¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 16 de abril de 2019


Título: “Knightmares” - Part 6: “Solitude”
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Amanda Conner, Dan Panosian, John Timms y Mikel Janín
Colores: Paul Mounts, Timms y Jordie Bellaire
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Conner y Mounts

El Bati-Surfeo por el océano de pesadillas del Caballero Oscuro llega a su penúltimo capítulo.

Ahora nos toca ver, por alguna razón, las despedidas de soltero de Batman y de Catwoman. Primero vemos a Selina y a Lois entrando a la Fortaleza de la Soledad con la ayuda de Supergirl, aunque Kara se ve obligada a retirarse para ir a evitar que un asteroide destruya La Tierra pues esa noche se encuentra suplantando a su primo para que éste pueda visitar a Bruce. Entre tanto la velada de Los Mejores del Mundo arranca con una excitante (?) sopa en la Mansión Wayne.

Superada esta introducción, las actividades que cada pareja realiza esa noche serán por demás disimiles. Las damas degustan bebidas de todos los rincones del universo, se bañan en un yacuzzi muy especial, se prueban Super-Trajes y usan a los tres androides que protegen la Fortaleza como strippers y masajistas. Los muchachos, por su parte, contemplan los cuadros familiares de los Wayne, se ven un partido de football (gringo, no el de verdad 😉) y juegan una partida de ajedrez.

Antes de ir a buscar a las damas, Bruce tiene su momento de sueño lúcido con Clark diciéndole que cree que su peor pesadilla es ser feliz y no necesitado (como héroe). Por dicha razón, él no podría vivir una vida normal conyugalLa última página nos muestra (finalmente) a Batman atrapado en la dichosa máquina que le provoca las pesadillas que venimos viendo a lo largo de este arco.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Esta entrega terminó siendo una secuela de uno de los mejores arcos (sino el mejor) hasta ahora del run de Tom King“SuperFriends”. Aquella recordada cita doble fue sorpresivamente estupenda y, si apelamos al Hypertime, también puede ser un reemplazo adecuado de los horrendos tie-in que nos mostraron el “preludio de La Boda” (aunque la despedida de Selina quizás fue el único que no apestó).

Si supiera algo de psicología, diría que podríamos analizar un rato laaaaargo las “fantasías” variadas del Murciélago, desde Selina y Lois desnudas en un yacuzzi que parece dar sensaciones lujuriosas hasta imaginarse tres doppelgängers del Hombre de Acero haciendo un striptease, porque recordemos que todo esto sólo está sucediendo en su cabeza.

Como nos planteamos en reseñas anteriores buscándole un significado a las pesadillas inducidas a Bats, aquí parece que la idea de pasar tiempo con Superman tiene que ver con su representación clásica de esposo bonachón y de hecho es él quien le dice, hablando desde su subconsciente, porqué cree que no es una idea tan buena casarse.

Antes abordamos la idea del peligro que representaría ser la esposa de Batman pero acá el ángulo es distinto. Clark, representando a la conciencia de Bruce, le dice que la gran diferencia entre ellos es que él ve a su lucha contra el crimen como un sacrificio más que como un servicio al prójimo. Como que su vida carece de todo sentido si no es Batman, o si dejara de serlo tras casarse. Volviendo a la psicología, se plantea constantemente la noción de que el verdadero “ser” de Bruce Wayne es Batman mientras que Clark Kent tal vez desearía ser humano, algo que incluso King planteó en “Héroes in Crisis”).

Entonces quizás la lección de esta pesadilla sea que la naturaleza de Bruce hace que ser Batman no le permita ser feliz y tener una esposa mientras que otros (como Supes) si pueden ser héroes y hacer vida de familia.

Me gustó el número, sin embargo creo que tanto artista suelto hace un poco incómoda la experiencia de leerlo. Amanda Conner hace un buen trabajo y sus expresiones faciales tan alegres pegan con el tono del issue, aunque personalmente hubiera preferido a otro/a artista. Dan Panosian agrega unas páginas intercaladas con las de Amanda y no desentona ya que los colores del nítido Paul Mounts generan una armonía integral si se quiere. Me gustaron mucho las dos paginas de John Timms, le agregaron una impronta particularmente distinta al “momento revelador” de Bruce hacia el final de la entrega. No sé si Mikel Janín participó acá por una cuestión de tiempo o qué pero me pareció un dibujo un tanto flojo considerando que tendría que haber sido un momento por demás de impactante tratándose de la primera vez en lo que va de “Knightmares” que vemos al Encapotado siendo torturado en el mundo real.

Ah, antes que me olvide: Parece que la escena de la sopa viene a ser un homenaje a la película de Tim Burton de 1989. Curioso, ¿no?

Ya casi termina este arco y para el cierre nos prometieron ni más ni menos que a Thomas Wayne. No podemos esperar.

0 Batcomentario/s: