¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 30 de agosto de 2019

Temper trantum

Título: “Survivor” [#1009]; “The Brave and the Old” [#1010]
Escritor: Peter J. Tomasi
Artista: Christian Duce
Colorista: Luis Guerrero [#1009]; David Baron [#1010]
Rotulador: Rob Leigh
Portada: Doug Mahkne y Baron [#1009]; Jae Lee y Jung Chung [#1010]
Portadas alternas: Bryan Hitch y Alex Sinclair

“It's time that we began 
to laugh and cry and cry and laugh about it all again”.
[So long Marianne, Leonard Cohen]

Como si de una rabieta —o temper trantum— se tratase, las labores escrituriales de Tomasi están resultando más antojadizas que el rayo que derriba el jet en que Bruce Wayne junto a otros billonarios atraviesa el Pacífico justo cuando Deadshot los ha secuestrado… WHAT?!
No, no, niños. No se alarmen.
Es loco… pero es bueno.
Sí, tras el desastre del número con Joker“Detective Comics” #1008—, Tomasi nos regala un par de números que nos llevan directo a la aventura y a la diversión.
Un par de números livianos, lleno de clichés, y que funcionan a la perfección para traernos entretención en la vertiente más clásica de los comics —si nunca se han preguntado por qué se les llama cómic, o tira cómica, estos dos números son una excelente muestra—.


Veamos, entonces, qué cuenta Tomasi ahora:
Tras una falsa portada en el “Detective Comics” #1009 —aparece Freeze congelando a Batsy, pero de eso nada en las páginas siguientes—, nos encontramos con un día típico de Bruce Wayne siendo despertado por Alfred para concurrir a alguna reunión importante. Y esto es un detalle a tener en cuenta: este arco —que aún no concluye, valga la aclaración— tiene como protagonista más bien a Wayne que a Batman.
Justamente, por razones de negocios, y junto a Lucius Fox y una sarta de millonarios, se monta en un jet rumbo a Singapur.
Mientras tanto —como rezaban las novelas de bolsillo del Far-West—, Tomasi nos lleva hasta Deadshot que cierra un contrato mediante un mensajero enviado por algún desconocido.
Y esto marca una característica de estos números: son dos escenarios a los que asistimos como espectadores.
Por un lado, Wayne el billonario; por el otro, Deadshot el trabajador asalariado. ¿Clase alta contra clase baja? ¿Ricos contra pobres?


NahTomasi no apunta tan alto. Sólo una extravagante aventura cuyo escenario principal es una isla perdida en el Pacífico… porque ¿ya les dije que hay una isla, no?
En un mundo donde los océanos están llenos de islas perdidas —el mundo de los cómics, I mean—, la aventura se traslada prontamente a ese lugar.
Recapitulemos…
Primera línea argumental: Wayne está durmiendo tras una noche ardua de patrulla —¡con una escena genial de Batman entrando a la Bati-Cueva y sometiéndose a una ducha que limpia su traje!—; es despertado por Alfred para que concurra a una aburrida reunión; decide volar de inmediato a Singapur junto a otros colegas de billetera amplia.
Segunda línea argumental: Deadshot  recibe un contrato y haciendo caso omiso de aquello de no mates al mensajero… mata al mensajero
Ya sobre el jet, se cruzan las dos líneas: Deadshot secuestra a todos los ricachones (Wayne incluido) y cae el dichoso rayo del que les hablaba al comienzo de la reseña.
Y se vuelven a separar las líneas argumentales.
Wayne es encontrado inconsciente por dos nonagenarios veteranos de guerra —de la Segunda, así que saquen cuentas—. Hiroshi y Clarence se llaman y, como ya habrán deducido, son un japonés y un estadounidense que al estilo de Enemigo Mío” se han transformado en inseparables camaradas y amigos —no me digan que nunca han visto Enemigo Mío”, por favor, que contrato a Deadshot ahora mismo… para que me pegue un tiro y librarme de este mundo insulso…—.


Mientras tanto en el rancho… Ah, no… Digo, en otro lado de la isla, Deadshot y sus secuestrados —todos han sobrevivido… cosas del guión…— viven una aventura tipo La Isla de Gilligan” —no me digan que nunca… ¿Dónde dejé el número de Lawton…?—.
Ataque de serpiente y pantera incluidos.
Pero la historia requiere que Wayne —que no Batman— vuelva a encontrarse con Deadshot y esa pantera que mencionamos es el nexo.
Tanaka se llama la bestia y es la mascota de los dos ancianos —mmm… dos hombres viviendo juntos… con una mascota… Raro… muy raro…—; y vuelve herida a sus amos.
La herida sólo puede decir una cosa: ¡Deadshot!
Wayne va en su busca, disfrazado como un barato cosplay de Batman —como esos que hace un chinito en internet—.
La pelea empieza y justo cuando Wayne va a rescatar a sus amiguitos millonarios, Deadshot lo pone en su mira y…
Y hasta ahí llega la cosa, dejándonos con un muy buen cliffhanger, como corresponde a una historia a la antigua, divertida —ojo en ese sentido con el título de la segunda parte, The Brave and the Old”, una clara referencia a las locas aventuras de The Brave and the Bold— y sin mayores pretensiones que las de hacernos pasar un buen rato. Lo que se agradece cuando parece que cada cómic que aparece debe ser oscuro, intenso y “serio”. ¡Muy bien, Tomasi!


¿Qué más podemos agregar?
El arte, sin ser extraordinario, cumple. Duce sabe acompañar un relato vertiginoso deteniéndose cuando conviene en viñetas de ángulo forzado que refuerzan la idea de aventura como leif motiv.
Aunque son dos coloristas los que firman, existe una unidad cromática que no crea diferencia entre un número y otro.
Ahora nos queda sólo la conclusión y rogar porque Tomasi nos dé más historias de este tipo que lo bodrios que se ha despachado desde que tomo Detective Comics como escritor oficial.
¿Y qué pasó con Year of the Villian?
Debido a la naturaleza misma del mega evento, su intervención es mínima, apenas un par de páginas al final de cada capítulo que sólo nos repiten que la oferta que Luthor ha hecho a Freeze tiene que ver con la gélida Nora. Su historia plena está por verse.

jueves, 29 de agosto de 2019

Sentenciados al aburrimiento

Título: “Greetings from Gotham
Escritor: Peter J. Tomasi
Artista: Doug Mahnke
Entintador: Jaime Mendoza
Colorista: Dave Baron
Rotulista: Rob Leigh
Portada: Mahkne, Mendoza y Baron
Portada alterna: Bryan Hitch y Alex Sinclair

“They sentenced me
To twenty years of boredom…”
[First we take Manhattan, Leonard Cohen]

