se refiere.

Respuesta: POSITIVA

A modo de referencia, dejo aquí mis “respuestas” a las otras películas del DCEU:

“Man of Steel”: POSITIVA

“Batman v Superman: Dawn of Justice”: ACEPTACIÓN

“Suicide Squad”: NEGATIVA

“Wonder Woman”: POSITIVA

“Justice League”: ACEPTACIÓN

"Aquaman": POSITIVA