¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 29 de mayo de 2019

Reseña: "Nightwing" #59


Título: “City Ablaze”
Guión: Dan Jurgens
Arte: Chris Mooneyham
Colores: Nick Filardi
Letras: Andworld Design

Dan Jurgens es un sujeto que efectivamente puede ser amado u odiado por el fandom. Sin embargo algo que el sujeto sabe hacer medianamente bien es construir una historia con distintos matices. Lo malo es que siempre toma o comienza con algo menos que una porquería de contenido , er, historia floja…

El sujeto ha sabido mantenerse presente luego de más de 30 años en la industria. Ha pasado por las grandes editoriales de comics con un éxito de mediano a fastuoso. Es el caso de sus poco menos de 10 años escribiendo al azuloso amigo de Bats y una de las grandes inspiraciones de nuestro apreciado Dick Grayson (no así del nefasto Ric Grayson), en donde se dio el lujo de reescribir sus bases, de matarlo y hasta de resucitarlo antes de casarlo…

Así mismo, ha tratado de poco a poco darle un peso lo suficientemente fuerte al BatMcGinnis, generando algunas historias que aún no terminan por ser un boom, pero al menos van provocando que la gente voltee un poco y lo considere ya no como una de las grandes representaciones del DC Animated Universe, sino como uno de los mejores futuros del Mejor Detective del Mundo y de su golpeada bati- familia. Claro, aún le resta por ganar más adeptos en el camino…

Lo malo es que también tiene entre sus andares Futures End… ¿Recuerdan? Aquella historia que medio prometía que limpiaría tantas anomalías en el tiempo luego del New52 y nada más generó más ruido?

En una serie de entrevistas que concedió a diferentes portales de internet, Jurgens admitió que cuando le dijeron que le pasarían la batuta del adlátere de Bruce Wayne se sintió escéptico de lo que podría ser. Pero que mientras más le daba vueltas al asunto del disparo en la cabeza y la "conveniente" amnesia, ideas venían a su mente…

En fin, será cosa de ver cómo se desarrolla…


En lo que respecta a éste número...

Comenzamos con un entrenamiento entre Ric y Hutch (el Nighwing que se quedó con el traje rojo del New52… espera, ¿de verdad nos interesan los nombres de éstas copias baratas?). Ésta último está completamente intrigado por la capacidad de reacción de nuestro amigo que no ha encontrado mejor forma de ocultar su identidad que llenarse la cara de grasa…

Al término del entrenamiento, se nos muestra que últimamente ha habido algunos incendios premeditados en algunas estaciones de policía. ¿Nos interesa? Tal vez. ¿Suma a la historia? Eso espero.

En lo personal siento que fueron más cuadros de los necesarios para una sesión de entrenamiento con un personaje tan poco trascendental, aunque esto más bien se da a entender que es una forma de escapa del que otrora fuese policía y bombero.

Es precisamente una de las preguntas que el mismo Lobdell nos había dejado en números previos (bueno, si es que fuimos poniendo atención…). Hutch va a rendirle respetos al sargento que por sus acciones en la lucha contra el crimen organizado detrás de una placa, terminó comatoso.

Sapienza (el otro sujeto que si no hubiese tomado la iniciativa de mantener viva la idea de Nightwing, ni nos importaría…), aparece en el hospital al cual asiste su compañero de andanzas como vigilante y lo alerta de la posible represalia de la hija del sargento. Acto seguido, la hija aparece y enfrenta a los dos sujetos. Al parecer ella tiene una animadversión bastante marcada contra las autoridades que le provocaron esa situación a su padre. Ojalá esto sea algo relevante a la historia, porque si no, me sentiría reseñando una teleserie y no de las buenas…

Al poco tiempo se encuentran Ric y Hutch de camino a un incendio alrededor de la zona en la que, casualmente, el otrora Chico Maravilla se encontraba con su novia de turno.

Ambos llegan al punto del incidente, sólo para darse cuenta que aún hay gente que no ha logrado salir. Y porque héroes, se lanzan al rescate… (me pregunto si la "máscara" de Ric no le provocará quemaduras, después de todo, es grasa…).

En el sitio ambos sujetos se dan cuenta de que hay algo extraño en el lugar, ya que no las llamas parecen moverse con un ritmo extraño… y cómo no va a ser, si se trata de un "fuego viviente", Burnback


Hasta aquí, ¿pueden hilar la historia? Al parecer Jurgens quiere construir a los Nightwings antes de que el verdadero regrese (por favor)…

En el apartado gráfico, Mooneyham podrá no ser uno de los artistas que más reflectores tengan, incluso algunos catalogarán su arte de "sucio", muchas líneas o que incluso las proporciones no son para nada sensatas. Sin embargo ese estilo puede ser tan versátil como intrigante. Veremos cómo es que se van desenvolviendo en los próximos números…

El número resultó un tanto flojo, pero así es como la gran mayoría de las historias de Jurgens inician hasta construir un momentum interesante. Quizá el ritmo narrativo no le agrade a muchos, y francamente no los culpo... Sólo que espero que ésta etapa al menos nos devuelva tarde que temprano a un Nightwing más a la altura de la Trinidad y ponga más orden a la Bati- familia... ¿Se vale soñar no?