Desde que se comenzó a anunciar el enésimo evento de DC titulado “Year of the Villain”, se nos aclaró que sería una suerte de meta-evento que correría por distintos y únicos caminos dentro de cada título, siendo la oferta que Luthor presentaría para ganarse a los súper villanos —y a uno que otro superhéroe— el nexo introducido con los diversos matices que cada personaje ha desarrollado dentro de sus mini-universos dentro del Universo DC.
Y si consultamos cualquier checklist de este evento, el número de “Detective Comics” que pretendemos reseñar figura entre los convocados a guiarnos en los vericuetos que la febril y genial mente de Luthor ha maquinado tras los últimos hechos acaecidos en el run de Snyder en Justice League.
Y uso intencionalmente la expresión “pretender” porque la verdad es que “Detective Comics” #1008 es prácticamente imposible de analizar del modo al que estamos acostumbrados en el Blog.
Dejemos en claro una cosa: lo de “La Oferta” en la parte superior de la portada es apenas un gancho para un evento que ni siquiera sabemos a esta altura si tendrá tanto gancho. En las páginas interiores hallamos sólo dos escuetas páginas —las últimas— que nos presentan la mentada oferta. Luthor llega a la guarida de Freeze y le dice que tiene una oferta. Fin.


Ya, ya. Puedo conceder que recién se está introduciendo el tema dentro de los distintos títulos y la misma forma en que está construido este evento, impide que influya tanto en el desarrollo de estos en primera instancia —de hecho, si revisan los checklist, notarán que la aparición del evento no está en muchos números correlativos de los títulos—.
Tal vez sea una idea inteligente no interrumpir algunos arcos que ya vienen desarrollándose desde antes.
La verdad sea dicha, hay que darle tiempo al tiempo, como cantaban Los Kjarkas —saludos a nuestros lectores bolivianos y a su pintoresco presidente bombero forestal en overol azul—; ya anteriormente en Infinite Crisis se usó un método similar de introducir un evento que, más adelante, explotó con todo afectando a la entera continuidad de DC.
Pero, volviendo a lo exponía unos párrafos arriba, “Year of the Villain” es apenas una pincelada en este número, así que no podemos tomar “Detective Comics” #1008 desde ese punto de vista.
¿Qué tal la historia central, entonces?
¡He ahí la imposibilidad de una verdadera reseña! Porque “Greetings from Gotham, la supuesta historia principal es cualquier cosa, menos una historia.


¿Qué intentaba Tomasi con meter casi a la fuerza a Joker en esa nimia anécdota?
Tomasi. Yo admiro el trabajo de Tomasi, pero en “Detective Comics” ha dejado bastante que desear: recién lo elogiábamos en el arco anterior —que llamamos genéricamente Blood— porque había estructurado una buenísima historia desviando el eje narrativo hacia The Spectre logrand… Shame on you, Tomasi! Casi siento ganas de dejar esta reseña y volver a hablar de “Detective Comics” #1006 y #1007
Es como si Tomasi fuese el juez que condenó a nuestro gran Leonard Cohen a veinte años de aburrimiento… Nos ha condenado a leer casi 30 páginas de un muy aburrido guión…
Pero es mi deber reseñar —bue… ya saben…— “Detective Comics” #1008.
Sigamos…


La historia es simple: por algún capricho, Joker se toma un parque de diversiones y reta a Batman a presentarse ahí. Una suerte de deslavado homenaje a “The Killing Joke; de hecho, Mahkne replica un par de viñetas y ambienta toda la supuesta acción en un ambiente que huele al trabajo de Bolland —que es citado en una línea final por Gordon bautizando un río cercano donde, para variar, el Joker desaparece tras su desabrido encuentro—.
Nada nuevo, nada de aporte. Mero relleno numeral.
Debo confesarles algo: Joker es una figura que muchas veces me cansa de tan repetitiva, pero que ha sido el eje de muy buenas historias de nuestro Murciélago.


Aquí pasa sin pena ni gloria y, tal vez, lo único rescatable es un par de referencias que hace a la Legion of Doom y el aparente final de Luthor; y eso, siendo muuuuuy generosos en nuestra apreciación.
¿Algo que valga la pena?
Mahkne.
Tal vez no sea de los artistas que están en los primeros lugares de mi lista, pero su lápiz nunca decepciona. Es un buen dibujante de comics. Entiende el lenguaje de las viñetas y su Joker tiene una clara inspiración clásica que es de agradecer.
Raya para la suma: “Detective Comics” #1008 está a menos de un paso de ser un desperdicio.
Casi y nada que rescatar, aparte de la aparición de Luthor ante Freeze por lo que aquello pueda significar más adelante en la vida de Batman, pero nunca por la “historia” que Tomasi nos ha contado.
¡Qué suerte que ya tenemos el siguiente número de “Detective Comics”! Las cosas comienzan a animarse, PERO NO AQUÍ.
Aquí, sólo está ese aburrimiento al que nos condenó Tomasi.
¿Cómo sigue la letra del maestro Cohen? “I’m coming… I’m coming to reward them”… Y vaya que ganas no me faltaron leyendo “Detective Comics” #1008 de darle a Tomasi su merecido…

miércoles, 28 de agosto de 2019


Título: 'Who Are The Secret Six?' - Part 1
Guión: Joshua Williamson
Dibujos & Tintas: David Marquez
Colores: Alejandro Sanchez
Letras: John J. Hill
Arte De Tapa: Marquez & Sanchez

"The Batman Who Laughs" preparó el terreno para esto, Batman y Superman contra el Secret Six del Batjoker.

Comenzamos viendo a Superman acudir al llamado de Batman al satélite de La Liga, aunque la voz del Murciélago le sonaba un tanto extraña. Allí encuentra masacrados a varios compañeros y en realidad era una trampa del BatJoker. Ya estaba infectado con Kryptonita ni bien llegó... este escenario obviamente, tiene que ver con lo sucedido en el mundo del BWL.

Ahora si estamos en Tierra 0, donde Batman se encuentra con Jim Gordon en el techo de siempre, donde Bats había convocado al Boy Scout. Un niño fue secuestrado y el testimonio del hermano de este sostiene que fue por un "Superman risueño". Con una ayuda de Gordon, Batman descifra que BWL puede tener cautivo al niño en Crime Alley.

Supes descubre un pasadizo justo donde fueron asesinados los padres de Bruce y encuentran las Batcave de BatJoker, no sin antes pelear con unos Batdrones. Dentro descubren una imagen que les da a entender que tal vez todos sus aliados pueden haber sido infectados con Metal Oscuro.

Uno de los Robin del BatJoker ataca a Los Mejores Del Mundo, pero la gran sorpresa es que, se trata de Billy Batson (!) que se transforma y está dispuesto a probar si puede aniquilar a Superman (!!!).


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Este libro aún cuando no sabíamos que era, ya había sido anticipado hace rato. Como la continuación de "The Batman Who Laughs". En las páginas de "Batman" y "The Flash", durante el crossover 'The Price', es donde tuvimos el verdadero preludio de esto, aunque tampoco sabíamos bien a donde iba. Al fin de cuentas tuvimos un cocoliché con 'Heroes In Crisis' también, que nos dejó a Batman y Superman desconfiando el uno del otro, pero aún así, acordando que menos podían confiar en los demás.

Probablemente hay mucha cosa GRANDE pasando en DC ahora con Year Of The Villain y "Justice Leaugue", más 'City Of Bane' y otras cosas que medio como que este libro no larga sintiéndose algo muy importante (me refiero a lo que nos presenta el primer número).

Ya sabemos que habrá "6 agentes del BWL"; James Gordon es uno y Shazam otro, a ellos les sumamos a Hawkman, Blue Beetle (Jaime Reyes) y Supergirl más teorías que dicen que Perry White sería el sexto. Aún con el villano más celebrado del medio de los comics en los últimos años, y los Mejores Del Mundo, creo que va a ser una tarea difícil para Williamson poner este libro entre los principales. Digo, ya spoilearon bastante en nombre de las solicits (?), pero creo que es un buen desafío para el escritor.


De todos modos, el número en cuestión no fue el Bang! que esperabamos (tal vez si no hubiese adelantado la pagina donde veíamos la secuencia de la cueva y Billy Batson...) y mayormente el número se concentró en decirnos las diferencias entre los héroes y porque creen que no deben 'cruzar el límite' (matar).

La secuencia de Superman inicial está para ilustrar que BWL dice que en el Multiverso Oscuro, parece que nuestros héroes siempre terminan peleando a muerte. Parece referenciar obvio, el one shot del BWM en 'Metal'.

Desde el punto de vista artístico David Marquez y Alejandro Sanchez hicieron un trabajo fantástico. Esperemos que el octanaje aumente de cara a lo que viene en términos de desarrollo.

martes, 27 de agosto de 2019


Título: 'Nuclear Option'
Guión: Tom Taylor
Dibujos: Trevor Hairsine
Tintas: Stefano Gaudiano
Colores: Rain Beredo
Letras: Saida Temofonte
Arte De Tapa: Andy Kubert & Brad Anderson

El Gobierno decide usar a Captain Atom (Nathaniel Adam) para deshacerse de los zombies, pero este empieza a sentirse mal y es que The Atom (Ray Palmer), ingresó a su cuerpo controlado por la Ecuación Anti-Vida (se contagió al investigar el virus directamente dentro del cuerpo de un infectado). Captain está apunto de explotar...

Superman y cia deciden hacer un llamado por radio a todos los que estén allí, sin importar el bando o si tienen poderes o no, solicitando la unidad de todos. Superman y Green Canary salen a buscar a más héroes y encuentran a Flash y Kid Flash que se ocultan, ya que Batman les avisó ni bien supo de la infección de que si ellos se contagian podría ser aún más caótico.

Además tenemos lo que yo pedí en el número anterior, o sea, que se nos muestre la batalla entre Harley Quinn y las Birds Of Prey. En unas pocas viñetas vemos como parece que HQ va a perecer, pero Ivy viene al rescate y aniquila a las heroínas con sus lianas.

Quienes quedaban en Metropolis sufren el ataque de una zombificada Giganta que casi los destruye pero es detenida por Alfred en el Batplane que luego de esta por Superman, Canary y cia; y Supes evita que una recién incorporada Wonder Woman a la lucha, mate a la villana, pero es ultimada por Cyborg (!!!) que aparece sopresivamente y trae malas noticias: no hay salvación para los infectados. Tenemos el reencuentro emotivo entre Alfred y Damian.

Hawkgirl se desploma por los aires y es salvada por WW. Sus alas se quemaron por la energía que se libera del cuerpo de Captain Atom. Superman y WW van a Washington e intentan llevarse los más lejos posible al inestable héroe que no obstante estalla y barre con toda la ciudad.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Otra gran entrega de Tom Taylor y compañía, donde avanzó bastante la historia. Parece que como Cyborg (a quien creo nadie daba como sobreviviente) plantea, no hay cura para La Ecuación, no es una enfermedad en todo caso.

Superman está usando su visión de rayos x desde el momento en que supo que las pantallas debían ser evitadas... eso es prácticamente lo más cool del issue, de no ser porque a pesar de que está muerto (¿lo está?), Batman sigue dando cátedra de ultratumba: Kid Flash se pregunta ¡¿cómo es Batman más rápido que un Speedster?! En cuanto a haberles avisado a él y a Flash de ocultarse ni bien supo de la 'pandemia'; pero, obviamente, eso no es todo, ya que vemos a Alfred entregarle el maletín a Robin y no solo se revela que es el Batsuit (como era de esperarse) sino que en el maletían hay unos pequeños recipientes con los escudos de sus compañeros de La Liga De La Justicia... seee, parece que también le dejó un kit portatil de como detener a cada miembro (!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!).


Algunos otros detalles incluyen a Mera buscando refugio en Temyscira, y ver a donde va lo de Ivy y Harley.

En definitiva este libro va muy bien, Taylor es efectivo y no nos da una pista de como podría solucionarse el conflicto. El arte sigo insistiendo podría ser mejor, no que sea malo, pero creo que no está muy al nivel del libro.

domingo, 25 de agosto de 2019


Dick: Bruce Wayne no es mi responsabilidad.
Dawn: Pero él te salvó, Dick. ¿Qué tal si tú eres la única persona en el mundo que puede salvarlo?

Cuando Brenton Thwaites fue nombrado el nuevo Dick Grayson para la TV (o bueno, para la plataforma DC Universe) muchos empezaron a especular sobre qué versión nos regalaría el otrora encumbrado  Geoff Johns como productor ejecutivo de la serie que hoy nos reúne. Era Septiembre de 2017 y todo parecía indicar que las cosas pintaban más que bien para el Universo de DC.

Y llegó "Justice League" en Noviembre de ese año.

Sin entrar en debates, este, su humilde remedo de escribano, sólo comentará que el mundo no estaba preparado para algo como el Universo Extendido de DC, no así el Universo de la casa de enfrente 
cuyo poder, inspirado por la ambición y codicia de cierto Ratón, sabe cómo vender refritos baratos y a un precio bastante elevado, dicho sea de paso...

No es que el DCEU fuera mejor sino que es un tanto más complejo ya que, a diferencia de ciertos personajes, la llamada Trinidad es un referente de la cultura popular, prácticamente desde el inicio de los superhéroes más del tipo mainstream por ahí de los 30s.

Por lo tanto, un Robin live-action en pantalla tras Chris O'Donell (1997) y Burt Ward (1966-68) [y por más que muchos lo digan, no cuenta Joseph Gordon- Levitt] era una noticia más que sorprendente, en especial cuando nos prometieron que no sería sólo Robin sino que veríamos la transición a Nightwing.

Para aquellos ávidos del cómic, Nightwing surge en 1984 luego de querer alejarse de La Sombra del Murciélago. Aunque hay opiniones encontradas de las razones por las cuáles el entrañable Dick Grayson deja el traje del Chico Maravilla, la más consistente es: no podía ni quería ser como Bruce y eventualmente terminar con el Manto, perpetuando una vida solitaria y fría.

¡¿Qué mejor parteaguas para una serie que todo esto?!

La decisión de alejarse poco a poco de los métodos del Encapotado viene cuando la visión del joven Grayson se ve ampliada por estar en contacto con el mundo que su "padre adoptivo" creo para él: el de los superhéroes y sus sidekicks.

Si bien La Trinidad pavimentó el camino para prácticamente todos los héroes, fueron sus sidekicks quienes encumbraron ese necesario paso a la madurez, por más irónico que parezca.

Como nota aparte, la primera vez que vi a Brenton Thwaites actuar fue en la cinta "The Giver" (2014), en la cual comparte créditos con otro el mismísimo Cameron Monaghan, otro actor que se convirtió en fan-favorite de los amantes del Bativerso por encarnar a Jerome y Jeremiah Valeska en "Gotham". Independientemente del resultado de la cinta, en ella ambos intérpretes lucen dignos representantes de sus posteriores representaciones batmanezcas.


Ahora si, la serie... 
Si hay ligeros ajustes a la narrativa del cómic, precisamente para darle un sentido mucho más "real" (algo que medianamente quisieron hacer en una gran cantidad de capítulos, amén de que no lo hicieron con todos, en la mentada "Gotham" [esperen la crítica/reseña en breve]), el ya clásico "Fuck Batman" quedará para la posteridad.

Dick Grayson se encuentra alejado de Gotham desde hace tiempo, viviendo en Detroit como uno de los Detectives más aventajados de la corporación. Esto mientras Raven (Teagan Croft) comienza a sufrir alucinaciones, mismas que la llevarán a darse cuenta de la verdad de su nacimiento, familia y futuro vínculo con Grayson.

Toda la alusión al oscurantismo y a un poder oculto, más allá de la comprensión humana (y especialmente religiosa), podemos notar como recubrimiento de la joven Rachel Roth, quien ve cómo su madre es asesinada, detonando sus más que inestables poderes de telekinesis.

Todo esto mientras Koriand'r (Anna Diop) no tiene uso completo de su memoria ya que al parecer su llegada a la Tierra (así, sin spoiler, porque, vamos, ya lo sabían) es por un motivo más que complejo.

Raven comienza a ser asediada por los seguidores de su padre Trigon (vamos, esto tampoco es algo que fuéramos a guardarnos como un dato "desconocido"...) y eso la lleva a buscar al joven Grayson, quien ni lento ni perezoso comienza a vacilar acerca de lo que tiene qué hacer.

La integración de Hawk (Alan Ritchson, ex-Aquaman en la afamada
"Smallville") y Dove (Minka Kelly) puede parecernos un tanto extraña a priori, en especial porque pareciera que Dove fue el interés amoroso de Dick hace años. Ya queremos saber qué piensa Barbara Gordon (de quien no tenemos nada de información, salvo una muy sutil mención al final de temporada).

De hecho cuando Dove hace entrar en razón a Richard acerca de la importancia de replicar ese acto de bondad que el mismo Batman hizo con él durante su niñez se puede sobre entender que hay algo más que una amistad que de pronto llevaba insinuaciones sexuales... Muy a disgusto de Hawk.

Gracias a esta reflexión podemos comprender la renuencia de Dick de proteger a Raven pues no quiere tener tremenda responsabilidad y fallarle, como él sintió que vivió con Bruce.

Raven es la clave de esta temporada (y parte de las subsecuentes, al parecer) por lo que la persecución por parte del Dr. Adamson y la Nuclear Family casi le cuesta la vida a Dove.

La intervención fortuita de Koriand'r en el rescate de Raven le permite enterarse que ella también está luchando por descubrir la verdad de su propio ser, ya que el poder hablar varios lenguajes de manera fluida, manipular energía en fuego y tener habilidades de autodefensa sobresalientes no son algo que se consigue todos los días.

Dick, Starfire y Raven creen que para encontrar un camino que los lleve a pistas sólidas necesitan comenzar a trazar todo desde el origen, es decir, el lugar donde Raven nació.

Otra vez Dick es asediado por sus propios demonios (¿o deberíamos decir "murciélagos"?) y duda sobre si vale o no la pena el proteger a la joven emo favorita de todos. Esto nos regala uno de los mejores flashbacks de la serie: cuando el niño Grayson es llevado a la mansión Wayne y comienza a cuestionarse el porqué tiene que estar ahí.


Bruce, como buen padre ausente, simplemente deja que Dick saque todo su coraje acumulado antes de ofrecerle "otra manera de lidiar con el dolor".

Sin duda alguna este tipo de escenas nos lleva a entender cómo es que, a pesar de tener acceso a todo lo que pudiera soñar, el no tener un camino a seguir es lo más complejo y doloroso para cualquiera. Camino que Richard encontró en la oferta de un joven Bruce en su incipiente cruzada contra el mal.

Es una verdadera lástima que no veremos como tal el desarrollo del joven Grayson mientras era entrenado por Bruce y vivía sus primeras aventuras contra los villanos de Gotham.


Si algo puede incomodar de la serie es la actitud sufrida de la niña emo Raven, que va de una para meterse a otra complicación, con un pavor tremendo por usar sus poderes. Eso si, se agradece que tenga esa sensación de miedo al saber que sus poderes no son algo con lo que se pueda o deba jugar, y menos cuando ha visto su magnitud y lo terriblemente "oscuros" que pueden ser.

Todo esto la llevará a toparse con un joven Garfield Logan, mejor conocido y referido de ahora en más como Beast Boy. Éste último la lleva a casa de un tal Dr. Niles Caulder y es ahí donde vemos a los precursores de los Mutantes de la Casa de Enfrente: la Doom Patrol.

Sin embargo, la travesía de la joven hija del demonio no podía estar limitada sólo a la casa de Robotman, Negative Man, Elasti-Woman. y The Chief...


Y aquí es donde la serie comienza a acelerarse...

Vemos la más que acertada (aunque nada elocuente en términos de cómics) introducción de Jason Todd (Curran Walters) y Donna Troy (Conor Leslie), quienes le van agregando mucho más sentido a los constantes desvaríos emocionales del Robin favorito de todos.

Si bien a lo largo de la serie se logra ver las constantes variaciones de humor de Grayson, esto quizá como un rechazo a seguir siendo visto como Robin o como alguien que tiene aún qué ver con Bruce Wayne, es grato ver que parte de esas modulaciones de personalidad vienen de la duda existencial clásica "¿quién y qué quiero ser?"

Esto se ve más que evidenciado en su encuentro con Todd y éste le hace ver lo divertido que es ser Robin, aunado a que el exceso de violencia que Dick ejerce en ciertos momentos pareciera más que ser en defensa propia o por dar un merecido, es un deseo de poder en verdad desquitar todo ese coraje reprimido de haber estado bajo la sombra de alguien tan intimidante como Bruce Wayne/ Batman.

Y bueno, saber que tiene un chip en la piel que le permite ser rastreado en todo momento no debe sorprender a nadie porque Batman debería ser ya una rama de la esquizofrenia en sí mismo...


Incluso podemos ver esa escena en la cual Dick busca venganza sobre Tony Zucco al punto de casi matarlo a golpes, sólo para detenerse al último minuto y dejar que los Maroni hagan lo suyo y cobren la vida del mafioso que mató a sus padres.

Mención aparte debe tener el segundo Robin, quién se roba una de las tantas escenas de pelea sangrientas de la primer temporada con el pretexto de que la capa y el estar ahora con Batman le da derecho a cobrarse todas las que, buenos y malos, le hicieron cuando vivía en las calles.

Esto deja marcado a nuestro héroe, quien quema el traje de Robin y pretende empujarse a ser alguien distinto. Es más, en el fondo creo que de seguro sentía envidia del joven Todd con su nuevo diseño y mejor equipamiento.

La integración de Donna Troy le de un vínculo muy especial con toda la mitología del DCU ya que es ella misma quien hace mención de La Mujer Maravilla y la Liga de la Justicia, así como el miedo que el Joker es capaz de provocar en las propias Amazonas. Además que se da a entrever que hay algo más de fondo que las dudas lo que provocó la desaparición del primer grupo de Titans.

Ya con la participación de Donna, el desbloqueo mental de Koriand'r (quien al parecer está en la Tierra para evitar que Raven desate la destrucción total), así como la recuperación de Dove del percance que casi la cuesta la vida (con todo y flashback incluido que hace que de verdad tomes cierto cariño por la pareja de aves y cómo es que ambos han estado vinculados por la tragedia y por la liberación de sus instintos, tanto buenos como malos), retomamos un poco el planteo central: Trigon busca regresar a la Tierra y comenzar con un nuevo reino de terror, y para ello necesita a su hija.


Y el gran final...
Sin duda el final de temporada fue de lo mejor que podríamos haber imaginado. Ya con Trigon estando tan cerca de lograr su cometido podemos atestiguar cómo es capaz de jugar con la realidad y las almas de las personas, ¿y quién mejor que Dick Grayson para ello?

Mientras Raven y Beast Boy estudian la Universidad y Koriand'r se ha desarrollado en el FBI de gran manera, Dick logra lo que en todas las realidades (animadas y comiqueras) se sobre entiende: alejarse de la Bati-Familia y hacer su vida.

El demonio crea una realidad en la cual él vive junto a Dove, un hijo y otro por venir (a consideración de éste autor, espero no la quieran usar de sustituto sentimental de Babs ya que hacía más sentido que tuviera una familia con ella). Su tranquilidad se ve interrumpida por la repentina visita de Jason Todd, en silla de ruedas cortesía del Riddler. Definitivamente hubiese sido interesante tener a Barbara presente para que todas estas cuestiones y guiños tuvieran más sentido, en especial para aquellos que sabemos de cómics, pero todo no se puede.

Ahí de nuevo se puede sentir que todo es parte de un Universo mucho más grande dado que se hace mención del asesinato del Comisionado Gordon por el Joker, además de la muerte de Alfred y la sensación de Babs y Superman de que lo único que mantenía cuerdo a Bruce era su relación con aquellas pocas personas cercanas, Dick siendo una de las principales. De nuevo haciendo gala de ser la única constante multiversal.

Al no tener eso y ver derrumbándose el mundo que construyó, Wayne perdió todo sentido de moral (algo así como "Injustice" pero a la inversa). Y para que un arrepentido Todd vaya y pida ayuda a Dick, algo grave debe de estar por ocurrir: Batman va a matar al Joker.

Luego de pensarlo un poco, Dick decide volver y vemos una versión de Gotham bastante decadente, con todo y Bati-Señal removida por el nuevo Comisionado de la policía. La visita a la mansión Wayne venida a menos no podía faltar, así como el intento de acercamiento de hijo a padre, pero la lucha por la mente y alma de Richard Grayson ya está más que decantada en favor de Trigon...

Luego de perder los estribos al ver un intento de abuso, además de saber que Hawk está visitando a Dove, Dick recibe la llamada que no quería: el mismo Arkham Asylum acaba de ser atacado por Bats en todo su esplendor. Custodios, médicos, el alcalde, Riddler, Scarface, Dent y demás reclusos, muertos.

Dick termina por evidenciar a Bruce Wayne como Batman ante las autoridades y lidera un operativo que termina con muchísimas bajas, Starfire incluida. Vemos a un Batman que termina bajo una gran cantidad de escombro y a un Dick que simplemente lo deja morir, logrando el objetivo de Trigon de llevarlo por completo a sucumbir ante la oscuridad.


Lo que dejó la primer temporada antes de arrancar la segunda...
Sin duda alguna "Titans" resultó en una grata sorpresa a pesar de algunas situaciones. Se sabía que se le darían mucho peso a Raven ya que la relación con Trigon es más que obvia. Aunado a que se tendían que asentar las bases de un romance con Koriand'r. Todd y Troy se llevan cada segundo que aparecen y, sin embargo, el que menos brilló fue Garfield.

Incluso el back-up argumental que representan Dove y Hawk termina siendo bastante interesante, y más cuando se ve la historia de fondo que los vincula. Los flashbacks son una delicia para todo fan de los cómics, aunque no precisamente son copias al carbón.

La omisión de miembros clave de los Titans originales como Victor Stone (quien se dice que su aparición en "Doom Patrol" es bastante convincente, incluso más que la de Ray Fisher en "Justice League", aunque en lo personal aún no me doy a la tarea de revisarla), Roy Harper y especialmente de Wally West (el pelirrojo) no deja de ser una intriga, más cuando éstos últimos están vinculados al Arrowverse 
(bueno, el West pelirrojo no), asimismo este no necesariamente tiene porqué ser el roster original del equipo tratándose de una adaptación.

Este Dick Grayson convence por el hecho que se sabe complemente dudoso de todo: de sí mismo, de su humanidad, de su futuro, de ser Robin, de ser Batman, de ser líder, de ser policía y de ser un Titan. Y eso, sabemos, lo lleva eventualmente a convertirlo en Nightwing.

Sin duda ver a un Batman desatado como uno de los grandes temores de Richard hace más que sentido, más aún considerando que dejarlo "morir" es el paso necesario para que su alma termine sucumbiendo a la maldad que el Señor Infernal tiene pensada para la Tierra.

Algo que para mi fue de las sorpresas más gratas de la temporada es ese vínculo indescifrable que tienen Dick y Bruce. Es precisamente eso lo que mueve al protagonista de la serie a ser su propio héroe. Si se han dado una que otra vuelta por el Blog sabrán que mucho se ha comentado acerca de porqué Dick podría ser el mejor Batman, y es algo que quizá sea la carencia de este show: la capacidad de verse vulnerable, de disfrutar lo que hace por más contradictorio que pueda ser. Aún así, la segunda temporada nos promete que veremos aún más de esto (¿el juramento?).

¡Oh! Y ese Porsche 911 de Grayson es un deleite visual, lástima que tuvo que ser sacrificado.

No obstante, al ser un proceso de transición (mismo que quizá rumbo al final de la segunda o tal vez tercera temporada desemboque en la tan esperada puesta del traje de Ala Nocturna) se entiende que ser vulnerable y comentar chistes malos cuando golpea a los villanos es lo que menos se verá, al menos por un tiempo.

Al término de temporada Troy, Koriand'r, Gar y Raven se enfrentan a la realidad que Trigon es un poder mucho más allá del que pueden comprender y aún cuando la princesa Tamareana ha recobrado la memoria, poco o nada podría hacer contra semejante adversario.

Otro aspecto a destacar de esta serie es la pegajosa tonada del main theme. Las secuencias de acción y drama también dan una sensación bastante grata de que estás viendo una película de 45 minutos (por más extraña que pueda ser dicha película).

Para rematar, la aparición de cierto super-experimento #13 en los laboratorios Cadmus, así como la aparición de cierta figura perruna que lo acompaña, nos dan la pauta para que más nergdasmos sucedan durante la siguiente temporada.

Si a esto le sumamos a Ravager, Jericho, Merci Graves, Dr. Light, Aqualad y los mismísimos Deathstroke (!) y Bruce Wayne (!!!), sin duda alguna la mesa está puesta para que el Titanverso (¿o "Titansverso"?) siga creciendo.

Porqué el primer grupo de Titans se separó, qué hay del Alfred de este universo (que, si bien sabemos que se mantiene en contacto con Dick, nunca está de más ver a una versión del mayordomo más badass de la historia), así como la relevancia de Slade Wilson y las futuras menciones a demás superhéroes (¿alguien mencionó el ship Conner y Drake?) y villanos (¿habrá palancazos?) nos llevan a esperar con ansia la segunda temporada.

Y bueno, esperemos ahora no tardar tanto en lanzar un intento de crítica/reseña...

jueves, 22 de agosto de 2019


Título: "Batman: Secret Files" #2
Guión: Varios
Dibujos: Varios
Tintas: Varios
Colores: Varios
Letras: Varios
Arte De Tapa: Andy Kubert y Brad Anderson

Esta entrega en especial, se supone es tie-in de 'City of Bane'. Pero no queda claro el tiempo en el que se desarrollan las historias (digo, si antes, durante o quizás después del arco mencionado).


Título: "If The Suit Fits"
Guión: Andy Kubert
Dibujos y Tintas: Amancay Nahuelpan 
Colores: Trish Mulvihill 
Letras: Steve Wands


El Joker secuestró a Batman y piensa divertirse con él de la siguiente forma: ahora que lo tiene atado de pies y manos piensa quitarle todos sus gadgets y luego usarlos para torturarlo hasta la muerte.

Un demasiado torpe Payaso termina dañado una y otra vez en cada intento por distintas trampas en el Batsuit, hasta que finalmente, Bats se libera y se la raja.


Título: "He Helps Us"
Guión: Collin Kelly y Jackson Lanzing
Dibujos y Tintas: Carlos D'Anda
Colores: Luis Guerrero
Letras: Andworld Design


Un hombre es preparado por un grupo de seguidores de un salvador conocido como "Él, que ayuda", para conocerlo y atestiguar sus poderes. Frente a la congregación (un grupo de personas con traumas varios) se nos muestra que el susodicho es Psycho-Pirate

El misterioso hombre era Batman y decide detener a PP. Pero este usa el poder de la Máscara de Medusa para que sus fieles lo ataquen, pero al zafar de esto Batman, PP logra usar la máscara contra él. Aunque ver a sus padres que le piden que se entregue al poder de PP logra debilitarlo un instante, Bats se libera y se la raja... todos los fieles, descubren que no era una solución a sus problemas sino una ilusión.


Título: "Alone"
Guión: Mairghread Scott
Dibujos: Giuseppe Camuncoli
Tintas: Cam Smith
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles


Riddler tiene una charla con un nuevo integrante de Arkham, El Dr. Watham; es sobre su último encuentro con Batman. Básicamente Ed fue poniendo bombas en distintos lugares y dando pistas de donde en cada uno de donde está la otra. En algunos casos Batman llega a tiempo y en otros no, hasta que logra atraparlo, y se la raja.

De todos modos el Dr. parece está interesado en el porque del rollo de Nygma con Batman. Cree que inconscientemente el villano se enfrenta a Batman porque es el único capaz de desentramar sus juegos. Un amigo-enemigo


Título: "Doctor of Psychiatric Medicine"
Guión: Steve Orlando
Dibujos y Tintas: Eduardo Risso
Colores: Dave Stewart
Letras: John Workman


5 sujetos vestidos como Batman (diferentes trajes incluso) están conectados a una máquina cada uno con una trampa mortal distinta, que se activa cuando digan "Soy Batman" y un polígrafo descubra que no es cierto o si tratan de huir. Todo forma parte de un estudio, que busca entender a que es Batman (supongo).

Tras haber fallado 3 ya, el quinto sujeto le confiesa al cuarto que puede dislocar su hombro y quitarse el cinturón de explosivos que tiene colocado. Cuando se acerca a ayudar el 5to al 4to, este se libera y lo mata a golpes (cabezazos). Era Hugo Strange, quien conduce el experimento, para descifrar a Batman, atraparlo y poder rajársela él mismo.  


Título: "Alethephobia"
Guión: Tim Seeley
Dibujos y Tintas: Patrick Gleason
Colores: John Kalisz
Letras: Tom Napolitano


Tenemos un vistazo al pasado con un periodista llamado Daniel Chirinos entrevistando a Bane cuando era joven e iba a ser confinado 10 años en un pozo aislado por matar a otro interno. El presente nos muestra a Bane en Tegucigalpa enfrentando a los miembros de una organización delictiva, la AN 6, en busca de Chirinos. Batman está en Honduras también en busca de Bane detenerlo (y porqué no rajársela, no que Bane se deje llevar por las buenas).

Finalmente Bane encuentra a Chirinos, que había sido secuestrado por AN 6, por sus artículos sobre ellos. Pero la verdad, es que no los publicó para que lo protegieran, de Bane. Bane vino por él, porque si bien el artículo sobre él no fue publicado (por pedido del director de la prisión, ya que podría favorecer a Bane), lo que Daniel sabe es suficientemente peligroso, cree el villano para mantenerlo con vida; Batman llega para encontrar al periodista sin vida.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Debo decir que este número tuvo un poco más de sentido y fue más disfrutable (sin ser la gran cosa) que el anterior. Además que tuvo que ver más con eso de los 'secretos' sobre cada personaje (villano en este caso). De todos modos, medio como a primera vista, confunde el hecho de que sea tie in de 'City Of Bane', digo, ya que cada historia, como mencioné antes, nos puede confundir en si está pasando durante o previamente (¿por qué no, después?) al evento.

Además este número tiene mayormente creadores estelares, ya que el anterior tuvo algunos guionistas principalmente que por primera vez escribían algo de Batman.

*La primera historia nos tiene Andy Kubert, cuyo fuerte ya demostró, no es el guión, con una historia que nos muestra a un Joker muy distinto a lo que hemos visto últimamente. Torpe y desesperado, en una historia con tintes humorísticos, que creo yo, habría cuajado bien el Tec #1000 (al menos, está mejor que un par que dieron asquito en tal edición) que en este especial, porque, ¿que nos dice del Joker? Nada exactamente.

Se hace mención a algunas cosas históricas (como los peces risueños), y Joker finaliza con un chiste/cita de Jackie Gleason (¿tiene algo que ver con Patrick?), y su chiste de violencia marital (?) en la legendaria sitcom, "The Honeymooners".

Brillante trabajo del trío Nahuelpan, Mulvihill & Wands.


*La dulpa Kelly-Lanzing siempre son efectivos fillers, y entregan una buena historia donde se nos muestra a Psycho-Pirate como un mesías (de hecho además de portar una túnica muestra una cabellera bien Jesuscristiana). La historia tiene toda la traza de que podría estar ocurriendo durante 'City Of Bane' o más bien vez después.

Una historia interesante, donde PP ofrece "sanación" a la gente traumada. Pero Batman convence a todos ellos que no es una solución sino más bien un sueño (además de entregar su voluntad).

Lo del Batsuit llegando con un misil, me pareció un tanto exagerado jeje.

Me gustó el arte de D'Anda, pero más los colores de Guerrero


*El Dr. nuevo de Arkham parece ser muy inteligente, a punto que más de uno sospechamos que es Batman. Pero me gustó la idea de Mairghread Scott de poner a Ed Nygma como alguien que busca el ying de su yang, por así decirlo. Una onda lo que su tocayo (?) Snyder ah hecho (no él único, pero si de los que mejor maneja el concepto) con Batman y Joker, pero en este caso del lado de Ed esa necesidad.

Muy buen arte de Camuncoli y Smith, con la siempre asombrosa paleta de Morey.


*Steve Orlando no es santo de mi devoción, pero me pareció una historia interesante con Strange. Un poco de fanservice ahí con los batsuits distintos (Hugo tiene uno que parece la armadura de "The Dark Knight Returns"). Además me gustó eso de que la única forma de safarse era ser Batman. Es decir porque sería decir la verdad ante el polígrafo o porque Batman podría idear como safarse (las dos formas de escapar según Strange, son la misma).

Siempre me encanta ver al gran Eduardo Risso de regreso en Batman en buena compañía de Dave Stewart.


*Tim Seeley nos cuenta como Bane sale en búsqueda de un periodista que sabe cosas sobre él. La revelación más importante es que Bane dijo haber temido a lo que hará el día que se libere, de como desatará su ira y de que no haya quien lo detenga. El miedo que la verdad, o a que se sepa la verdad, de hecho miedo a la verdad, es la fobia que da título a esta historia.

A un favorito personal como es Patrick Gleason podemos disfrutar ¿por última vez? (al menos en un buen tiempo), ya que firmó contrato exclusivo con la competencia. Espero que vuelva pronto Pat. John Kalizs como siempre con sus imponente y colorinche paleta, hace un gran trabajo.

miércoles, 21 de agosto de 2019


Título: City Of Bane – Part 3
Guión: Tom King
Dibujos: Mikel Janín y Tony S. Daniel
Tintas: Janín, Daniel, y Norm Rapmund
Colores: Jordie Bellaire y Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Daniel y Morey

Ok, se nos dijo que este issue iba ser un shock total aunque, a estas alturas, ¿qué puede ser tan shockeante que un fan de Batman diga “a esto si que no lo vi venir”?

Haciendo caso omiso a las órdenes oficiales (y al "seguro Alfred"), 
Damian ingresa a Ciudad Gótica. Usa la varita mágica de Klarion para encadenar a Gotham Girl y detiene luego a ScarecrowZasz cuando hacían abuso (técnicamente no, pero, ustedes me entienden) de su autoridad. Finalmente se ve cara a cara con su abuelo.

Bruce, entre tanto, despierta. Amargamente asume la derrota, no obstante está convencido de que lo mejor que puede hacer es volver a Gotham con todo en contra y, si muere (lo más probable), al menos será en su ciudad. Selina intenta hacer que Bruce venza su terquedad y entienda que ella parece tener un plan para que su incursión de regreso a la ciudad sea exitoso.

Mientras tanto vemos que Robin fue derrotado por su abuelo y tendrá que pagar el precio por entrar a Gotham: La vida de Alfred. Así es como lo obligan a ver cómo Bane le rompe el cuello al mayordomo (!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!), convirtiéndose ahora en el nuevo rehén que morirá si alguien más intenta ingresar.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Por si no le hiciera falta polémica al run de Tom King, ahora suma algo que, seguramente le va a traer más detractores que otra cosa.

Se habían filtrado los spoilers de lo que pasaba, de hecho en eBay ya están vendiendo copias del número en cuestión por sumas casi (y totalmente) irrisorias.

Muchos nos preguntaremos si era este el gran cambio que King tenía preparado. Tal vez el cambio tenga que ver con las consecuencias que la muerte de Alfred va a generar más que con la muerte en sí misma. Es decir, ¿podríamos ver a Batman asesinando a Bane? Démosle un twist a eso: ¿y si Batman sacrifica a Bane en el pozo de Naín para traer de vuelta a Alfred? Tal vez al final de cuentas un arrepentido Thomas use a Bane para traer a de vuelta al mayordomo. Quizás la más obvia sea Thomas sacrificándose por Alfred. De todos modos la ira de Batman cuando sepa lo que le pasó al buen inglés de seguro hará que considere romper su código.

Sería algo un poco inesperado que en definitiva Bane perezca (en las manos que sea) y veamos morir a uno de los enemigos principales de Batman. Más inesperado sería que Alfred no vuelva a la vida. ¿Será posible que la Tía Harriet aparecer finalmente tras 43 años, a modo de reemplazo? 😶

Alfred murió en la década de los sesenta. Se arriesgó para salvar a sus muchachos en "Detective Comics" #328 (1964) y fue aplastado por una piedrota. Dos años luego lo trajeron de vuelta (al parecer para que coincida con la llegada de la serie de TV de aquel entonces) en “Detective Comics” #356 cuando el científico Brandon Crawford visitó la tumba y un dispositivo le reveló que estaba vivo. Lo llevó a su laboratorio, lo bombardeó con radiación y así se convirtió en un villano llamado The Outsider hasta que Batman logró revertir aquel proceso y regresó a su fiel ayudante a la normalidad. Fuera de esa historia, el Outsider tuvo una breve participación en "Flashpoint" y también fue el alias de la versión malvada de Pennyworth oriunda de Tierra 3, a la cual vimos durante "Forever Evil".

Tampoco descartemos que Alfred no haya sido asesinado en realidad. Podría tratarse de una ilusión (tal vez usando Scarecrow Gas como le pasó a Bruce hace poco) o quizás fue Clayface posando como el inglés. Quizás el verdadero plan sea usar a Alfred como un eventual plan de contingencia ya que tanto Bane como Thomas de seguro saben y/o sospechan que Bats puede estar vivo.


En definitiva, lo que sucede en este número se lleva toda la atención y como que deja en un segundo plano a lo que sucede en sí. Bruce se despierta y Selina tiene un plan, es vital para el avance de la trama esto, pero queda relegado por el "hecho" principal.

Selina canta una pieza de "Carmen", la legendaria opera de Georges Bizet y creo que solamente fue un detalle, no veo un mensaje oculto allí por parte de King, más que recordarnos lo culto que es (?)

¿Damian hizo un trato con un demonio? ¿O cuanto menos con Klarion? ¿Algo que ver con su posible futuro portando el manto de Batman 
como lo contó Grant Morrison? Tampoco sería sorpresa que Damian opte (como ya hizo) por matar a Bane, quizás para que su padre no lo haga como justamente, repito, ya hizo.

El arte tuvo algunas falencias pero en general estuvo bien. Mikel Janín y Jordie Bellaire aparecieron de sorpresa el issue, ¿esto quiere decir que lo de Alfred es algo reciente, narrativamente hablando? Alguno llegó a pensar que Tony Daniel no quiso dibujar la escena de la muerte, cosa que no creo, pero fue curioso. En definitiva, para bien o mal, este issue pasa a tener un lugar histórico.

Ah, me olvidaba. Buen detalle el del logo reparado tras los logos de batalla destruidos en los casi todos issues de DC de hace dos semanas.

jueves, 8 de agosto de 2019


Título: "City of Bane" – Part 2
Guión: Tom King
Dibujos: Tony S. Daniel
Tintas: Daniel, Sandu Florea y Norm Rapmund
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Daniel y Morey

Tras una primera página que nos muestra a Catwoman en París con un evidente botín (más delante la veremos llegar al escondite donde tiene a Bruce), vemos que Captain Atom no va a acatar la regla impuesta por el Gobierno nacional (como vimos a Bane pedir a Luthor en el epílogo del número anterior) de no ingreso a Gotham de cualquier héroe. Pero enfrente está Gotham Girl y Captain no sabe de lo que es capaz… BatThomas mientras, aterroriza a los villanos no convertidos por Psycho-Pirate, Los hermanos Dee, Scarecrow y Kite Man.

Tras haber Red Robin visitado al malogrado y arrestado Captain Atom, tiene una charla un poco acalorada Robin; algo deben hacer por Gotham y Alfred.

Thomas llega al escondite de Kite Man para atraparlo junto a Crane. Vemos como Selina en quizás la mejor página de esta entrega se justifica del robo que cometió porque necesitan el dinero para curarlo. Además le promete que si se despierta, dejará su vida criminal.

El Duo Dinámico actual se vanagloria de haber limpiado (¿totalmente?) las calles de Gotham.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Las peticiones de Bane fueron oídas y Gotham no puede ser "visitada" por ningún héroe y parece que al país no le importa, ya que todo está "bajo control", es decir, el régimen controla el crimen, con los villanos como fuerzas de seguridad y su propio Batman y Robin persiguiendo a los criminales que no han sido controlados por Bane.

A sabiendas que Alfred se ofreció como seguro para mantener a la familia lejos de Gotham (para protegerlos más bien), Damian y Tim discuten sobre qué deben hacer, con un Damian que reacciona iracundo y despistado, está claro que el joven Robin no sabe lidiar con la impotencia y menos con tener que pedir ayuda.

El tan vapuleado Kite Man se pregunta si puede hacer algo para ayudar, quizás deba ser un héroe se pregunta, pero justo es encontrado por BatThomas… seguro toda la lata que se le ha dado, en algún momento, Charlie Brown tendrá algún momento de redención (algo tuvo durante "The War Of Jokes And Riddles"). Si mal no recuerdo Tom King en algún momento así lo dijo en sus redes sociales.

Selina robó un cuadro del siglo XVII del holandés Johannes Vermeer, “La Encajera”. Leyendo sobre esto se supone que la literatura y pintura holandesa de aquel entonces habitualmente hacía foco en las labores femeninas, así que me pregunto si Tom King nos hace algún planteo sobre el ‘oficio’ de Selina. Es una página muy fuerte la de una conmovida hasta las lágrimas Catwoman le promete a Bruce dejar su vida delictiva si él despierta (lo que nos da a entender que quizás podría casarse con él si se recupera).


En contrapartida con las buenas páginas de Catwoman, debo decir que me están incomodando un poco los diálogos de Gotham Girl. Fue un poco dura la página del primer número de este arco con GG haciendo un interminable discurso a Amygdala mientras se la rajaba (el mismo Chuck Dixon le dio duro a la misma en su página de Facebook… curiosamente admitía no saber ni de dónde provenía la página 😐).

Algo que si me gustó es lo de Captain Atom diciendo que alguien que ha recibido órdenes como él, sabe que algunas tal vez deban no ser acatadas. ¿King y otra de sus confesiones de tiempos en la CIA?
El arte fue menos impresionante que en el primer número, pero sigo viendo a un Tony Daniel en buena forma.

Bane tiene controlada la ciudad, su gran triunfo sobre Batman, y seguro será una de las cosas que deberá afrontar cuando regrese, me refiero a contemplar que quizás eso es lo que la ciudad necesita, un control de mano dura y que le haga considerar si tiene sentido regresar.

De cara a lo que viene, se me ocurre... ¿Qué tal si Damian toma usa la krytponita de platino para enfrentarse a Claire? Digo, el Hijo del Murciélago ya fue super por un tiempo. No lo creo pero piénsenlo…